Mildemonios

Michael A. Stackpole, Star Wars: The New Jedi Order – Dark Tide I: Onslaught

In .Inicio, Crítica on 22 abril, 2020 at 5:28 PM

Alguna vez tuvimos una franquicia llamada Star Wars que contaba con cómics, películas y hasta una serie de novelas.  Se sacaron tantas que el universo descrito en esas novelas se complicó mucho.  Así que George Lucas decidió que debía poner un poco de orden.  Convocó a su rancho a un grupo de autores y les dio el encargo de escribir entre todos una saga que pusiera orden.  Que matara a algunos personajes, que cambiara el enfoque, que introdujera una nueva amenaza.  El resultado fue la saga New Jedi Order.

La saga en general es muy buena.  En un futuro en el que los rebeldes ya ganaron y tomaron el control de la galaxia, aun quedan fuerzas imperiales que están organizadas en algún rincón, contra los que aun hay conflictos y los jedis se están reorganizando, aparece una nueva amenaza.  Se trata de los Yuuzhan Vong, una sociedad de guerreros invasores que se apoyan en el desarrollo personal y la manipulación genética, cuando los héroes que nosotros conocemos de Star Wars se basan en máquinas y tecnología.  Es un enfrentamiento militar, tanto como ideológico.  Bien escrito es genial.

Lo único que lamento de New Jedi Order es que es inconstante.  Algunas de las novelas son muy buenas.  Otras no tanto.  Dark Tide: Onslaught es una de las buenas.  De hecho, no debería sorprender si se considera que el autor es Michael A. Stackpole.

Stackpole es un nombre conocido en el género de la fantasía.  Comenzó escribiendo para juegos de computadora.  Y no cualquier juego.  Si tienes más de 40 años seguramente recuerdas los juegos Wasteland y Wasteland 2, que en su momento fueron muy originales.  Después participó en la producción de otros juegos, escribió novelas de franquicias como Battletech y la misma Star Wars.  Así que cuando es convocado por George Lucas para formar parte del grupo de escritores que generaría New Jedi Order, ya era alguien bien establecido.

La primera novela, Vector Prime, escrita por R. A. Salvatore (que comento aquí) es muy efectiva en definir el conflicto y en presentar a los personajes y en qué situación se encuentran.  No obstante, no es un libro particularmente emocionante y eso no necesariamente es un problema, porque no es su función serlo.  En cambio, Dark Tide es otro asunto.  Aquí Stackpole tiene que subir la apuesta.

En Onslaught la narración se divide, como suele hacerse en las historias de Star Wars.  Leia, su hija Jaina (Jedi en entrenamiento que ha descubierto ser una piloto sobresaliente) y Danni Quee (sobreviviente de la novela anterior que se ha hecho amiga de ambas) se van con fuerzas militares a hacerle frente a la amenaza directamente.  Mientras tanto, Luke Skywalker (que es el Maestro Jedi más poderoso por el momento y temido por los Yuuzhan Vong) y Jacen (gemelo de Jaina y si bien también es Jedi en entrenamiento, se encuentra cuestionándose el lugar de los Jedi en la sociedad de ese momento) se van a un planeta a estudiar a los Yuuzhan Vong de cerca.

Finalmente, el hijo menor de Leia, Anakin (que es un aprendiz de Jedi con muchísimo potencial y con una conexión directa a la Fuerza) y Mara Jade (esposa de Luke, ex asesina del Emperador, entrenada en la lucha con el sable, pero por el momento enferma con un mal que los médicos no pueden identificar) se van a Dantooine (que los fans duros de Star Wars recordarán que es mencionado en A New Hope) para alejar a Mara del conflicto y darle una oportunidad de relajarse y sanar un poco usando la Fuerza.

Todo eso está muy bien desarrollado.  Sobre todo los cuestionamientos de los tres jóvenes Jedis sobre cuál debe ser la función de los Jedis en este conflicto.  Algunas de las discusiones que tienen son bien profundas.  Por ejemplo, cuando Mara convence a Anakin de no usar la Fuerza para tonterías, como levantar una maleta.  La justificación que da es muy buena y se presta como metáfora de otras muchas cosas de la vida real.

De hecho, una trama más que se incluye es una misión que reciben dos Jedis, Corran Horn (siempre vestido de verde, como se le suele representar) y Ganner Rhysode.  El primero es maduro y chapado a la antigua.  Ganner, en cambio, es parte de la facción que opina que los Jedis deberían tomar el control.  Que ellos deberían ser más dominantes.  Durante la misión discuten y se revela mucho de una amenaza que vendría después.  Estos Jedis son unos soberbios.  Creen tener la obligación de ser autoridades y decidir por los demás.  Se burlan de la democracia y de la república.

Al final hay una batalla a la que convergen los distintos personajes en distintas partes de la galaxia.  Acción muy bien narrada y muertes muy bien tratadas.  Corran, habiendo matado a dos guerreros especiales, se gana la enemistad de uno de los comandantes Yuuzhan Vong.

Muy buena novela.  Stackpole sabe lo que hace y se nota que es una novela con intención.  O sea, busca explorar un tema y no tiene miedo de llegar a conclusiones concretas a través de lo que los personajes dicen.

  1. […] Alguna vez tuvimos una franquicia llamada Star Wars que contaba con cómics, películas y hasta una serie de novelas. (Seguir leyendo) […]

  2. […] espíritu original de la franquicia que la serie de novelas New Jedi Order.  Como ya lo conté en este enlace, se trató de un esfuerzo conjunto entre distintos escritores consagrados para entre todos contar […]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: