Mildemonios

Feria del Bicentenario: Cambios en el plan

In .Inicio on 20 noviembre, 2021 at 7:35 PM

Este año oficialmente tampoco va a haber Feria Internacional del Libro, pero sí una Feria del Libro del Bicentenario. Va del 15 de noviembre al 1 de diciembre, en el parque Kennedy de Miraflores. Ideal para las compras de navidad.

Ahí hay montones de stands con montones de libros. Y ahí también tienen libros míos en varios de los stands. Réquiem por Lima, Réquiem por San Borja y Réquiem por Lurín en más de uno. Zomos Zombis en el de Altazor. Hiztoria del Perú en el espacio que tiene Pandemonium en el stand de las editoriales independientes. En el del Grupo Jurado tienen todos.

Ahora bien, se suponía que en esta feria ya estaría disponible la siguiente, Réquiem por Tarma. Por lo menos ése había sido el plan con la editorial. Pero parece que cambiaron el plan, porque no he sabido nada de ellos y no estoy en el programa. Habría sido amable que me avisaran.

Matthias Schweighöfer, Army of Thieves

In .Inicio on 6 noviembre, 2021 at 4:33 PM

No me importa lo que digan los sabiondos, a mí ésta me parece una buena película. El que diga lo contrario no la ha entendido. Sí, por supuesto que la trama de fondo es cliché. No obstante, ahí está la genialidad de Army of Thieves. Todo es un gran cliché y se burla de ello. Además, hace que funcione. Es más, es tan obvio en su intención, que los personajes principales incluso se identifican como estereotipos. Stuart Martin se presenta como «el héroe de acción» y explícitamente trata de imitar los clichés de un héroe de acción. Es más, en el clímax de la película una discusión se resuelve porque «un héroe de acción no haría eso», lo que hace que ese personaje cambie su plan.

Lo mismo pasa con la hacker, el conductor y la que los juntó a todos. Incluso con el policía que los persigue. Todos son clichés y los representan como tales. Saben que lo son y lo llevan al extremo. Pero Dieter es distinto. Él es el personaje que rompe el cuadro. No sabe las reglas, no sabe cuál es el lugar de cada uno. Cuando la hacker se le insinúa, él no sabe que se espera que cerda a la propuesta y de vaya con ella. Cuando la jefa explica el plan y pregunta si alguien tiene alguna duda, nadie dice nada, porque ése es el cliché. Dieter sí tiene preguntas. Cientos, como él mismo dice.

Ahora bien, Dieter no es un cliché de un miembro de la banda, pero sí es cliché de otra cosa. Es el estereotipo del alemán, según una película de Hollywood. Es curioso que la película apunte a burlarse de eso, si fue escrita y dirigida por precisamente un alemán, Matthias Schweighöfer, quien además interpreta a Dieter. La interacción entre el estereotipo del alemán inocente y excelente en una cosa pero fatal en todo lo demás (fachidiot, en alemán) y los estereotipos de la banda internacional de ladrones es el 80% de esta película. El resto son las secuencias de acción.

Si bien las secuencias de acción están muy bien dirigidas -ésta es una película muy visual-, el plato de fondo no es ése. Aquí lo importante son las relaciones entre los personajes. Dieter es una persona extraña y entabla una relación muy particular con la jefa Gwendoline, que a su vez se supone que es pareja del héroe de acción Brad, pero no realmente. Ese triángulo confuso define buena parte de la película. Es el culpable de que abandonen a Dieter en un momento, es motivo de que la banda se separe en dos en otro momento, es lo que explica la resolución final y -es más- por qué esta película está atada a la primera de la franquicia, Army of the Dead (que comento en este enlace).

Hay dos cosas más que me gustan mucho de Thieves. Primero, cómo usan a los zombis de Dead como una noticia ante la cual la gente no sabe cómo reaccionar. En las noticias a lo largo de la película se está contando que hay zombis en Las Vegas, que llegó el apocalipsis zombi, que esto es serio. Sin embargo, nadie se lo toma en serio. Gwendoline lo usa como distractor para cubrir sus asaltos. El jefe de seguridad del banco lo desprecia, porque considera la captura de Gwendoline y Brad más importante. Es más, Dieter lo considera tan irrelevante, que decide irse a vivir a Nevada al final, cerca de los zombis. Me gusta cómo lo tratan. No como la amenaza apocalíptica que es, sino como una noticia más sin importancia. Tal y como hacemos en la vida real con las noticias igual de importantes y potencialmente apocalípticas.

Segundo, hay un paralelo sutil entre el viaje que hace Dieter a lo largo de la película y la historia que se cuenta del artesano que creó las cuatro cajas fuertes que pretenden robar. La historia personal del artesano se sugiere desde el comienzo, pero recién se confirma al final. Hay una razón detrás de todo lo que hizo. Y si bien es relativamente obvia, no deja de ser humana y emotiva. Ésta es descubierta de a pocos por Dieter y no es lo más importante de la película. No se le da importancia, sino hasta el final y así está bien. Es una forma de dejar en claro que Dieter no es la misma persona que era al comienzo. Esto se ve reflejado en que el artesano que murió hace mucho tiempo tampoco lo era cuando terminó de construir la última caja fuerte, la que tendrá que intentar abrir en la siguiente película (hecha antes), Dead.

Dieter no va a aparecer en la otra precuela que están preparando, la serie animada Army of the Dead: Lost Vegas. Ésta se va a enfocar en los personajes de Dead que estuvieron en Las Vegas en el momento de la pandemia. Básicamente los que salen en los minutos introductorios de esa película. No obstante, Zack Snyder adelantó que están preparando una secuela llamada Planet of the Dead. Sugirió que en ésta aparecerían Dieter y Gwendoline, porque su historia está incompleta. Creo que sería bueno, porque queda mucho pendiente entre ambos. Además, considerando los finales de ambas películas, es viable que se vuelvan a encontrar.

Réquiem por Tarma en la FIL 2021

In .Inicio, Crónica on 19 octubre, 2021 at 10:02 PM

O por lo menos, ése es el plan.

En este momento nos encontramos «ultimando detalles» del libro y todo hace suponer que estará listo para estar a la venta en la Feria Internacional del Libro de Lima (FIL 2021), que se supone que será en noviembre, aunque las fechas exactas no las tengo y el lugar aun no está confirmado. Ya saben las razones, no me hagan explicitarlo.

Réquiem por Tarma sería mi cuarta novela de terror y transcurre en el mismo universo que Réquiem por Lima. Así como el conflicto de ésta última se cierra en Réquiem por San Borja, la de Réquiem por Lurín se cierra en la que sacaré en la FIL 2021. Así que si te quedaste con las ganas de saber qué pasaría con los chicos tratando de instalarse en Pachacamac rodeados de zombis, no te lo vayas a perder.