Mildemonios

Archive for 27 febrero 2019|Monthly archive page

Seth Grahame-Smith, Pride and prejudice and zombies

In .Inicio, Crítica on 27 febrero, 2019 at 6:46 AM

Cuando fui a la Convención de Cómics de San Diego entré a una charla en la que hablaba Max Brooks, el autor de World War Z, indiscutiblemente el libro más representativo del género de zombis.  Al final hubo intervención del público y alguien le preguntó qué opinaba de Pride and prejudice and zombies, la novela de Seth Grahame-Smith.  Brooks dijo que era una idea novedosa, que había que promover que otros autores tuvieran ideas como ésa, que Grahame-Smith le caía bien… pero que el libro en sí no le parecía bueno.

No es que Brooks sea uno de mis ídolos, pero opino exactamente igual.

Pride and prejudice and zombies es básicamente el mismo texto que Pride and prejudice escrito por Jane Austin.  Lo único que hizo Grahame-Smith fue cambiar el contexto y algunas palabras.  Transcurre luego de una epidemia zombi, en una sociedad británica que se ha adaptado a la nueva situación.  Todo lo demás en la historia de las hermanas Bennet se adapta a eso.  Algunos elementos de esta adaptación son originales e interesantes.  Otros no tanto.

Por ejemplo, en el mundo de esta novela, los zombis confunden lechugas con cerebros.  De esta manera se les puede engañar fácilmente para que lo dejen a uno en paz y poder seguir con su camino.  Más bien, si esto es cierto, caray, qué buen negocio sería ponerse a sembrar intensivamente lechugas.  Sería la manera más fácil de estar a salvo en un momento de crisis como éste.  Éste es un detalle que es relativamente gracioso en su momento, pero que rompe con la continuidad de la historia.  Y no es tan gracioso como para que el sacrificio valga la pena.

Quizás lo más interesante del mundo que crea Grahame-Smith encima del mundo que describe Austin es la diferencia en los entrenamientos para protegerse de los muertos vivientes.  Aquí los hijos de las familias acomodadas son enviadas a Japón para aprender a defenderse.  Ahí aprenden artes marciales, el uso de la espada, etc.  No obstante, el padre de las hermanas Bennet consideró más útil enviarlas a China, no a Japón.

Esta decisión es fatal para ellas en esa sociedad conservadora.  Haber estudiado las artes de defensa en China las lleva a ser menospreciadas por otros miembros de la clase aristocrática.  La madre de las Bennet lamenta que, dado que estuvieron en China, conseguirles marido es más difícil.

Detalles como éste hacen que este libro no termine de ser malo.  Pero no es bueno, tampoco.  Si no habías leído el original de Jane Austin, quizás incluso te guste.  No obstante, el valor agregado de Grahame-Smith no es mucho más que simplemente la idea original.  Brooks tiene razón, es un buen tipo, tuvo una buena idea, hay que apoyarlo.  Pero éste no es un libro recomendable.  Quizás si eres fanático del género.  O de Jane Austin.

Comentario aparte tiene la película.  Cuando se anunció que se haría esta película, hubo mucha expectativa.  Inicialmente Natalie Portman se suponía que interpretaría a Elizabeth Bennet.  Cuando Portman se retiró del proyecto, se rumorearon varios posibles reemplazos, entre los que estaban Emma Stone, Rooney Mara y Mila Kunis.  Al final se decidieron por Lily James, que para entonces era algo conocida.  Había salido en Downton Alley y en varias otras películas, pero no era conocida como una actriz de acción.

Como sea, la película trata de arreglar varios de los problemas de la historia de la novela, pero no logra cerrar el círculo.  Además, tiene un serio problema.  Mientras que la novela tiene un sentido del humor bien claro -es difícil que alguien termine esa novela y crea que alguien la escribió en serio-, la película opta por un sentido del humor que está en el borde y que no llega a estar claro.  Por ejemplo, la escena final del zombi dirigiendo a un ejército de muertos vivientes hacia un castillo británico… ¿se supone que es gracioso? ¿O se supone que debe darnos miedo? Porque no logra ninguno de los dos objetivos.

Como sea, Grahame-Smith ha continuado su carrera como escritor y mejoró mucho.  Por otro lado, el mundo de Pride and prejudice and zombies también se expandió con más publicaciones: Una precuela y una secuela.  Ambas fueron escritas por Steve Hockensmith, un autor con varios libros publicados, pero con una línea algo inconstante.

El mismo Grahame-Smith saltó a la fama con su libro.  Luego ha sido productor de películas y no le va nada mal.  Y todo por este libro que no es bueno, pero que surgió de una buena idea.  Qué curioso.

Anuncios

Luis Freire, Las bestias ridículas

In .Inicio, Crítica on 14 febrero, 2019 at 4:43 AM

Luis Freire es un escritor peruano muy menospreciado por nuestro cuerpo nacional de críticos literarios formales.  Solamente consideren estos dos datos: Primero, ha ganado el concurso de novela corta del BCR, el cuento de las mil palabras de Caretas, el concurso de novela de Altazor, además de una Bienal convocada por la municipalidad de Barranco, además de otros premios.  Además, ha contribuido para publicaciones históricas como Monos y Monadas, El Idiota y No.  Ni qué decir de haber escrito verdaderas joyas como El caballero de los delirios (que comento en este post) o El Führer de niebla.  Segundo, ni siquiera así le prestan más atención.  Si querían más evidencia de que la crítica literaria en el Perú gira alrededor de una argolla, aquí tienen el perfecto ejemplo.

Luis Freire es un genio.  La forma cómo se vale del lenguaje para terminar contando una locura es insuperable.  Y la manera como encuentra elementos cotidianos para combinarlos en una historia alucinante es también insuperable.  Varios de sus textos son únicos.

Esto, por supuesto, no cae del cielo.  Todo escritor sabe que tiene que estar constantemente experimentando para irse superando a sí mismo.  En esta categoría yo diría que cae Las bestias ridículas.

No es una novela ni un libro de cuentos.  Es más bien una especie de enciclopedia de animales que no existen, pero que resultan de combinar elementos que no tienen nada que ver.  Luego de plantear una bestia ridícula, procede a darle sentido con un texto que pretende ser una entrada de un texto serio, pero que es hilarante.

Por ejemplo, la “mosca sazonadora”.  Un bicho que de todas maneras siempre anda metiendo sus patitas a nuestra comida.  Así que la Naturaleza, sabia como es, la ha dotado con la habilidad de sazonar de una vez nuestros platos.  O el “gibón gourmet”, que cocina cada uno de los piojos que le saca a su pareja.

Definitivamente un libro recomendable.  Muy gracioso y creativo.