Mildemonios

Luigi Valdizán y Issa Watanabe, Las pequeñas aventuras de Juanito y su bicicleta amarilla

In .Inicio, Crítica on 15 abril, 2016 at 7:47 PM

batman-v-superman-poster-featuring-wonder-woman

Escondido para el ojo no entrenado está el hecho de que en el Perú se publica un montón de literatura infantil.  Desde los esfuerzos heroicos de las hermanas Paz hasta los experimentos exitosos de Javier Zapata, en los últimos años se ha estado produciendo un montón de material orientado para niños que recién están comenzando.  Y es importante comenzar este comentario con este detalle, al final verán por qué.

El libro infantil de tapa dura Las pequeñas aventuras de Juanito y su bicicleta amarilla es mucho más que solamente un libro.  Es básicamente la experiencia completa.  Y tomado cada uno por separado se puede concluir que es un producto genial.  Por ejemplo, las ilustraciones del libro son perfectas.  Son justamente lo que necesita la publicación para apoyar el texto.  El arte de Issa Watanabe es excepcional.  Muy bueno por sí solo.  O sea, más allá de que sea parte de un todo más grande, es apropiado para un producto infantil.  Son juguetonas y amenas.

WP_20160408_003

Otro elemento importante de la experiencia de Juanito es el CD que está incluido y que trae diez canciones.  Cada una de éstas se relaciona a una página en especial del libro.  En una esquina te indican que debes parar de leer, para poner el CD y escuchar la canción asociada.  Esto se supone que hace la experiencia mucho más completa.

La música también está genial.  Los responsables son Luigi Valdizán y Jorge “Awelo” Miranda.  El primero es el autor del libro mismo.  El segundo es del Colectivo Circo Band.  Pueden chequear su trabajo en su canal de Soundcloud.

En todo caso, de las diez canciones que hay en el disco, la mayoría son juguetonas y propicias para un libro infantil.  Por ejemplo, Hoy huelo mal y Mocos.  No obstante, hay un par que serán muy buenas a un nivel técnico y artístico, pero podrían resultar algo pasivas.

La experiencia de Juanito se eleva cuando el grupo musical a cargo del disco, Los Mocos, hace presentaciones en vivo para niños.  He ido a una de éstas y déjenme decirles que son perfectas.  La música que tocan ahí está algo distinta al disco.  Y el planteamiento de la presentación es poco menos que el show de unos rockstars para niños.  No lo digo en el mal sentido.  Los niños se alocan y se vacilan y se divierten mucho.  Al final del concierto, por supuesto, venden más ejemplares del libro y los autografían.  Y está bien, es su modelo de negocio.  Todos salen ganando.

WP_20160409_013

(Además de que los Mocos mismos claramente se divierten como locos en la presentación)

Finalmente está la obra de teatro.  En el centro cultural de la Universidad del Pacífico estuvo por un tiempo.  Ésta no la puedo comentar porque no la he visto, pero tuvo buenos comentarios.

Si bien es increíble que se forme todo un ecosistema de productos alrededor de un libro infantil y si bien es indiscutible que la calidad de estos productos es de primera, hay una pata de la cual cojea todo el Juanitoverso.  Y es que la historia misma de Juanito no es particularmente buena.  No es mala, tampoco.  Pero no es la gran cosa.

Por eso comenzaba comentando que en el Perú la literatura infantil ha avanzado un montón y se encuentra en un nivel en el cual nos podemos poner exigentes.  La historia misma que está contenida en el libro es muy imaginativa, incluye una fiesta de sapos que bailan y flores que hablan, pero es totalmente lineal.  Es una cosa después de otra hasta que zas, se acabó.  Y no, no me jueguen la carta Harry Potter de que esto es así de simple porque es para niños.  Chequeen los libros de las hermanas Paz.  Son para niños y están a su nivel, pero no son historias simplonas y lineales.  Plantean un problema, que es solucionado en el mundo infantil en el que transcurren.  Pero hay drama.

Aún así, el Juanitoverso es una buena propuesta.  El concierto es de lo mejor que he visto en años de espectáculos para niños.  Diría que el verdadero aporte de Luigi Valdizán es habernos hecho eso posible.  No dudo que haya niños que disfruten de la historia de Juanito en su bicicleta yendo al punto A y después al punto B y después al punto C.  Pero habría sido más paja si en el camino tenía que solucionar un problema o qué sé yo.

  1. […] Escondido para el ojo no entrenado está el hecho de que en el Perú se publica un montón de literatura infantil.  Desde los esfuerzos heroicos de las hermanas Paz hasta los experimentos exitosos de Javier Zapata, en los últimos años se ha estado produciendo un montón de material orientado para niños que recién están comenzando. (Seguir leyendo) […]

  2. […] mayor sentimiento encontrado del 2016: Como mencionaba en este otro post, Las pequeñas aventuras de Juanito y su bicicleta amarilla es un problema.  Este libro infantil […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: