Mildemonios

Posts Tagged ‘Philip Pullman’

Philip Pullman, The Subtle Knife

In .Inicio, Crítica on 2 julio, 2020 at 11:54 PM

No puedo creer que nunca haya escrito nada sobre esta novela en este blog, siendo parte de una serie que me gusta tanto, His Dark Materials de Philip Pullman.  The Subtle Knife es la segunda de la serie.  O mejor dicho, fue la segunda en ser escrita.  Desde que se completó la primera trilogía el autor estuvo sacando material adicional.  De este material adicional, una novela corta, Once a time in the north transcurre antes de Subtle Knife.  Y la penúltima en ser publicada, La Belle Sauvage, también.

Pullman es un maestro narrador.  Sus novelas son de esos textos que no tienen ni una coma de más.  Absolutamente todo aquí tiene un sentido y tiene relación a algo.  A veces no sea obvio y a veces te cueste entender por qué y a veces tengas que esperar la publicación de otra novela para entenderlo.  Pero todo tiene sentido.  En ese sentido, es una saga de largo aliento.  Lleva hasta la fecha cinco novelas largas publicadas y dos novelas cortas.  Entre todo ha ido construyendo un universo bastante sólido y presentando personajes de una manera muy profunda.

Habiendo dicho esto, Subtle Knife quizás sea la menos buena de toda la serie.  La primera, Golden Compass (que comento en este enlace), presenta un mundo impresionante, muy interesante y muy cautivante.  Es muy interesante que cada ser humano sea acompañado por un “daemon”, una especie de espíritu animal con el que puedas mantener una conversación.  Y que éste cambie de forma de un animal a otro hasta que seas adulto, cuando el daemon se queda con una sola forma.

Esto y otros muchos elementos originales son introducidos en la primera novela.  En Golden Compass también se cuenta una historia muy buena.  Es un viaje que la personaje principal, Lyra, tiene que hacer desde una universidad en la versión del Reino Unido de ese mundo hasta el polo norte.

En Subtle Knife el ritmo cambia mucho.  Quizás el cambio más fuerte es el cambio de una aventura sobre una niña, Lyra, a una narración que sigue a dos personajes que debemos entender que son igual de importantes, Lyra y Will.  Ella sigue investigando lo que es el misterioso Polvo y sigue tratando de comprender a su padre.  Está bien, hasta ahí es una continuación de Golden Compass.

Pero Will es lo que rompe la escena.  Él es un niño aparentemente normal de nuestro mundo que se ve envuelto en esta trama de viajes a otras dimensiones y de seres fantásticos.  Es interesante cómo Pullman coloca un personaje como éste a la mitad de la saga.  Sobre todo si se considera que será tan importante para el resto de la saga y que incluso cuando desaparezca en la siguiente novela, seguirá siendo una influencia relevante en las dos novelas que transcurren después de ésta, Lyra’s Oxford y Secret Commonwealth.

Un escritor más convencional lo habría puesto al inicio de la saga, para que sirva para introducirnos a nosotros a este mundo raro con reglas distintas.  Pero no Pullman.  Él lo pone al medio.  Y funciona.

Lamentablemente, la introducción de un nuevo co-protagonista cobra su costo por el lado de la acción.  Su historia personal es muy buena y resultará siendo útil en la siguiente novela.  Pero en ésta frena un poco el movimiento.

Por el otro lado, averiguamos más sobre la profecía, conocemos a otro nuevo personaje místico relevante Stanislaus, averiguamos más sobre el padre de Will, conocemos a otro nuevo personaje científico relevante Mary Malone, averiguamos cómo le llaman al Polvo en nuestro mundo, etc, etc.  En Subte Knife somos informados de muchas cosas.  Y es interesante, pero no es la aventura veloz que era Golden Compass.

Y como decía, todo influjo de información es útil para el desenlace de la siguiente novela.  Pero por momentos puede ser un poco pesado.  El elemento más importante de estos es precisamente el cuchillo del título.  Un artefacto místico con habilidades milagrosas que será crucial para lo que vendrá después.  Todo lo relacionado al cuchillo es básicamente una novela aparte.

Así con todo, es una buena novela.  Es tan solo que está en el medio de dos libros excepcionales.

Mis lecturas del 2019, un poco tarde

In .Inicio, Crítica on 1 mayo, 2020 at 4:34 PM

Con todo lo que ha pasado en el primer trimestre de este año, se me pasó escribir este post que suelo escribir todos los años y colgar en enero.  Se trata de un esfuerzo de repasar mis lecturas del año pasado.  Pero como no voy a hacer un listado de todo lo que leo, porque me parece pedante si ese año leí mucho y deprimente si ese año leí poco, lo que hago es seleccionar una muestra, siguiendo los mismos criterios todos los años.

A lo largo de los años me ha servido para revisar lo que leí y evaluar si he perdido el tiempo o no.  Verán, conforme pasa la vida, tengo cada vez menos tiempo al día para leer todo lo que me gustaría leer y tengo que aplicar criterios cada vez más estrictos para decidir cuál será el siguiente libro que leeré cuando acabo uno.  Por ejemplo, me gustaría seguirle dando oportunidades a la serie de novelas de Walking Dead, pero revisando las dos últimas novelas de esa serie que leí, he llegado a la conclusión que no vale la pena.  Ese respiro me ha dado la oportunidad de encontrar otras series que me han capturado.  Por ejemplo, la de Mortal Machines, que comento aquí abajo.

La mayor decepción personal del 2019.  Cuando era niño me encantaba Sherlock Holmes.  Pero ahora que soy adulto me doy cuenta de que solo leí material seleccionado para mí.  La obra de Sir Arthur Conan Doyle es en realidad un poquito inconstante.  Tiene trabajos muy buenos, pero otros no tanto.  Y sus narraciones sobre el detective son mucho mejores si es que son cortas, o sea, en forma de cuento.  Las novelas que escribió protagonizadas por el famoso detective no me han terminado de convencer.  En el 2019 leí El sabueso de los Baskerville.  Nope.  Aventuras de Sherlock Holmes que se estiran para llenar una novela entera no funcionan tan bien.  Prefiero sus cuentos cotos.

El mayor descubrimiento personal del 2019. Quizás han visto la publicidad de la película producida por Peter Jackson y protagonizada por quien sea que consiguieron para ese desastre.  Yo vi la película y si bien la historia y los personajes y los diseños me parecieron totalmente ridículos, el concepto detrás me pareció interesante.  Me dio curiosidad por investigar qué material fue el que leyó Jackson para pensar que valía la pena hacer una película al respecto, que terminó en ese horror cinematográfico.  De hecho, la novela Mortal Engines de Philip Reeves es muy buena.  Tiene un sentido del humor muy fino y tiene unos personajes muy originales.  El mundo que presenta es mucho más sólido que el de la película.  Me capturó por completo y tengo pendiente leer la segunda de la serie.

El mayor descubrimiento metaliterario del 2019. Mis amigos saben que soy fanático de Doctor Who, la serie británica de ciencia ficción que tiene más de 50 años y que lanzó películas, cómics, juegos de computadora y demás.  En algún momento me interesé en las novelas y me compré una de las primeras que se publicaron, hace décadas.  La comento en este enlace y fue un desastre.  Investigando si valía la pena retomar novelas de Doctor Who, pero de otra era, me di con la sorpresa de que hay muchísimas novelas de distintas encarnaciones del Doctor… Pero que están ordenadas en etapas.  Cada etapa estuvo bajo una editorial distinta y con un equipo distinto a cargo, etc.  Quién lo hubiera dicho.  Así que le voy a dar una oportunidad más a la primera novela de otra de esas etapas, a ver qué tal.

Mayor placer culposo del 2019. ¿Se acuerdan de los libros Multiaventura o Elige tu propia aventura? Se trata de libros que te dan la opción de tomar decisiones.  Si quieres que el héroe abra la puerta derecha, ve a la página 23.  Si quieres que abra la izquierda, ve a la página 45. ¿Se acuerdan? Uno de los precursores de ese género era la serie de libros Lone Wolf, escritos por Joe Dever y Gary Chalk.  Hace varios años en un remate de Crisol me compré los dos primeros de esa serie.  Hace unos pocos meses me pedí por Amazon el tercero, The Caverns of Kalte.  No es un libro malo, es que es inocente.  Muy ingenuo y muy poco sofisticado.  Las cosas que atracábamos en los ochentas.

Mayor sentimiento encontrado del 2019. Philip Pullman escribió una serie de novelas que empiezan con The golden compass, que comentó aquí.  Es excelente y muy complejo.  De hecho, se ha intentado adaptar una vez al cine con resultados terribles y una vez a la pantalla pequeña, con resultados menos mediocres, pero aun insatisfactorios.  Después vinieron dos novelas más que completaron una trilogía.  La tercera de estas novelas, The amber spyglass, es demasiado buena.  En su momento hubo mucha presión para que el autor sacara continuaciones, pero no lo hizo.  Sacó unos libritos chiquitos con mapas e historias relacionadas a la historia principal, pero no eran continuaciones propiamente dicho.  Y el año pasado, después de mucha expectativa, por fin sacó algo, pero no era continuación, sino una precuela, Belle Sauvage.  Lo leí durante el 2019 y no sé.  No es mala.  Pero no ayuda, tampoco.  Y la historia está bien, pero no es genial como las anteriores.  Igual ya me compré la que viene después.  Ojalá mejore.

Philip Pullman, A Sally Lockhart mistery: The ruby in the smoke

In .Inicio, Crítica on 11 septiembre, 2013 at 4:28 PM

THENEWYORKER2013junio10-600x818

Philip Pullman es este brillante escritor que nos deleitó con su serie de novelas sobre un mundo en el que cada ser humano lleva consigo un daemon: Una especie de espíritu animal que alrededor de la adolescencia toma una forma específica que revela la personalidad del humano.  Las tres novelas que forman la trilogía son lo máximo (The golden compass, The subtle knife y The amber spyglass).  Luego ha escrito dos novelas cortas más que exploran un poco más ese mundo: Lyra’s Oxford transcurre después de la trilogía y Once upon a time in the north transcurre antes.  Todo este mundito a mí me parece muy bien narrado, muy rico y con personajes muy profundos.  Por eso investigué qué más había escrito este autor, me enteré que tenía otra serie de novelas, las cuales narran las aventuras de una joven en la era victoriana: Sally Lockhart.  Me conseguí el primer título y lo comencé a leer emocionado.  Lamentablemente debo reportar que la emoción no me duró.

El planteamiento es interesante.  Sally es una joven de unos 16 años que ha quedado huérfana en Londres.  Es buena haciendo cuentas, herencia de la educación de su padre comerciante, pero tiene pésima cultura general.  Con eso y con unas cuantas habilidades más que irá descubriendo a lo largo de la historia tendrá que sobrevivir en una ciudad difícil.  Pero además, tendrá que enfrentarse a una anciana que dirige una red criminal para descubrir un misterio y así enterarse de la verdad acerca de la naturaleza de la muerte de su padre y en el proceso hacerse de una joya valiosa.  A lo largo del libro hará amigos que la ayudarán y hará enemigos que quedarán para, supongo, los siguientes títulos.

Si me siento con un amigo y le cuento la historia del libro, seguramente le parecerá interesante.  Pero algo le falta a esta novela.  Todos los elementos esán ahí.  Y se puede reconocer claramente el estilo que llega a su madurez con The amber spyglass.  No sé sinceramente qué es, pero quizás tenga que ver con el hecho de que Pullman pensó en Sally Lockhart y en sus aventuras para una obra de teatro (o por lo menos eso leí en alguna parte).  En todo caso, es un planteamiento que tiene potencial, pero que no me termina de capturar.  Quizás algún día cuando tenga tiempo le dé una oportunidad a la segunda entrega de esta seria.  Pero no me veo leyéndola en un futuro cercano.

(Dibujito de arriba: http://www.elportadista.com)