Mildemonios

Posts Tagged ‘star wars’

R.A. Salvatore, Star Wars: The New Jedi Order – Vector Prime

In .Inicio, Crítica on 21 febrero, 2017 at 4:31 PM

999363

Ya lo he comentado un par de veces en este blog.  Hubo un tiempo en el que todo lo que teníamos para saber qué había pasado después de que Luke Skywalker mató al Emperador era una serie de novelas que sacó la editorial Del Rey.  Algunas eran buenas, otras malas, otras muy buenas o otras para el tacho.  El problema era que todas eran parte del canon.  Entonces, si dejabas de comprar una o dos de las trilogías que sacaba tal o cual autor, de pronto retomabas y Han y Leia ya estaban casados o Luke ya tenía su propio aprendiz.  Fue recién en 1999 que Del Rey y Lucasfilms decidieron organizarse y sacar las novelas en paquetes coordinados.

El primero de estos experimentos fue la serie New Jedi Order.  La serie completa son 19 novelas escritas por 12 autores distintos.  Algunos de estos son desconocidos, pero otros eran nombres relevantes.  Por ejemplo, James Luceno venía de escribir guiones como el de la película The Shadow, que digan lo que quieran pero a mí me pareció excelente.  Troy Denning, por su lado, venía de ser co creador de Dark Sun, el juego de rol.

La primera novela de la serie, Vector Prime, es escrita por R.A. Salvatore, que no es un autor cualquiera.  Para cuando recibió el encargo, ya había estado escribiendo novelas para la franquicia Forgotten Realms con bastante éxito.  También había estado escribiendo su propia serie, Demon Wars.

En Vector Prime recibe el difícil encargo de iniciar toda una nueva etapa en el universo Star Wars.  Como contaba en el otro post, todo lo que él hizo para New Jedi Order hoy en día ya no es canon, por decisión de Disney.  Así que el único atractivo de esta novela es su contenido narrativo.  Que es, dicho sea de paso, como debería ser.

bbc4309aebf8640d2657bb741d2ed913

Vector Prime inicia varios años después de Return of the Jedi.  Incluso varios años después de Heir to the Empire (para los que saben a lo que me refiero).  Luke ya se casó con Mara Jade.  Han Solo y Leia ya tienen tres hijos, todos ellos en entrenamiento para ser Jedis.  Lando Calrissian ya es un empresario influyente en la galaxia. La Nueva República está en manos de un Senado que está en constante pugna política entre distintas partes.  Y de otra galaxia llega una amenaza: Una sociedad de reptiles que han desarrollado toda su tecnología con una base mucho más orgánica que mecánica, que es lo que nosotros vemos que usan nuestros héroes.

En ese sentido, el enfrentamiento entre los Yuuzhan Vong y la Nueva República es una confrontación a distintos niveles.  No solamente su tecnología es completamente distinta, sino que además ellos son dictatoriales.  Los Yuuzhan Vong son un imperio totalitario, en el cual el máximo honor es morir en batalla por el imperio.  Ellos ven la democracia que está queriendo crear la Nueva República y se ríen.  Para ellos es una señal de debilidad.

Toda es aparte de la novela ya es interesante en sí misma.  Salvatore le dedica mucho espacio al razonamiento de los invasores.  A explicar por qué piensan así y por qué desprecian a su enemigo y en particular a los Jedi.  Pero ése no es el jale de la historia.  De lejos lo mejor es la relación entre los personajes del otro lado.

Han Solo es padre de tres seres sobrehumanos capaces de las más asombrosas proezas.  Dos son adolescentes y uno es pre puber.  A ver cómo los crías.  Sobre todo si tomas en cuenta que eres un ex aventurero sin ataduras a nada.  La dinámica de la familia Solo Skywalker es muy muy muy interesante.

999363

Sobre todo porque los tres chicos, Jacen, Jayna y Anakin, tienen sus propios conflictos.  El principal tiene que ver con cuál es la relación entre el uso de la Fuerza y las habilidades que debe desarrollar un Jedi independientemente.  Por ejemplo, Jayna es una piloto sobresaliente.  Parte de eso tiene que ver con que ella naturalmente es buena piloteando naves, porque ha estado desde pequeña a bordo del Millenium Falcon.  Pero además tiene también que ver con que su aproximación a la Fuerza va por ese lado.  Jacen y Anakin discuten mucho sobre esto y no lo tienen claro.

En el universo de New Jedi Order, hubo una Academia Jedi que no funcionó completamente.  Luke ha estado pensando cuál es la mejor manera de preparar a la siguiente generación de Jedis, pero no lo tiene claro tampoco.  Al final decidió que la mejor manera es tener un modelo de un Maestro Jedi por un aprendiz.  Esto hace que todo sea más lento, pero más seguro.  Sin embargo, por el otro lado permite que cada Maestro Jedi se dispare por su lado.  En la novela muestran casos de Jedis que están haciendo básicamente lo que creen que es lo correcto, sin coordinar con nadie.  Aquí no hay Consejo Jedi ni nada que se le parezca.  Luke está pensando en iniciar uno, pero Jacen le insiste en que eso es un error.  En que la Fuerza se encargará de indicarle el camino a cada uno.

Todo esto está muy bien desarrollado.  Salvatore es muy bueno para presentar estas discusiones y debates y confusiones.  Lamentablemente la parte de la acción es un poco deficiente.  No es que moleste, pero no es completamente convincente.  Quizás es demasiado detallada, pero no me pareció bien narrada.

El legado de Leia

In .Inicio, Crítica on 6 enero, 2017 at 3:32 PM

port01

Una vez más voy a llegar tarde a la fiesta, pero recién tengo tiempo para comentar esto.  Como todos los que están leyendo esto seguramente saben, Carrie Fisher, la actriz que interpretaba a la Princesa Leia en las películas de la franquicia Star Wars falleció recientemente.  Dejemos de lado la conflictiva vida que tuvo esta actriz, su adicción a la cocaína y otros detalles.  Centrémonos en el papel por el que más la recordaremos, el de la princesa Leia Organa Solo.

Y es que me llama la atención que varios de los lamentos por la partida de la actriz hayan pasado por reconocer una especie de carga feminista que tenía el personaje de Leia.  En varios memes he leído variaciones del siguiente mensaje: “Adios a Leia, la princesa que no necesitaba ser rescatada”.  Y como frase para un meme pasa, pero para un verdadero fan de Star Wars no.  Un verdadero fan de Star Wars sabe que sorry muchachos, pero Leia sí necesitaba ser rescatada.  Y no una, sino varias veces.

Vayamos en orden.

Primero, muchos han olvidado que en la primera película en la que la vemos, A New Hope, lo primero que la vemos hacer es reconocer que la han capturado y…pedir ayuda a alguien más.  O sea, se fue de rebelión en su nave diplomática privada con unos planos robados y en vez de ella hacer algo al respecto, algo pasó en el camino y el Imperio la captura.  Puede ser por lo que quieran: Su nave no es tan veloz, alguien la traicionó, etc.  El hecho es que la capturan.  Y reconociendo su derrota, lo que hace es pedirle a alguien más que termine su misión.  Es decir, sí es una princesa que necesita que otro termine su chamba.

Segundo, efectiva y concretamente Leia tiene que ser rescatada.  Está siendo interrogada por Darth Vader y está encarcelada ni más ni menos que en la mismísima Estrella de la Muerte que será la causa del aniquilamiento de su hogar (Alderaan es el primer planeta que vuela en mil pedazos gracias a la nueva super arma del Imperio, por si no lo recuerdan… tremenda humillación para la princesita rebelde).  Es algo así como que te me rebelaste, ahora vas a ver.  Y zas, te castigo a ti, a tu familia y de paso a todo tu maldito planeta.

En ese contexto en el que más bajo no puede caer, tiene que ser rescatada.  Y ni siquiera es rescatada por lo mejor que tiene que ofrecer la Alianza a la que pertenece.  Es rescatada por un granjero chiquillo, por un pendenciero contrabandista, una bola de pelos y un viejito que alguna vez fue héroe de guerra, pero que aún no lo supera.

port01

Tercero, como princesita rebelde que es, sabe disparar, sabe columpiarse, sabe utilizar cañones desde fragatas corellianas, etc, etc.  Listo.  Pero cuando llega a su base en Dantooine, ¿qué es lo primero que hace? Nuevamente pone su vida en manos de otros, al confiar en unos pilotos que usen un plano que le consiguió otra chiquilla con problemas con figuras de autoridad.  Pero ok, digamos que Leia tiene como papel ser política dentro de la trama -una idea que en Legends se desarrolla mucho mejor que en la continuidad oficial actual-… igual su vida está en manos de otros.

Cuarto, al inicio de la siguiente película (Empire Strikes Back) la tenemos organizando la resistencia en el planeta Hoth. ¿Y qué es lo que sucede a continuación? Que por irresponsable (no hay otra palabra… a pesar de que le dijeron que se vaya se queda hasta el finalcito) debe ser rescatada (res-ca-ta-da) por Han Solo o exponerse a ser atrapada por Darth Vader otra vez.  Cualquiera ya habría aprendido la lección, pero no ella.  Leia no parece ser alguien que mida adecuadamente los riesgos.  El punto es que con las justas se sube al Millenium Falcon piloteado nuevamente por el mismo pendenciero contrabandista, ni más ni menos.  Y su bola de pelos.

Quinto, la nave se malogra y debe ser rescatada nuevamente.  Ella y toda la tripulación, pero rescatada es el término correcto.  Y son rescatados todos ellos por un amigo de Han Solo, otro pendenciero oportunista, Lando Calrissian.  Él les da refugio, aparentemente los ayuda, pero termina por traicionarlos.  Leia nuevamente es capturada por Darth Vader. ¡Otra vez!

Sexto, ¿se rescata ella sola? Pues, no.  Pierde al hombre que ama y luego tiene el maravilloso plan de esperar a que su hermano la salve.  Pero no es Luke el que la rescata, sino Lando Calrissian, el otro pendenciero oportunista.  Otra vez es rescatada por alguien más.

Sétimo, como la princesita rebelde irresponsable que es, se lanza a rescatar al hombre que ama sin un plan completo y por supuesto que es capturada otra vez.  En esta ocasión -al inicio de la siguiente película Return of the Jedi– no es capturada por el Imperio (que ya debe de estar cansado de tenerla en sus garras), sino por el líder de una mafia, Jabba The Hutt.  Y no solo la captura, sino que la humilla vistiéndola de esclava y exhibiéndola en una secuencia que inició sexualmente a media generación.

port01

Octavo, de esta lamentable situación no se escapa sola, sino que es rescatada por un esfuerzo conjunto de Han Solo, Luke, R2-D2 y mayormente la suerte (o como la conocen en ese universo, la Fuerza).  De haber estado ella sola abandonada no se habría podido escapar, así como no se habría podido escapar de la Estrella de la Muerte o de Bespin.

Noveno, cuando es el asalto final a la segunda Estrella de la Muerte, la Batalla de Endor, Leia no se puede quedar sentada con Mon Mothma y los demás líderes políticos de la Alianza.  No.  Siendo la princesita rebelde que sabemos que es, se va a participar activamente de la batalla.  Y en el proceso por supuesto que es capturada por los Ewoks.  Los nativos del planeta Endor en el que se encuentra el generador del campo de energía que deben destruir.  En esta oportunidad no es rescatada por Han Solo (a quien se van a cocinar) o por Luke Skywalker (que también está amarrado) sino por el más ridículo de los personajes, C-3PO.  Esto es casi casi tan humillante como ser rescatado por Jar Jar Binks.

Décimo, en el proceso de atacar a la base imperial en el planeta Endor nuevamente Leia es capturada por soldados imperiales.  Y en lo que parecía el final de una emboscada, la tortilla se voltea cuando los Ewoks entran a la acción.  Así que en cierto sentido, Leia es rescatada por una raza primitiva de guerreros peludos.

Así que no.  Leia no era una mujer fuerte que no necesitaba que nadie la rescate.  De hecho, un repaso veloz indicaría que era una irresponsable rebelde que no medía sus acciones y que necesitaba ser rescatada constantemente.  Una y otra y otra vez.

Lo que no quita que Carrie Fisher haya sido excepcional interpretándola y que se merezca todo el respeto y el homenaje que le podamos hacer, por supuesto.

(Dibujito de arriba: http://starwars.com)

Gareth Edwards, Rogue One

In .Inicio, Crítica on 19 diciembre, 2016 at 11:06 PM

port01

Nuevamente es bastante probable que esté llegando tarde a la fiesta, pero igual quería escribir algo sobre la nueva película de Star Wars.  Y recién tengo tiempo de hacerlo, así que aquí algunos detalles que me parecen relevantes.  No tiene spoilers, a menos que hayas estado viviendo bajo una roca en los últimos veinte años.

1. Es quizás la película más adulta de Star Wars que hemos visto hasta ahora.  Éste era un asunto que me molestaba bastante de The Force Awakens: No solamente que tuviese una trama tremendamente infantil (con las coincidencias cósmicas y los personajes que están jugando a ser héroes, algo que comento en este otro post), sino que además mostraba a los personajes con los que hemos crecido tampoco han madurado.  Han Solo sigue siendo un irresponsable contrabandista, Leia sigue siendo una rebelde contestataria, Luke sigue siendo un inseguro aprendiz de místico.  Esto quizás no moleste mucho al espectador casual, pero sí a aquellos que hemos leído los libros del universo expandido (algo que comento en este otro post).  En esas novelas (que ahora no son parte de la continuidad oficial) que salieron entre que se estrenó Return of the Jedi y que por fin salió The Phantom Menace se fue construyendo entre varios autores la vida adulta de estos personajes.  Ahí pudimos ver cómo Luke se casaba, cómo Han y Leia tenían hijos, cómo Lando se establecía como empresario formal, etc.  Los vimos crecer mientras nosotros mismos crecíamos.  Con The Force Awakens se tiraron para atrás y dijeron “¿saben qué? No sé ustedes, pero estos patas nunca maduraron”.

Esto puede que haya funcionado en el mundo pre-Stan Lee.  Pero hoy en día, desde Harry Potter hasta Spider-Man han ido creciendo con los lectores.  Peter Parker se casó con Mary Jane, intentaron llevar una vida de pareja madura, se separaron, etc.

En Rogue One no vemos nada de eso.  Todos los personajes principales son nuevos… Pero son adultos.  No son los chiquillos irresponsables de A New Hope o los aventureros divertidos de Clone Wars.  Estos son tipos duros que han sufrido en la vida y la han tenido difícil.  Son personajes maduros, fríos, calculadores.  Uno de ellos justifica asesinato por lo que ha pasado desde que la rebelión se inició.  Y el otro termina también justificando asesinato.  Ésta no es una película para toda la familia.  Ni qué decir del hecho de que los personajes principales son terroristas hechos y derechos.

Creo que este detalle pone a esta película encima de otras varias de la franquicia.  Por encima de The Force Awakens de todas maneras.  Y antes de que me digas que ésa es así para captar a una nueva generación te respondo lo que decía el autor Roald Dahl sobre estas cosas: Los niños no son idiotas.  No los trates como tal.

2. Un detalle que se había comenzado a perder en las películas desde Return of the Jedi y que en The Force Awakens ya simplemente tiraron por la ventana es la idea de que los personajes son seres humanos con imperfecciones y que no todos en esta vida lo pueden hacer todo.  En A New Hope y en Empire Strikes Back quedaba claro que cada uno de los personajes estaba incompleto y que necesitaba de un equipo para poder alcanzar sus objetivos.  Ben Kenobi y Luke necesitan de Han Solo y Chewbacca para poder huir de Tatooine.  Leia necesita de ellos para poder escapar de la Estrella de la Muerte.  Han Solo necesita la ayuda de Lando para poder reparar su nave.  Como que luchar contra el Imperio es un esfuerzo en conjunto, no una acción individual.

En Return of the Jedi eso está presente, pero en menor medida.  Ahí Luke se baja él solito al Emperador y a Vader.  Claro, manipulando a su padre, pero él solito es el que causa toda la debacle allá arriba.  Con la nueva trilogía esto se va perdiendo, pero en fin, puede ser, porque en esas tres películas prácticamente todos son Jedis.  Qui Gon y Obi Wan se bajan solitos a toda una estación de droides en los primeros minutos.  Y no necesitan más.  Son Jedis.

Al inicio de Revenge of the Sith pasa lo mismo.  Anakin y Obi Wan se bajan ellos solitos a todo un crucero lleno de droides para poder rescatar al Senador Palpatine.  Total.  Son Jedis.  Si los Jedis caen no es porque no puedan arrasar ellos solitos a tropas enteras (aunque en Attack of the Clones están inexplicablemente al borde de la derrota, algo que yo califico como inconsistente si los hemos visto hacer todo lo que han venido haciendo por película y media), sino porque alguien los ha manipulado para que se ataquen entre ellos.

38e370ec8481350ca1dfd2c408727a85

En The Force Awakens ya patean el tablero y nos dicen que por último, todos son todo.  Así de alucinantes y de indestructibles son los personajes ahora.  Total.  Así Poe Dameron es espía extraordinario, el mejor de los pilotos, un comando de batalla, un líder carismático, comediante, etc, etc.  Lo es todo.  No necesita de nadie.  Igual con Rey, con Finn, etc.  Todos son todo cuando la trama lo requiere.  Uy, de pronto necesitamos que Finn sea un esgrimista profesional.  Nunca ha usado un sable láser, pero qué importa.  Ya pagaste tus 20 soles para entrar a la sala de cine, a estas alturas no te vas a poner a cuestionar.  Y de pronto, zas, es casi casi el zorro con la espada.

En Rogue One viran completamente al extremo opuesto.  Aquí nadie la hace solo.  Todos se necesitan mutuamente.  Esto queda mucho más claro en la secuencia final de la película.  Si cada uno de los miembros de la célula terrorista Rogue One no habría respondido a lo que se le pide en los últimos minutos del filme, incluyendo la flota que los está cubriendo desde la órbita, toda la misión habría sido un fracaso.  Hasta el monje ciego tiene un papel importante en el proceso.  Genial.

Y Jyn, como heroína, está terriblemente incompleta.  Ella no es piloto.  Ella no sobresale en pelea cuerpo a cuerpo.  Ella no es amena.  Su mayor activo es ser hija de alguien importante y hablar bonito.  Listo, eso es básicamente todo.  Me parece que esto es mucho más cercano al planteamiento original del universo Star Wars.

3. Disney sabe cómo sacarle el jugo a una franquicia.  Con Star Wars está replicando en buena medida lo que hizo con Marvel.  Está contando la historia principal con Episodio VII (The Force Awakens) y los dos siguientes episodios de esa línea.  Con ésas no puede jugar, así como no se las jugó con Avengers I y Avengers II.  No obstante, para que una franquicia como ésta siga viva y esté vigente y no aburra, debe estar probando cosas nuevas.  Ir viendo cómo pueden innovar para darle al público lo que sabe que quiere, pero de vez en cuando darle algo nuevo inesperado.

En Marvel podríamos decir que Guardians of the Galaxy fue precisamente eso.  Fue un experimento.  Nadie esperaba que fuese el éxito que fue y gracias a que James Gunn pudo estar a la altura del reto es que Disney prepara cómo sacarle el jugo.  En Star Wars etapa pre-Disney la gente de Lucasfilms experimentaba fuera del cine.  Así tenían comics, novelas, juegos de computadora y otros productos donde iban probando cosas nuevas.  Si funcionaban, se les ascendía a los proyectos cinematográficos.  Así la espada doble de Darth Maul es una réplica de la espada de Exar Kun, uno de los villanos de los comics Tales of the Jedi, por ejemplo.

En la era post-Disney tenemos la maquinaria de esta corporación funcionando de una manera distinta.  Rogue One es parte de la continuidad oficial, pero no es parte de la historia central.  En ese sentido se dan el lujo de probar cosas que no habíamos visto antes en las películas.  Por ejemplo, esa discusión de cúpula terrorista decidiendo si deben atacar o no es muy adulta y experimental para el universo Star Wars.

Otro detalle: Que no haya Jedis entre los buenos. ¿No es eso refrescante? Desde A New Hope hasta The Force Awakens hemos visto un incremento en el porcentaje de personajes con sensibilidad a la Fuerza dentro de los personajes principales.  En A New Hope apenas es Obi Wan y Luke incipientemente.  En Return of the Jedi ya tenemos más: Luke, Leia y Yoda.  Y en la última de la siguiente trilogía es ya básicamente todo el mundo: Anakin, Obi Wan, Yoda, Mace Windu, etc.  Es más, pobre Amidala que anda rodeada de telépatas sin serlo.

En Rogue One nadie es Jedi.  Ok, el personaje ciego (maestro Donnie Yen por interpretarlo… Solo él habría podido hacerlo creíble, creo) tiene probablemente sensibilidad a la Fuerza… o quizás no.  Nada de lo que hace podría no haberlo hecho el maestro de artes marciales de Kill Bill, incluso ciego.

Es una película bien experimental, lo cual yo celebro.  Con The Force Awakens (que es básicamente un festival de fórmulas conocidas y repetidas y clichés) pensé que la franquicia se iba al cacho.  Con Rogue One parece que aún hay esperanza.

bosma_wsj_snow_white_sketches

4. Al otro lado de la moneda… la fórmula de la princesa de Disney. ¿Se han dado cuenta? Rey en The Force Awakens es una niña inocente abandonada por sus guardianes en un planeta lejano y que luego resulta que ella es especial.  Como cualquier otra princesita de Disney.  En Rogue One tenemos a Jyn como una niña inocente abandonada por sus guardianes en un planeta lejano y que luego resulta que ella es especial.

Y otros muchos elementos de la fórmula Disney que en la franquicia de Marvel no podían meter, por que ahí la mitología ya está demasiado completa.  Ahí no pueden revelar misteriosamente que resultaba que Black Widow es hija de un rey o qué sé yo.  Ya todos sabemos quién es Black Widow y de dónde viene.  Y no es ninguna princesita.  En cambio en Star Wars sí hay huecos.  Lo suficientemente grandes como para meter su cuchara.

Cuando salió The Force Awakens comenté esto en Facebook y me dijeron que estaba volando.  En su segunda película está resultando que no estaba tan loco.

Pero en fin.  Aún así, éste es un detalle dentro de una gran película veloz y dinámica con un final muy bueno.  Qué buen final, señores.  Perfecto.  Después de Empire Strikes Back y de Return of the Jedi, Rogue One es mi película de Star Wars favorita.

Pero independientemente de mis gustos, me parece que ésta es la mejor hecha.

Lo que voy a extrañar del universo expandido Star Wars

In .Inicio, Crítica on 13 enero, 2016 at 3:04 PM

heir1

Cuando Disney compró Lucasfilms -y con eso, se hizo de la franquicia Star Wars-, no se tardó en anunciar que todo lo conocido como el universo expandido dejaba de ser canon.  Con esto se estaba comunicando que todas esas historias que habían sido escritas para cómics y para novelas y para cualquier otro medio que no eran las seis películas que hasta ese momento existían dejaban de ser parte de la continuidad oficial de Star Wars.

Para algunos esto era necesario, porque este universo expandido se había vuelto una locura.  Era muy complicado, con muchísimas historias y muchísimos personajes.  Si Disney quería hacer la franquicia más amigable, tenía que hacerlo.  Tiene sentido.

No obstante, en ese proceso se fueron de la continuidad oficial muchas buenas historias.  Hay dos líneas de productos que voy a extrañar.

Novelas de Timothy Zahn.  De estas obras ya he hablado en este post.  Fueron publicadas en un momento en el cual no había mucho universo expandido.  Un momento en el cual los fans estábamos muy interesados en averiguar qué había sido de nuestros personajes favoritos después de la destrucción de la segunda Estrella de la Muerte.

Como comento en este otro post, algún día voy a tener que escribir una reseña sobre estas tres obras.  Son buenazas.  Sobre todo la última.  Déjenme que les diga por qué.

Primero, por los personajes.  Por ejemplo, Zahn fue el que introdujo al Grand Admiral Thrawn, de quien seguramente has oído hablar en estas semanas como una sentida ausencia en The Force Awakens.  Pero ahí no queda la cosa.  También está Mara Jade, la asesina del Emperador, que es sensible a la Fuerza pero no es Jedi o Sith.  También están los hijos de Han Solo y Leia, Jacen y Jaina.  También está el líder de los contrabandistas Talon Karrde (que es uno de mis favoritos) y el Maestro Jedi Joruus C’Baoth.  Durante los tres libros cada uno de estos va evolucionando y termina siendo un personaje completamente distinto al que se presentó al inicio.  Por ejemplo, Karrde comienza siendo un cínico comerciante que justifica su apoyo a la Alianza como una acción rentable, pero termina siendo un idealista que toma riesgos por amigos o por conceptos como libertad o justicia.

TalonKarrdeReal

Segundo, desarrolla varios de los conceptos que son importantes para el universo Star Wars.  O mejor dicho, los desarrolla mucho mejor que en otros lados.  Por ejemplo, presenta una explicación biológica de qué es la Fuerza sin entrar a tonterías de midiclorians y sin dar demasiados detalles.  También brinda un asomo al mundo de los ejércitos de clones y de por qué ya no se usan, así como las complicaciones de contar con uno.  Ni qué decir del desarrollo de la importancia de la red de contrabandistas en el universo Star Wars y otros elementos que tienen que ver con el aspecto humano.

Comics Tales of the Jedi.  La editorial Dark Horse Comic en algún momento empezó a sacar miniseries de historietas escritas por Tom Veitch protagonizadas por una mancha de jedis cuando la orden todavía funcionaba a todo su potencial.  Cuando los jedis tenían sus naves y sus formas de hacer las cosas y sus templos.  En estos comics se muestra cómo podría haber funcionado el entrenamiento de los nuevos caballeros de la orden.  Y no es para nada como lo propone Lucas luego en Episodio 1.

En estos comics los maestros jedi tienen grupos de aprendices.  Y hay distintos temas en los cuales los caballeros jedi se pueden ir especializando.  Todo transcurre varios miles de años antes de Palpatine, pero muestra también el origen de los sith.

No solamente es chévere en mostrar cómo funcionaría la Orden Jedi, sino que además visualmente era mostra.  Veitch y el artista Christian Gossett muestran distintos estilos de jedi, distintas formas de ser jedi, distintas maneras de vestirse y distintas maneras de lucha.  De hecho, si bien casi todos usan el sable láser, no todos lo hacen.  Hay un maestro que pelea con su bastón (disculpe, se me olvidó su nombre) y también está Exar Kun, el jedi que cae al lado oscuro y que aprende a luchar con un sable doble, como el de Darth Maul.  Y esto fue años antes de Episodio 1.

exar-kun

Pero una de las cosas que más me gustaron de Tales of the Jedi son las relaciones entre los mismos caballeros de la Orden.  Acuérdense que esto salió después de las primeras tres películas, pero antes de Episodio 1.  Para entonces habíamos oído hablar a Luke discutir con Palpatine y Yoda acerca de cómo las emociones llevan al lado oscuro… Pero entonces, ¿cómo vivían estos patas? ¿Se les permitía ser amigos entre ellos? ¿Se les permite tener pareja y tener hijos? ¿Cómo es eso?

En Tales of the Jedi se explora eso y se propone una forma como los jedi pudieron haber vivido y caer al lado oscuro ocasionalmente y ser redimidos o ser cazados por los demás y las discusiones que tienen entre ellos y todo eso.  A mí, por lo menos, me sonó excelente y  muy convincente.  Si Episodio I hubiese ido por ese lado habría sido un hit.

Pero no.  Midiclorians y Jar Jar Binks nos tuvieron que dar.

Star Wars: The Force Awakens – Antes de irla a ver

In .Inicio, Crítica on 18 diciembre, 2015 at 5:37 PM

star-wars-force-awakens-official-poster-691x1024

Para muchos el evento cinematográfico del año es Star Wars: The Force Awakens, la sétima película de la saga que inició George Lucas.  Para que puedas disfrutar la experiencia al máximo -y en el hipotético caso de que hayas estado viviendo debajo de una piedra los últimos 20 años-, aquí algunos datos que te podrían ayudar a disfrutar mejor la película.

George Lucas ya se fue.  El creador de la franquicia, George Lucas, le vendió su empresa Lucasfilms y todos sus activos -entre los que estaban los derechos de propiedad sobre Star Wars y sus personajes- a Disney por US$4.1 mil millones en el año 2012.  Si eso te parece mucho, considera que en el 2006 Disney pagó US$7.4 mil millones  (o sea, casi el doble) por Pixar.  Pero no te sientas tan mal.  En el 2009 pagó US$4 mil millones por Marvel.

La principal razón por la que pagó tanto por Pixar es que para entonces esta empresa estaba haciendo una película exitosa al año.  Lucasfilms, en cambio, tenía un ratio mucho más bajo.  De hecho, sus últimas tres películas (las tres precuelas de Star Wars) habían dado un resultado muy decepcionante.

The Force Awakens es la primera película de Star Wars que no fue hecha por Lucas.

640255

La escribió Lawrence Kasdan.  O sea, el mismo guionista de The Empire Strikes Back y The Return of the Jedi.  La primera, A New Hope, la escribió el mismo Lucas.  No obstante, notarás varios trucos de este guionista en The Force Awakens.  Desde las sorpresitas sobre los pasados de los personajes hasta los planteamientos idealistas épicos para motivar a los protagonistas.

De hecho, te vas a cansar de los paralelos entre ésa y sus dos películas anteriores.  Pero sobre eso vendrá otro post en algún momento.

Es la primera de muchas.  Disney ha entendido que el negocio está en la generación de franquicias que se explotan en distintos medios.  Así, por ejemplo, tiene a Marvel generando personajes interesantes y populares en comics, que no son particularmente rentables.  Pero de ahí los toma para hacer películas, que después generan juegos de computadora, juguetes, series de televisión, etc.  En el centro de todo está la narrativa.  Como bien lo explica este artículo de The Economist, es un retorno al modelo original que tenía Walt Disney.

The Force Awakens es la primera de muchas películas que Disney tiene planeado lanzar.  Están las siguientes dos que completarían esta trilogía.  Además, hay una sobre los orígenes de Han Solo, otra sobre Boba Fett después de The Return of the Jedi y otra (que es la que más me emociona) sobre los pilotos del Rogue Squadron, la escuadra de élite que lleva los X-Wings a batalla.

Todo esto está interconetado y ni siquiera considera las series y las novelas y los comics.

Así que más te vale ir al cine con mente abierta, porque si no te gusta The Force Awakens estás fundido.

 

Finalmente, sobre Death Troopers

In .Inicio, Crítica on 20 agosto, 2013 at 8:47 PM

FTL_01jcrop2

Creo que ésta va a ser la última vez que estire tanto el comentario de un libro que he leído, por más chévere que me haya parecido.  Intenté separar el comentario acerca de Death troopers en tres posts: Uno sobre el aspecto de que ésta es una novela que transcurre en el mundo de Star Wars, otro sobre el componente zombie que tiene la novela y ahora pretendo comentar la historia y los personajes independientemente de esos dos factores.  Pero, ¿saben qué? Es mucha chamba.  Me canso.

En todo caso, comencemos con los personajes.  Death troopers, como toda historia de zombies que se respete, tiene de protagonistas a un grupo de sobrevivientes que no están particularmente entrenados para enfrentarse a la amenaza que tienen encima.  En este caso son dos muchachos que están siendo transportados en una nave prisión a su destino final: Un penal en un planeta lejano.  Su padre acaba de morir y ellos se han quedado tratando de sobrevivir en un entorno muy hostil.  Han heredado a los enemigos de su padre contrabandista.  Los guardias los maltratan.  En fin, todo lo que puede hacer que una epidemia zombie se vea como una salvación.

Pero ninguna historia de terror no está completa sin la joven idealista inocente.  En Death troopers la tenemos en la forma de una médico de familia acomodada que ha aceptado ser doctora de la nave prisión como forma de rebelarse contra lo que su familia espera de ella.  Claro, la pataleta le saldrá cara cuando la gente comience a morir y ella no pueda explicarlo.  Luego, cuando los cadáveres se levanten, ella no se espantará del hecho de que muertos vivientes vienen por ella, sino del aspecto oscuro del asunto.  Como explicaba en uno de los posts anteriores, los zombies en esta novela tienen un origen medio místico y eso es lo que le da miedo a la joven doctora.

Hay unos cuantos personajes relevantes más por ahí.  El oficial imperial desalmado, el criminal vengativo, etc.  Y un par de personajes cuya sola aparición son una sorpresa, pero que son relevantes para la historia y hacen que ésta gire en otra dirección completamente.

En general debo decir que: 1. Death troopers es recomendable para fans de los zombies y de Star Wars. 2. Me voy a conseguir la segunda parte apenas pueda. 3. No pienso escribir una reseña por partes como ésta nunca más en mi perra vida.

(Dibujito de arriba: http://adambaines.blogspot.com/)

Más sobre Death troopers

In .Inicio, Crítica on 7 agosto, 2013 at 9:21 PM

sketching 2

En  un post anterior comencé a comentar la novela Death troopers de Joe Schreiber.  Y ahí me enfoqué solamente en el aspecto de la novela que tenía que ver con el hecho de que transcurre en el universo Star Wars.  En este otro post quería enfocarme específicamente en el elemento zombie.  Después de todo, se trata de una novela del género zombie que casualmente transcurre en esa galaxia far, far away.

Schreiber se preocupa por describir un zombie que cumple con las reglas de un zombie clásico.  Es una amenaza que se transmite por mordida, el infectado muere y después es reanimado, etc, etc.  Sin embargo, hay algunas diferencias importantes.  Por ejemplo, el zombie en Death troopers no busca agarrar vivos para simplemente alimentarse.  Lo que pasa es que hay una especie de mente colectiva que está compuesta por todos los infectados y su objetivo en la vida es infectar cada vez más gente para crecer.  En ese sentido, usa a los cadáveres reanimados para expandir la infección.

Otro detalle importante es que estos zombies corren.  Sí, sí, ya sé que eso no es novedad desde 28 days later, pero Schreiber los pone de cierta manera que deja en claro casi siempre que se trata de cuerpos en decadencia, en descomposición.  Se preocupa de plantear situaciones en las cuales es realmente espantoso lo que está pasando.  En ir al detalle de lo que el personaje está viendo y con qué lo relaciona.  No es simplemente una descripción al detalle del gore del asunto.  Después de todo, uno de los personajes es una doctora y tiene experiencia abriendo cadáveres.  No le da miedo que uno e esos cadáveres se pare y la persiga.  No obstante, el aspecto de lo que le da miedo de todo el asunto no es que ella reconoce que hay una entidad malvada superior que podría estar en control de todo.  O por lo menos eso es lo que cree.

Un último aspecto chévere es que la infección afecta distinto a los distintos tipos de seres que hay a bordo.  A los humanos los convierte en básicamente zombies, pero a los wookies les genera un efecto distinto.  Y así con las demás.  De esa forma se introduce un elemento de incertidumbre más: Si no eres humano y eres mordido, no sabes si te convertirás en uno más o si tienes esperanza de soportar la infección.

Finalmente, hay una parte en la que nadie sabe qué es lo que está pasando a bordo de la nave, pero la gente está muriendo extrañamente.  Pero no solo eso, sino que los cuerpos están desapareciendo.  Schreiber no estira esta parte de la novela, pues sabe que los que la están leyendo están al tanto de que se trata de una historia de zombies y están esperando a que aparezcan y arranque el quilombo.  Pero además, en esa parte de la historia es que se balancean las cosas para que, a pesar de transcurrir en un escenario futurista, todo tenga sentido.

Me refiero a que en las películas hemos visto que en Star Wars la gente anda armada con blasters que serían bastante útiles en una epidemia zombie.  En esa parte inicial es que se equilibran las cosas para que la amenaza de los zombies sea más tétrica.

(Dibujito de arriba: http://dc-concept.blogspot.com/)

Joe Schreiber, Death troopers

In .Inicio, Crítica on 31 julio, 2013 at 10:42 PM

tower01

Hace un par de meses estaba de viaje y en una librería de aeropuerto vi en una esquina este libro que mostraba en la portada el casco de un Stormtrooper ensangrentado.  Le di un vistazo y descubrí que se trataba de una novela de zombies que transcurre en el universo Star Wars.

Come again? ¿Cómo es que recién en la primera década del siglo XXI a alguien se ocurrió juntar esos dos elementos en una sola historia? Independientemente de cuán buena es la novela, ya tenía ese detalle novedoso que me pareció genial, así que no me quedó otra opción que comprarme el librito.  No es muy largo y no era muy caro, así que normal.

Primero veamos Death troopers como una novela de Star Wars.  He leído varias de éstas antes de que saliera The phantom menace (película que me quitó todas las ganas de seguir leyendo sobre el universo Star Wars).  Hay varias que se mantienen por sí solas, como Splinter of the mind’s eye.  Pero también hay series de novelas, desde trilogías hasta series más largas.  De éstas la definitiva referencia son las tres escritas por Timothy Zahn: Heir to the empire, Dark force rising y The last command.  Algun día escribiré una reseña sobre estas tres, que son de lo mejorcito que he leído de ciencia ficción (sí, ciencia ficción dentro del universo Star Wars… Es posible…).

En todo caso, para ser una novela de Star Wars, Death troopers funciona bastante bien.  Para empezar, cumple con colocarse en un momento reconocible de la línea de tiempo de Star Wars.  No voy a entrar en detalles para no malograr una de las sorpresas más relevantes de la historia (que tiene que ver con uno de los prisioneros que son liberados de la prisión en la que transcurre la novela).

También cumple con explorar un aspecto del universo Star Wars que no ha sido mostrado en profundidad antes: El sistema penitenciario imperial.  Death troopers transcurre en una nave espacial que está llevando prisioneros a un penal definitivo.  La primera parte de la historia, previa al outbreak de la plaga que transformará a buena parte de la tripulación y de los prisioneros en zombies, muestra cómo es que funciona el sistema penitenciario del Imperio.  Esta parte no es muy larga.  Digamos que lo suficiente.  Y deja con las ganas de saber más.

Finalmente, incorpora elementos que conocemos del universo Star Wars, empezando por los mismos Stormtroopers y terminando en el sistema militar de oficiales déspotas que tantas veces hemos visto.  También hay asomos a las razones por las que habrá una rebelión que se levantará contra el Imperio (material de las películas A new hope, The empire strikes back y The return of the jedi).  También hay asomos a la cultura del contrabando que es tan importante en las películas (el origen de Han Solo, por ejemplo).

Así que en ese sentido, Death troopers cumple y es recomendable.  O sea, para los fans, digo.  Los fans de Star Wars.  Sobre lo fans del género de los zombies… Ése es otro rollo.

(Dibujito de arriba: http://tabletmonkey.blogspot.com/)

MilDNews N°177

In .Inicio, MilDNews on 26 febrero, 2013 at 3:02 PM

mdnbanner01

 

ENTREVISTA

En el siguiente enlace pueden ver la segunda parte de la entrevista resumida que Radio Dionisos me hizo. Esta entrevista fue realizada antes de la presentación de Albatros. Sobre la novela, conversamos sobre los personajes de la novela, en qué época está ambientada aunque hay personajes de otros momentos históricos, mi opinión sobre la ciudad en la que está situada, entre otras cosas.


EVENTO

Se puede encontrar el programa del III Congreso Nacional de Escritores de Fantasía y Ciencia Ficción en este post, el cual se realizó del 21 al 23 de febrero en la Casa de la Literatura. En este tercer congreso se trataron temas específicos sobre la narrativa de ciencia ficción y fantasía. También hubo presentaciones y venta de libros nacionales.


RANKING

Carlos Echevarría comenta en su blog que su novela El planeta olvidado ha sido mencionada como una de las óperas prima de los mejores libros peruanos del año pasado según la reseña que Elton Honores publicó en su blog. Entre los libros que se mencionan también se encuentran Maimine, el valle de los condenados de Benigno Palero y Viaje al pueblo fantasma de Jorge Mendoza Aramburú.


CRÓNICA

En el blog Glauconar Yue se comenta en un post la travesía que tiene que hacer el héroe en distintas historias donde tiene que atravesar y regresar de la muerte, según Joseph Campbell. Lo que se comenta aquí es cómo este arquetipo de héroe encaja sólo en algunas historias como Star Wars y cómo puede influenciar en la narrativa dependiendo de qué manera se adopte este arquetipo.


PRESENTACIÓN

Ediciones Orem ha publicado en su blog su Plan Lector 2013 donde informa las obras literarias que va a poner al alcance de sus lectores. Ellos le dan bastante importancia a las publicaciones nacionales pero también sus publicaciones de narradores clásicos. Se pueden ver varias colecciones de la editorial de libros como la Colección La Puerta Abierta, la cual es de narrativa de terror y suspenso, la Colección Narrativa que es de narradores peruanos, entre otros.


EVENTO

Elton Honores publica en su blog Iluminaciones un post sobre los miembros de cada mesa que participaron en el III Congreso Nacional de Escritores de Fantasía y Ciencia Ficción. Ahí comenta los trabajos de cada uno de los expositores y escritores. También menciona los lugares donde estudiaron, dónde y qué tipo de trabajo han publicado, si es crítica o literatura.


ENTREVISTA

Radio Dionisos me entrevistó días antes de la presentación de mi novela Albatros. He colgado los vídeos a Youtube y aquí comento que los he resumido porque tocan otros temas que serían interesantes en otro contexto. Aquí conversamos bastante sobre las circunstancias en las que se escribió Albatros y que finalmente influenciaron en la novela

Heraldo 03: El protagonismo en grupo

In .Inicio, Crónica on 13 enero, 2012 at 3:13 PM

Alguna vez leí que una de las razones por las cuales la primera película de Star Wars tuvo tanto éxito en 1977 fue porque manejaba adecuadamente el concepto del protagonismo en grupo.  Es decir, el protagonista principal no es necesariamente una persona, sino que lo es el grupo de personas que ves corriendo de un lado para otro, colaborando por momentos y discutiendo entre ellos, etc.  Esto se hace más evidente en las siguientes dos películas. ¿Es el protagonista personal de la saga Luke Skywalker? No necesariamente.  Hay quienes afirmarían que lo es Han Solo.  O incluso Darth Vader.  La verdad es que hay un equilibrio entre la importancia que tienen los tres “más principales” (Luke, Han y Leia) con sus soportes (R2-D2, C3PO, Chewie, etc).  Al final, el protagonista termina siendo un grupo de personas, que por momentos están juntos, por momentos separados y por momentos pareciera que se pierden.  Pero desde el comienzo hasta el final están ahí, interactuando.

El mismo criterio se aplica a otros productos mediáticos de masivo éxito intergeneracional.  Por ejemplo, la Liga de la Justicia (JLA). ¿Quién es el personaje principal de ese comic, serie de televisión o película? No lo es el correcto de Superman o el pragmático de Batman.  Tampoco lo es el excesivamente poderoso Green Latern o la exhibicionista de Wonder Woman.  El protagonista en la JLA es el grupo.  El mayor interés -por lo menos para mí- es la interrelación entre estos personajes que tienen que negociar sus posiciones en distintos momentos.  Las partes más memorables de, por ejemplo, Kingdom Come son las discusiones entre Superman y Wonder Woman o Batman. ¿O no?

Lo mismo pasa con The Goonies, por ejemplo.  O con Lord of  the Rings.  Y de hecho, con varias de las novelas de Isaac Asimov y de Michael Crichton, dos de mis autores favoritos.  Pero no solamente es un recurso bastante útil para cierto tipo de trama, sino que además sirve para que el lector se identifique mejor con la historia.  Si no te identificas con uno de los personajes principales, quizás te identifiques con otro.  Piensa en Star Wars, por ejemplo.  Quizás Luke no te genere mucha empatía, porque sacrifica demasiado o porque a partir de cierto punto de la historia es presentado como una especie de monje que busca el equilibrio.  Entonces quizás te sientas más a gusto con el impulsivo Han Solo.

Pero hay un detalle.  Introducir el protagonismo en grupo es complicado.  Y mantenerlo lo es más aún.  Para la novela que quiero publicar en el 2012 lo estoy tratando de hacer y es realmente un problema.  La necesidad de mantener un equilibrio entre los distintos personajes por momentos es un impedimento para que la trama fluya de la manera que habría querido que vaya o que los sucesos se den en la secuencia que me haría todo más simple y directo.  Por el otro lado, esta clase de obstáculos hacen que tenga que pensar salidas distintas, lo que a su vez, considero, me está llevando a plantear resoluciones más creativas.  Elementos que no habría introducido de otra manera y que creo que aportan mucho.

En El Heraldo en el Muelle el protagonista principal era claramente uno solo, el cual tenía dos personajes que lo acompañaban.  En El Heraldo en la Barca el protagonismo ya es más compartido, pero ahí lo que traté de meter fue más bien una transferencia de protagonismo.  Que el protagonista principal comenzaba siendo uno, para que luego termine siendo otro.  Eso resultó ser todo un reto, pero un rollo distinto y no estoy seguro de que me haya ligado.  Esta vez, para El Heraldo en la Casa, estoy experimentando con el protagonismo en grupo.  A ver qué sale.  Ya cuando salga me dirán si funcionó o no.