Mildemonios

Posts Tagged ‘sourcery’

Terry Pratchett, Wyrd sisters

In .Inicio, Crítica on 9 marzo, 2015 at 5:06 PM

wyrd_sisters_by_sharksden-d6p6bsn

Para cuando Terry Pratchett había llegado a escribir Wyrd sisters,  su sexta novela de la serie de Discworld, ya estaba bien cerca de descubrir la fórmula.  Su estilo estaba mucho más definido y ya había avanzado mucho en intuir lo que funciona y lo que no funciona.  O por lo menos ésa es mi impresión.  Wyrd sisters es mucho más audaz, pero a la vez mucho más segura de sí misma.  Es más, está tan segura de sí misma, que en cierto momento llega incluso a textualmente decir que -por si no te habías dado cuenta- se está burlando de Shakespeare y de sus clichés.  Esto a diferencia de, por ejemplo, Sourcery, que por lo menos a mí no me queda claro qué tiene como tema de fondo.

Wyrd sisters es el arremetimiento de Pratchett contra Shakespeare.  Aquí él se burla de cómo para algunos éste es un autor intocable y cuyos textos se supone que son perfectos y de cómo se supone que sus obras tienen un impacto cósmico en la vida de la gente.  Una parte importante de la trama tiene que ver con un grupo de artistas que viajan interpretando obras, como alguna vez lo hizo Shakespeare.  Y este grupo de artistas en cierto momento se instalan en Ankh-Morpork -la ciudad que es central para la serie Discworld-, en un teatro llamado el Dysk Theatre, en una obvia referencia al teatro The Globe, en donde Shakespeare presentaba sus obras.

Ésta es la segunda novela de Pratchett protagonizada por sus brujas.  En Equal rites nos las presenta como una antítesis de los hechiceros y de sus costumbres.  Mientras que los hechiceros están altamente institucionalizados y burocratizados, las brujas viven como quieren y en paz con todo el mundo.  Mientras que los hechiceros se valen de la reputación para hacerse respetar, a las brujas eso les tiene sin cuidado.  O en todo caso, usan el tema de la reputación de otra manera.  En Wyrd sisters, las brujas no tienen conflicto con los hechiceros, sino con la nobleza.  Y si bien en Equal rites, el resultado era una meditación sobre la discriminación de las mujeres, en este caso es en cierta medida una meditación sobre la aristocracia.

Si bien éste es un libro con un tratamiento más profundo del tema, me pareció personalmente que era menos gracioso.  Para que se hagan una idea: No tengo ningún problema en recordar elementos cómicos de la primera novela, The colour of magic o de la cuarta Mort.  Esto no me pasa con Wyrd sisters.  No recuerdo que me haya parecido particularmente graciosa.  De hecho, es más seria que las demás, lo que no quiere decir que no tenga secuencias absurdas.  Por ejemplo, esto de que las brujas detienen el tiempo por 15 años en un país entero es una payasada y no tiene mucho sentido.  Ni siquiera dentro del universo de Discworld.  Pero en fin.  Sirve para plantear el escenario en el que se está desarrollando la historia.

En resumen, me parece que con Wyrd sisters el autor Terry Pratchett está afinando su método y su estilo.  Es un producto mucho más sólido que algunas de sus novelas anteriores, pero en el proceso, pierde algo de su chispa irónica y oscura que lo había hecho conocido.  Pero no se preocupen, que con su siguiente novela lo recupera completamente.  Pero eso es tema de otro post.

(Dibujito de arriba: http://sharksden.deviantart.com/)

Anuncios

Mis lecturas del 2014, porque no me queda otra

In .Inicio, Crítica on 5 enero, 2015 at 2:30 PM

walking

Es tradición que a finales de año algunos en sus blogs o cuentas de Facebook o donde sea comenten sus lecturas de los últimos 12 meses.  Algunos incluso se mandan a hacer un ranking.  Yo lo hice por primera vez el año pasado y me había propuesto hacerlo solamente si alguno de los que sigo hacía uno.  Y bueno, esa condición se terminó cumpliendo, así que aquí está, para cumplir conmigo mismo.  Sin embargo, continuando con la tradición que inicié el año pasado, coloco mis categorías personales.

Mayor decepción personal del 2014: The windup girl de Paolo Bacigalupi.  Lo siento, realmente lo intenté.  Sé que es una novela premiada en todos lados y que es importante y todo eso.  Pero aquí entre nos, ese estilo de ciencia ficción fatalista en la que se resalta todo lo malo de la sociedad humana y de la naturaleza humana hace mucho que me dejó de interesar.  Ya, ok, ¿entonces, todo es un desastre y todos vamos a morir? ¿Y no hay razones para esperar algo mejor? Nah, para eso mejor me compro un periódico y leo la sección política.

Mayor descubrimiento personal del 2014: Falling free de Louis McMaster Bujold.  Totalmente lo contrario de The windup girl.  En Falling free se muestra al ingenio del ser humano en su máximo esplendor.  Un ingeniero prestigioso que debe realizar un peligroso plan para salvar a miles de personas.  Todo esto enmarcado en el infierno burocrático que es trabajar para una corporación que opera en muchos planetas al mismo tiempo y que se ha vuelto un verdadero monstruo.  Lo mejor de todo: Éste es el primer libro de una serie de novelas, así que tengo mucho que leer en los próximos meses.

Mayor descubrimiento metaliterario personal del 2014: ¿Se acuerdan de los libros de multiaventura? Esos libritos que uno va leyendo y de pronto el lector debe tomar una decisión y te dicen que si decides abrir la puerta, sigas leyendo en la página 19 y si decides saltar por la ventana, sigas leyendo en la pásgina 23.  Pues resulta que en internet hay toda una movida por escribir estas cosas.  Incluso hay webs que te brindan el espacio para que lo hagas.  Webs como ésta.  Chévere, ¿no? Da nostalgia, por decir lo menos.

Mayor placer culposo personal del 2014: Divergent de Veronica Roth.  Sí, sí, ya sé que la película estuvo mala.  Ya sé que la novela es un obvio intento por capitalizar la moda que impuso Hunger games.  Ya sé que la novela no es particularmente buena.  Ya sé que la narración es simple y la trama tiene unos huecos demasiados grandes.  Ya sé todo eso.  Pero me vaciló su lectura, pues.  No es como que fuese a leer la continuación.  Aunque… No, no lo voy a hacer.

Más sentimientos encontrados del 2014: La serie de novelas de fantasía Discworld de Terry Pratchett.  He disfrutado casi todas y me encanta encontrar el siguiente título que me toca leer de la serie en una librería.  Me he matado de la risa con las aventuras de Rincewind y de los demás personajes reiterativos de Pratchett.  No obstante, desde que he estado haciendo reseñas y comentarios de estas obras para este blog me he comenzado a dar cuenta de que hay fórmulas que se repiten y que hay fuertes debilidades en estas novelas.  Por ejemplo, cuando leí Sourcery me divertí muchísimo.  No obstante, después de escribir este post sobre ese libro, he tenido que re-examinar mi apreciación de ese título.  Sinceramente no estoy seguro de querer seguir escribiendo posts sobre las siguientes novelas de este autor.  He leído varias más y tengo planeado seguirlas leyendo.  Pero mi acercamiento a Pratchett no es lo que era antes.

(Dibujito de arriba: http://castellanoscomics.blogspot.com/)

Terry Pratchett, Sourcery

In .Inicio, Crítica on 3 noviembre, 2014 at 3:59 PM

dedo_zps8921e2b8

A cualquiera que le da una revisión veloz de las novelas que comento en este blog le debería quedar claro que soy un fanático de Terry Pratchett.  Su estilo me parece genial, sus historias son muy creativas, sus personajes son tan profundos que su desarrollo tiene que abarcar varias novelas, etc, etc.  Pero por encima de todo eso, es un arrastre de risa.  Puede estar contando una historia aburrida y de pronto arranca con una meditación sobre algo en especial y se tira no más de dos párrafos comentando eso y es suficiente para levantar todo de nuevo y renovar el interés por la trama.  Es un maestro.  Y el hecho de que escriba a la velocidad a la que escribe es realmente un mérito.

Sourcery es la quinta novela que escribió Pratchett de su serie de novelas más conocida, Discworld.  En esta oportunidad narra lo que pasa cuando un mago (que en este mundo es el resultado de que un octavo hijo tenga un octavo hijo) tiene, a su vez, un octavo hijo.  Éste ya no es un mero mago, sino que es algo superior: Un “mago al cuadrado”, también llamado hechicero.  Resulta que en este mundo alguna vez hubo una gran guerra entre hechiceros que casi destruye el universo.  Y de hecho, Coin, como se llama el hechicero en cuestión, es influenciado por su padre mago que ha jurado venganza a la Unseen University, la academia de magos que es el centro de tantas historias en la obra de Pratchett.

La trama se centra en las intrigas que se dan dentro de la universidad por el control de la institución, lo que a su vez trae como consecuencia el control de fuertes fuentes de magia.  Mientras tanto, Rincewind y un grupo de personajes tienen aventuras en una especie de versión burlona de Arabia.  Rincewind es un mago inútil que suele aparecer en las novelas de Pratchett, aunque no sale en todas.

Si bien Pratchett es un excelente narrador, yo podría decir que tiene dos tipos de novelas: Las realmente novedosas en las que realmente está contando una historia fuerte y las que simplemente mezcla elementos que revuelve sin sentido.  En la primera categoría podríamos poner, por ejemplo, a Equal rites.  En la segunda a Sourcery.  Sigue siendo muy graciosa y sigue siendo interesante, pero no hay una verdadera historia fuerte detrás.  La conspiración de Coin huele más bien a una excusa para que sucedan situaciones absurdas que son graciosas y que desarrollan a los personajes, pero que no tiene mucho sentido que digamos.  Sobre todo la resolución final.

Es una cosa después de otra, después de otra, después de otra sin una verdadera línea o mensaje detrás.  Por ejemplo, en Mort hay un claro rollo acerca de la inevitabilidad del destino y de cómo al final todos tienen algo que no van a poder dejar de enfrentar.  En cambio, en Sourcery no me da la impresión de que haya una intención de comunicarnos algo.

Quizás lo más relevante de Sourcery para un fan como yo es que desarrolla un poco más al personaje de Rincewind.  De hecho, el final de la novela coloca a este personaje en un serio problema, el cual será resuelto en una novela posterior.  Pero es interesante ver cómo es que llega hasta ahí.

(Dibujito de arriba: http://art.marcsimonetti.com/)