Mildemonios

Archive for 30 marzo 2016|Monthly archive page

Zack Snyder, Batman v Superman: Dawn of justice

In .Inicio, Crítica on 30 marzo, 2016 at 2:24 PM

batman-v-superman-poster-featuring-wonder-woman

Fui al estreno a ver Batman v Superman: Dawn of Justice.  Y en fin, no es el desastre que se podía prever por los críticos en Rotten Tomatoes, que le daba un porcentaje de 31% (sólo para que se hagan una idea, 2 Fast 2 Furious -la peor de la franquicia- tiene un porcentaje de 36%… o sea, mejor que BvS).  Y aquí la parte dramática: El porcentaje para Star Wars: The Force Awakens es 92%.  Como escribí en otro post, que pueden leer en este enlace, independientemente de que no me haya gustado The Force Awakens, me parece que es una película con problemas serios.  BvS no me parece perfecta, pero creo que es mucho menos peor que TFA.  A continuación les comento lo que me parece bien hecho y lo que me parece que son errores insalvables de la película.

Ojo que a continuación vienen spoilers.

Me parece bien

1. Superman es un instrumento.  Aquí los verdaderos antagonistas son Lex Luthor y Bruce Wayne.  Ambos son niños engreídos millonarios que están tratando de hacer uso de su posición secretamente para hacer frente a la amenaza de Superman. ¿Por qué Lex es un psicópata asesino y Wayne es un obsesivo compulsivo? Eso no importa.  Y me parece bien que no importe, que no se analice muy extensamente en la película.  Solamente se sugiere en un par de puntos.  Claro, los que hemos leído los comics sabemos los orígenes de sus problemas.  Pero para la trama de este film, es irrelevante.  Lo importante es que estamos ante una especie de apología a la clase alta norteamericana.  O una especie de llamado: Hey, tú, niño con plata del país más poderoso del mundo, te puedes enfrentar a los dioses y los puedes vencer.  Y en el proceso, salvar a la humanidad.

2. Tiene la cantidad adecuada de otros metahumanos.  Vemos hasta el cansancio a Superman y a Batman.  Durante la película vemos que introducen a Wonder Woman y la muestran cada vez más, pero no creo que exageren.  En algún momento introducen el dato de que hay otros más, como Flash, Aquaman y Cyborg.  Para cada uno se muestra un videito de unos 10 segundos y nada más.  Pero eso es todo.  Y creo que eso es algo positivo.  Te muestran que hay algo más, pero no lo explotan.  Lo dejan ahí.  Y es lógico.  Todos sabemos que se vienen más películas.

3. Los actores son los adecuados.  Los actores no son el problema.  Rajen todo lo que quieran de la dirección y del guión.  Y de la música y de otros detalles, pero acepten que los actores principales están bien en su papel.  Veanlos por separado.  Yo odié a Ben Affleck como Daredevil.  Pobre diablo.  Pero aquí es perfecto como un Bruce Wayne acabado.  No está interpretando a Batman en lo mejor de su carrera, lo dice en varios momentos.  Éste es un Batman más cercano al de Dark Knight Returns que al de Year One.  No es el de Dark Knight Returns, ojo.  Ni de lejos.  Pero está más cercano a él.  Consideren, por ejemplo, que este Batman mata a varios maleantes en distintos momentos.  Y no tiene problemas al respecto.  Para este Batman en especial, Ben Affleck está bien.  Que Snyder no lo haya sabido explotar es otra cosa.

batman-v-superman-poster-featuring-wonder-woman

De igual manera, Henry Cavill está bien como el boy scout Superman.  No solo como el personaje que ya veíamos venir de la película anterior, sino además como el pobre idiota útil que está siendo manipulado por todos.  Y que quiere escribir su artículo en el Daily Planet y no lo dejan.  Éste no es el Superman de Christopher Reeves, carismático y sonriente.  Éste es un instrumento, que es usado a voluntad por otros.  Como bien lo explica Luthor en algún momento, para manipular a Superman necesitaste hacer un par de cositas y listo.  Termina haciendo lo que quieras.  Porque podrá ser un ser indestructible que puede destruir a la humanidad si quiere, pero sigue siendo un tonto útil.  Y Cavill tiene la perfecta cara de idiota que acompaña a este personaje.  En ese sentido, el actor está bien para este Superman.

Lex Luthor y Wonder Woman también me parecen adecuados.  La única que creo que no cuadra es Amy Adams como Lois Lane.  Pero en fin.  En esta película es un papel menor, así que pasa.

Me parece fatal

1. El villano.  A estas alturas ya quedó claro hace muchos, muchos años que una película de superhéroes es tan buena como el villano al que se enfrentará el héroe.  En este caso, el villano es… ¿Lex Luthor? ¿O es la congresista que está liderando la campaña de relaciones públicas en contra de Superman? ¿O es la monstruosidad creada por Lex para destruir a Superman? Por supuesto que es Lex, pero no queda completamente claro.  Ahí tenemos a Snyder mordiendo más de lo que puede masticar.  Sobre todo por el hecho de Lex, para que dé miedo, tiene que proyectarse como un genio.  Por lo menos en los comics es así: Lex es una verdadera amenaza para Superman, porque es una mente brillante.  En las películas de Reeves eso tampoco quedaba claro.  Pero no importaba, porque el Lex de Gene Hackman era carismático y un claro sicópata.  Pasaba.  Aquí Lex está loco, eso está claro.  Pero, ¿es el tipo de locura que nos debería dar miedo? No pareciera.  Lex es más bien un chiquillo con problemas de bipolaridad.  Pero, ¿es un genio? No lo sabemos.  No es el genio financiero que creó el imperio Luthor.  Ése fue su padre.  Tampoco es el genio científico que encontró la solución al problema de los aliens.  Ése fue Bruce Wayne (aunque Lex estaba en el camino correcto y se lo encargó a sus ingenieros).  Y tampoco es el genio mecánico que construyó el arma definitiva.  Ése fue Alfred por un lado y la computadora de la nave kryptoniana por el otro.  Así que Lex no termina de dar miedo como amenaza a Superman.  Es un buen contrapeso a Bruce Wayne, sí.  Pero no es una amenaza creíble.

batman-v-superman-poster-featuring-wonder-woman

2. Las pesadillas de Bruce Wayne.  Pucha, entiendo que Snyder tenía presión de mostrar los parademonios y a Flash usando sus poderes y tantas otras tonterías que meten en los sueños que tiene Wayne en los momentos menos adecuados, pero este recurso me parece sinceramente infantil.  Además de totalmente innecesario.  Es un sueño, así que cuál es el punto.  No ayuda a la historia en lo más mínimo.  Estos sueños no tienen nada que ver con la trama que está avanzando mal que bien.  Tampoco aportan nada como adelanto de lo que vendrá, porque son sueños.  Y como secuencias visuales ni siquiera son sobresalientes.  Esa pelea que tiene Batman con los paramilitares en un desierto es malísima.  Por momentos ni siquiera está golpeando a nadie, sino que solamente agita sus puños de un lado a otro esperando que luego Snyder añada objetivos en la post producción (supongo).  Un verdadero insulto a los fans.  Ya es hora de que Snyder se dé cuenta de que esto no es Sucker Punch.  No puede arreglar todo con alucinaciones o qué sé yo.

3. Ésta debe ser la Lois Lane más idiota de todas las encarnaciones.  El personaje de Lois Lane es importante dentro de la mitología de Superman, por muchas razones.  Una de las principales razones por las que el Superman de Reeves funcionaba era porque la versión de Lois Lane que tenía era ideal para ese contexto.  Era astuta y orientada a su carrera, pero emotiva y comprometida con la verdad.  Tenía una personalidad fuerte, pero no esperaba que Superman la salve a cada vuelta de la esquina.  Era naturalmente valiente, lindando con lo irresponsable.  Pero era así y si Superman llegaba a salvarla o no, le daba igual.  Por eso muere en una de las películas.  En cambio, la Lois Lane de BvS es de lo peor.  Es una irresponsable, porque sabe que Superman está por ahí.  Se va a una zona dominada por terroristas porque en fin.  Y se mete a la pelea entre tres superseres ni más ni menos que en helicóptero.  Se tira a un pozo en el medio de una demolición y se queda atrapada (obvio) para ser rescatada por ya saben quién.  Lois Lane debería ser la compañera ideal de Clark Kent (por algo llevan casados muchos años en los comics, hasta el reset), porque es dura e independiente.  Esta Lois Lane da pena.

4. La batalla final es todo lo que se raja de las películas de superhéroes.  Para empezar, la excusa para iniciarla es estúpida.  O sea, por un mero juego de palabras los dos superhéroes más importantes de ese universo casi casi se matan a puñetazo limpio.  Lo que lleva a que la excusa para terminarla también sea estúpida.  Ah, pucha, o sea, ¿tienes mamá? ¿Cómo no dijiste eso antes? Listo, todas mis preocupaciones sobre la sobrevivencia de la humanidad, todos los escenarios que me preocupaban, toda la muerte y la destrucción que ya has causado.  Todo eso queda en el pasado, porque tienes mamá.  Ni qué decir de la participación idiota de Lois Lane.  Esto ya lo toqué en el punto anterior, pero se supone que es un estandarte de la independencia femenina y entra a la batalla a ser salvada, a tirarse a los pies de Superman, a insistirle a Batman por piedad (no a vencerlo en una batalla de argumentos, por último).  No, es la clásica damisela en desgracia que se arroja al peligro irresponsablemente.  Y en el proceso, lo echa todo a perder.  Me disculparán, pero la lanza de kryptonita debe ser el arma más poderosa del universo durante esos cinco minutos que pasan desde que Lois la agarra, la arroja al pozo, sale a la calle silbando Los Pitufos y se da cuenta que necesitan la lanza, va a recogerla y se queda atrapada. ¿Qué cuernos hace Batman dejando su preciada lanza ahí tirada, para empezar? ¡Le ha tomado media película manufacturarla! ¿Y la deja así en el suelo como si nada? ¡Se supone que Batman es el mejor detective del mundo! ¡Él ya ha visto que Clark no es el único kryptoniano en el barrio! ¡Y sabe que no todos los kryptonianos son buenos! Caray.

Y Wonder Woman.  En fin.  Su participación en la pelea es lo único bueno.  Por lo menos eso me parece.  Tanto así que…

batman-v-superman-poster-featuring-wonder-woman

¿Por qué rayos Clark no le arroja la lanza a Wonder Woman para que sea ella la que se la clave al enemigo? ¿Por qué -sabiendo que lo va a matar- vuela él directamente con la lanza en la mano al blanco? Para esa altura de la película, ya todos sabemos que Superman es un tonto útil.  Pero todo tiene un límite. ¡Te vas a morir, Sups! ¡Y por las puras! Diana lo puede hacer al igual que tú.  Pero no, tú tienes que ser el que vaya a clavarle la lanza.

Como ya lo dije al inicio: Idiota.  Así no da ganas esperar la siguiente película a que lo revivan.

En conclusión

Me parece mala, pero no me parece la peor de todas.  Sigo pensando que The Force Awakens es peor, por las razones que expongo en otro post.

Carlos de la Torre Paredes, Herederos del cosmos: Los viejos salvajes

In .Inicio, Crítica on 23 marzo, 2016 at 2:13 PM

e6bb1625-e0f5-4821-a436-fb38fd63cada

Éste es el tercer librito que leo de Carlos De La Torre Paredes, uno de los autores peruanos que hay que tener chequeados.  Los dos títulos anteriores que leí de él fueron Campos de batalla (que comento en este enlace) y Cuando la sangre importa (que comento en este otro enlace), ambos de fantasía.  En esta oportunidad, Carlos nos trae un libro de ciencia ficción.

Lo primero que debo comentar es que me va quedando claro que lo que Carlos domina es la construcción de los mundos.  Cuando terminé Campos de batalla me quedé con las ganas de saber más de ese universo que había creado.  De esos reinos, con esos conflictos y esos líderes y esas armas y esa magia.  Ese mundo que había creado para contar la historia trascendía la historia ampliamente.  De hecho, el final de Campos de batalla es bueno, pero aún así deja mucho colgando.  Habría sido un desperdicio no seguir escribiendo alguna otra historia que transcurriese ahí.  Así fue que cuando llegó Cuando la sangre importa, lo comencé a leer con emoción.

En el caso de Herederos del cosmos, se da algo parecido.  La historia está bien.  Los personajes también.  La tecnología que se describe tiene sentido.  Pero el mundo en el que transcurre la historia nuevamente es lo sobresaliente.

De hecho, al tratar de adaptar su estilo a un nuevo género, Carlos por momentos es un poco pesado y difícil de continuar.  Por momentos pierde el dinamismo, el movimiento.  No obstante, el universo de la novela es tan rico que compensa sin problemas.  Con tal de saber qué pasará con el conflicto que está narrando, me trago lo que sea.  Que el asteroide, que las órbitas, que los cañones.

Sin embargo, los rollos internos de los personajes a veces se ponen muy pesados.  Difíciles de superar.  Llega un punto en el cual ya no me importaba lo que tal o cual personaje estaba pensando.  Lo que quería saber era cómo se salvaría.  O si moriría a bordo de la nave.

Quizás el problema sean los antagonistas.  La raza de extraterrestres que crea Carlos para esta historia son muy efectivos como monstruos a los que hay que tenerles miedo.  Pero no llega a plasmar eso en escrito muy efectivamente.  No digo que esté mal, pero quizás Carlos fue demasiado ambicioso al querer usar una amenaza tan sicológica en una novela de ciencia ficción que se plantea como de aventuras.

Como sea, es una buena historia, es buena ciencia ficción y es recomendable.

Oh, espíritu del bosque, chíngatelos a todos

In .Inicio, Crónica on 16 marzo, 2016 at 9:41 PM

Copy of Copy of Copy of LO QUE LA INDUSTRIA

Una vez al año se hace un evento a nivel mundial que se llama el Game Jam.  La idea es que juntan en un lugar a distintas personas interesadas en participar en el desarrollo de videojuegos.  Se forman equipos y en 48 horas deben crear el juego de cero.  Al inicio del evento se dice el tema y ahí mismo deben comenzar a crear el concepto, los diseños, etc, etc.  Para eso el equipo debe tener gente con distintos perfiles.

El año pasado yo participé y me divertí mucho.  Me pareció una experiencia muy interesante.  Así que cuando se anunció la edición del 2016, yo me inscribí.  Fui sin plan y sin tener un grupo pre-pactado.  No obstante, ahí tuve la suerte de ser incluido en un grupo que quería hacer algo para poner a prueba el Oculus Rift, ese aparato que uno se pone en la cabeza para simular 3D (en la fotito de abajo, lo tiene puesto el segundo de la derecha).  En este equipo estaban Renzo Guido, Sebastián Blanco y Joan Odicio, y tuvimos el apoyo de David Chamorro y de Diego Ruesta.  Terminamos haciendo una manchita bien articulada.

WP_20160225_001

Al final de las 48 horas hicimos la presentación de lo que habíamos logrado.  Habíamos terminado el juego, que era el reto.  Pero para que estuviese a tiempo, habíamos tenido que cortar muchas cosas que habíamos pensado inicialmente incluir.  Y a todos nos pareció que tenía mucho potencial.  Así que decidimos juntarnos luego del Gamejam para ver la opción de transformar este piloto en algo que fuese comercialmente atractivo.  En algo que podrías bajarte de Steam o que podrías recomendar a tus patas.

Primer reality check fue que éramos solo nosotros.  Estamos hablando de cuatro personas dedicadas y el apoyo de los amigos que podamos contar.  Ya en otro post les voy a contar cómo en mi caso esto último fue crucial (el apoyo de los patas).  El segundo reality check fue que el mercado peruano no es atractivo para el esfuerzo que requería convertir este juego en algo de calidad óptima.  Esto implicaba hacerlo en inglés.  Esto, a su vez, implicaba cambiarle el nombre.  Hasta el momento se había estado llamando Oh, espíritu del bosque, chíngatelos a todos.  Ahora tendríamos que buscarle otro nombre.  Uno en inglés.  Hasta ahora no hemos decidido nada (así que si tienes una sugerencia, abre la boca).

e6bb1625-e0f5-4821-a436-fb38fd63cada

Así que a sus marcas, listos, ya.  Yo me concentré en reescribir todos los diálogos, pasándolos al inglés.  Pero además, escribir diálogos nuevos para una parte introductoria y otros diálogos para una especie de tutorial opcional.  Esto implicó su buena chamba.  Ya verán por qué.

Sin embargo, era crucial, porque queríamos que todo esté en inglés.  Además reescribir estos diálogos implicaba a su vez arreglar un poco la dinámica misma del juego.  En la versión original del Gamejam, el juego era meramente una experiencia de habilidad.  Todo recaía en que pudieses navegar rápidamente por el bosque antes de que el mundo se muriese.  En la nueva versión, había una historia de fondo que le daba un poco más de profundidad a la experiencia.  En mi opinión el juega gana mucho con esto.

Por su lado Sebastián se puso a elevar la calidad de la parte gráfica.  Ya van a ver cómo este pata la rompe.  Si me dedicase a tiempo completo a esto de los videojuegos, lo secuestraría y lo amarraría a una mesa en mi sótano.  Por su lado, Joan se puso a implementar la parte de programación, solucionando todos los problemas que quedaron pendientes.

Y pucha, los resultados son -por lo menos desde mi perspectiva- impresionantes.  Ya les voy a colocar más próximamente.

Lev Grossman, The magicians

In .Inicio, Crítica on 10 marzo, 2016 at 2:45 AM

WP_20160220_011

Ésta no es una novela para cualquiera.  Es una historia fuerte con un personaje principal bastante cínico y situaciones algo adultas.  El resumen quizás les suene conocido: Es la historia de un joven que tiene una vida aburrida e infeliz que descubre que ha sido aceptado en una escuela de magia, que es secreta.  Ahí aprenderá que hay toda una sociedad de hechiceros y brujas que existe en paralelo a nuestro mundo, pero escondido.

Suena mucho a Harry Potter, ¿no? Pues, sí, podría parecer, pero no lo es.  Ni de lejos.  Lo que Lev Grossman explica es que él comenzó a planear esta novela antes de que J.K. Rowling saque su novela.  Y que cuando salió y fue tal éxito, tuvo que dejar el proyecto de lado por un tiempo.  The Magicians recién fue publicado en el 2009 y hay una sencilla razón por la que fue un éxito: Es muy, muy buena.  Pero además, tiene tres fuertísimas diferencias con el universo de Harry Potter.  De hecho, un par de ellas a mí me molestan de las novelas de Rowling.  Es como que Grossman hubiese oído las quejas de gente como yo y lo hubiese implementado de inmediato.

Primero, no hay villano. ¿No les incomoda que en el universo de Harry Potter todo todito requetetodo gire alrededor de Voldemort que ya llega y que hay que prepararse para eso y que es el comienzo y el final de la sociedad de magos? ¿A qué se van a dedicar todos los magos después de la sétima novela, que Voldemort ya no está? A aburrirse de lo lindo.

Pues en The Magicians, no hay villano.  Y ése es un punto crucial en la vida de Quentin, el personaje principal.  La novela cubre su ingreso a la escuela Brakebills, su paso por la escuela, su graduación y lo que viene después: Aburrimiento total.  Quentin y su pandilla simplemente no sabe qué hacer una vez que está fuera de Brakebills y no tiene retos, no tiene amenazas.  En buena parte, The Magicians es la historia de eso: ¿Qué pasa cuando tu vida está hecha y cada día es igual al anterior y no buscas salir de esa rutina?

Lo que Quentin y su gente encuentra bien podría terminar llevándolos a la autodestrucción.  Pero cualquier cosa es mejor que esa rutina que los estaba carcomiendo de a pocos.

Segundo, Quentin no es el elegido. ¿No les incomodaba en Harry Potter que él no tuviese que mover un dedo, porque siendo el elegido hay un escuadrón de gente alrededor de él dispuesto a los sacrificios más extraños para salvarlo? Porque es el elegido.  Y porque tiene un talento natural y puede hacer cosas que otros no pueden con solo intentarlo.

Pues Quentin no es así.  Para empezar, a partir de cierto punto de la novela queda claro que él no es el más poderoso ni el más talentoso para hacer magia, sino uno de su mancha.  De hecho, hay dos que son claramente más poderosos que él.  Quentin es simplemente alguien que sobresale del promedio, pero que no es al que le tienen miedo los demás.

Esto hace que la dinámica entre Quentin y los demás sea completamente distinta.  Quentin vendría a ser el Hermione de la mancha.  Es el más chancón.  En la escuela se mantiene en la mancha porque le dedica mucho tiempo a leer y estudiar y practicar.  Pero no es el que tiene el talento natural.  Este detalle me encanta, porque hace que sus dudas y sus inseguridades sean reales, no una pérdida de tiempo como en el caso de Harry Potter. ¿De qué se preocupa éste, si ante el ataque de una serpiente gigante resulta que habrá una ave fénix que -oh, perdón, ¿es que nunca lo mencioné?- está programada para sacrificarse para salvarlo y liquidar con la amenaza de ese libro.

En el caso de The Magicians, la amenaza final es vencida con un inmenso sacrificio que le da sentido a muchos elementos que se han estado introduciendo de a poco durante la novela.  Excelente final.

12736118_10156523233110722_1588887128_n

Tercero, no hay un viejo con barba blanca que orienta al personaje principal.  Si Harry Potter se desvía, sabe que tiene a Dumbledore a la vuelta de la esquina listo para aparecerse e indicarle lo que tiene que hacer.  O si no está disponible, enviará a uno de sus agentes.  En The Magicians no hay eso ni nada que se le parezca.  En momentos cruciales de la historia Quentin no tiene ni idea de si está siendo el bueno o el malo, porque así de perdido está en su vida.  Y eso es mucho más cercano a la vida real. ¿Cuántas veces hemos estado nosotros mismos en esa situación?

Este detallito me encanta, porque hace de Quentin un personaje que es inseguro de verdad.  No por las puras o de puro engreído.

Además, hay otros elementos que hacen de The Magicians una novela superior.  Por ejemplo, es un mundo de fantasía en el cual hay literatura de fantasía.  Constantemente se anda mencionando una saga de novelas de fantasía similar a las novelas de Narnia, las cuales plantean la existencia de un mundo fantástico llamado Fillory.  Éste al comienzo no es relevante, pero luego va asumiendo más importancia.

Otro tiene que ver con los consecuencias de tus actos.  Si eres un mago que puedes hacer buenamente lo que quieras, ¿cómo te afecta cuando metes la pata? ¿Cómo es el cargo de consciencia? Como bien dice un personaje en cierto momento, cada niño en Brakebills es básicamente una bomba atómica esperando explotar.  Es de esperarse que cada cierto tiempo haya desastres terribles que arruinen vidas.  Si naciste con la capacidad para hacer magia, quizás tenga sentido alejarte de todo ello, como lo hacen algunos de los personajes.

En fin, The Magicians es mucho más que simplemente lo que podría haber sido otra novela.  Es un paquete completo, bien armado, con excelentes personajes y con una historia bien sólida que al comienzo quizás no lo parezca, pero que al final resulta tener sentido.  Ojalá que la segunda parte mantenga el nivel.

Juan Luis Dammert, Como te vaca

In .Inicio, Crítica on 3 marzo, 2016 at 2:19 PM

12736118_10156523233110722_1588887128_n

Como la mayoría de limeños de clase media, he oído las canciones infantiles de Juan Luis Dammert muchas veces sin saber de quién eran ni preocuparme por reconocer al autor.  Lo conocí en persona en la Feria del Libro de Huancayo del 2015, evento al que fui a presentar mi novela de zombies Réquiem por Lima.  Ahí se me acercó y me ofreció cambiarme un ejemplar de mi novela por una de la suya, Yo también soy Margarita del Bosque.  Él había ido a presentar un libro, pero yo quería una copia de un CD que había visto que estaban ofreciendo en un estante de la feria, Cómo te vaca.  Me había llamado la atención y tenía curiosidad por escucharlo.  Al final él me dio las dos cosas por mi novela y listo.

Desde entonces me he vuelto un fanático de Cómo te vaca.  Y como mencionaba en otro lado, si este país tuviese algo de justicia hacia nuestros artistas y pagásemos por lo que consumiésemos, este señor sería millonario.

El disco tiene 17 canciones.  De éstas, la mayoría son historias.  Esto es lo que a mí, personalmente, me gusta más de Cómo te vaca.  Y no solo eso, sino que las historias son buenas.  Además de que tienen un sentido del humor genial, muy al nivel de un niño de nido.

En esta categoría entra, por ejemplo, La vaca flaca y la vaca gorda, El elefante Galante Pancho el Chancho.  Ésta última en especial es lo mejorcito del disco, para mí.  La historia de un chanchito que se prepara para un viaje aparentemente imaginario a la luna, para lo cual ensambla su nave con piezas que encuentra en la granja en la que vive.  Esta canción en particular se la he comentado a amigos y varios de ellos la conocían y le tenían estima.

Otras de las canciones son juguetonas e invitan a participar al niño que está escuchando la canción.  Por ejemplo, El burro sabio, que al final te invita a resolver operaciones matemáticas sencillas, o Adivinadora, que ofrece en cada estrofa una adivinanza distinta e invita al niño a gritar la respuesta.

WP_20160220_011

Finalmente, algunas de las canciones revelan a un excelente músico.  O sea, más allá de que la canción sea pegajosa o que sea apropiada para enseñarle algo a un niño pequeño, la canción en sí misma es buena.  Dammert es un buen músico, algo que pude comprobar hace poco que fui a la presentación de su tercer disco, en donde se puso a tocar y a cantar en vivo.

Como sea, si les llama la atención, puedes comprar éste o alguno de sus otros dos discos en su página web.