Mildemonios

Archive for 29 julio 2015|Monthly archive page

Doctor Who (Primera temporada)

In .Inicio, Crítica on 29 julio, 2015 at 7:39 PM

pakistan01

Hablemos de las temporadas de la nueva serie de Doctor Who.  Y por nuevas me refiero a la serie actual.  Hay que hacer esta aclaración, porque -si estás leyendo esto seguramente ya lo sabes- Doctor Who es una serie que comenzó a emitirse en 1963 en la BBC y que fue cancelada en 1989, pero que luego fue relanzada.  Duró tanto porque sus productores se inventaron una forma de que el personaje pueda seguir existiendo dentro del mundo creado para la serie, a pesar de que su actor principal estaba siendo pasado al retiro: El Doctor -que es un visitante en la Tierra, procedente del planeta Gallifrey y que puede viajar en el tiempo y en el espacio- al morir no muere realmente, sino que se regenera y sigue viviendo, pero con otra cara.  Así pudieron cambiar en 1967 al actor William Hartnell por Patrick Trougthon, quien además lo interpretaba de otra forma, introduciendo además el elemento de que cuando el Doctor se regenera, regresa con una personalidad ligeramente distinta.

Ok, entonces, la serie se canceló en el 1989 y después de mucho insistir y de distintos intentos, se relanzó en el 2005.  Hubo muchos cambios: Se invirtió en efectos especiales decentes, cada capítulo se extendió a una hora (originalmente eran de media hora), etc.  Y se introdujo un nuevo doctor, interpretado por Cristopher Eccleston.

Esta primera temporada es claramente de introducción.  Se trata de traer de vuelta la idea del Doctor a un público que no lo recuerda bien o que no lo conoce.  El primer episodio Rose, por ejemplo, es una gran exposición de quién es, de cuáles son sus intenciones y de qué es el Tardis -la nave en la que viaja en el tiempo y en el espacio-.

Pero además se trata también de presentar a su acompañante y a lo que eso significa.  El Doctor siempre ha viajado con acompañantes (usualmente humanos), que sirven para que el público se sienta identificado y para que le haga las preguntas que nosotros querríamos que le haga para entender mejor lo que sucede.  Con Rose se introduce a una acompañante tan sólida que fijará el tono para todas las que vendrán después por similitud o por distinción.

Eccleston dura solamente esta temporada como el Doctor.  Al final, en el episodio The parting of the ways, debe morir y luego se regenerará con otra cara y otra actitud.

Como digo, este Doctor es de transición.  Casi todas sus aventuras son para introducir algo y en ese sentido, es efectivo.  No obstante, diez años después (¿tanto tiempo ya ha pasado?) en mi opinión ha perdido vigencia.  Si necesitara presentar la serie a alguien que nunca la ha visto no le recomendaría esta temporada, con efectos pasados de moda y dando vueltas sobre temas que en ese entonces era importante dejar en claro -por ejemplo, por qué sí tenerle miedo a un Dalek, que se ve ridículo-.  El siguiente Doctor creo que es más efectivo para eso.

(Dibujito de arriba: http://www.hdwallpaperpc.com/)

 

Anuncios

Al filo de la ley: A que no es tan mala

In .Inicio, Crítica on 23 julio, 2015 at 3:28 PM

house01

Primero lo primero.  Al filo de la ley no es una buena película.  Sorry, no lo es.  Me parece chévere que la hayan hecho, me parece más chévere que vayan a hacer una segunda parte (en la que espero que solucionen los problemas que tuvo la primera), pero definitivamente no la recomendaría y no la defendería.

Es una película con muchos problemas.  Mencionaré algunos a pesar de que no soy un técnico, ni un crítico de cine.  Solamente algunos detalles de Al filo de la ley que me impidieron completamente disfrutar la experiencia.

Primero, el sonido.  Por lo general no soy muy quisquilloso con estos detalles técnicos si es que la historia de un film me está pareciendo entretenida, pero por dios.  Al encargado del sonido de Al filo de la ley hay que conseguirle otra chamba urgentemente.  Segundo, las transiciones entre las secuencias.  Son malísimas y en algunos momentos rompen completamente el hilo de la trama (que sí la hay, aunque no te guste o te parezca mala).  Hay una secuencia en la que los dos personajes principales arman todo un chongo para conseguir un carro impresionante… Corte.  Siguiente secuencia comienza con ellos conduciendo cualquier otra cosa.  Descuadra completamente.  Tercero, todas las escenas de acción son de bajo presupuesto y pasan piola, porque así están planteadas.  Pero hay una en la que se muestra una explosión que, pucha, yo con Movie Maker te hago algo mejor.  Es ofensivamente mala.  Con decir que el fuego sale pixeleado.  Es tan mala la escena que no pasa ni bajo el membrete de “tan malo que es bueno”.

Habiendo dicho todo esto, lo cierto es que buena porción de lo que podemos llamar nuestra crítica especializada de cine se le ha ido encima, porque en fin, al alacrán que le pica al lagarto no le podemos pedir que vaya contra su naturaleza.  Desde el momento en el que ninguno de ellos nota el obvio y evidente “homenaje” que es esta película a Fast & Furious, pero con bajo presupuesto (lo único que falta es que Julian Legaspi aparezca con el pelo rapado), ya te puedes ir dando cuenta de que se trata de opiniones de gente que está comentando un género que no entiende. ¿Cómo? ¿Que las actuaciones no son convincentes? ¿Quién CUERNOS va a ver The last stand para llorar con la emotiva interpretación de Arnold Schwarznegger de un sheriff de pueblito texano? No, pues.  Las actuaciones no son un elemento relevante en una película de acción.  Y en una película de acción clase B menos aún. ¿O es que alguien aquí espera que Lorenzo Lamas en Mega Shark te reconecte con tu niño interior? No, pues.  Es como reclamar que no haya zombies en una comedia romántica, porque solo he visto películas de zombies toda mi vida y si no hay zombies es mala.

Con lo cual, nuevamente, no digo que Al filo de la ley sea buena.  Lo que digo es que cada género tiene sus estándares y que si no los conoces mejor te callas la boca.

Es más, las actuaciones en Al filo de la ley para mí no es un problema.  No son excelentes, pero no son malas, tampoco.  Y cuadran con la propuesta.  Julian Legaspi y Renato Rossini no apuntan alto, porque no necesitan.  Pero además, porque no tendría sentido que lo hagan.  Hacen lo que tienen que hacer, sonríen, miran a las flacas, se las levantan, hacen sus escenas de acción, etc, etc, y listo.

Mención aparte se merece Reynaldo Arenas como el villano.  Varias críticas le dan de alma por sobreactuar.  Y sí, si estuviera en Las malas intenciones, podríamos decir que está sobreactuando.  Pero aquí eso es lo que tiene que hacer.  Lo que hace es tomar a Al Pacino y llevarlo al extremo.  En el contexto de esta película (ojo, en la propuesta de Al filo de la ley y en esta propuesta solamente), esto es lo que se espera de él.  Y lo hace brillantemente.  No cualquier actor se mandaría con esas escenas de tortura y de lecciones de vida para el gangster en formación.

Algo que no he visto que nadie haya comentado es la música.  El fondo rock metal es genial.  Claro, por momentos es echada a perder por la pésima edición de sonido.  Pero cuando no la desperdician, es muy adecuada.  Es más, hay una secuencia que transcurre en un taller mecánico (un ta-ller-me-ca-ni-co… ¿Y ni así sacaste la relación que hay con Fast & Furious?) en el que de la nada tres mecánicas que inexplicablemente bien podrían ser modelos, vestidas como si estuviesen modelando terminan de arreglar un carro y se ponen a bailar así de la nada.  Aparece una DJ inexplicablemente, se instala sin pedirle permiso a nadie, pone música y todos -Julian Legaspi y Renato Rossini incluídos-, se ponen a bailar por un rato.  Este incruste no lo voy a defender porque en fin.  Pero ahí se los dejo.

(Fotito de arriba: http://automovilescolombia.com/)

Crónicas de una publicación anunciada: Un par de menciones de prensa más

In .Inicio, Crónica on 15 julio, 2015 at 4:15 PM

malu01

Como mencionaba en un post anterior, ser entrevistado en radio para promocionar Requiem por Lima fue una experiencia distinta, porque la cosa es en vivo y si metes la pata fuiste.  Antes ya había sido entrevistado en radio por este motivo, en radio Filarmonía.  Pero es distinto, porque en Filarmonía la cosa es bien tranquila.  Pasiva, incluso.  En cambio, en Studio 92 la entrevista era a mil por hora.  Para mí, por lo menos, fue estresante.  Entretenido y gracioso, pero estresante.

Por eso cuando me pasaron la voz para aparecer en el programa Viaje a otra dimensión en Radio Capital de Anthony Choy, tuve sentimientos encontrados.  Y es que por un lado es un lugar adecuado para promover una novela de terror (estoy seguro que entre el público de Choy hay muchos que creen en zombies y que estarían interesados en Requiem por Lima por esa razón), además de que es radio que transmite a nivel nacional.  Pero por el otro lado es un programa de gente que cree en tantas cosas raras.

Pero en fin.  Fui gracias a las gestiones de los organizadores del Horror Fest.  Compartí la entrevista con Victoria Hidalgo, que estaba disfrazada de su personaje favorito, la monja zombie.

malu01

Esto se pudo ver además en el canal de cable que tiene Radio Capital.  Lo tengo grabado en mi casa y a lo mejor uno de estos días me anime a pasarlo a digital y editarlo en la computadora para subir una versión a youtube.  Con esto y lo que vino después me queda claro que, si bien Requiem por Lima no es mi novela mejor vendida, es definitivamente la que más prensa me ha generado.

Al rato y ya para concluir con la exposición que me generó la participación en el Horror Fest, fui también al canal 7.  El canal del Estado no tuvo mejor idea que invitar a cosplayers y gente vinculada al género del terror para un segmento de Bien por casa.  Ahí me tuvieron hablando sobre por qué la gente ve películas de terror y cuáles habían sido las películas que más terror me habían dado.  Aunque, claro, también tuvimos que hablar del excelente trabajo que hacen hoy en día nuestros cosplayers al vestirse de zombies y de otros personajes de horror.

house01

También lo tengo grabado y con un poco de suerte pronto tengo tiempo para editarlo y subir una versión reducida a youtube.  Con suerte.

(Dibujito de arriba: http://28dayslater.wikia.com/)

Terry Pratchett, Guards! Guards!

In .Inicio, Crítica on 9 julio, 2015 at 3:52 PM

house01

Guards! Guards! es la octava novela que escribió Terry Pratchett que transcurre en el alocado mundo de Discworld.  Como sus predecesoras, es una buena novela, graciosa, llena de situaciones hilarantes, pero también pretendiendo abordar temas profundos.  En el caso de este libro en especial, es algo así como una novela policial ambientada en una ciudad fantástica con dragones, magos y esas cosas.  No obstante, como suele ser el caso en la obra de este autor, los personajes tienden a ser una sarta de incompetentes que no entienden nada de lo que está pasando.

En Guards! Guards! se muestra cómo es que se pretende mantener el orden en la ciudad de Ankh-Morpork, que es el escenario central de varias de las novelas de la serie.  Se introduce así una nueva institución en este mundo, la Night Watch.  Así como en Colour of Magic se introduce la Unseen University para burlarse del mundo académico y en Equal Rites se introduce a la hermandad de las brujas para burlarse de la intolerancia, en Guards! Guards! se introduce la Night Watch para burlarse de la policía y de las autoridades que deberían guardar el orden en una ciudad.  Y es que básicamente la Night Watch no sirve para nada.  Nadie cree en ellos y son en la práctica una pérdida de tiempo y de recursos.  No obstante, la mantienen porque en fin, hay que proyectar la imagen de que algo se está haciendo por controlar el crimen, que hace lo que quiere en Ankh-Morpork.

Guards! Guards! me gustó bastante por varias razones.  Primero, porque nos introduce a las intrigas políticas que manejan a la ciudad.  Sí, en novelas anteriores de Terry Pratchett ya se ha hablado de cómo se manejan las esferas de poder en este mundo.  Pero aquí lo hace de manera distinta, más profunda.  Es más pragmático y urbano, mientras que en Wyrd Sisters, por ejemplo, es más una aproximación de fantasía.

Segundo, porque la Night Watch con todos sus tropiezos es una mancha de patas que funciona.  Es como una pandilla.  Está compuesta del Capitán Sam Vimes (de quien hablo en el próximo párrafo), el Sargento Frederick Colon, el Cabo John Nobbs y Carrot Ironfoundersson.  Cada uno tiene su rollo y después de un periodo de ajuste y de que se conocen bien, terminan siendo una mancha de patas que colaboran para poder resolver una amenaza a la ciudad.  Obviamente no son los Magníficos, pero es divertido leer sus conversaciones y cómo coordinan las cosas.  Lo digo porque hasta ahora el único equipo que hemos visto funcionar bien y sin pisarse entre ellos en Discworld son las brujas de Equal Rites, que después aparecen en Wyrd Sisters.  Mientras que las brujas tienen más una dinámica de familia, la Night Watch tienen una dinámica de patas.

Segundo, porque el héroe no es un incompetente total.  Esto ya lo comenté cuando hablaba de la novela anterior, Pyramids.  Y es que cansa leer novelas de una serie en la que todo se explica por la incompetencia y la idiotez del personaje principal.  Pyramids era hasta refrescante en ese sentido: El personaje principal, Teppic, es un asesino entrenado con las habilidades de un ninja.  Y cuando no está tratando de hacer política, sino ejerciendo su verdadera profesión -la de asesino- sabe exactamente qué está haciendo.  En Guards! Guards! sucede algo similar.  Tenemos al Capitán Sam Vimes, que es lo que en inglés se llamaría un badass.  Un tipo duro que ha estado en la ciudad por mucho tiempo y se las sabe todas.  Malhumorado, rudo, alcohólico… Es un personaje excelente.  Y el hecho de que vuelva a aparecer en otras novelas luego es algo que me emociona mucho más que la constante aparición del desesperante Rincewind, el mago que no da una y que es el favorito de tantos otros fans de Terry Pratchett.

(Dibujito de arriba: http://sharksden.deviantart.com/)

Yeniva Fernández, Siete paseos por la niebla

In .Inicio, Crítica on 3 julio, 2015 at 6:18 PM

malu01

Conocí a Yeniva Fernández hace tiempo, cuando sacó su primer libro de cuentos, Trampas para incautos.  Me gustó tanto que lo incluí dentro de la lista de libros que llevaba a ferias para vender (que era una lista algo corta, debo añadir).  No obstante, si bien Trampas para incautos era novedoso para la escena peruana -cuentos de misterio y de suspenso en el contexto nacional-, había algo que le faltaba.  Las historias eran buenas, pero el estilo aún no estaba completo.  Quizás había demasiadas descripciones o quizás se decía mucho de los sentimientos en vez de mostrarlo, pero había una pieza por ahí que no hacía click y que hacía que el producto no llegara a ser perfecto.

Esto fue en el 2013.  Por ahí tuve la oportunidad de entrevistarla en video.  Aquí lo incrusto.

Hace poco publicó Siete paseos por la niebla y debo decir que Yeniva ha mejorado muchísimo.  El estilo y la narración es definitivamente superior.  Hay cuentos cuyo final es relativamente predecible, pero aún así da ganas seguir leyendo, porque la manera como está contada la historia es genial.   Esto me parece que se cumple sobre todo en el último cuento, En memoria de Evelina.  Desde la mitad del cuento ya se puede presumir cómo acabará todo.  Pero está tan bien contado que en ningún momento pensé en dejarlo de leer.

En algunos de estos cuentos se usa ese estilo que también podemos encontrar en cuentos de H.P. Lovecraft: Que parte de la historia es narrada de segunda fuente, de tal manera que la información que recibe el lector puede ser tergiversada.  Una especie de licencia que se toma el autor para jugar con la percepción de la realidad.  En su cuento La pequeña compañía hay partes que son narradas dentro de lo que alguien más dijo, dentro a su vez de lo que otra persona está diciendo.  O sea, llega a un tercer nivel.  Esto no es fácil y que cuadre dentro de la historia tiene su mérito.  Además, a mí me gusta cuando se hace bien.

Las siete historias en este libro tienen algunos elementos en común: Todas pasan por mujeres solitarias.  Y quizás ahí hay un detalle que Yeniva pueda perfeccionar para su siguiente entrega: Varios de sus personajes tienen la misma voz, la misma forma de hablar.  Puede ser, no es que esté mal.  Pero este estilo de contar la historia a través de lo que contó alguien de lo que contó alguien más se ve algo limitado si todos tienen expresiones similares y las mismas apreciaciones o las mismas preocupaciones.

De todas formas, es un muy buen libro con excelentes cuentos que no pude soltar hasta el final.  Y eso que a mí no me suelen gustar los libros de cuentos (prefiero novelas).

malu01

(Dibujito de arriba: http://artroni.deviantart.com/)