Mildemonios

Posts Tagged ‘wyrd sisters’

Terry Pratchett, Witches abroad

In .Inicio, Crítica on 11 marzo, 2020 at 6:20 AM

Cuando uno lee las novelas de la serie Mundo Disco de Terry Pratchett se encontrará con que algunas son meros disparates -muy graciosas y creativas- y otras tienen un mensaje muy fuerte.  La primera de las novelas de Pratchett que me crucé con un contenido fuerte fue Equal rites, la tercera (que comento en este enlace).  Entre chiste y chiste aborda el tema de la discriminación de género.  Quizás hoy en día parezca insuficiente, pero hay que considerar que es una novela de 1987.  De hecho, es en Equal rites en la que introduce a las brujas de Mundo Disco.

Hasta entonces solo habíamos visto hechiceros hombres y guerreros y otros personajes típicos de novelas de fantasía.  Es aquí que mete a Granny Weatherwax, una bruja vieja pegada a las reglas y a las tradiciones.  Aunque, claro, la tradición de las brujas es pasarse por encima de las reglas.  Las brujas vuelven a aparecer en Wyrd sisters, que es una especie de burla del mundo narrativo de Shakespeare (y que comento en este enlace).

En esta oportunidad, Pratchett utiliza estos personajes para arremeter contra los clichés de los cuentos infantiles.  Y lo hace de una manera muy efectiva.  Básicamente critica a los que viven su vida siguiendo los códigos morales de un cuento infantil, como que por ejemplo la princesa termina siempre casándose con el príncipe.

En Witches abroad hay un reino que está siendo controlado por una tirana que utiliza todos estos clichés a su favor.  No obstante, para poder mantener el poder, tiene que dedicarle mucho esfuerzo a mantener las apariencias.  Verán, las apariencias son muy importantes en los cuentos infantiles clásicos.  El lobo es el lobo y va a ser el malo, nada más importa.  Los chanchitos van a ser las víctimas siempre, lamentablemente.  Y Lilith necesita que todo se vea como debe verse, para que el sistema funcione.

Por el otro lado, las brujas llegan.  Y ellas saben perfectamente cómo es que funciona este asunto.  De hecho, desde las novelas anteriores ya se contaba como ellas se valen de las apariencias y de los prestigios para obtener lo que quieren.  Por eso es tan importante andar con ese sombrero negro puntiagudo que anuncia quién es bruja.  Para que la gente las respete y les tenga miedo.

Esta novela tiene todos los elementos típicos de una obra escrita por Pratchett: Es ocurrente, graciosa, creativa, tiene personajes muy sólidos y diálogos que no solamente son hilarantes, sino además muy profundos por momentos.  Pero además, tiene una historia concreta y un muy buen final, algo que no todos los libros de Mundo Disco tienen.

Terry Pratchett, Moving pictures

In .Inicio, Crítica on 12 noviembre, 2015 at 12:23 PM

moving-pictures-2

Moving pictures es la primera novela de Terry Pratchett que no me gustó en lo más mínimo.  Para resumirlo en una oración: Me parece que se mete con un tema que no entiende, lo que se refleja en que sus típicas críticas y burlas son muy superficiales.

En Moving pictures Pratchett se mete con Hollywood.  Trata de replicar el mundo de Hollywood en su universo de fantasía, Discworld.  Para ello fuerza demasiado las cosas.  Por ejemplo, en Wyrd sisters se burla de Shakespeare, pero no fuerza las cosas.  Se cuelga de características de la obra de Shakespeare.  En ese sentido, Pratchett demuestra conocer muy bien al clásico autor.  Bien por él.  En Eric, en cambio, toma el modelo de la obra Fausto para burlarse de algo más: La burocrácia o la corporativización de las cosas.  También es genial, porque demuestra un dominio de la ironía.

En cambio, en Moving pictures se está burlando de Hollywood por burlarse de Hollywood.  Los personajes representan clichés del mundo de Hollywood.  Está el actor bueno para nada que representa a héroes excepcionales y que renunció a su carrera para dedicarse al cine, la actriz hermosa que es inútil, el comerciante desalmado que no sabe nada de cine pero que termina siendo el productor que toma las decisiones, etc, etc.

En la novela parte de la gracia es que Hollywood en realidad no es nada.  Es construida en cuestión de días de manera espontánea para aprovechar una invención del gremio de alquimistas.  Y que cuando se acaba la fiebre, desaparece también en cuestión de días.  Quizás ésa sea la parte más profunda.  No obstante, a diferencia de otras novelas de Pratchett, aquí no hay una historia sólida.  Hay muchos chistes puntuales y hay muchos paralelos con personajes o cosas de la vida real, pero quedan en eso.

Por suerte de inmediato Pratchett se reivindicó, porque lo que viene después, Reaper man, es nuevamente una excelente novela con gracias y con un mensaje muy bueno.  Me imagino que un autor tan experimental como Pratchett se puede dar el lujo de no dar en el blanco de vez en cuando.  Moving pictures es eso precisamente.

Terry Pratchett, Guards! Guards!

In .Inicio, Crítica on 9 julio, 2015 at 3:52 PM

house01

Guards! Guards! es la octava novela que escribió Terry Pratchett que transcurre en el alocado mundo de Discworld.  Como sus predecesoras, es una buena novela, graciosa, llena de situaciones hilarantes, pero también pretendiendo abordar temas profundos.  En el caso de este libro en especial, es algo así como una novela policial ambientada en una ciudad fantástica con dragones, magos y esas cosas.  No obstante, como suele ser el caso en la obra de este autor, los personajes tienden a ser una sarta de incompetentes que no entienden nada de lo que está pasando.

En Guards! Guards! se muestra cómo es que se pretende mantener el orden en la ciudad de Ankh-Morpork, que es el escenario central de varias de las novelas de la serie.  Se introduce así una nueva institución en este mundo, la Night Watch.  Así como en Colour of Magic se introduce la Unseen University para burlarse del mundo académico y en Equal Rites se introduce a la hermandad de las brujas para burlarse de la intolerancia, en Guards! Guards! se introduce la Night Watch para burlarse de la policía y de las autoridades que deberían guardar el orden en una ciudad.  Y es que básicamente la Night Watch no sirve para nada.  Nadie cree en ellos y son en la práctica una pérdida de tiempo y de recursos.  No obstante, la mantienen porque en fin, hay que proyectar la imagen de que algo se está haciendo por controlar el crimen, que hace lo que quiere en Ankh-Morpork.

Guards! Guards! me gustó bastante por varias razones.  Primero, porque nos introduce a las intrigas políticas que manejan a la ciudad.  Sí, en novelas anteriores de Terry Pratchett ya se ha hablado de cómo se manejan las esferas de poder en este mundo.  Pero aquí lo hace de manera distinta, más profunda.  Es más pragmático y urbano, mientras que en Wyrd Sisters, por ejemplo, es más una aproximación de fantasía.

Segundo, porque la Night Watch con todos sus tropiezos es una mancha de patas que funciona.  Es como una pandilla.  Está compuesta del Capitán Sam Vimes (de quien hablo en el próximo párrafo), el Sargento Frederick Colon, el Cabo John Nobbs y Carrot Ironfoundersson.  Cada uno tiene su rollo y después de un periodo de ajuste y de que se conocen bien, terminan siendo una mancha de patas que colaboran para poder resolver una amenaza a la ciudad.  Obviamente no son los Magníficos, pero es divertido leer sus conversaciones y cómo coordinan las cosas.  Lo digo porque hasta ahora el único equipo que hemos visto funcionar bien y sin pisarse entre ellos en Discworld son las brujas de Equal Rites, que después aparecen en Wyrd Sisters.  Mientras que las brujas tienen más una dinámica de familia, la Night Watch tienen una dinámica de patas.

Segundo, porque el héroe no es un incompetente total.  Esto ya lo comenté cuando hablaba de la novela anterior, Pyramids.  Y es que cansa leer novelas de una serie en la que todo se explica por la incompetencia y la idiotez del personaje principal.  Pyramids era hasta refrescante en ese sentido: El personaje principal, Teppic, es un asesino entrenado con las habilidades de un ninja.  Y cuando no está tratando de hacer política, sino ejerciendo su verdadera profesión -la de asesino- sabe exactamente qué está haciendo.  En Guards! Guards! sucede algo similar.  Tenemos al Capitán Sam Vimes, que es lo que en inglés se llamaría un badass.  Un tipo duro que ha estado en la ciudad por mucho tiempo y se las sabe todas.  Malhumorado, rudo, alcohólico… Es un personaje excelente.  Y el hecho de que vuelva a aparecer en otras novelas luego es algo que me emociona mucho más que la constante aparición del desesperante Rincewind, el mago que no da una y que es el favorito de tantos otros fans de Terry Pratchett.

(Dibujito de arriba: http://sharksden.deviantart.com/)

Terry Pratchett, Wyrd sisters

In .Inicio, Crítica on 9 marzo, 2015 at 5:06 PM

wyrd_sisters_by_sharksden-d6p6bsn

Para cuando Terry Pratchett había llegado a escribir Wyrd sisters,  su sexta novela de la serie de Discworld, ya estaba bien cerca de descubrir la fórmula.  Su estilo estaba mucho más definido y ya había avanzado mucho en intuir lo que funciona y lo que no funciona.  O por lo menos ésa es mi impresión.  Wyrd sisters es mucho más audaz, pero a la vez mucho más segura de sí misma.  Es más, está tan segura de sí misma, que en cierto momento llega incluso a textualmente decir que -por si no te habías dado cuenta- se está burlando de Shakespeare y de sus clichés.  Esto a diferencia de, por ejemplo, Sourcery, que por lo menos a mí no me queda claro qué tiene como tema de fondo.

Wyrd sisters es el arremetimiento de Pratchett contra Shakespeare.  Aquí él se burla de cómo para algunos éste es un autor intocable y cuyos textos se supone que son perfectos y de cómo se supone que sus obras tienen un impacto cósmico en la vida de la gente.  Una parte importante de la trama tiene que ver con un grupo de artistas que viajan interpretando obras, como alguna vez lo hizo Shakespeare.  Y este grupo de artistas en cierto momento se instalan en Ankh-Morpork -la ciudad que es central para la serie Discworld-, en un teatro llamado el Dysk Theatre, en una obvia referencia al teatro The Globe, en donde Shakespeare presentaba sus obras.

Ésta es la segunda novela de Pratchett protagonizada por sus brujas.  En Equal rites nos las presenta como una antítesis de los hechiceros y de sus costumbres.  Mientras que los hechiceros están altamente institucionalizados y burocratizados, las brujas viven como quieren y en paz con todo el mundo.  Mientras que los hechiceros se valen de la reputación para hacerse respetar, a las brujas eso les tiene sin cuidado.  O en todo caso, usan el tema de la reputación de otra manera.  En Wyrd sisters, las brujas no tienen conflicto con los hechiceros, sino con la nobleza.  Y si bien en Equal rites, el resultado era una meditación sobre la discriminación de las mujeres, en este caso es en cierta medida una meditación sobre la aristocracia.

Si bien éste es un libro con un tratamiento más profundo del tema, me pareció personalmente que era menos gracioso.  Para que se hagan una idea: No tengo ningún problema en recordar elementos cómicos de la primera novela, The colour of magic o de la cuarta Mort.  Esto no me pasa con Wyrd sisters.  No recuerdo que me haya parecido particularmente graciosa.  De hecho, es más seria que las demás, lo que no quiere decir que no tenga secuencias absurdas.  Por ejemplo, esto de que las brujas detienen el tiempo por 15 años en un país entero es una payasada y no tiene mucho sentido.  Ni siquiera dentro del universo de Discworld.  Pero en fin.  Sirve para plantear el escenario en el que se está desarrollando la historia.

En resumen, me parece que con Wyrd sisters el autor Terry Pratchett está afinando su método y su estilo.  Es un producto mucho más sólido que algunas de sus novelas anteriores, pero en el proceso, pierde algo de su chispa irónica y oscura que lo había hecho conocido.  Pero no se preocupen, que con su siguiente novela lo recupera completamente.  Pero eso es tema de otro post.

(Dibujito de arriba: http://sharksden.deviantart.com/)