Mildemonios

Archive for 29 octubre 2014|Monthly archive page

Secreto Matusita: A donde se atreven los valientes

In .Inicio, Crítica on 29 octubre, 2014 at 10:29 PM

1918214_231657505610_5567875_n

En julio del año pasado escribí esta reseña sobre Cementerio General.  Resumen: Realmente quería que me gustara, pero había tres detalles que me impedían recomendarla.  Pues bien, cuando salió Secreto Matusita la fui a ver la semana de estreno (secretamente quería aportar a la estadística de cuántos la fueron a ver en su primera semana) y debo decir que está a años luz de distancia de Cementerio General.  Por supuesto que no se puede decir que la hizo la misma gente, porque OBVIAMENTE Secreto Matusita fue editada sobre la base de material encontrado en alguna parte que documenta cómo tres estudiantes y un médium desaparecen en la famosa casa.  Caso de la vida real.  Pero digamos que no lo fuese.  Si el otro fuese el caso, este equipo de realizadores ha aprendido todas las lecciones que necesitaba aprender de su primera película de terror.  En serio.

Esto no quiere decir que ya sea una película para recomendar a diestra y siniestra.  En esta oportunidad hay dos cosas que me impiden hacerlo a todo el mundo (a diferencia de Cementerio General, Secreto Matusita sí la recomendaría a los amantes del género de horror… A ellos sí estimo que les va a gustar).  Primero, las actuaciones no son particularmente buenas.  Esto es un retroceso, porque en Cementerio General eso no era algo que cojeaba.  Pero en el caso de Secreto Matusita dos de los cuatro actores son para botarlos por la ventana.  Los otros dos pasan piola, pero no es que sobresalgan, tampoco.  Aunque, claro, esto es si asumimos que son actores y que el material que estamos viendo no es efectivamente el registro de los cuatro individuos que desaparecieron en esa casa.

Segundo, el final.  Todo iba bien, todo estaba funcionando.  Todo estaba dando miedo… Hasta que alguien en alguna parte decidió cambiar las reglas de lo que estaba sucediendo y de pronto, la película que era de cierto tipo de horror se convierte mágicamente en otro tipo de horror y nada tiene sentido.  No tengo nada en contra de ese subgénero en el que termina estando Secreto Matusita.  Contra lo que sí tengo mucho es contra una película que se anuncia del subgénero A y durante la primera hora y cuarto es del subgénero A y de pronto resulta que, no, mentirita, era del subgénero B.  Quizás alguien en alguna parte esté pensando que es muy astuto por hacernos creer una cosa y darnos otra.  Pero la cosa no es tan fácil.

En este momento supongo que vale la pena comentar algo que alguna vez le leí a George R. R. Martin, el genial autor de Game of Thrones.  En un post de su blog, llamado Not a blog, comentó que sorprender a los lectores es facilísimo.  Colocar algo que nadie se espera es fácil.  Lo difícil es hacerlo de tal manera que no choque con el mundo que has estado construyendo y las reglas que tú mismo has definido para ese mundo.  En el caso de Martin, decía que podía dejar a todos con la boca abierta si de pronto “revelaba” que había extraterrestres que llegaban con ovnis y secuestraban a los personajes de sus novelas.

Algo así pasa con Secreto Matusita.  Sí, claro, por supuesto que ese final sorprende.  Pero rompe con el mundo que han estado creando desde el minuto uno.  Y es una pena, porque era un mundo que estaba interesante.

Dejando de lado estos dos detalles, insisto en que Secreto Matusita está a un paso de ser *la* película peruana de terror de los últimos tiempos.  Con tanto otro director oportunista metiéndose al género porque está de moda, ésta pudo ser la Gastón Acurio de la industria del cine de terror.  Lástima.  Esperemos que la próxima dé en el clavo.

Anuncios

Stoic Studio, The banner saga

In .Inicio, Crítica on 24 octubre, 2014 at 8:46 PM

godstones

Creo que es la primera vez que voy a comentar un juego de computadora en este blog.  Se trata de The banner saga, una obra de arte maestra de Stoic Studio.  Me lo compré en Steam apenas salió, básicamente porque el trailer que lo promocionaba me llamó muchísimo la atención.  Se trata de un proyecto que fue colgado primero en Kickstarter (por si no lo sabes: una web en el que cuelgas un proyecto y por medio de un proceso accedes a donaciones de personas que se interesan en él) y que consiguió lo que necesitaba para desarrollarse.  Estaba tan bien planteado y los desarrolladores vendieron tan bien su producto que levantaron más de US$700 mil, cuando solo pedían US$100 mil.  Y es que el proyecto se veía harto prometedor por varias razones.

La principal, creo yo, es el arte.  Los dibujos son increíbles y por momentos me hacían acordar a las películas de Disney de los años noventa.  No sé quién es el artista detrás de estas animaciones, pero son impecables en todo momento: Cuando hay una batalla, cuando se está mostrando una transición, cuando se muestra a dos personajes conversando… No es como cualquier otro juego, en el que se ha creado el elemento del personaje como un objeto gráfico que luego colocan en distintas posiciones y situaciones (como, digamos, Batman en Arkham Asylum).  Aquí han animado por separado cada elemento para cada situación.  Claro, cada vez que Rook golpea con su hacha, siempre lo va a hacer igual.  Pero es un movimiento distinto al movimiento que hace Iver cuando él golpea con *su* hacha.  Las animaciones son geniales y es algo a lo que los desarrolladores de juegos de hoy en día ya no nos tienen acostumbrados.  Es muy refrescante que Stoic Studio decidiera hacerlo.

pic4

Segundo, la historia misma.  Stoic Studios se manda con una historia realmente profunda y emotiva.  No es el típico juego de matar y avanzar, porque aquí tus acciones tienen consecuencias.  Aquí cada muerte te duele, porque los soldaditos con los que avanzas tienen historias por sí mismas.  Hay un personaje en especial que necesariamente tiene que morir, pero que dependiendo de las decisiones que tomes, morirá antes o después a lo largo de la historia.  Su introducción no toma mucho, pero es tan efectiva y tan clara, que cuando llega el momento realmente te da pena.  Claro, esto sin el arte del que hablaba en el párrafo anterior no funcionaría, porque las expresiones de los personajes también aportan.  Ahora bien, por momentos caen en clichés (el vagabundo que resulta que era noble, el guerrero abusivo que resulta que era el bueno, etc.).  Pero no importa.  Todo está tan bien contado que no molesta.

Tercero, las decisiones tienen consecuencias.  Si has jugado The walking dead, ya debes estar familiarizado con el concepto.  Pero esto es diferente.  Es mucho más complejo, por varias razones.  Para empezar, la historia va por dos lados en paralelo.  Primero te cuentan lo que pasa con un gran ejército y las decisiones que vas tomando tienen que ver con el avance de esta gente a una ciudad al norte.  En el proceso las cosas se complican y hay varias decisiones que debes tomar.  Como es un gran ejército, las consecuencias a tu sobrevivencia no son mayores.  El problema viene cuando arranca el segundo episodio y ya no estás manejando ese ejército, sino un grupo de aldeanos que están huyendo del conflicto en el otro lado del continente.  Esta gente, dirigida por un cazador -o sea, no es un líder y no pretende serlo-, pasan hambre y frío y son constantemente atacados y tienen que sobrevivir como mejor puedan.  Las decisiones que tomes con ellos sí son de vida o muerte.  Y aquí el detalle genial: Las decisiones que tomaste cuando manejabas al gran ejército tienen consecuencias a este grupo de sobrevivientes, que son en buena medida los que terminarán decidiendo el resultado de la guerra.

pic4

Cuarto, las batallas.  Éstas son por turnos y con un tablero táctico.  Ok, nada nuevo por ahí.  Pero ése no es el punto.  Aquí el detalle nuevamente son los personajes.  Cada uno de los guerreros que controlas y que entran a batalla tienen su propio nombre y su propia historia, lo que dicta a su vez que cada uno tenga un estilo distinto que pelear.  Aquí no hay “clases” o “rangos”.  Lo que hay son personas, cada una de las cuales está peleando lo mejor que puede.  En algunos casos estamos controlando guerreros con entrenamiento y con movimientos precisos.  En otros estamos controlando a gente que solía dedicarse a la agricultura o la ganadería y que se está viendo en la obligación de pelear para sobrevivir.  Esto se refleja en las pequeñas animaciones que son los golpes y en sus stats.  Planear este juego debe de haber sido un trabajo de hormiga, pero retribuye en una experiencia completamente distinta.

Y el final… Dios mío, el final es terriblemente emotivo.  Mucho más potente que muchas películas épicas de fantasía que he visto en los últimos años.  Muy buen trabajo.  Muy recomendable.

(Dibujito de arriba: http://kiltedanimator.blogspot.com/)

Charles Huamaní, Historias de guerrilla Z

In .Inicio, Crítica on 10 octubre, 2014 at 3:10 PM

Nixinox

Historias de guerrilla Z debe ser el primer libro de verdad escrito en el Perú por un peruano publicado en el Perú y que narra un apocalipsis zombie ambientado en el Perú.  Está escrito por un médico cirujano y hasta donde puedo ver ésta es su primera obra literaria, aunque ya ha publicado textos académicos.  La presentación es impecable, como ya nos tiene acostumbrada la Editorial Altazor.  La ilustración de la portada es insuperable y en general la impresión es muy buena.  Todo bien.

Pues bien, yo tengo dos problemas con este libro.  Primero, es demasiado corto.  Tiene poco menos de 100 páginas y deja muchas historias en el aire.  De hecho, cada capítulo es bastante corto, por lo que hace poco más que introducir una situación, los personajes y lo que sucedió, pero no se mete muy profundo.  Segundo, es un claro “homenaje” a World War Z.  Habiendo dicho esto debo añadir que Historias de guerrilla Z está muy bien escrito, es muy creativo en presentar situaciones nuevas a un género que ya está sobre explotado (el del apocalipsis zombie) y que los diálogos son bastante convincentes, en el sentido en el que cada personaje tiene su propia voz.

Veamos.  Este libro incluso pareciera que pretende existir en el mismo universo que World War Z, algo que no tiene nada de malo.  El problema es que el genial autor de ese libro, Max Brooks, prácticamente se ha inventado una forma propia de contar la historia: Cada capítulo es una entrevista a un personaje distinto que sobrevivió la epidemia zombie.  De a pocos y a través de estas entrevistas (cada una de las cuales es totalmente distinta a las demás: una es a un piloto de helicóptero, otra es a un médico clandestino, otra es a un funcionario israelí…) uno se va enterando cómo es que la epidemia se apoderó de todo el mundo, de cómo se pretendió luchar contra los zombies y de cómo finalmente la humanidad vence.  En este enlace comento la película de Brad Pitt que pretende adaptar el libro y en este otro enlace comento otro libro de Max Brook que expande el universo que creó en World War Z.

Aquí el problema es que cada capítulo de World War Z es prácticamente una obra completa.  Recorre la situación, presenta al personaje, explica exactamente qué es lo que pasó.  En cambio, en Historias de guerrilla Z, cada capítulo es apenas una introducción a algo que podría haber sido genial, pero que se queda ahí.  Insisto en que aun así me entretuvo, porque sí cumple en presentar situaciones y personajes novedosos.  No obstante, siento que se pudo hacer mucho más.

Hay un detalle adicional que me llama la atención de Historias de guerrilla Z: Es optimista.  Mientras que World War Z es pesimista e se apoya en el hecho de que el ser humano es egoísta y ambicioso y que por eso se da la catástrofe, el libro de Huamaní es, por el contrario, positivo.  Apela a que el ser humano (o el peruano, por lo menos) es bueno y creativo y valiente y solidario.  Y que a la hora de la verdad, sale lo mejor de él.  En ese sentido, es un quiebre total de la obra de Max Brooks.  En lo personal no me disgusta, porque Huamaní lo argumenta bien y lo justifica de una manera satisfactoria.

Aún así es un libro histórico, como dije al comienzo.  Es el primer libro peruano de verdad de zombies.  Eso por sí solo ya es un mérito.  Además, me dejó con ganas de saber más del doctor Gutierrez y de toda la gente que se le une para luchar contra la amenaza zombie.  Sería chévere saber que Huamaní está preparando una segunda publicación y que esta vez será más larga.

(Dibujo de arriba: http://rustymunkey.blogspot.com/)