Mildemonios

Dean Koontz, Forever Odd

In .Inicio, Crítica on 24 agosto, 2016 at 4:37 PM

PD_Costos 03

A ver.  Primero vi la película Odd Thomas, dirigida por Stephen Sommers y protagonizada por Anton Yelchin (que falleció recientemente).  Me gustó bastante.  Luego me enteré que estaba basada en una serie de novelas escritas por Dean Koontz, que se supone que es el siguiente Stephen King.  Yo no había leído nada de este autor, así que me conseguí la primera de las novelas, que se llama justamente Odd Thomas.  Y me pareció lo máximo.  No solo la historia en sí es novedosa, sino que la manera como la narra Koontz es muy amena.

La primera novela no solamente hace un muy buen trabajo en presentar al personaje principal, su mundo y las personas que son importantes para él.  También cuenta una muy buena historia.  Odd Thomas sabe que va a haber un desastre en su pueblo que causará muchas muertes y tiene que evitarlo.  En la segunda la cosa se pone mucho más personal.  Esta vez no es la vida de cientos la que está en juego.  Es solamente la suya y la de su mejor amigo.  A muchos fans eso les molesta.  A mí no.  Esto permite que la narración en primera persona pueda analizar mucho mejor qué es lo que piensa Odd Thomas y por qué hace las cosas.

El suspenso comienza desde las primeras páginas.  Odd, que puede sentir a los espíritus de los muertos, pero no se puede comunicar con ellos, sabe que algo ha pasado en su pueblo Pico Mundo.  Sigue el rastro hasta un asesinato y un secuestro.  El secuestrado es su mejor amigo, Danny, quien tiene problemas médicos de nacimiento.  En el proceso de seguir las pistas para tratar de salvarlo se irá revelando mucho del mundo interior de Odd.  Por ejemplo, explica mucho mejor la razón que tiene para quedarse en un pueblo tan pequeño.  En la primera novela lo menciona, pero no lo desarrolla tan bien como aquí.

SesionSolemne2014 (1)

Al final, la amenaza que debe enfrentar es una tontería.  Si Odd hubiese cargado un arma, lo habría solucionado en cinco páginas.  Pero a él no le gusta usar armas.  Y tiene sus razones.  Las explica también de manera bien extensa.  No obstante, que la amenaza sea una tontería no es un verdadero problema para el libro.  Éste se mantiene y funciona.  Después de todo, Odd es un chiquillo.  No es un héroe de acción, sino un joven amable y buena gente.  Es lógico que su enfoque a una situación como ésta sea simplemente conversar y tratar de ser amable.

El final me parece excepcional.  Dean Koontz me parece un narrador supremo.  Maneja muy bien al lector, haciéndole creer que va a pasar algo, llevando todas las señales en esa dirección, para luego sorprenderte con algo que de alguna manera sutil ya te lo había adelantado. Si la primera novela me dejó con ganas de saber más del personaje, esta segunda novela cumple con esa expectativa.  Lo que queda ahora es leer sobre otras aventuras suyas.  Pero sus motivaciones y las razones por las que hace las cosas -o deja de hacerlas- ya quedaron totalmente claras.

Lo que queda ahora es ver qué le echa el universo encima a continuación.

Réquiem por San Borja: Paso por el Horror Fest 2016

In .Inicio, Crónica on 16 agosto, 2016 at 1:22 AM

PD_Costos 03

Uno de los fines de semana en los que había Feria Internacional del Libro, hubo en el centro de la ciudad el Horror Fest Lima 2016.  Este evento se organiza cada año y cada vez se pone más bueno por varias razones.  Por un lado, la comunidad alrededor de esta temática se ha consolidado, de tal manera que ahora los cosplayers son más audaces, los stands ofrecen cosas más especializadas, etc.  Por otro lado, los organizadores ya entienden mejor al público, por lo que saben mejor qué es lo que hay que ofrecer.

Hace un tiempo, saqué un stand en este evento para vender mi novela de fantasía Albatros.  Pero para no estar ofreciendo solamente eso, le pasé la voz a otros autores que conocía y que sabía que tenían ejemplares de sus libros almacenados y sin moverse.  Solo libros que yo supiese que valiesen la pena.  Así fue que junté cosas de Carlos Calderón Fajardo y de Glauconar Yue, entre otros.  En algunas ocasiones vendimos bien, en otras no tanto.

Por distintas circunstancias lo dejé de hacer.  Pero en los distintos Horror Fests siempre he tratado de estar.  Este año el evento fue la muerte, porque estuvo Dross, el venezolano residente en Argentina que tiene un canal de youtube altamente popular y que ha sacado un par de libros de terror.  Este tipo debe ser realmente popular en el Perú, porque este anuncio bastó para que se agotaran las entradas.

El día que iba a hablar Dross, el local -que era básicamente un sótano inmenso- se llenó a más no poder.

DSC09315

Ahí dentro, a un lado, habíamos puesto un stand.  En esta oportunidad tenía más títulos que ofrecer.  Primero, porque no era yo el que estaba ahí vendiendo, sino Jorge Ureta (otro de los escritores altazarianos).  Segundo, porque esta vez pusimos a la venta todos los títulos de terror de Ediciones Altazor, que son un montón.

La verdad es que hicimos click.  Yo no estuve todo el rato, porque no podía.  Pero el rato que estuve, no parábamos de vender.  Y es lógico.  La gente que estaba ahí es fan del género de terror.  Y saber que hay escritores peruanos que escriben terror que transcurre en un contexto más cercano al tuyo tiene que traer cierto atractivo.

DSC09317

En lo personal estos eventos me encantan.  No solo por el tema, sino porque me parece que permite que se formen comunidades alrededor de estos géneros.  Esto no sólo es chévere porque consolida un público que puede estar más fácil de acceder para colocar productos específicos, sino porque además es paja poderte juntar con otros que tienen los mismos gustos que tú.  Cuando yo estaba en el colegio ciertamente no había nada como esto y bien me habría gustado que lo hubiese.  O si lo había, nunca me enteré y me habría gustado que lo publiciten más.

En ese sentido, gracias a Victoria y a su equipo por organizarse el Horror Fest cada año.  A pesar de que algunos los critiquen, yo sé que se sacan la mugre y que el resultado es bueno.  Allá los que no lo quieren ver.

Réquiem por San Borja: Paso por la FIL

In .Inicio, Crónica on 5 agosto, 2016 at 6:33 AM

la foto

Y listo, se acabó la Feria Internacional del Libro 2016.  Esta vez el asunto ha sido muy distinto a los años anteriores.  Para empezar, en esta ocasión tuve tres libros a la venta: Albatros, Réquiem por Lima y Réquiem por San Borja.  Y la verdad es que no me puedo quejar.  Albatros ya sé que es difícil de vender, pero aún así ahí estuvo.

Pero Réquiem por Lima y Réquiem por San Borja se vendieron muy bien.  No tengo cifras exactas, porque no es el estilo de la editorial revelarlas hasta que la edición se haya acabado.  No obstante, puedo decir esto: El rato que estuve ahí en la feria promocionando mis dos libros de zombies, vendí varios.  Y la islita que habilitaron para colocar los libros en exhibición se agotaba cada cierto rato.

Me gustaría pensar que esto se debe a que Réquiem por Lima ha gustado y eso lleva a que cuando saqué la secuela esta gente fue a buscarla.  No obstante, hay que reconocer que buena parte de las buenas ventas se debieron al stand de la editorial, Ediciones Altazor.

Los muchachos de Altazor este año sacaron un stand más grande que el de los años pasados.  Además, estaba bastante bien ubicado: De la entrada principal, a la derecha.  También hay que considerar que estaba en una esquina, lo que les permitía exhibir libros por dos frentes.

WP_20160718_005

Pero no solo eso.  También estuvo el hecho de que Altazor ha aprendido de experiencias pasadas y aplicó esas lecciones.  Desde la distribución de los libros que ofrecía hasta las pancartas y la forma como se ofrecían las publicaciones.  Se puso una pantalla con imágenes específicas de un libro que se vendía, por ejemplo, pero que en general atraía la atención a todo el stand.

Y la agrupación por temáticas también ayudó.  Así como la participación en las charlas que la FIL misma dio.  Yo participé en una, hablando en el lanzamiento de la novela de Lenin Solano, El asesino de Notre Dame.  Lenin y yo tratamos de que la presentación misma fuera distinta a la típica presentación que hay en la FIL.  Mi parte la pueden ver en este video que alguien subió a Facebook.

PD_Crecimiento 04

Así que la conclusión aquí es que aprender las lecciones de las participaciones de años pasados y ofrecer algo distinto son la clave.  Porque aún no lo muestro aquí, pero la promoción específica de mi novela Réquiem por San Borja tuvo un elemento particular nuevo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.