Mildemonios

Archive for 29 octubre 2015|Monthly archive page

Dean Koontz, Odd Thomas

In .Inicio, Crítica on 29 octubre, 2015 at 2:23 PM

Copy of Copy of Copy of Copy of Copy of LO QUE LA INDUSTRIA

Hace poco me compré un kindle.  Uno de los baratos, no más.  Y para probarlo me compré en ebook una novela que hacía tiempo quería chequear, pero que no encontraba en físico aquí en el Perú.  Me la podría haber pedido por Amazon, pero le había dado prioridad a otros títulos.  Y es que hace un tiempo vi la película Odd Thomas de Stephen Sommers (el mismo director de Van Helsing y The Mummy), con Anton Yelchin en el rol protagónico (el mismo que hace de Chekov en Star Trek y de Kyle Resse en Terminaton Salvation).  La película no es excelente pero está decente, aunque sentía que el mundo creado para la historia era muy rico y tenía mucho potencial.

El caso es que la película está basada en una novela de Dean Koontz y me llamó mucho la atención.  Dean Koontz es un autor recontra recontra prolífico.  Para que se hagan una idea: Solamente en lo que va del 2015 ha escrito la sétima novela de la serie de Odd Thomas (Saint Odd), una novela corta llamada Last Light, otra llamada Final Hour y en diciembre sacará otra llamada Ashley Bell.

Así con todo, Odd Thomas es la primera novela de este autor que leo.  Y la verdad que me ha dejado con ganas de leer más de este personaje.  Qué bueno que hay otras seis novelas disponibles.

Odd Thomas es un joven que puede ver a los muertos.  Algo así como en Sixth Sense, pero con una diferencia crucial (él mismo lo explicita en la novela): A diferencia de “otros”, Odd Thomas sí hace algo al respecto.

En el mundo de Odd Thomas, los muertos se le suelen aparecer para que solucione lo que tienen pendiente, de tal manera que se puedan ir al siguiente mundo.  No obstante, aquí los muertos no pueden hablar.  Se aparecen, se comunican como pueden, pero no pueden decir nada.  Así son las reglas.

Copy of Copy of Copy of Copy of Copy of LO QUE LA INDUSTRIA

Odd Thomas vive en un extraño pueblo cerca a Las Vegas, llamado Pico Mundo.  Este pueblo está lleno de personajes muy particulares que hacen que la historia sea mucho más interesante.  Entre ellos sobresalen su novia Stormy (con quien tiene una relación total y completamente platónica e idealizada, la cual descansa en dos hechos importantes: Que los dos tienen marcas de nacimiento iguales y que cuando eran niños una gitana les dijo que estaban destinados a esta juntos para siempre) y el jefe de la policía del pueblo (a quien le asigna la figura paterna).

Esta novela funciona como introducción del personaje y de su mundo con una amenaza que tiene que resolver y que lo lleva a tomar decisiones extremas hacia el final.  Y funciona muy bien en ese sentido: A lo largo de la novela uno va conociendo todo lo importante en la vida de Odd.

La narración es en primera persona y es genial.  Las expresiones que usa, la inseguridad que transmite, los problemas personales que va revelando de a pocos… Dean Koontz es un maestro en ese sentido.

La crisis que Odd debe resolver está bien.  No es muy cautivante y las dos o tres sorpresas finales no son muy impactantes que digamos.  La última, de hecho, es tan obvia que hasta molesta un poco.  Pero eso no es lo importante.  Lo importante es Odd y la exploración de los límites de sus poderes.  Y es que además de poder ver muertos, tiene un par de poderes más que son muy convenientes en su momento, pero que funcionan para mantener la historia en movimiento.

Buena novela.  No te va a cambiar la vida, pero está muy bien narrada y promete mucho para siguientes entregas.  Apenas acabe mis lecturas pendientes tengo planeado comprarme la segunda, Forever Odd.

Dorián Fernández, Cementerio General 2

In .Inicio, Crítica on 27 octubre, 2015 at 1:58 PM

Copy of Copy of Copy of Copy of LO QUE LA INDUSTRIA (1)

Lo primero y más importante que hay que decir sobre Cementerio General 2 es que es infinitamente superior a la primera parte.  A muchos nos entusiasmó que por fin alguien estuviese haciendo cine de terror en el Perú tratando de infiltrarse en los circuitos comerciales formales.  No obstante, todos tenemos que aceptar que Cementerio General  no fue particularmente buena.  Lo comento en este post.

Desde entonces hasta ahora, el equipo de Dorián Fernández ha pasado por El secreto Matusita (que comento en este otro post) y por Desaparecer (que comento en este otro post).  Y todos tenemos que aceptar que ha ido mejorando notablemente.

Esta nueva película es técnicamente impecable.  El sonido es excelente (quizás demasiado bueno, considerando que se apoyan demasiado en él para asustar al público).  La imagen está muy bien.  Hay escenas aéreas que supongo que habrán hecho con drones.  En fin.  Nada que criticar por ahí por mi parte.

Las actuaciones están geniales.  La mamá está muy bien.  Los vecinos también.  El niño es un maestro actuando.  Mantener un personaje durante toda la película sin decir una palabra y sin aburrir es algo que no cualquiera puede hacer (el personaje del niño ha sufrido un trauma recientemente y como consecuencia de esto no puede hablar, sino que se comunica escribiendo mensajes en un iPad).  Tampoco nada que criticar por aquí.

Pero el guión.  Pucha.

Primero, algunos diálogos son fatales.  Dejan mucho que desear.  Hay secuencias que te dejan en claro que estos no son personajes reales, porque no hay nadie en la vida real que hable así.  Segundo, hay algunas contradicciones.  La peor de todas: Que después de que la mamá haya visto al fantasma manifestarse, no tenga mejor idea que dejar a su hijo encargado en ese mismo departamento un día más.  Todas las personas con las que he comentado esta película se lamentan de este detalle.  Tercero, hay claros elementos tomados prestados de Rosemary’s baby y de The ring, entre otras.  Y no tendría ningún problema con esto si es que la amalgama resultante fuese tan inefectiva.  Cuarto, el final final (la última escena del niño en su cuarto)… ¿Por qué? ¿Qué aporta? ¿Cuál es la gracia de esto?

Copy of Copy of El terror

Y es que el género del terror tiene reglas.  Si quieres asustar por asustar, ni modo: Usas escenas impactantes con sonido fuerte y una buena música.  Listo.  No hay mayor secreto en eso.  Pero si quieres asustar bien, dejando temblando por semanas a lo Wes Craven o dejando pensando sobre otro tema toda la vida a lo Stanley Kubrick… Ahí la cosa es distinta.  Ahí tienes que respetar las reglas.  Y Cementerio General 2 no las respeta.

No digo que sea una mala película.  De hecho, ésta yo sí la recomendaría ver a todos mis amigos (a diferencia de las anteriores, que solo las recomendaba a los fanáticos del género).  Pero lástima que no le presten atención al detalle del guión.  Espero que así como han mejorado en actuación y en sonido y en imagen, próximamente den el salto en guión.

Y llegaron los ricos marcianos

In .Inicio, Crónica on 16 octubre, 2015 at 2:55 PM

El terror

Esta semana se cerró la 1 Feria del Libro de Lima Norte, que se promocionó con las convenientes siglas de FELINO.  Ahí se aprovechó para hacer el lanzamiento del libro Se vende marcianos.  Se trata de una recopilación de cuentos de ciencia ficción escritos por peruanos.  Fue editado por -como no podía ser de otra manera- José Donayre, quien fue el encargado de hacer la presentación ese día.

En esta antología podrán encontrar cuentos de José Adolph (que ok, ya sé que se supone que no es peruano, pero en fin), César Anglias, Luis Arbaiza (de quien reseñé alguna vez su novela Thecnetos), Paco Bardales, Alfredo Dammert (de quien ya terminé de leer Planetas perdidos, pero aún no escribo nada al respecto), Luis Freire (de quien recientemente comenté El caballero de los delirios), José Güich (de quien comenté hace tiempo El misterio de la loma amarilla), Daniel Salvo (a quien nos referimos todos nosotros como el Faraón de la Ciencia Ficción, porque sin su aprobación tu cuento no llega ni a la vuelta de la esquina) y otros varios.

Copy of Copy of Copy of LO QUE LA INDUSTRIA

Por ahí perdido entre tanto maestro se encuentra un cuento mío, llamado El misterioso caso de Aurora 3.  Alguna vez ya comenté este asunto, pero escribir ciencia ficción se me hace mucho más difícil que escribir fantasía.  Verán, cuando uno escribe fantasía uno mismo va definiendo las reglas.  En ese proceso, lo que hay que cuidar es la coherencia interna del mundo que uno va creando.  Pero al final de cuentas, uno decide las reglas.

En cambio, cuando uno escribe ciencia ficción, las reglas están definidas por la ciencia que se conoce hasta ahora.  Uno puede explorar o especular cómo sería esto o lo otro, pero hay mucho que ya está definido.  En ese sentido, es importante estar en contacto con gente que sabe y que esté dispuesta a revisar tus ideas para aconsejarte si es razonable o no lo que uno está queriendo contar.

En resumen: Es mucha más chamba.  En serio.  Admiro a los escritores que están totalmente comprometidos con este género.  Posiblemente en el futuro cercano escriba más ciencia ficción.  No solamente porque me parece que es un reto más grande (y en ese sentido, atractivo), sino además porque los personajes que creé para este cuento, el ingeniero Sisco y el técnico Bristol, me parece que tienen mucho potencial para muchas otras historias.  Veremos qué pasa.

(Dibujito de arriba: http://artroni.deviantart.com)

Terrence Dicks, Doctor Who and the Abominable Snowmen

In .Inicio, Crítica on 14 octubre, 2015 at 2:01 PM

Copy of Copy of El terror

Comenzaré diciendo que cuando compré esta novela en Amazon pensé que estaba comprando otra cosa.  Fue mi error, así que no me quejo, pero igual salió algo bueno de todo el asunto.  Yo quería comprar una de las novelas que cuentan aventuras del Doctor que no son narradas en la serie.  O sea, algo así como aventuras entre las historias que ya conocemos.  Entré a una página web, vi cuáles recomendaban y me compré una que me pareció chévere.  No obstante, tomé nota de la lista de novelas que son otra cosa: Novelizaciones de capítulos clásicos de la serie.

Es decir, Doctor Who and the Abominable Snowmen es una historia de la serie clásica, protagonizada por el segundo doctor.  Lo que me llegó fue la adaptación a novela de ese capítulo.  Como lo indica la introducción -escrita por Stephen Baxter, un novelista británico de ciencia ficción-, en ese entonces no había re-runs.  Por dios, la BBC se deshizo de los rollos con el capítulo original.  La única manera de revivir la emoción de haber visto este capítulo (de una serie que despertaba pasiones en los británicos) era comprar una de estas novelizaciones y releerla todas las veces que quieras.

El terror

En ese sentido, la gracia era que la versión en libro fuese lo más fiel posible a lo que la gente vio en la pantalla.  Por eso la narración puede ser un poco tonta.  Algunas cosas son aburridas y me imagino que funcionaron bien en pantalla y se introdujeron porque había que estirar la historia en varios capítulos (de hecho, ésta es una historia que duró varios episodios continuados).  Además del hecho de que en ese entonces había muchos detalles del Doctor que aún no se sabían básicamente porque hasta ese entonces nadie se los había inventado.

Copy of Copy of Copy of Copy of LO QUE LA INDUSTRIA (1)

Todo esto lo digo para justificar la siguiente advertencia: És un libro exclusivo para fanáticos.  Nadie que no se sepa el nombre de los acompañantes del Doctor en las últimas cinco temporadas va a encontrar atractivo Doctor Who and the Abominable Snowmen.  Y si eres fanático, tampoco te va a encantar necesariamente, porque éste es el antiguo Doctor.  No es el hombre de acción gracioso y astuto que interpreta Peter Capaldi o el niño genio que interpretaba Matt Smith.  Éste es el vagabundo espacial.  Así que no esperen persecuciones o peleas a puñetazo limpio.  Esperen confusiones que se habrían podido evitar prestando atención a la conversación, así como robots malignos con forma humana.  Y esas cosas.  Ya saben.

(Dibujito de arriba: http://dannortonart.deviantart.com/)