Mildemonios

Posts Tagged ‘orson scott card’

Orson Scott Card, Speaker for the dead

In .Inicio, Crítica on 12 junio, 2015 at 2:56 PM

1800178_897159503682390_2977851448277176902_n

La primera novela que leí de Orson Scott Card fue Ender’s game.  Me pareció excelente.  Una muy buena obra de ciencia ficción.  Justamente premiada en todos lados.  Después leí Ender’s shadow.  No es técnicamente una segunda parte, sino una historia que corre en paralelo a la primera novela.  También excelente.  No solo expande el universo de Ender, sino que además lo vuelve más sofisticado, con niveles de cuestionamiento más elaborados.  Y después leí la que sí es oficialmente la segunda parte: Speaker for the dead.  Y caray, qué decepción.

La historia transcurre varios siglos después de que Ender hiciera lo que hizo al final de la primera novela, algo que cambia el curso de la sociedad humana y la de la sociedad extraterrestre con la que supuestamente estaba en guerra.  Este hecho además ha trastornado a Ender, quien ha estado viajando por las estrellas de colonia en colonia buscando el lugar ideal para poder dejar un huevo que salvó del conflicto, el huevo en el que reside una reina bugger.  El objetivo final de Ender ahora es encontrar el planeta en el cual la sociedad extraterrestre que él aniquiló pueda empezar de nuevo.  Posiblemente sea en Lusitania, un planeta en el que por fin la humanidad, después de todos sus viajes por la galaxia, ha encontrado a otra raza inteligente, los piggies.

Para mí Speaker for the dead son varias meditaciones bastante buenas sobre la naturaleza humana y la tolerancia unidas como sea.  Por momentos Ender está razonando sobre los tipos de inteligencias que podría encontrarse el ser humano y cómo reaccionaría a eso y después Scott Card se manda con una narración totalmente inconsistente sobre cómo llegar de un planeta a otro. ¿Sí? ¿En serio Ender cuenta con dinero ilimitado? ¿Eso no habría llamado la atención de alguien en ese gobierno? ¿Y en serio por no responderle a Jane por unos minutos ésta se ofende y descubre su verdadero sentido en la vida? ¿Entonces por qué no pasó eso antes, cuando Ender estaba dormido o en la ducha? Ni qué decir de ese desastre ecológico que se inventa para que sea habitado por los piggies.  No digo desastre en el sentido de que viven en un basurero, sino que al final, cuando explican qué es lo que pasa con Lusitania, nada tiene sentido.  De hecho, es una locura.

Speaker for the dead no me gustó.  Pero independientemente de eso, no me parece una buena novela.  Como dije, tiene demasiadas contradicciones.  Demasiados personajes (al punto de que por momentos ya ni importa quién es el que está hablando, porque todos tienden a pensar igual -menos Ender y Jane, por supuesto-).  El misterio de la muerte a manos de los piggies es obvio.  Y en fin, a mí me decepcionó mucho.  Espero que las siguientes entregas hayan sido mejores.

(Dibujito de arriba: http://lanternhollowpress.com/)

Anuncios

Orson Scott Card, Ender’s shadow

In .Inicio, Crítica on 3 marzo, 2015 at 2:59 PM

newsie

Usualmente en este blog me tomo un post en comentar una novela.  No obstante, Ender’s game (la primera novela de esta serie) es tan compleja que tuve que dedicarle dos posts: Uno sobre el rollo del liderazgo en la novela y otro sobre la historia misma de la novela.  Y es que ésta no solamente es una de las novelas de ciencia ficción que más me han gustado, sino que además me dejó pensando por mucho tiempo sobre los temas que explora.  Orson Scott Card es un maestro.  No solamente en la narración, que mantiene el ritmo todo el tiempo, sino además en el tema que está tratando, que es algo muy profundo de la sociedad humana.

La continuación de Ender’s game vendría a ser formalmente Speaker for the dead, de la que escribiré un post otro día.  Pero Ender’s shadow es una especie de novela paralela a Ender’s game, que a su vez origina otra serie de novelas.  Y si bien no está al nivel de la primera, considero que está bastante cerca.  Mucho más que Speaker for the dead, definitivamente.

Así como Ender’s game es el recorrido de Andrew Wiggin desde que es reclutado en un colegio para que vaya a la escuela excepcional para oficiales de la flota estelar hasta que se gradúa y termina comandando la flota humana en la famosa última gran batalla contra una raza alienígena que se supone que lo único que quiere es destruirnos, Ender’s shadow es el mismo recorrido, pero de un personaje un año menor que Ender: Bean.  Los que han leído la primera novela lo recordarán como uno de los “hombres” de confianza de Ender y uno de los más inteligentes niños de la academia que termina acompañando a Ender hasta el final.  Es uno de los capitanes que lo apoyan en la batalla definitiva.  Pero hay una diferencia importante: Bean sí sabe qué es lo que está pasando.  La gran revelación final que se le hace a Ender (y que el lector tampoco sabe hasta las páginas finales de esa novela), Bean lo deduce por su cuenta mucho antes.  Y lo hace con un proceso deductivo que es compartido con el lector.  Aquí yace la maravilla de esta novela: Orson Scott Card nos demuestra que es un genio, porque comparte con nosotros sus procesos.

Y es que Bean es terriblemente inteligente.  Luego se explica cómo así es que tiene un intelecto tan avanzado.  Pero eso al comienzo no importa.  Lo importante es que es un niño excepcionalmente inteligente.  Y que usa ese intelecto para salir de todos los problemas que se le presentan.  De hecho, definitivamente es más inteligente que el mismo Ender.  Entonces, ¿cómo es que Ender termina siendo el gran héroes y no Bean?

Ahí reside el rollo de esta novela.  Bean por buena parte de la historia se está preguntando precisamente esto.  Él sabe que es más inteligente que Ender, que es más rápido mentalmente, que tiene mejor memoria y que se da cuenta de cosas que Ender no ha notado.  Bean podría destronar a Ender fácilmente.  Aún así, Ender es el líder.  Incluso Bean se sorprende cuando lo sigue a las situaciones más extremas sin darse cuenta. ¿Por qué? Orson Scott Card responde esta pregunta de muchas maneras, para terminar dando un mensaje hermoso sobre el liderazgo.

Cuando supe que se trataba de una historia que iba en paralelo a la primera novela, no me llamó tanto la atención.  Pero me gustó tanto Ender’s game, que decidí darle una oportunidad.  Y no me decepcionó.  Lo que el autor hace es darle un nivel de complejidad mucho más profundo a esta historia.  Vale la pena.  Además, toda la primera parte (que quizás podría caer pesada, pero es necesaria para darle sentido a lo que viene después) de Bean viviendo en las calles es excepcional.  Cómo Bean sobrevive a una realidad dura aplicando estrategia que después le servirá en situaciones militares es genial.  Algo que le faltaba a la primera novela: Una dimensión socioeconómica.

Ender’s shadow es muy recomendable.  No solo para los fanáticos de la franquicia, sino también para aquellos que quieren meditar sobre la naturaleza del liderazgo.

Mis lecturas del 2013, porque no me queda otra

In .Inicio, Crítica on 2 enero, 2014 at 5:47 PM

Cervantes

Una buena proporción de blogs dedicados a comentar películas o libros o similares han sacado en los últimos días del 2013 su post repasando lo que han leído y -si es que hay suficiente material-, proponiendo un ranking.  Yo hasta donde recuerdo nunca había hecho algo así, pero supongo que para todo hay una primera vez.  Pero la verdad es que el 2013 ha sido un año con muchos altibajos.  Así que no creo que me sienta en posición de hacer un ranking de lo mejorcito que he leído durante este año.  Pero algo hay que sacar, así que aquí mis categorías personales.

Mayor decepción personal del 2013: Bitter seeds de Ian Tregillis.  Sí, sí.  Ya sé que es un libro de años atrás, pero es que recién lo leí durante el año que se fue.  Me lo conseguí porque en internet leía a varios echarle hartas flores y comparar a su autor con George R. R. Martin.  La verdad, me decepcionó muchísimo.  La idea original es bastante buena: Durante la segunda guerra mundial los nazis han desarrollado a unos cuantos super hombres que tienen poderes síquicos, mientras que los británicos por su lado aprenden a utilizar demonios a su favor.  Pero el desarrollo de la historia es insufriblemente predecible.  Una pena.  Ya apenas pueda escribiré un post al respecto.

Mayor descubrimiento personal del 2013: Ender’s game de Orson Scott Card.  Sí, pues.  No lo había leído.  Supéralo.  A raíz de que se venía la película me interesé por este clásico de ciencia ficción y por casualidad entré a una librería y lo estaban ofreciendo y me lo compré.  Y desde que lo comencé a leer no lo pude dejar.  Es excelente.  Una joya.  En este post le echo flores y en este otro post le sigo echando flores.  La ciencia ficción se inventó para especular sobre qué pasaría si sucediese *algo*.  Ender’s game es un excelente ejemplo de cómo es que se hace. ¿Cómo? ¿Que es una historia fachista? Sí, retrata una sociedad extrema, pero justamente es una advertencia de lo que sucede cuando se relajan algunos principios sobre los cuales está construída la sociedad actual.

Mayor descubrimiento metaliterario personal del 2013: Zombie island de David Wellington.  Como novela de terror deja mucho que desear.  Como novela de zombies no es nada nuevo.  Como novela en general está ahí no más.  Pero este libro tiene un detalle interesante del que ya escribiré luego.  Se trata de una historia que Wellington fue escribiendo en entregas semanales y que fue colgando en una página web.  Hoy este autor tiene su propia web y cuelga material gratuito que usa para promocionar sus publicaciones.  Un modelo que para el Perú es novedoso, pero que en otros lados han estado usando desde hace tiempo.  Wellington encontró la fórmula para escribir lo que le gusta y vivir de eso, a pesar de que grandes editoriales no estuvieron dispuestas a apostar por él.

Mayor placer culposo personal del 2013: Death Troopers de Joe Schreiber. ¿Cómo es que recién en esta década a alguien se le ocurre combinar zombies y el universo Star Wars? En todo caso, a esta novela no le he dedicado uno, sino tres posts.  Y es que como novela de Star Wars está en algodón.  Pero además, como novela de zombies tiene varios elementos novedosos que la hace interesante.  Ahora, no la recomendaría abiertamente, porque como novela de terror tiene algunos problemas.  Igual, más allá de que Marco Aurelio Denegri la destruiría en quince segundos, a mí personalmente me gustó un montón porque combinaba varias cosas que me gustaban cuando era un lector más inocente y no analizaba todo.

Más sentimientos encontrados del 2013: The once and future king de T. H. White.  Tenía planeado dedicarle un post próximamente.  Este clásico de la fantasía no lo había leído tampoco y recién lo conseguí durante el 2013.  En las librerías de Lima por alguna razón nunca lo tenían.  En todo caso, esta historia alucinante que comienza con Merlín educando a Arturo cuando éste aún es jóven para que luego, cuando descubra que es heredero del trono, sea un buen rey es amena, tiene personajes sólidos y pasajes que son excelente.  Mis preferidos son los capítulos que narran a Merlín convirtiendo a Arturo en algún animal o insecto, para que aprenda sobre los extremos a los que pueden llegar algunas sociedades (las hormigas en una sociedad en donde no importa el individuo -¿su analogía del comunismo?-, las aves en una sociedad altamente militarizada, etc).  Pero no me terminó de capturar.  Supongo que porque hay pasajes largos que no tienen sentido y que no llevan a nada y que no me queda claro para qué los metió el autor.  No es un mal libro.  Es bueno y te va a llevar a meditar sobre muchas cosas, si es que se lo dejas.  Pero no sé.  Algo le faltó para que me capturara.

(Dibujito de arriba: http://castellanoscomics.blogspot.com/)

Más sobre Ender’s Game

In .Inicio, Crítica on 5 julio, 2013 at 1:33 PM

cadaver ex1

En otro post estaba comentando el planteamiento de la novela Ender’s Game, de Orson Scott Card.  Y la verdad es que el post me quedó corto, porque es una novela realmente compleja.  No, no complicada, como puede ser Cien años de soledad.  Para seguir la trama no necesitas tener una libreta de apuntes a tu costado, porque no hay otra forma que recuerdes cuál Buendía es el que se acaba de tropezar.  De hecho, Ender’s Game es bien lineal.  Las cosas pasan una detrás de otra.  Y como en toda historia de ciencia ficción, la causalidad es bastante definida.  Todo lo que hace el personaje principal tiene una consecuencia.  Todo a lo que se le somete, tiene luego un efecto.

Es más, la parte tecnológica de esta novela es bastante ligera.  No hay grandes propuestas de grandes adelantos tecnológicos, como siempre hay en novelas de otros autores icónicos de ciencia ficción, como podría ser Isaac Asimov.  Hacia el final de la novela hay un personaje que le explica a Ender cómo es que funcionan las dos tecnologías clave que usará la humanidad para derrotar a los buggers.  Y la explicación empieza dejando en claro que Ender no necesita saber los detalles.

Una vez tuve la oportunidad de escuchar a Orson Scott Card en vivo hablar sobre el reto que es narrar una historia en un universo que no existe: el futuro.  En esa ocasión explicó que para él, lo que importa no es la tecnología, sino la gente y cómo reacciona a lo nuevo.  Lo interesante para una novela de ciencia ficción es el comportamiento humano, no la tecnología misma.  En ese sentido, Ender’s Game es insuperable.

Sobre todo porque aborda un tema que tiene mucho que ver con el comportamiento humano: el liderazgo.  A Ender lo están preparando para que sea el comandante de miles de personas a una corta edad.  Y la propuesta de Scott Card es clara: Para ser un buen líder tienes que sufrir.  Someterlo a las pruebas más exigentes, más difíciles.  Y conforme vayas saliendo victorioso de esos desafios, asegurarte de que todos se enteren de esos logros, para que te respeten.  Pero lo que es peor: Un buen líder es solitario, no tiene amigos y no siente compasión, porque eventualmente tendrá que hacer sufrir a otros.

Claro, éste es un planteamiento bastante militarista.  Así es como impones liderazgo en el ejército.  Pero, ¿funciona para la sociedad civil? Astutamente Scott Card compensa la historia central de los avances de Ender en su academia con la historia de sus hermanos.  Estos, Peter y Valentina, son claramente tan superdotados intelectualmente como Ender, pero ninguno de los dos fue llamado a la academia, por distitnas razones.  Peter porque es demasiado cruel y Valentina porque es demasiado compasiva.  No obstante, nadie les quita que sean superdotados, por lo que en la Tierra ellos avanzan en establecer autoridad de otro tipo.

Peter quiere se político y comienza a manipular la opinión pública desde joven.  Tiene un plan y conforme avanza la historia de Ender se va dando información de manera sutil acerca de cómo el plan de Peter va dando resultado.  Por su lado, Valentina no tiene un plan específico, pero va avanzando en imponerse como una autoridad intelectual en la comunidad de pensadores de la Tierra.  A diferencia de historias más pesimistas como Game of thrones, en donde básicamente tienes que ser un miserable maldito para poder gobernar, en Ender’s Game el mensaje es otro.  Aquí ser inteligente es obligatorio.  Y el que no es inteligente, el que no puede reaccionar de inmediato a los desafios que se le pone, el que no se queda pensando días para solucionar problemas que se le plantea… Ése está destinado a seguir a otro que sea más inteligente que uno.

Pero no sólo eso.  Además tienes que combinar esa inteligencia con otras muchas cosas.  Ser inteligente no es suficiente, para Scott Card.  Además tienes que estar en óptimas condiciones físicas.  Tienes que tener una red de seguidores leales a ti.  Tienes que superar tus problemas emocionales.  Es mucho más complicado que eso.

En fin.  No digo que la humanidad sea así y que Orson Scott Card le haya atinado en todo.  Pero sí da mucho en qué pensar para aquellos que tienen la mala suerte de verse en la obligación de liderar equipos de personas en condiciones desfavorables.  Como suele ser el caso.

(Dibujito de arriba: http://losmonstruosdetony.blogspot.com/)

Orson Scott Card, Ender’s Game

In .Inicio, Crítica on 2 julio, 2013 at 4:11 PM

Page003

Ender’s Game no es un libro para cualquiera.  Para empezar, parte de una serie de supuestos que para alguien ligeramente caviarón podría resultar chocante.  En el mundo creado por Orson Scott Card para esta novela, las familias solamente pueden tener dos hijos.  Y si quieres tener un tercer hijo, te sometes a que el Estado posiblemente se lo termine llevando para entrenarlo como oficial de las fuerzas armadas.  Pero no necesariamente, sólo si tiene las actitudes para ser líder.  Y lo no hará a los 18 años de edad, sino a los 6 años de edad.  Lo que pasa es que la humanidad está envuelta en un conflicto bélico que requiere de oficiales super entrenados.  Y eso no se puede hacer si los agarras después de la pubertad.  Nope.  Los tienes que agarrar desde que son pequeños.

Pues bien, ¿cómo entrenas a un niño en el uso de armas, en estrategia militar y en otras nociones que deben dominar para ser buenos oficiales luego? Fácil: Lo planteas como un juego.  Y por esto es que Scott Card ha sido blanco de todo tipo de ataques y de críticas en los Estados Unidos, en donde lo han acusado de fachista y de otras cosas.  No obstante, ésta es una novela de ciencia ficción y cumple muy bien con la idea de este género de plantear el “what if” de una sociedad que se ve enfrentada a una situación como la descrita en Ender’s Game.

Ender, el protagonista principal, tiene un destino bastante triste.  Hay una guerra para la cual se necesita un comandante que controle a una inmensa flota humana en una gran batalla que se viene.  Este detalle es importante: La academia está entrenando a muchos muchachos, pero de todos ellos, solo uno será el comandante final que llevará a la humanidad a la victoria sobre una raza de seres insectoides que alguna vez estuvieron en guerra frontal con los humanos, pero que ahora están recluidos en su planeta natal.

Se ha mandado una gran flota a esa batalla final.  Una sola flota, compuesta de naves de distintos niveles de tecnología y distinta capacidad destructiva.  Pero es una sola flota, que hará el ataque en un solo momento.  Si fallan, ellos contraatacarán y será el final de la humanidad.  Un comandante, una flota, una batalla.  Eso es todo.  La buena noticia es que hay varios años para prepararlo todo.  Y parece que Ender es el destinado a ser ese comandante.  Pero no es seguro.  Depende de su rendimiento.

La novela es brutal en presentar los métodos que usan en la academia, sobre todo por el director Graff, para asegurarse de que Ender esté listo para esa gran batalla, justificados en la ineludible realidad de que se acerca ese día final y que de fracasar, será el fin de la raza humana.  A esta gente poco le importa el desarrollo de este muchacho.  Se preocupan por su bienestar emocional solamente cuando eso perjudica su rendimiento en los juegos y retos que tienen preparados para él.  Lo único que importa es prepararlo para ese gran día en unos años.  Todo lo demás es secundario.

Pero todo esto no es más que el mundo en el que se desenvuelve Ender.  El what if que desarrolla Scott Card no tiene que ver con esto, en realidad, sino con la naturaleza del liderazgo.  A Ender lo están preparando para que sea un gran líder.  Y eso tiene un componente natural, con el que tienes que nacer.  Pero tiene un componente de preparación, educado.  Más sobre eso en otro post.

(Dibujito de arriba: http://jake-paperlife.blogspot.com/)