Mildemonios

Archive for 22 abril 2020|Monthly archive page

Michael A. Stackpole, Star Wars: The New Jedi Order – Dark Tide I: Onslaught

In .Inicio, Crítica on 22 abril, 2020 at 5:28 PM

Alguna vez tuvimos una franquicia llamada Star Wars que contaba con cómics, películas y hasta una serie de novelas.  Se sacaron tantas que el universo descrito en esas novelas se complicó mucho.  Así que George Lucas decidió que debía poner un poco de orden.  Convocó a su rancho a un grupo de autores y les dio el encargo de escribir entre todos una saga que pusiera orden.  Que matara a algunos personajes, que cambiara el enfoque, que introdujera una nueva amenaza.  El resultado fue la saga New Jedi Order.

La saga en general es muy buena.  En un futuro en el que los rebeldes ya ganaron y tomaron el control de la galaxia, aun quedan fuerzas imperiales que están organizadas en algún rincón, contra los que aun hay conflictos y los jedis se están reorganizando, aparece una nueva amenaza.  Se trata de los Yuuzhan Vong, una sociedad de guerreros invasores que se apoyan en el desarrollo personal y la manipulación genética, cuando los héroes que nosotros conocemos de Star Wars se basan en máquinas y tecnología.  Es un enfrentamiento militar, tanto como ideológico.  Bien escrito es genial.

Lo único que lamento de New Jedi Order es que es inconstante.  Algunas de las novelas son muy buenas.  Otras no tanto.  Dark Tide: Onslaught es una de las buenas.  De hecho, no debería sorprender si se considera que el autor es Michael A. Stackpole.

Stackpole es un nombre conocido en el género de la fantasía.  Comenzó escribiendo para juegos de computadora.  Y no cualquier juego.  Si tienes más de 40 años seguramente recuerdas los juegos Wasteland y Wasteland 2, que en su momento fueron muy originales.  Después participó en la producción de otros juegos, escribió novelas de franquicias como Battletech y la misma Star Wars.  Así que cuando es convocado por George Lucas para formar parte del grupo de escritores que generaría New Jedi Order, ya era alguien bien establecido.

La primera novela, Vector Prime, escrita por R. A. Salvatore (que comento aquí) es muy efectiva en definir el conflicto y en presentar a los personajes y en qué situación se encuentran.  No obstante, no es un libro particularmente emocionante y eso no necesariamente es un problema, porque no es su función serlo.  En cambio, Dark Tide es otro asunto.  Aquí Stackpole tiene que subir la apuesta.

En Onslaught la narración se divide, como suele hacerse en las historias de Star Wars.  Leia, su hija Jaina (Jedi en entrenamiento que ha descubierto ser una piloto sobresaliente) y Danni Quee (sobreviviente de la novela anterior que se ha hecho amiga de ambas) se van con fuerzas militares a hacerle frente a la amenaza directamente.  Mientras tanto, Luke Skywalker (que es el Maestro Jedi más poderoso por el momento y temido por los Yuuzhan Vong) y Jacen (gemelo de Jaina y si bien también es Jedi en entrenamiento, se encuentra cuestionándose el lugar de los Jedi en la sociedad de ese momento) se van a un planeta a estudiar a los Yuuzhan Vong de cerca.

Finalmente, el hijo menor de Leia, Anakin (que es un aprendiz de Jedi con muchísimo potencial y con una conexión directa a la Fuerza) y Mara Jade (esposa de Luke, ex asesina del Emperador, entrenada en la lucha con el sable, pero por el momento enferma con un mal que los médicos no pueden identificar) se van a Dantooine (que los fans duros de Star Wars recordarán que es mencionado en A New Hope) para alejar a Mara del conflicto y darle una oportunidad de relajarse y sanar un poco usando la Fuerza.

Todo eso está muy bien desarrollado.  Sobre todo los cuestionamientos de los tres jóvenes Jedis sobre cuál debe ser la función de los Jedis en este conflicto.  Algunas de las discusiones que tienen son bien profundas.  Por ejemplo, cuando Mara convence a Anakin de no usar la Fuerza para tonterías, como levantar una maleta.  La justificación que da es muy buena y se presta como metáfora de otras muchas cosas de la vida real.

De hecho, una trama más que se incluye es una misión que reciben dos Jedis, Corran Horn (siempre vestido de verde, como se le suele representar) y Ganner Rhysode.  El primero es maduro y chapado a la antigua.  Ganner, en cambio, es parte de la facción que opina que los Jedis deberían tomar el control.  Que ellos deberían ser más dominantes.  Durante la misión discuten y se revela mucho de una amenaza que vendría después.  Estos Jedis son unos soberbios.  Creen tener la obligación de ser autoridades y decidir por los demás.  Se burlan de la democracia y de la república.

Al final hay una batalla a la que convergen los distintos personajes en distintas partes de la galaxia.  Acción muy bien narrada y muertes muy bien tratadas.  Corran, habiendo matado a dos guerreros especiales, se gana la enemistad de uno de los comandantes Yuuzhan Vong.

Muy buena novela.  Stackpole sabe lo que hace y se nota que es una novela con intención.  O sea, busca explorar un tema y no tiene miedo de llegar a conclusiones concretas a través de lo que los personajes dicen.

Unas cuantas entrevistas más por Réquiem por Lurín

In .Inicio, Crónica on 14 abril, 2020 at 11:20 AM

Sí, ya sé que todos estamos encerrados y no podemos salir de nuestras casas y no hay librerías abiertas o ferias o supermercados para comprar libros.  Pero aún así, mi novela Réquiem por Lurín está por ahí dando vueltas e incluso en momentos como éste recibe menciones y comentarios.  Por ahora, algunos de antes de la pandemia.

Estas menciones ya fueron correctamente anunciadas en mi página de Facebook y en Twitter, así que si me siguen por ahí, este artículo puede resultar redundante.  Te adelanto eso.  Y es que siempre hay una buena excusa para volver a colgar la portada de la novela en este portal.  Verán, me gusta un montón.

Entrevista en Por las Rutas de la Curiosidad

Por las Rutas de la Curiosidad es un podcast de historia.  Su enfoque es bien culto.  Se demoran en tratar los temas, porque para cada uno investigan y realmente se empapan de información.  Es uno de los pocos podcasts peruanos que escucho regularmente.  Les ofrecí ir a hablar de zombis como suceso histórico: Cuándo se creó la figura del monstruo, los enfoques, su legado vudú, etc.  Lo que resultó es una conversación bien larga y que a mí, por lo menos, me parece interesante.

Lo pueden escuchar en este enlace.

Entrevista en Radio Capital

Cuando lancé Réquiem por Lima y Réquiem por San Borja conseguí de maneras totalmente impredecibles que me entrevistaran en el programa de Radio Capital, Viaje a otra dimensión con Anthony Choy.  En ambas ocasiones fue bien gracioso e interesante.  Para Réquiem por Lurín traté de acceder a ese programa, pero no se pudo.  Aún así tuve la suerte de concertar una entrevista para el programa Enredados.  Estuvo bien ameno.

Lo pueden escuchar en este enlace.

Comentarios en Goodreads

Goodreads es una red social en la que uno va llevando la cuenta de los libros que va leyendo y les va poniendo puntajes y comentarios y eso le sirve a otros usuarios para decidir qué leer.  Es bien interesante.  Además, si eres escritor, sirve para evaluar lo que la gente opina de tus novelas.  Mi novela Réquiem por Lurín tiene una entrada ahí.  No la creé yo, por si acaso.  Pero celebro que se haya hecho.

Pueden ver los comentarios en este enlace.

Cathy Yan, Birds of prey

In .Inicio, Crítica on 3 abril, 2020 at 4:42 PM

Desperdicio.  Eso es lo primero que pensé cuando salí de ver esta película del cine, cuando la dieron por aquí.  Qué tal desperdicio.  Desperdicio de personajes, desperdicio de contexto, desperdicio de recursos.  Todo para contar una historia estúpida que se supone que tiene contenido social -que sí que lo tiene y que es pertinente, pero envuelta en una trama mal hecha e infantil- que no llega a ninguna parte.

Y lo que es peor, dándole la espalda a la base.  O sea, si vas a adaptar un personaje de cómic a la pantalla grande, lo primero que deberías hacer es respetar y tratar bonito a los fans de ese personaje, de tal manera que vayan a ver tu película.  No solo eso, sino que además son tus principales promotores en Internet.

Pues no.  Birds of prey agarra a los fans de Harley Queen y se burla de ellos.  Los maltrata.  Ni qué decir de los pocos fans que tenía la película sobre la cuál ésta está construida, Suicide squad.  Sí, por supuesto que ésa es una película fallida, pero es una película de culto.  Hay gente por ahí a la que le gustó.  No sólo eso, sino que además no es toda mala.  Tiene algunos elementos rescatables.

Birds of prey los toma y los aplasta.  Reniega de su pasado.  Entiendo lo que querían hacer en términos creativos.  Querían contar la historia de una mujer que había roto con su pareja y que tiene una crisis de personalidad porque esa relación que se acaba de terminar era lo que la definía.  Check.  Queda clarísima su intención.  Como que lo repiten varias veces dentro de los diálogos de la misma película.

Ahí no más ya comienzan los problemas.  Ése es el planteamiento de la película, el tema de fondo, alrededor de lo cual gira todo a distintos niveles.  Y está bien, es una idea interesante.  No obstante, es en extremo difícil.  Harley Queen es un personaje que fue creado para ser la sombra del Joker.  Como personaje no es tan vieja como Catwoman o Poison Ivy.  Fue introducida por Paul Dinni y Bruce Timm en la serie animada de Batman de los 90s y todo su planteamiento es derivado del Joker.

Mientras que el Joker es el genio malvado demente que se viste como payaso, ella era su eterna compañera, igual de loca, pero con una orientación distinta.  El Joker es caótico.  Impredecible.  Sicópata.  Harley Queen, en cambio, es obsesiva.  Está obsesionada con el Joker y su estilo de vida.  Inicialmente era siquiatra -lo que implica que fue a la universidad y estudió medicina y luego se especializó en siquiatría, lo cual se por sí ya tiene harto mérito- y luego conoció al Joker, quien la desestabilizó completamente para obtener algo de ella.

En ese sentido, es un personaje que fue creado para estar detrás de un hombre en especial todo el tiempo.  Ok, eso es un mensaje negativo en la escena actual de liberación femenina en la cultura popular.  Con Birds of prey pretenden romper con ese pasado.  Excelente.  Me parece genial.  Pero es muy difícil hacerlo con este personaje que tiene ese origen.  Es como hacer una obra de teatro de Romeo, sin Julieta.  Es posible y podría salir algo interesante, pero no es fácil.  Para que algo así funcione necesitas un guionista excepcional y un director sobresaliente.

Piensen, por ejemplo, en Rosencrantz y Guildenstern.  Ambos son personajes de la obra Hamlet, que fueron creados para girar alrededor del personaje Hamlet.  Sería una locura hacer una obra de teatro sobre ellos, sin Hamlet.  En el que se explore su individualidad independiente de Hamlet.  Pero es posible.  Y si te sale bien, seguramente sería una obra genial.  Pues bien, se necesitó de un genio de esos, Tom Stoppard, para escribir ese libreto, Rosencrantz y Guildenstern están muertos.  Una obra excelente.  Pero sí, pues, Stoppard es un genio.

Pues bien, ¿quién escribe Birds of prey? La escribió Christina Hodson, que venía de escribir esa maravillosa obra de arte sofisticada llamaba Bumblebee.  Sí, la del Transformer Autobot.  Película con un puntaje de 6.8 sobre 10 en la calificación de IMDB.  O sea, no es alguien particularmente sobresaliente.  A ella le dieron el encargo. ¿Y quién dirige este fiasco? Una tal Cathy Yan que tenía solo una película previa producida.  Una película con 5.7 de puntaje en IMDB.

Y ahí tienen el resultado.  Una lástima, porque desperdician todo.  Desperdician a Margot Robbie y a Mary Elizabeth Winstead y a Ewan McGregor en sus respectivos roles.  Desperdician personajes muy ricos como la misma Harley Queen y otros como Huntress, Black Cannary, Cassandra Cain y Victor Zsasz.  Ni qué decir del desperdicio de recursos.  Este bodrio costó US$84.5 millones.  Con eso se hacían una y media Joker.

Lástima.  Pudieron haber hecho una muy buena historia con un excelente mensaje.  Lo echaron a perder.