Mildemonios

Posts Tagged ‘Pride and prejudice and zombies’

Seth Grahame-Smith, Abraham Lincoln, Vampire Hunter

In .Inicio, Crítica on 30 julio, 2020 at 3:48 PM

Por unos años se puso de moda escribir esta clase de revisionismo histórico fantástico.  Por un momento fue divertido e innovador.  Pues bien, Seth Grahame-Smith puede haber sido el precursor de ese estilo.  Comenzó con Pride and Prejudice and Zombies, que está listada como una obra de él y de Jane Austin.  Como lo comento en este enlace, es una idea original (recontar toda la novela de Austin, añadiendo el elemento de la pandemia zombi, lo que termina explicando varios elementos de la historia original), pero no es tan bien ejecutada.  Por momentos es aburrida y repetitiva.

De hecho, eso va a ser algo que se repita a lo largo de varias de las obras de Grahame-Smith en mi opinión.  Tiene muy buenas ideas que suenan muy originales, pero que no son tan efectivamente ejecutadas.  Ése es el caso de esta su segunda novela, Abraham Lincoln: Vampire Hunter, aunque en menor medida.

Grahame-Smith había tenido éxito escribiendo no ficción.  Tiene un libro analizando la industria de la pornografía, tiene otro sobre Spider-Man, tiene otro sobre películas de terror.  Pride and Prejudice and Zombies es su primera novela, su primera publicación de ficción.  No obstante, lo mejor de la novela, que es la idea original que comentaba, no fue suya, sino de su editor, Jason Rekulak.

Rekulak es una figura un poco misteriosa.  En su página web dice haber sido el «escritor fantasma» de varias novelas exitosas, pero que la obra que está promocionando actualmente, The impossible fortress, es la primera novela que publica con su nombre.  Un «escritor fantasma» es alguien que escribe material que otro firma.  Como cuando una celebridad consigue un contrato para escribir un libro, pero no sabe ni conjugar verbos.  Llama a uno de estos «escritores fantasmas» que es el que al final termina realmente escribiendo el material.  Parte importante de ese trabajo es nunca revelar que lo hiciste, por lo que nunca sabremos qué ha hecho Rekulak.  No en el corto plazo, por lo menos.

Como sea, Pride and Prejudice and Zombies fue un éxito.  De hecho, le fue tan bien que por varios años se habló de una adaptación al cine con Natalie Portman.  Al final, la película se hizo, pero con un resultado algo mediocre.  Quizás se deba a que ese sentido del humor es muy difícil de transferir a un medio más visual.  Como sea, le dio paso libre a Grahame-Smith para publicar una segunda novela.  Ésa fue Abraham Lincoln: Vampire Hunter.

Nuevamente, la idea es original y prometedora.  La historia de Lincoln es recontada desde sus inicios hasta el final, incluyendo el elemento de los vampiros.  Todo lo que Lincoln hizo en la vida real está ahí.  No obstante, lo relaciona todo a una guerra que está manteniendo Lincoln y algunos colaboradores en secreto con un clan de vampiros que se ha instalado en los Estados Unidos y que quiere fundar ahí una nación de no muertos.

El estilo de esta novela funciona mucho mejor para Grahame-Smith.  Él escribe directo al grano, casi no usa figuras literarias.  En ese sentido, un libro que se supone que es un texto de historia funciona mucho mejor para lo que está queriendo hacer.

Otra lección que parece haber aprendido es alejarse del humor.  Supongo que en la primera novela estaba tratando de seguir a Max Brooks, máximo referente de la literatura sobre zombis.  The Zombie Survival Guide había salido en el 2003 y había sido un fenómeno.  Y World War Z salió en el 2006 y fue otro fenómeno aun mayor.  Entiendo que Grahame-Smith haya pretendido imitar su estilo, haciendo algo que se supone que es serio, pero que en realidad es cómico.  Con Lincoln, él se desvía y comienza a explorar con estilo propio.  El resultado es muy superior.

Más allá de todo eso, el personaje que crea para contar la historia, el Abraham Lincoln de esta novela, es muy bueno.  Tengan en cuenta que él no es realmente el personaje histórico.  Es un tipo con una misión que decide interpretar a un político respetable y honesto porque a escondidas está haciendo otra cosa.  Es como un Bruce Wayne para esconder a Batman.

Está presentado de una manera muy profunda.  Sus motivaciones, sus angustias, sus temores.  Todo está muy bien elaborado.  Sus amigos, su esposa, sus pérdidas.  Todo está ahí y es muy cautivante.  De las dos novelas de este autor, me quedo con Lincoln.  Y eso que soy más fan del género de zombis, que el de vampiros.

Seth Grahame-Smith, Pride and prejudice and zombies

In .Inicio, Crítica on 27 febrero, 2019 at 6:46 AM

Cuando fui a la Convención de Cómics de San Diego entré a una charla en la que hablaba Max Brooks, el autor de World War Z, indiscutiblemente el libro más representativo del género de zombis.  Al final hubo intervención del público y alguien le preguntó qué opinaba de Pride and prejudice and zombies, la novela de Seth Grahame-Smith.  Brooks dijo que era una idea novedosa, que había que promover que otros autores tuvieran ideas como ésa, que Grahame-Smith le caía bien… pero que el libro en sí no le parecía bueno.

No es que Brooks sea uno de mis ídolos, pero opino exactamente igual.

Pride and prejudice and zombies es básicamente el mismo texto que Pride and prejudice escrito por Jane Austin.  Lo único que hizo Grahame-Smith fue cambiar el contexto y algunas palabras.  Transcurre luego de una epidemia zombi, en una sociedad británica que se ha adaptado a la nueva situación.  Todo lo demás en la historia de las hermanas Bennet se adapta a eso.  Algunos elementos de esta adaptación son originales e interesantes.  Otros no tanto.

Por ejemplo, en el mundo de esta novela, los zombis confunden lechugas con cerebros.  De esta manera se les puede engañar fácilmente para que lo dejen a uno en paz y poder seguir con su camino.  Más bien, si esto es cierto, caray, qué buen negocio sería ponerse a sembrar intensivamente lechugas.  Sería la manera más fácil de estar a salvo en un momento de crisis como éste.  Éste es un detalle que es relativamente gracioso en su momento, pero que rompe con la continuidad de la historia.  Y no es tan gracioso como para que el sacrificio valga la pena.

Quizás lo más interesante del mundo que crea Grahame-Smith encima del mundo que describe Austin es la diferencia en los entrenamientos para protegerse de los muertos vivientes.  Aquí los hijos de las familias acomodadas son enviadas a Japón para aprender a defenderse.  Ahí aprenden artes marciales, el uso de la espada, etc.  No obstante, el padre de las hermanas Bennet consideró más útil enviarlas a China, no a Japón.

Esta decisión es fatal para ellas en esa sociedad conservadora.  Haber estudiado las artes de defensa en China las lleva a ser menospreciadas por otros miembros de la clase aristocrática.  La madre de las Bennet lamenta que, dado que estuvieron en China, conseguirles marido es más difícil.

Detalles como éste hacen que este libro no termine de ser malo.  Pero no es bueno, tampoco.  Si no habías leído el original de Jane Austin, quizás incluso te guste.  No obstante, el valor agregado de Grahame-Smith no es mucho más que simplemente la idea original.  Brooks tiene razón, es un buen tipo, tuvo una buena idea, hay que apoyarlo.  Pero éste no es un libro recomendable.  Quizás si eres fanático del género.  O de Jane Austin.

Comentario aparte tiene la película.  Cuando se anunció que se haría esta película, hubo mucha expectativa.  Inicialmente Natalie Portman se suponía que interpretaría a Elizabeth Bennet.  Cuando Portman se retiró del proyecto, se rumorearon varios posibles reemplazos, entre los que estaban Emma Stone, Rooney Mara y Mila Kunis.  Al final se decidieron por Lily James, que para entonces era algo conocida.  Había salido en Downton Alley y en varias otras películas, pero no era conocida como una actriz de acción.

Como sea, la película trata de arreglar varios de los problemas de la historia de la novela, pero no logra cerrar el círculo.  Además, tiene un serio problema.  Mientras que la novela tiene un sentido del humor bien claro -es difícil que alguien termine esa novela y crea que alguien la escribió en serio-, la película opta por un sentido del humor que está en el borde y que no llega a estar claro.  Por ejemplo, la escena final del zombi dirigiendo a un ejército de muertos vivientes hacia un castillo británico… ¿se supone que es gracioso? ¿O se supone que debe darnos miedo? Porque no logra ninguno de los dos objetivos.

Como sea, Grahame-Smith ha continuado su carrera como escritor y mejoró mucho.  Por otro lado, el mundo de Pride and prejudice and zombies también se expandió con más publicaciones: Una precuela y una secuela.  Ambas fueron escritas por Steve Hockensmith, un autor con varios libros publicados, pero con una línea algo inconstante.

El mismo Grahame-Smith saltó a la fama con su libro.  Luego ha sido productor de películas y no le va nada mal.  Y todo por este libro que no es bueno, pero que surgió de una buena idea.  Qué curioso.