Mildemonios

Archive for 21 abril 2015|Monthly archive page

Y de pronto llegó Netflix

In .Inicio, Crítica on 21 abril, 2015 at 3:34 PM

Hace unas semanas se estrenó la serie exclusiva de Netflix Daredevil, basada en el personaje de Marvel Comics.  Mucho más sangrienta y profunda que ese intento infantil de adaptar el comic al cine con Ben Affleck haciendo del héroe.  En este caso se trata de Charlie Cox.  Pero en fin, sobre el contenido mismo de la serie podemos hablar otro día, que aún no termino de ver la temporada entera.

El caso es que el material que está sacando Netflix para ser transmitido en exclusiva por su plataforma está alucinante.  Claro, no todo.  Mientras que Daredevil y House of Cards están excelentes, hay experimentos fallidos como Hemlock Groove, que no entiendo bien para qué la hicieron, ni para quién.

Pero no solo en ese público adulto se han quedado.  Por ejemplo, esta semana he comenzado a ver la primera temporada de Unbreakable Kimmy Schmidt y pucha, qué audaz.  No solo hay que celebrar que Tina Fey sea tan buena guionista.  También hay que celebrar que sea tan valiente para hacerse una serie como ésa y burlarse de lo que se burla (creo que no deja piedra sobre piedra para ninguno de los temas sensibles para la sociedad norteamericana).

Para que se hagan una idea, vean cómo en un momento crítico del primer episodio saltan de una representación bastante cruda y realista de un tema real de ese país (los cultos dementes que por creer que se viene el apocalipsis justifican las peores atrocidades) a un musical inexplicable cantado por el típico testigo ignorante que no entiende lo que en realidad está pasando y van a comprender a lo que me refiero.


Hay que tener agallas para hacer esto.  Y celebro que alguien las tenga.  Además, celebro que Netflix esté teniendo las agallas de darle una plataforma a esta gente para experimentar con estos productos que jamás habríamos visto en televisión abierta y bien poco probablemente en un canal de cable.

(Dibujo de arriba: http://www.comicvine.com/)

Anuncios

Crónicas de una publicación anunciada: Mientras tanto, al otro lado de la ciudad

In .Inicio, Crónica on 15 abril, 2015 at 3:14 PM

1800178_897159503682390_2977851448277176902_n

No sé cómo será publicar una novela con una editorial de las grandes, pero si publicas tu novela con una editorial independiente y no te dedicas tú mismo a promoverla y estar al tanto de cómo van las ventas, estás en nada.  Así con todo, una de las ventajas de las editoriales independientes es que son mucho más versátiles que las grandes y que puedes aprovechar las situaciones o los detalles del momento.  Para eso tienes que estar atento a cómo van las cosas.  Por eso cada vez que puedo me doy una vuelta por las librerías que puedo a ver cómo está la situación con Requiem por Lima.

Hace un tiempo colgué un post contando que ya había ejemplares de mi novela en sabe dios dónde y alguien me comentó que en la librería Zeta Bookstore de Plaza San Miguel había también.  Me demoré en ir a verificar si había y cuántos ejemplares quedaban, básicamente porque Plaza San Miguel no forma parte de mi circuito habitual.  Pero eventualmente me tocó ir por ahí y me di una vuelta.  Constaté que efectivamente tenían unos cuantos, pero no muchos.  Aquí evidencia fotográfica de lo que digo.

WP_20150316_002

Ahora, como cosa curiosa siempre me fijo en los libros que tengo alrededor.  Esto lo vengo haciendo desde El heraldo en el muelle por puro entretenimiento sano.  A veces termino preocupado y a veces gratamente sorprendido.  Aquí lo extraño es que los libros que tengo alrededor de Requiem por Lima son de texto.  No son novelas o libros de cuentos o algo por el estilo. ¿Debería preocuparme? Quizás.  Pero en fin, lo importante es que está ahí.

Por otro lado, por Twitter me pasaron la voz de que aún quedan ejemplares en La Rambla, ese centro comercial inexplicable que está en el cruce de Javier Prado y Aviación.  Aquí la foto que lo prueba.  Gracias a @maliux por el dato y la foto.

 (Dibujito de arriba: http://walkingdead.wikia.com/)

Terry Pratchett, Pyramids

In .Inicio, Crítica on 8 abril, 2015 at 2:20 PM

Ya que el autor Terry Pratchett se nos ha ido recientemente, considero justo retomar los comentarios que había estado escribiendo sobre su obra.  En esta ocasión quería hablar de Pyramids, que es una de las novelas de este autor que más me gustan.  Básicamente porque tiene un protagonista que no es un total incompetente.

No me malentiendan.  Es gracioso leer sobre Rincewind echando siempre todo a perder por cobarde y por inútil.  O a Granny Weatherwax complicándolo todo por su posición con respecto a las cosas.  Pero después de seis novelas, aburre un poco.  Es muy refrescante poder leer al fin las aventuras de un héroe que está entrenado y que sabe lo que hace.  Con esto Pratchett nos demuestra una vez más que él es un autor que está siempre saliendo a nuevos territorios y que no se queda en su área de confort.  Ya había dominado la narración de una aventura de fantasía de comedia irónica con protagonistas patéticos.  Aquí está probando algo nuevo: Eso mismo, pero con un protagonista épico y heroico.

El personaje en cuestión se llama Teppic.  Es un noble heredero a la corona de Djelibeybi, un país muy similar a lo que fue Egipto en nuestro mundo en sus mejores épocas.  Pero por razones que son explicadas en la novela, fue enviado a Ankh-Morpork (la ciudad que es central para la mayoría de las novelas de Discworld) a entrenarse como asesino.  Después de todo, esta ciudad tiene un gremio de ladrones, tiene un gremio de panaderos y -entre otros muchos gremios- hay un gremio de asesinos que tiene un régimen de entrenamiento sumamente estricto.  Teppic es entrenado ahí a ser básicamente un ninja: A moverse sigilosamente, a lanzar con precisión cuchillos, a matar sin hacer un sonido, etc, etc.

El día que pasa su examen final se entera de que su padre ha muerto y que debe regresar a casa.  Cuando llegue se inician los típicos conflictos propios del mundo de Pratchett.  Teppic ha recibido una “educación moderna” en la gran ciudad y no está de acuerdo con muchas de las tradiciones de Djelibeybi.  Mientras tanto, el sumo sacerdote de la religión dominante de este país tiene sus propios planes.

Es una novela distinta, emocionante y con tramas debajo de tramas.  Y además, tiene un detalle que la hace genial: Explora cómo sería un país como éste si sus creencias religiosas más irracionales fuesen ciertas.  Pratchett se burla cruelmente de la religión en este libro, algo que retomará en otras novelas.  En todo caso, Pyramids es muy recomendable.  Tiene estructura, personajes definidos, un tema de fondo claro y una narración muy ágil.  Recomendable.

(Dibujito de arriba: http://art.marcsimonetti.com/)