Mildemonios

Stoic Studio, The banner saga

In .Inicio, Crítica on 24 octubre, 2014 at 8:46 PM

godstones

Creo que es la primera vez que voy a comentar un juego de computadora en este blog.  Se trata de The banner saga, una obra de arte maestra de Stoic Studio.  Me lo compré en Steam apenas salió, básicamente porque el trailer que lo promocionaba me llamó muchísimo la atención.  Se trata de un proyecto que fue colgado primero en Kickstarter (por si no lo sabes: una web en el que cuelgas un proyecto y por medio de un proceso accedes a donaciones de personas que se interesan en él) y que consiguió lo que necesitaba para desarrollarse.  Estaba tan bien planteado y los desarrolladores vendieron tan bien su producto que levantaron más de US$700 mil, cuando solo pedían US$100 mil.  Y es que el proyecto se veía harto prometedor por varias razones.

La principal, creo yo, es el arte.  Los dibujos son increíbles y por momentos me hacían acordar a las películas de Disney de los años noventa.  No sé quién es el artista detrás de estas animaciones, pero son impecables en todo momento: Cuando hay una batalla, cuando se está mostrando una transición, cuando se muestra a dos personajes conversando… No es como cualquier otro juego, en el que se ha creado el elemento del personaje como un objeto gráfico que luego colocan en distintas posiciones y situaciones (como, digamos, Batman en Arkham Asylum).  Aquí han animado por separado cada elemento para cada situación.  Claro, cada vez que Rook golpea con su hacha, siempre lo va a hacer igual.  Pero es un movimiento distinto al movimiento que hace Iver cuando él golpea con *su* hacha.  Las animaciones son geniales y es algo a lo que los desarrolladores de juegos de hoy en día ya no nos tienen acostumbrados.  Es muy refrescante que Stoic Studio decidiera hacerlo.

pic4

Segundo, la historia misma.  Stoic Studios se manda con una historia realmente profunda y emotiva.  No es el típico juego de matar y avanzar, porque aquí tus acciones tienen consecuencias.  Aquí cada muerte te duele, porque los soldaditos con los que avanzas tienen historias por sí mismas.  Hay un personaje en especial que necesariamente tiene que morir, pero que dependiendo de las decisiones que tomes, morirá antes o después a lo largo de la historia.  Su introducción no toma mucho, pero es tan efectiva y tan clara, que cuando llega el momento realmente te da pena.  Claro, esto sin el arte del que hablaba en el párrafo anterior no funcionaría, porque las expresiones de los personajes también aportan.  Ahora bien, por momentos caen en clichés (el vagabundo que resulta que era noble, el guerrero abusivo que resulta que era el bueno, etc.).  Pero no importa.  Todo está tan bien contado que no molesta.

Tercero, las decisiones tienen consecuencias.  Si has jugado The walking dead, ya debes estar familiarizado con el concepto.  Pero esto es diferente.  Es mucho más complejo, por varias razones.  Para empezar, la historia va por dos lados en paralelo.  Primero te cuentan lo que pasa con un gran ejército y las decisiones que vas tomando tienen que ver con el avance de esta gente a una ciudad al norte.  En el proceso las cosas se complican y hay varias decisiones que debes tomar.  Como es un gran ejército, las consecuencias a tu sobrevivencia no son mayores.  El problema viene cuando arranca el segundo episodio y ya no estás manejando ese ejército, sino un grupo de aldeanos que están huyendo del conflicto en el otro lado del continente.  Esta gente, dirigida por un cazador -o sea, no es un líder y no pretende serlo-, pasan hambre y frío y son constantemente atacados y tienen que sobrevivir como mejor puedan.  Las decisiones que tomes con ellos sí son de vida o muerte.  Y aquí el detalle genial: Las decisiones que tomaste cuando manejabas al gran ejército tienen consecuencias a este grupo de sobrevivientes, que son en buena medida los que terminarán decidiendo el resultado de la guerra.

pic4

Cuarto, las batallas.  Éstas son por turnos y con un tablero táctico.  Ok, nada nuevo por ahí.  Pero ése no es el punto.  Aquí el detalle nuevamente son los personajes.  Cada uno de los guerreros que controlas y que entran a batalla tienen su propio nombre y su propia historia, lo que dicta a su vez que cada uno tenga un estilo distinto que pelear.  Aquí no hay “clases” o “rangos”.  Lo que hay son personas, cada una de las cuales está peleando lo mejor que puede.  En algunos casos estamos controlando guerreros con entrenamiento y con movimientos precisos.  En otros estamos controlando a gente que solía dedicarse a la agricultura o la ganadería y que se está viendo en la obligación de pelear para sobrevivir.  Esto se refleja en las pequeñas animaciones que son los golpes y en sus stats.  Planear este juego debe de haber sido un trabajo de hormiga, pero retribuye en una experiencia completamente distinta.

Y el final… Dios mío, el final es terriblemente emotivo.  Mucho más potente que muchas películas épicas de fantasía que he visto en los últimos años.  Muy buen trabajo.  Muy recomendable.

(Dibujito de arriba: http://kiltedanimator.blogspot.com/)

Anuncios
  1. […] que es algo que debería hacerse y que vale la pena apoyar.  De ahí es que han salido joyas como este hermosísimo juego de computadora: The banner saga (sí, pues; los juegos de computadora también son cultura; supéralo).  O si no, este genial […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: