Mildemonios

Posts Tagged ‘rogue one’

Terry Brooks, Star Wars: Episode I – The phantom menace

In .Inicio, Crítica on 12 mayo, 2017 at 9:07 PM

Tranquilo, aquí nadie va a defender la película The phantom menace.  Sí, ya sé que en mi comentario a mis lecturas del 2015 mencioné que The Force awakens me pareció tan mala que me hizo revalorizar The phantom menace y concluir que TAN mala no era. Pero la película me sigue pareciendo mala. Lo que ahora sucede es que valoro que por lo menos George Lucas se tomara el riesgo de intentar cosas nuevas, a diferencia de J. J. Abrams que nos presentó una película que no era más que parches de las películas anteriores que ya hemos visto.

Pero eso es la película.  La novela es otra nota.  Sigue siendo la misma historia y sigue teniendo varios de los problemas de la película.  Pero hay algunos detalles que cambian e información adicional que hace que la historia tenga mucho más sentido.  Empecemos por comentar que la novela oficial de The phantom menace la escribió Terry Brooks.  Si el nombre te suena es porque se trata de uno de los autores de fantasía actual más importantes.

Terry Brooks es el autor de la serie de novelas de Shannara.  Quizás ese nombre te suene también.  Se trata de una serie que se inició con The sword of Shannara y que ya lleva varios libros y trilogías. Empezó en 1977 y desde entonces se ha establecido como uno de los autores de fantasía más relevantes.  A mí, por lo menos, me llamó mucho la atención en su momento que alguien con esta trayectoria atracara escribir la novelización de una película como The phantom menace, dado que no es fantasía y dado que no es su historia.  Pero supongo que el cheque debe de haber sido cuantioso, porque ahí está el producto final.

Y la verdad es que no es malo. Si algo hay que reconocerle a la película The phantom menace, como comentaba en mi post sobre Rogue One, es que intenta cosas nuevas con la franquicia.  No todas son buenas, pero por lo menos lo intenta, a diferencia de The Force awakens que es lo mismo de siempre.  Pero el problema de fondo es que la historia misma de la película The phantom menace no funciona.  Esto por muchas razones, siendo dos de ellas que la intriga política y económica de fondo es inentendible y por los personajes ridículos como Jar Jar Binks.

Estos dos detalles son limpiados en el libro.  La intriga de fondo es bastante bien explicada, de tal manera que las aventuras que ésta genera tiene mucho más sentido.  Eso por un lado.  Por el otro, Brooks trata a los personajes ridículos de manera distinta que en la película, en donde pretenden ser una especie de comic relief permanente.  En la novela cumplen una función.  Brooks es un narrador profesional con trayectoria.  Él sabe cómo se hace eso.

Pero un detalle que hizo que me gustara la novela es el cambio en el enfoque del personaje principal.  En la película, el personaje principal es Qui Gon Jinn.  Todo sucede por él.  Él es el que arrastra a Obi Wan Kenobi a la acción, él es el que encuentra a Anakin, él es el que convence al Consejo de que lo dejen entrenar a Anakin, etc.  Todo gira alrededor de él.  Si no me crees, tómate un momento para pensarla.  Es por eso que luego de la pelea con Darth Maul y esa resolución, la película se siente tan vacía.

En la novela el enfoque es otro.  El personaje principal no es Qui Gon, sino más bien Obi Wan Kenobi.  Muchas cosas son narradas desde su punto de vista, no el de su maestro.  Éste me parece un cambio muy positivo, porque Qui Gon es básicamente un superhéroe con el que es difícil sentirse identificado.  Para todo tiene una solución y no tiene inseguridades y tiene una larga trayectoria que no conocemos.  En cambio Obi Wan es un joven padawan que está tratando de darle sentido a todo con nosotros, al mismo tiempo que la audiencia está explorando este nuevo universo.

Además, Obi Wan está fuera de las intrigas.  Qui Gon no es parte del Consejo, pero sabe cómo se mueve, tiene información que nosotros no.  Obi Wan, en cambio -por lo menos en esta entrega-, no sabe en dónde está parado.  En la novela nos enteramos de sus razonamientos y eso por sí solo ya es bastante interesante.

Los demás cambios sutiles entre la película y la novela no me interesan.  Los pueden consultar en alguna web de fanáticos.  Hay varios.  Yo la leí como una unidad, como una sola cosa sin conexiones al resto del universo Star Wars.  En este caso es mejor así.

Gareth Edwards, Rogue One

In .Inicio, Crítica on 19 diciembre, 2016 at 11:06 PM

port01

Nuevamente es bastante probable que esté llegando tarde a la fiesta, pero igual quería escribir algo sobre la nueva película de Star Wars.  Y recién tengo tiempo de hacerlo, así que aquí algunos detalles que me parecen relevantes.  No tiene spoilers, a menos que hayas estado viviendo bajo una roca en los últimos veinte años.

1. Es quizás la película más adulta de Star Wars que hemos visto hasta ahora.  Éste era un asunto que me molestaba bastante de The Force Awakens: No solamente que tuviese una trama tremendamente infantil (con las coincidencias cósmicas y los personajes que están jugando a ser héroes, algo que comento en este otro post), sino que además mostraba a los personajes con los que hemos crecido tampoco han madurado.  Han Solo sigue siendo un irresponsable contrabandista, Leia sigue siendo una rebelde contestataria, Luke sigue siendo un inseguro aprendiz de místico.  Esto quizás no moleste mucho al espectador casual, pero sí a aquellos que hemos leído los libros del universo expandido (algo que comento en este otro post).  En esas novelas (que ahora no son parte de la continuidad oficial) que salieron entre que se estrenó Return of the Jedi y que por fin salió The Phantom Menace se fue construyendo entre varios autores la vida adulta de estos personajes.  Ahí pudimos ver cómo Luke se casaba, cómo Han y Leia tenían hijos, cómo Lando se establecía como empresario formal, etc.  Los vimos crecer mientras nosotros mismos crecíamos.  Con The Force Awakens se tiraron para atrás y dijeron “¿saben qué? No sé ustedes, pero estos patas nunca maduraron”.

Esto puede que haya funcionado en el mundo pre-Stan Lee.  Pero hoy en día, desde Harry Potter hasta Spider-Man han ido creciendo con los lectores.  Peter Parker se casó con Mary Jane, intentaron llevar una vida de pareja madura, se separaron, etc.

En Rogue One no vemos nada de eso.  Todos los personajes principales son nuevos… Pero son adultos.  No son los chiquillos irresponsables de A New Hope o los aventureros divertidos de Clone Wars.  Estos son tipos duros que han sufrido en la vida y la han tenido difícil.  Son personajes maduros, fríos, calculadores.  Uno de ellos justifica asesinato por lo que ha pasado desde que la rebelión se inició.  Y el otro termina también justificando asesinato.  Ésta no es una película para toda la familia.  Ni qué decir del hecho de que los personajes principales son terroristas hechos y derechos.

Creo que este detalle pone a esta película encima de otras varias de la franquicia.  Por encima de The Force Awakens de todas maneras.  Y antes de que me digas que ésa es así para captar a una nueva generación te respondo lo que decía el autor Roald Dahl sobre estas cosas: Los niños no son idiotas.  No los trates como tal.

2. Un detalle que se había comenzado a perder en las películas desde Return of the Jedi y que en The Force Awakens ya simplemente tiraron por la ventana es la idea de que los personajes son seres humanos con imperfecciones y que no todos en esta vida lo pueden hacer todo.  En A New Hope y en Empire Strikes Back quedaba claro que cada uno de los personajes estaba incompleto y que necesitaba de un equipo para poder alcanzar sus objetivos.  Ben Kenobi y Luke necesitan de Han Solo y Chewbacca para poder huir de Tatooine.  Leia necesita de ellos para poder escapar de la Estrella de la Muerte.  Han Solo necesita la ayuda de Lando para poder reparar su nave.  Como que luchar contra el Imperio es un esfuerzo en conjunto, no una acción individual.

En Return of the Jedi eso está presente, pero en menor medida.  Ahí Luke se baja él solito al Emperador y a Vader.  Claro, manipulando a su padre, pero él solito es el que causa toda la debacle allá arriba.  Con la nueva trilogía esto se va perdiendo, pero en fin, puede ser, porque en esas tres películas prácticamente todos son Jedis.  Qui Gon y Obi Wan se bajan solitos a toda una estación de droides en los primeros minutos.  Y no necesitan más.  Son Jedis.

Al inicio de Revenge of the Sith pasa lo mismo.  Anakin y Obi Wan se bajan ellos solitos a todo un crucero lleno de droides para poder rescatar al Senador Palpatine.  Total.  Son Jedis.  Si los Jedis caen no es porque no puedan arrasar ellos solitos a tropas enteras (aunque en Attack of the Clones están inexplicablemente al borde de la derrota, algo que yo califico como inconsistente si los hemos visto hacer todo lo que han venido haciendo por película y media), sino porque alguien los ha manipulado para que se ataquen entre ellos.

38e370ec8481350ca1dfd2c408727a85

En The Force Awakens ya patean el tablero y nos dicen que por último, todos son todo.  Así de alucinantes y de indestructibles son los personajes ahora.  Total.  Así Poe Dameron es espía extraordinario, el mejor de los pilotos, un comando de batalla, un líder carismático, comediante, etc, etc.  Lo es todo.  No necesita de nadie.  Igual con Rey, con Finn, etc.  Todos son todo cuando la trama lo requiere.  Uy, de pronto necesitamos que Finn sea un esgrimista profesional.  Nunca ha usado un sable láser, pero qué importa.  Ya pagaste tus 20 soles para entrar a la sala de cine, a estas alturas no te vas a poner a cuestionar.  Y de pronto, zas, es casi casi el zorro con la espada.

En Rogue One viran completamente al extremo opuesto.  Aquí nadie la hace solo.  Todos se necesitan mutuamente.  Esto queda mucho más claro en la secuencia final de la película.  Si cada uno de los miembros de la célula terrorista Rogue One no habría respondido a lo que se le pide en los últimos minutos del filme, incluyendo la flota que los está cubriendo desde la órbita, toda la misión habría sido un fracaso.  Hasta el monje ciego tiene un papel importante en el proceso.  Genial.

Y Jyn, como heroína, está terriblemente incompleta.  Ella no es piloto.  Ella no sobresale en pelea cuerpo a cuerpo.  Ella no es amena.  Su mayor activo es ser hija de alguien importante y hablar bonito.  Listo, eso es básicamente todo.  Me parece que esto es mucho más cercano al planteamiento original del universo Star Wars.

3. Disney sabe cómo sacarle el jugo a una franquicia.  Con Star Wars está replicando en buena medida lo que hizo con Marvel.  Está contando la historia principal con Episodio VII (The Force Awakens) y los dos siguientes episodios de esa línea.  Con ésas no puede jugar, así como no se las jugó con Avengers I y Avengers II.  No obstante, para que una franquicia como ésta siga viva y esté vigente y no aburra, debe estar probando cosas nuevas.  Ir viendo cómo pueden innovar para darle al público lo que sabe que quiere, pero de vez en cuando darle algo nuevo inesperado.

En Marvel podríamos decir que Guardians of the Galaxy fue precisamente eso.  Fue un experimento.  Nadie esperaba que fuese el éxito que fue y gracias a que James Gunn pudo estar a la altura del reto es que Disney prepara cómo sacarle el jugo.  En Star Wars etapa pre-Disney la gente de Lucasfilms experimentaba fuera del cine.  Así tenían comics, novelas, juegos de computadora y otros productos donde iban probando cosas nuevas.  Si funcionaban, se les ascendía a los proyectos cinematográficos.  Así la espada doble de Darth Maul es una réplica de la espada de Exar Kun, uno de los villanos de los comics Tales of the Jedi, por ejemplo.

En la era post-Disney tenemos la maquinaria de esta corporación funcionando de una manera distinta.  Rogue One es parte de la continuidad oficial, pero no es parte de la historia central.  En ese sentido se dan el lujo de probar cosas que no habíamos visto antes en las películas.  Por ejemplo, esa discusión de cúpula terrorista decidiendo si deben atacar o no es muy adulta y experimental para el universo Star Wars.

Otro detalle: Que no haya Jedis entre los buenos. ¿No es eso refrescante? Desde A New Hope hasta The Force Awakens hemos visto un incremento en el porcentaje de personajes con sensibilidad a la Fuerza dentro de los personajes principales.  En A New Hope apenas es Obi Wan y Luke incipientemente.  En Return of the Jedi ya tenemos más: Luke, Leia y Yoda.  Y en la última de la siguiente trilogía es ya básicamente todo el mundo: Anakin, Obi Wan, Yoda, Mace Windu, etc.  Es más, pobre Amidala que anda rodeada de telépatas sin serlo.

En Rogue One nadie es Jedi.  Ok, el personaje ciego (maestro Donnie Yen por interpretarlo… Solo él habría podido hacerlo creíble, creo) tiene probablemente sensibilidad a la Fuerza… o quizás no.  Nada de lo que hace podría no haberlo hecho el maestro de artes marciales de Kill Bill, incluso ciego.

Es una película bien experimental, lo cual yo celebro.  Con The Force Awakens (que es básicamente un festival de fórmulas conocidas y repetidas y clichés) pensé que la franquicia se iba al cacho.  Con Rogue One parece que aún hay esperanza.

bosma_wsj_snow_white_sketches

4. Al otro lado de la moneda… la fórmula de la princesa de Disney. ¿Se han dado cuenta? Rey en The Force Awakens es una niña inocente abandonada por sus guardianes en un planeta lejano y que luego resulta que ella es especial.  Como cualquier otra princesita de Disney.  En Rogue One tenemos a Jyn como una niña inocente abandonada por sus guardianes en un planeta lejano y que luego resulta que ella es especial.

Y otros muchos elementos de la fórmula Disney que en la franquicia de Marvel no podían meter, por que ahí la mitología ya está demasiado completa.  Ahí no pueden revelar misteriosamente que resultaba que Black Widow es hija de un rey o qué sé yo.  Ya todos sabemos quién es Black Widow y de dónde viene.  Y no es ninguna princesita.  En cambio en Star Wars sí hay huecos.  Lo suficientemente grandes como para meter su cuchara.

Cuando salió The Force Awakens comenté esto en Facebook y me dijeron que estaba volando.  En su segunda película está resultando que no estaba tan loco.

Pero en fin.  Aún así, éste es un detalle dentro de una gran película veloz y dinámica con un final muy bueno.  Qué buen final, señores.  Perfecto.  Después de Empire Strikes Back y de Return of the Jedi, Rogue One es mi película de Star Wars favorita.

Pero independientemente de mis gustos, me parece que ésta es la mejor hecha.