Mildemonios

Archive for 30 diciembre 2020|Monthly archive page

Anthony Russo & Joe Russo, Captain America: The Winter Soldier

In .Inicio, Crítica on 30 diciembre, 2020 at 5:14 AM

(Ahora que seguimos encerrados, aprovecho para repasar todas las películas y series de la MCU. El último comentario fue Thor: The Dark World. Sigamos avanzando).

Captain America: The Winter Soldier está muy inteligentemente construida. Es fácil reconocer que nos está pavimentando el camino hacia Civil War, pero lo hace bien y aporta un elemento que había estado ausente en casi todas las películas del MCU que hemos visto hasta ahora: la discusión ética moral. Es en Winter Soldier en el que choca la moralidad blanco y negro de Steve Rogers con la justificación gris de Shield para poder seguir haciendo lo que hacen.

Winter Soldier nos trae una profundidad de personaje que podría parecer extraña en una película de superhéroes, pero que está tejida de una manera sutil. Steve Rogers, el Capitán América, es un espécimen de otra época. Él viene de un tiempo en el que Estados Unidos estaba en guerra contra la maldad pura: Alemania Nazi. Él se sacrificó por esa causa, lo tiene claro. Para él no hay grises. La cosa es simple: En el mundo puedes hacer el bien y puedes hacer el mal. Si decides hacer el mal, te las ves con él.

Por supuesto que esa moralidad era aplicable a mediados del siglo pasado. Para el presente eso ya no es práctico. Aun así, Rogers, fiel a su moralidad blanco y negro, se mantiene firme a sus principios. Porque eso es lo que hace alguien con esa moralidad. Tiene su superior, Nick Fury, el espía de espías. Fury no es es tan extremo, pero encuentra útil el fanatismo de Rogers. Lo usa y lo canaliza, pero no lo comparte. Como dicen en Avengers, los secretos de Fury tienen secretos. Un espía producto de la Guerra Fría como él tiene que haber cedido. Pero ve a Rogers y lo entiende.

Algo parecido pasa con Black Widow. Ella es compañera de Rogers en esta película. Por lo que sabemos de Avengers y de Iron Man 2, es una espía que opera bajo las órdenes de Fury. Es de su escuela. No obstante, hemos visto que ella se quiere redimir. En esta película ella comienza siendo cínica, pero sacrificándolo todo por Rogers. Su moral vale la pena.

Y luego tenemos los nuevos personajes, muy bien planteados para darle tonalidad a este conflicto. Primero, Sam Wilson aka The Falcon. De los cómics sabemos que Falcon es uno de los superhéroes del universo Marvel más cercanos a Rogers. Aquí lo introducen como un fan de Rogers, idealista de otra época. Si Rogers se enroló a la guerra norteamericana más idealista de todas, la Segunda Guerra Mundial, Wilson viene de guerras menos obvias más recientes. Es más, no fue a la guerra y ya. Se ha quedado trabajando con los veteranos, con un grupo de ayuda. Para todo efecto práctico Wilson es el Rogers del futuro. Por eso cuando la acción comienza, Wilson no tiene ningún problema en abandonarlo todo y ayudarlo.

Segundo, el interés romántico de Rogers en esta película, la agente Kate. Los que hemos leído los cómics sabemos en qué se supone que va a acabar eso, pero aquí la vemos como otra actualización de los ideales de Rogers. En este mundo cínico y gris, resulta que hay más personajes idealistas y fieles a sus principios de lo que parecía. Kate es una agente secreta que desobedece órdenes, porque Rogers la convenció de que eso era lo correcto. Parece un personaje extraño en semejante mundo, hasta que uno se entera que Kate es sobrina de Peggy Carter. Por ahí es que se infectó de la moralidad férrea de Rogers. Hacia el final de la película Kate será relevante para vencer a la amenaza. Y en películas venideras también.

Tercero y más importante, el personaje brillantemente interpretado por Robert Redford, ni más ni menos, Alexander Pierce. Nuevo director de Shield, representa todo lo que está mal con el sistema, todo a lo que se opone Rogers. Es la consolidación de la filosofía del fin justifica los medios. Para él hay un objetivo y no importa lo que se haga para alcanzarlo. Es un producto de la guerra fría, todo lo que Black Widow quiere dejar de ser.

Para Pierce es una sorpresa que Fury y Black Widow se le volteen. Esperaba que Rogers se oponga, porque todos saben que él no negocia sus principios. A sus compinches le sorprende, también, que se volteen los técnicos de mando medio de Shield. No se supone que ellos piensen, en su visión guerra fría del conflicto. Cada quien sigue órdenes, punto. Que un técnico de terminal se niegue a ejecutar una orden es algo que simplemente no había previsto.

Y todo esto es dejando de lado al personaje del título, el Soldado del Invierno. Bucky Barnes con el cerebro lavado y un brazo mecánico. Meh. Estándar como antagonista. No me parece tan interesante como todo lo demás.

Hemil Garcia Linares (ed), Proyecto Cthulhu

In .Inicio, Crónica on 22 diciembre, 2020 at 2:15 AM

Yo publiqué mi primera novela en el año 2009 en una editorial independiente. Si bien el producto físico final estaba bien presentado, esta editorial no pudo mantener la distribución necesaria para las ventas que tenía. En cierto momento yo tuve que ir personalmente a sus almacenes y distribuir en mi carro a las librerías, porque ellos simplemente no lo estaban pudiendo hacer. Que esta editorial artesanal venda versión electrónica en Amazon o algo que se le parezca estaba totalmente fuera de sus capacidades.

Desde entonces hasta ahora había perseguido la opción de que mis novelas estén en Amazon, pero por alguna u otra razón, siempre se me había escapado. Pues bien, hace unos días atravesé ese umbral, por un libro de cuentos en el que hay uno mío incluido ha sido puesto en ebook en Amazon. Se trata de Proyecto Cthulhu, una iniciativa editada por Héctor García Linares para la Editorial Raíces Latinas en Estados Unidos.

Se trata de una colección de cuentos inspirados por la obra de H. P. Lovecraft. Estos cuentos fueron aportados por autores de Latinoamérica. Entre estos veo varios nombres conocidos, así como nombres nuevos. Y ahí hay un cuento mío. Chequeenlo y me comentan qué les parece. Para mí el estilo de Lovecraft es algo nuevo que nunca he explorado: Ese horror cósmico contado a través de interlocutores es una forma bien difícil de conseguir. El mismo Lovecraft no siempre lo conseguía. No todos sus cuentos son efectivos.

Cuando he escrito terror he tendido más al horror micro e inmediato. O sea, de cosas que pasan ahí frente a uno y que tienen una consecuencia directa. Es, en buena medida, lo diametralmente opuesto. Pero a ver qué les parece.

Lo pueden adquirir en ebook para su Kindle o algo que se le parezca en este enlace.

Niki Caro, Mulan (2020)

In .Inicio, Crítica on 17 diciembre, 2020 at 12:11 AM

Hace unos días vi Mulan en Disney Plus, la nueva película que se supone que es una adaptación de la película animada clásica de Disney. Yo en realidad no me atrevería a llamarla adaptación. Diría más bien que es una historia inspirada por la película animada o quizás es una nueva versión de la historia que fue usada como base para la película animada. Pero no es una adaptación. Hace cambios fundamentales que hace que ésta sea otra cosa completamente.

Hay mucha discusiones en las redes con respecto al detalle de que el personaje Mulan es mujer y que hay un elemento de feminismo y de activismo político detrás de esta película. Yo no sé eso, ni lo comento. Lo único que sé es que la película animada era una buena historia, con un personaje imperfecto que se desarrolla y se supera y termina venciendo a un enemigo inicialmente superior. Genial. La Mulan animada era una joven que no estaba en excelentes condiciones físicas, no estaba preparada para la batalla, no había recibido entrenamiento y debe fingir ser hombre para poder salvar a su padre y honrar a su familia. Muy interesante, porque a lo largo de la película se entrena, aprende a pelear, aprender a ser líder, compensa su debilidad física con astucia y capacidad para improvisar en el momento y termina demostrando que ser mujer no la invalida.

De esto están hechas las mejores historias: Un personaje imperfecto que se supera y logra una hazaña heroica. ¿Por qué no harán más películas como éstas? ¿Será que ese modelo ya pasó de moda? ¿Que eso ya no es lo que quiere ver la gente? Discrepo, porque si vemos los listados de las películas que más gustó a la gente y las que más recomiendan y las que tienen más estrellitas en imdb.com veremos que no son películas con héroes que tienen poderes y habilidades superiores a las de los demás porque sí.

Siempre me ha parecido un recurso simplista partir de que el personaje principal es el único o el elegido y que tiene acceso a poderes extraordinarios por el mero hecho de existir. Harry Potter, por ejemplo. Él anda de un lado para otro resolviendo misterios y teniendo pequeñas aventurillas que son resueltas por cosas que pasan por encima de él porque él es el elegido. El final de la segunda novela es el mejor ejemplo: Uy, se me olvidó contarles que a él en especial por una razón que nunca les expliqué lo vendrá a ayudar un ave fénix porque sí. Eso es mal storytelling.

Por eso Batman es un personaje tan universal y tan aceptado y tan popular y que mantiene tanto su lugar, porque es lo precisamente opuesto a eso. Bruce Wayne sufre un trauma de niño y desde entonces se embarca en un largo proceso de entrenamiento y aprendizaje que arroja como resultado el superhéroe al que le tienen miedo los demás superhéroes. Como dice Green Latern en la saga Death Nights, “solo Batman iba a tener una cueva secreta dentro de su cueva secreta”.

Mulan no se tiene que preocupar por nada de eso. Una voz en off explica que ella nació con muchos midiclorians o como sea que se llama lo que le da a Mulan sus poderes. O sea, ella desde que era niña ya podía hacer hazañas milagrosas. En la versión animada la vemos a ella aprendiendo a hacer cosas sorprendentes con nosotros, somos como audiencia parte de esa evolución. La nueva versión no. Ella nació con super poderes y listo, eso es todo lo que necesitas saber.

Por una razón similar es que no me gusta Captain Marvel. Es una figura similar: Ella ya tiene estos poderes increíbles que literalmente hablando le cayeron del cielo. Lo mismo pasa con Black Panther: Tchalla es un príncipe con acceso a habilidades extraordinarias gracias, nuevamente, a algo que literalmente le cayó del cielo. Comparen eso con, digamos, Capitán América, que tiene que luchar para ser escogido como sujeto de experimento para ser el super soldado y que luego tiene que luchar para ser reconocido. O Wonder Woman, que tiene que entrenar duramente a pesar de ser una princesa para ser la guerrera que vemos luego en batalla.

Es una pena que hayan desperdiciado la oportunidad de hacer una película icónica que justamente promueva un mensaje positivo. Que por último, debería ser secundario.

Feria del Libro de Ayacucho sigue innovando

In .Inicio, Crónica on 12 diciembre, 2020 at 1:41 AM

En estos días arrancó la Feria Internacional del Libro de Ayacucho (Filay). Ésta es la cuarta edición del evento. Yo tuve la suerte de ir a las dos anteriores y debo decir que es una iniciativa que ha ido creciendo y a la que vale la pena dar más atención. Me da algo de pena que el Covid 19 haya distorsionado esta clase de proyectos, pero es loable que hayan seguido adelante y que estén presentando esta versión. En esta oportunidad con México como invitado.

Lamentablemente no entiendo bien la idea, porque su página web está caída. Así que no puedo ver si hay algún sistema de ventas digitales. En los medios he visto, eso sí, la infraestructura que han construido en Ayacucho para este evento. Los puestos con forma de retablo y las mesitas con los colores típicos de las artesanías ayacuchanas. Insuperable. Lástima que solo lo podamos ver en foto, porque viajar a Ayacucho para esto no es una opción por el momento.

Este año incluso han estrenado un camión que lleva libros y los exhibe a un lado, que es una gran cosa. Una especie de food truck, pero de libros. Yo había visto algo así en el Reino Unido y había pensado que sería una buena idea replicarlo en el Perú. Pues los amigos de Filay ya lo hicieron. Excelente.

En su página de Facebook se ha estado haciendo presentaciones virtuales con autores y representantes del país invitado, México. Está bien, con Covid 19 no se puede hacer mucho tampoco. Pero es loable que se esté haciendo el esfuerzo de mantener la llama viva. Y las presentaciones han estado buenas hasta ahora.

Alan Taylor, Thor: The Dark World

In .Inicio, Crítica on 9 diciembre, 2020 at 6:07 AM

(Continúo comentando todas las películas y series del MCU en el orden de la historia, no en el orden en el que fueron hechas. La anterior fue Iron Man 3. Ahora me toca la segunda de Thor)

En la Fase I del MCU, que va desde Iron Man (que comenté aquí) hasta The Avengers (que comenté aquí), Thor era un bicho raro. Como lo comenté en su momento, no era una joya como otras de las películas de esa etapa, pero funcionaba y eso era suficiente. Era necesaria para dejar establecidos varios elementos necesarios para que la siguiente, The Avengers, pueda existir. Sin Thor, no habría habido Loki o Hawkeye, por ejemplo. Y uno de los problemas de esa película era que replanteaba al personaje principal como un irresponsable que no se toma nada en serio. Se burla de todo. Todo el tiempo está sonriendo. Y claro, esto es necesario en el MCU. Una lección de Iron Man era que el público ya no quería películas oscuras y trágicas como Batman. El público quiere héroes alegres y graciosos.

Pues bien, éste es un detalle que parece que no terminó de convencer, porque en Thor: Dark World, se le da la vuelta. De hecho, se le da la vuelta a muchos detalles. Mientras que Thor era una historia shakesperiana sobre un príncipe que descubre el sentido de su vida -como que esa película la dirigió Kenneth Branagh-, Dark World es una épica aventura para salvar al universo -ni más ni menos- de una amenaza externa. En ese sentido, Dark World es también un instrumento para mover el MCU hacia adelante. Mientras que Thor nos permitió que Avengers exista, Dark World planta la posibilidad de que Avengers: Infinity Crisis exista.

Pero nos estamos adelantando. Después de todo, Dark World es de la Fase 2, recién. Estamos con la nariz puesta en Avengers: Age of Ultron. Dark World no contribuye mucho a esta etapa, sino más bien al cuadro más de largo plazo. La colocación de las gemas del infinito, el afianzamiento de que Asgard existe en este universo del cual puedes saltar no solo a la Tierra, sino a otros mundos, que Asgard maneja tremenda tecnología superior, etc. Sin Dark World, no habría Infinity Crisis.

Visualmente esta película también se sale de la norma del MCU. El diseño de los elfos oscuros, las naves espaciales en forma de dagas, los barquitos voladores de Asgard. Alan Taylor estaba tratando cosas nuevas aquí que no se habían visto antes en las películas de la Fase 1. Llama la atención, porque éste no es un director muy visual que digamos, sino más bien un director orientado a las historias complejas. Recuerden que él es una de las mentes detrás de la serie Game of Thrones y que dirigió varios episodios de Mad Men y de The Sopranos.

Habiendo dicho todo esto, Dark World no es de mis favoritas. No funciona como película única. Es decir, no tiene sentido si no se le relaciona con películas anteriores. ¿Por qué tienen a Loki encerrado? ¿Por qué Jane está con su vida hecha trozos? ¿Por qué Erik, el científico viejo, está loco? ¿Por qué los amigos de Thor en Asgard no logran alegrarlo? Hay mucho que viene de Thor y de Avengers. No obstante, en la medida en la que es claramente parte de una historia más grande, rompe con la tendencia de hacer crecer al personaje.

El personaje Thor en la película anterior aprendió cuál era su lugar y se convirtió así en un mejor líder, pasando ahora sí a ser el príncipe que se supone que debe ser. Nah, porque ahora regresa a la Tierra a de nuevo tener aventuras por su cuenta. Y Loki. Se supone que ya sabemos que es el príncipe de las mentiras y que hay que tenerlo encerrado todo el tiempo. Nah, porque ahora lo vamos a soltar para que nos ayude con un par de cositas. Y Jane. Se supone que ya sabemos que es una científica que ha resuelto ni más ni menos que el secreto del universo. Nah, porque ahora la vamos a ver patética en un sofá sin trabajo y sin dinero.

Dark World presiona reset en mucho de lo que ya se había avanzado. Eso me incomoda. Me parece que es mal storytelling.

Otra cosa que me incomoda es que falla en elevar a Jane a un personaje más épico y heroico. La película empieza en que ella está con su vida arruinada por los sucesos de Thor. O sea, llegó un hombre a su vida y arruinó su trabajo y la dejó arruinada. No es un mensaje muy feminista ni empoderador que digamos. Y entiendo lo que han querido hacer: Comenzar con Jane en el suelo para irla elevando a punta de batalla y empuje. Pero eso no es lo que pasa. Ella va ascendiendo por intervención de elementos ajenos a ella, no por decisión suya.

De hecho, toda la historia se inicia porque está buscando reencontrarse con un hombre -nuevamente, no es muy feminista ni empoderador- y todo se complica porque ese hombre llega y porque a Jane se le mete el Eter, una sustancia mística que puede destruir al universo. Ella no lo decidió. Simplemente el Eter se le metió. A raíz de eso, ella es un objeto de interés para Asgard y para los elfos oscuros -los villanos de la historia-. A partir de ahí, ella es un objeto, deja de ser prácticamente un personaje. La tienen dando vueltas, protegiéndola, raptándola, etc.

Hasta el final, en el que ella coloca una serie de artefactos que salvan a Thor. Pero, son artefactos diseñados por el científico Erik, el hombre que había sido hipnotizado en Avengers por Loki. De hecho, lo poco que hace Jane es poner las varas tecnológicas -que también lo hacen otros personajes- y manejar el panel para controlarlas -que también lo puede hacer Erik-. Entonces, ¿con qué nos quedamos? Con una Jane mucho menos relevante. Es una pena. Cuando anuncian que ella será la protagonista de la siguiente película, no me llama tanto la atención.

Feria del Libro Ricardo Palma a pesar de todo

In .Inicio, Crónica on 2 diciembre, 2020 at 6:03 PM

Este año las ferias del libro se han tenido que adaptar al contexto de la pandemia y del distanciamiento social. La Feria del Libro Ricardo Palma no podía ser una excepción. Como las otras, se hizo de manera virtual. Éste es el enlace oficial del evento.

Para mí es bonito ver cómo tengo cada vez más títulos a la venta en estos eventos. Es bonito ver que tienen demanda y que la gente los compra y me los comenta. Por eso estoy muy agradecido. Lamentablemente en esta ocasión no puedo ir a sentarme en uno de los stands a verlo de primera mano o a firmar libros. Pero ya podremos volver a esa rutina pronto.

Como decía, este evento es virtual. Ahí en la página web podrán ver los espacios virtuales que le han habilitado a las distintas editoriales, distribuidoras y librerías para que pongan a la venta sus títulos. Por mi parte, les enumero los stands en los cuales hay libros de mi autoría, por si les falta alguno.

Stand de Crisol. La librería que todos conocemos y tememos. Me sorprendió, pero tienen ahí cosas mías. (Enlace)

Stand de Pandemonium. La editorial relativamente nueva que está sacando títulos de terror. Ahí tienen Epitafio, el libro de Luis Apolín para el que escribí la introducción. (Enlace)

Stand de Dammert Ciencia Ficción. Desde hace un par de años, esta iniciativa acopia libros de distintos autores peruanos de ciencia ficción, fantasía y terror y los ofrece en su stand. Son publicaciones de distintas editoriales, entre las cuales hay un par mías. (Enlace)

Stand de Ediciones Altazor. La editorial que tuvo la buena onda de sacar mis primeros libros de terror. En su stand encuentran todos a la venta. (Enlace)

Hay buenas ofertas. Aprovechen.