Mildemonios

Archive for 30 julio 2020|Monthly archive page

Seth Grahame-Smith, Abraham Lincoln, Vampire Hunter

In .Inicio, Crítica on 30 julio, 2020 at 3:48 PM

Por unos años se puso de moda escribir esta clase de revisionismo histórico fantástico.  Por un momento fue divertido e innovador.  Pues bien, Seth Grahame-Smith puede haber sido el precursor de ese estilo.  Comenzó con Pride and Prejudice and Zombies, que está listada como una obra de él y de Jane Austin.  Como lo comento en este enlace, es una idea original (recontar toda la novela de Austin, añadiendo el elemento de la pandemia zombi, lo que termina explicando varios elementos de la historia original), pero no es tan bien ejecutada.  Por momentos es aburrida y repetitiva.

De hecho, eso va a ser algo que se repita a lo largo de varias de las obras de Grahame-Smith en mi opinión.  Tiene muy buenas ideas que suenan muy originales, pero que no son tan efectivamente ejecutadas.  Ése es el caso de esta su segunda novela, Abraham Lincoln: Vampire Hunter, aunque en menor medida.

Grahame-Smith había tenido éxito escribiendo no ficción.  Tiene un libro analizando la industria de la pornografía, tiene otro sobre Spider-Man, tiene otro sobre películas de terror.  Pride and Prejudice and Zombies es su primera novela, su primera publicación de ficción.  No obstante, lo mejor de la novela, que es la idea original que comentaba, no fue suya, sino de su editor, Jason Rekulak.

Rekulak es una figura un poco misteriosa.  En su página web dice haber sido el “escritor fantasma” de varias novelas exitosas, pero que la obra que está promocionando actualmente, The impossible fortress, es la primera novela que publica con su nombre.  Un “escritor fantasma” es alguien que escribe material que otro firma.  Como cuando una celebridad consigue un contrato para escribir un libro, pero no sabe ni conjugar verbos.  Llama a uno de estos “escritores fantasmas” que es el que al final termina realmente escribiendo el material.  Parte importante de ese trabajo es nunca revelar que lo hiciste, por lo que nunca sabremos qué ha hecho Rekulak.  No en el corto plazo, por lo menos.

Como sea, Pride and Prejudice and Zombies fue un éxito.  De hecho, le fue tan bien que por varios años se habló de una adaptación al cine con Natalie Portman.  Al final, la película se hizo, pero con un resultado algo mediocre.  Quizás se deba a que ese sentido del humor es muy difícil de transferir a un medio más visual.  Como sea, le dio paso libre a Grahame-Smith para publicar una segunda novela.  Ésa fue Abraham Lincoln: Vampire Hunter.

Nuevamente, la idea es original y prometedora.  La historia de Lincoln es recontada desde sus inicios hasta el final, incluyendo el elemento de los vampiros.  Todo lo que Lincoln hizo en la vida real está ahí.  No obstante, lo relaciona todo a una guerra que está manteniendo Lincoln y algunos colaboradores en secreto con un clan de vampiros que se ha instalado en los Estados Unidos y que quiere fundar ahí una nación de no muertos.

El estilo de esta novela funciona mucho mejor para Grahame-Smith.  Él escribe directo al grano, casi no usa figuras literarias.  En ese sentido, un libro que se supone que es un texto de historia funciona mucho mejor para lo que está queriendo hacer.

Otra lección que parece haber aprendido es alejarse del humor.  Supongo que en la primera novela estaba tratando de seguir a Max Brooks, máximo referente de la literatura sobre zombis.  The Zombie Survival Guide había salido en el 2003 y había sido un fenómeno.  Y World War Z salió en el 2006 y fue otro fenómeno aun mayor.  Entiendo que Grahame-Smith haya pretendido imitar su estilo, haciendo algo que se supone que es serio, pero que en realidad es cómico.  Con Lincoln, él se desvía y comienza a explorar con estilo propio.  El resultado es muy superior.

Más allá de todo eso, el personaje que crea para contar la historia, el Abraham Lincoln de esta novela, es muy bueno.  Tengan en cuenta que él no es realmente el personaje histórico.  Es un tipo con una misión que decide interpretar a un político respetable y honesto porque a escondidas está haciendo otra cosa.  Es como un Bruce Wayne para esconder a Batman.

Está presentado de una manera muy profunda.  Sus motivaciones, sus angustias, sus temores.  Todo está muy bien elaborado.  Sus amigos, su esposa, sus pérdidas.  Todo está ahí y es muy cautivante.  De las dos novelas de este autor, me quedo con Lincoln.  Y eso que soy más fan del género de zombis, que el de vampiros.

Jon Favreau, Iron Man

In .Inicio, Crítica on 22 julio, 2020 at 5:17 PM

(Estoy aprovechando el tiempo de pandemia en el que Marvel no está sacando nuevas películas ni series, para repasar todo el MCU.  Estoy yendo en el orden en el que transcurren.  Comencé con Captain America: First Avenger y continué con Agent Carter.  Después tocaba Captain Marvel, que ya la había comentado cuando la fui a ver al cine.  Ahora toca Iron Man).

Cuando uno comenta Iron Man no puede dejar pasar el hecho de que además de ser una buena película por razones que podemos discutir, es la película que dio origen al universo cinematográfico de Marvel.  Y no solo eso, sino que replanteó al personaje en algo que sí pegó con la audiencia moderna.  Comentémoslo por separado.

Primero, ésta es una buena película.  Cumple con todos los requisitos.  Es una película con excelentes efectos especiales para su época y que incluso hoy en día cumplen bastante bien.  Replantea visualmente el traje de Tony Stark de una manera ligeramente más creible: Para ponérselo hay que estar en el medio de una máquina más grande que te la coloca.  Además, relaciona mucho más integralmente la armadura con el trabajo que hacía Tony en su empresa Stark Industries.  Por ejemplo, al inicio de la película menciona que tienen una tecnología única, el repulsor.  Éste luego es incorporado a la armadura para estabilizarla cuando vuela.  Y después la usa como arma.  Todo cuadra en un guión de estructura muy clásica.

Éste es un guión escrito por cuatro personas, así que me imagino que en buena medida fue un tiro de suerte bajo la visión fija de Jon Favreau.  Aquí tienen la historia de un héroe que comienza con una vida desordenada, sufre un acontecimiento traumático (la captura de los guerrilleros y su escape), que lo lleva a querer ser héroe.  Lo hace inicialmente con éxito, tiene una caída y luego retorna como el héroe que será a partir de ahora.  Genial.  Una estructura clásica bien ejecutada.

Segundo, hoy en día tenemos claro que Jon Favreau, el coordinador de Marvel Studios Kevin Feige y el actor protagónico Rober Downey Jr definieron los fundamentos de todo el universo que Marvel fue construyendo para el cine.  No creo que haya sido al propósito, porque no era la primera película de Marvel con alto presupuesto.  Claro, en ese entonces había un problema con los derechos del uso de los personajes en el cine.  Marvel Comics en algún momento había vendido esos derechos para sobrevivir en un contexto en el que estaba a punto de quebrar.

Pero recuerden al Spider-Man de Sam Raimi.  De las tres películas que se hicieron, dos de ellas son excelentes.  No obstante, no pudieron lanzar una franquicia que trascendiera a esas tres películas.  Al otro lado de la calle, teníamos a los X-Men de Brian Singer.  Las tres primeras (aunque la tercera la dirigió alguien más) lograron lanzar spin offs con resultados variados.  Se anunció una serie de películas de personajes concretos.  Se lanzó la de Wolverine con tan pobres resultados, que se archivaron los demás proyectos que había, de los cuales el más avanzado era el de Magneto.  Pero después llegó la excelente precuela, First Class, que revivió la franquicia para después aniquilarla para siempre en Dark Phoenix.  Pero no solo eso, sino que además hubo series de televisión que expandían ese universo.

Ante el éxito de Iron Man y el universo abierto que dejó Favreau planteado -a diferencia de, por ejemplo, el Spider-Man de Sam Raimi que es un universo cerrado- la gente de Marvel decidió arriesgarse con continuar contando historias que coexistieran ahí.  Si recuerdan, eso fue muy tímidamente sugerido en la escena post crédito de Iron Man.  Ah, entonces, hay una iniciativa Vengadores.  Y hay un Nick Fury que la está coordinando.  Genial.  Dime más.

Tendrían que pasar dos años para que regresara… en Iron Man 2.   No en otra película de otro superhéroe.  Aun no.  Y un año después en Captain América y en Thor.  Para entonces pareciera que Marvel ya lo tenía más claro.

Hay mucho de esas películas que viene de Iron Man: El sentido del humor, la representación de la tecnología, el rechazo de lo paranormal (los poderes de Thor, por ejemplo, son explicados como producto de una tecnología que los humanos no entienden), etc.

Tercero, hay personajes que tienen sentido en ciertos contextos históricos y que luego dejan de tenerlo.  Y puedes mantenerlos como una pieza de museo o lo puedes replantear para que se adapte.  El caso más representativo es el Capitán América.  Un superhéroe tan obviamente chauvinista como ése tenía sentido en el contexto de la segunda guerra mundial y en los años que siguieron.  No obstante, conforme Estados Unidos entraba en una crisis de personalidad en los setentas, el Capitán América original deja de tener sentido.  Se convierte, por el contrario, en un símbolo de lo que se está criticando.

Por eso se le deja de lado y luego se introduce la idea de que estuvo congelado en el hielo por varias décadas y que es despertado en el presente, en un país que ya no reconoce, pero manteniendo los ideales y principios inocentes de la primera mitad del siglo XX.  Esto último se hace justamente para revitalizar al personaje.  Para que sea interesante.  Ahora lo interesante es el conflicto entre sus principios y valores y el mundo en el que vive.  Eso se introduce en los cómics, funciona a medias y es retomado en las películas, alejándolo de su planteamiento de super soldado para convertirlo en una especie de super espía.  Muy bien manejado.

Esto mismo ya se había hecho antes con Iron Man, gracias a esta película. El Tony Stark que teníamos antes era un rezago de la imagen que teníamos de millonarios industriales de antes de los ochentas: hacen lo que les da la gana con su plata, carismáticos, sin respeto por las reglas de la sociedad.  Una especie de cruce entre Howard Hughes, Walt Disney y Ted Turner.  Ese planteamiento deja de ser atractivo con la llegada de la revolución digital.  De pronto, ésa justamente es la figura de los millonarios que están cayendo como moscas.  Ahora lo importante es ser un loco incomprendido, pero ameno, con una visión.  Una especie de Doctor House, pero con plata.

Y los personajes allegados también son adaptados.  Pepper Potts ya no es la secretaria dedicada.  Es la ejecutiva inteligente y cínica que evolucionará a ser la CEO de Stark Industries y que en la siguiente película mandará al cuerno a Tony.  Jarvis ya no es el mayordomo sumiso, es el sistema digital que maneja su casa y su taller y que evolucionará en películas posteriores a otra cosa.

Así que tenemos mucho que agradecerle a Jon Favreau y si es cierto que está colaborando con George Lucas y Dave Filoni para crear un nuevo futuro para el universo Star Wars al otro lado del patio, podemos descansar tranquilos.

Feria Internacional del Libro de Lima en tiempos de Covid 19

In .Inicio, Crónica on 14 julio, 2020 at 2:38 PM

Cualquiera que haya ido a las versiones pasadas de la Feria Internacional del Libro de Lima tendrá claro que sería una tremenda irresponsabilidad organizarla este año como se ha venido haciendo.  Por eso la Cámara Peruana del Libro ha tomado la decisión de transformarlo por un año en una experiencia virtual.  Y ya no será en julio, sino en agosto.

Pues bien, siendo éste definitivamente el evento literario más grande del Perú, entenderán que muchos organizan sus proyectos editoriales alrededor de esta feria.  Cuando se hablaba de cancelarla, había muchos que estaban preocupados, porque ahí es cuando más venden.  Ahora que ya se anunció que sería virtual, muchos respiran más tranquilos, a pesar de que será algo completamente distinto.

Habrá presentaciones online de libros.  Y como van a ser por un medio virtual, se abre la posibilidad de que los presentadores no estén necesariamente en el Perú.

Hasta ahora todo hace suponer que uno de estos libros sea uno que yo he coordinado.  No es de mi autoría, pero sí lo edité.  En unos días, cuando se confirme la fecha y los presentadores y demás detalles iré adelantando más información.  Por lo pronto, esto es todo lo que tienen que saber.

Y que tiene que ver con zombis.  Esta vez.

Philip Pullman, The Subtle Knife

In .Inicio, Crítica on 2 julio, 2020 at 11:54 PM

No puedo creer que nunca haya escrito nada sobre esta novela en este blog, siendo parte de una serie que me gusta tanto, His Dark Materials de Philip Pullman.  The Subtle Knife es la segunda de la serie.  O mejor dicho, fue la segunda en ser escrita.  Desde que se completó la primera trilogía el autor estuvo sacando material adicional.  De este material adicional, una novela corta, Once a time in the north transcurre antes de Subtle Knife.  Y la penúltima en ser publicada, La Belle Sauvage, también.

Pullman es un maestro narrador.  Sus novelas son de esos textos que no tienen ni una coma de más.  Absolutamente todo aquí tiene un sentido y tiene relación a algo.  A veces no sea obvio y a veces te cueste entender por qué y a veces tengas que esperar la publicación de otra novela para entenderlo.  Pero todo tiene sentido.  En ese sentido, es una saga de largo aliento.  Lleva hasta la fecha cinco novelas largas publicadas y dos novelas cortas.  Entre todo ha ido construyendo un universo bastante sólido y presentando personajes de una manera muy profunda.

Habiendo dicho esto, Subtle Knife quizás sea la menos buena de toda la serie.  La primera, Golden Compass (que comento en este enlace), presenta un mundo impresionante, muy interesante y muy cautivante.  Es muy interesante que cada ser humano sea acompañado por un “daemon”, una especie de espíritu animal con el que puedas mantener una conversación.  Y que éste cambie de forma de un animal a otro hasta que seas adulto, cuando el daemon se queda con una sola forma.

Esto y otros muchos elementos originales son introducidos en la primera novela.  En Golden Compass también se cuenta una historia muy buena.  Es un viaje que la personaje principal, Lyra, tiene que hacer desde una universidad en la versión del Reino Unido de ese mundo hasta el polo norte.

En Subtle Knife el ritmo cambia mucho.  Quizás el cambio más fuerte es el cambio de una aventura sobre una niña, Lyra, a una narración que sigue a dos personajes que debemos entender que son igual de importantes, Lyra y Will.  Ella sigue investigando lo que es el misterioso Polvo y sigue tratando de comprender a su padre.  Está bien, hasta ahí es una continuación de Golden Compass.

Pero Will es lo que rompe la escena.  Él es un niño aparentemente normal de nuestro mundo que se ve envuelto en esta trama de viajes a otras dimensiones y de seres fantásticos.  Es interesante cómo Pullman coloca un personaje como éste a la mitad de la saga.  Sobre todo si se considera que será tan importante para el resto de la saga y que incluso cuando desaparezca en la siguiente novela, seguirá siendo una influencia relevante en las dos novelas que transcurren después de ésta, Lyra’s Oxford y Secret Commonwealth.

Un escritor más convencional lo habría puesto al inicio de la saga, para que sirva para introducirnos a nosotros a este mundo raro con reglas distintas.  Pero no Pullman.  Él lo pone al medio.  Y funciona.

Lamentablemente, la introducción de un nuevo co-protagonista cobra su costo por el lado de la acción.  Su historia personal es muy buena y resultará siendo útil en la siguiente novela.  Pero en ésta frena un poco el movimiento.

Por el otro lado, averiguamos más sobre la profecía, conocemos a otro nuevo personaje místico relevante Stanislaus, averiguamos más sobre el padre de Will, conocemos a otro nuevo personaje científico relevante Mary Malone, averiguamos cómo le llaman al Polvo en nuestro mundo, etc, etc.  En Subte Knife somos informados de muchas cosas.  Y es interesante, pero no es la aventura veloz que era Golden Compass.

Y como decía, todo influjo de información es útil para el desenlace de la siguiente novela.  Pero por momentos puede ser un poco pesado.  El elemento más importante de estos es precisamente el cuchillo del título.  Un artefacto místico con habilidades milagrosas que será crucial para lo que vendrá después.  Todo lo relacionado al cuchillo es básicamente una novela aparte.

Así con todo, es una buena novela.  Es tan solo que está en el medio de dos libros excepcionales.