Mildemonios

Posts Tagged ‘mark gatiss’

Doctor Who: Su estilo a través de sus guionistas (3)

In .Inicio, Crítica on 28 marzo, 2014 at 2:19 PM

cyber01

La bulla alrededor de Doctor Who ha caído un poco ahora que su aniversario ya pasó y que estamos a la espera de la nueva temporada.  Mientras no hay nada nuevo quizás valga la pena comentar la obra de otro de los guionistas relevantes que han escrito capítulos para la nueva serie últimamente.  En este post hablé de Steven Moffat y en éste otro de Mark Gatiss.  En esta oportunidad quería hablar de un autor que ha escrito apenas dos de los episodios, pero que por tratarse de un autor que me gusta mucho y que tiene una trayectoria relevante vale la pena dedicarle unas líneas.  Me refiero, por supuesto, a Neil Gaiman.

Quizás sea más conocido por haber sido el que escribió The Sandman, un comic de la editorial Vertigo Comics (que a su vez es un sello de DC Comics).  Se trata de un título que salió mensualmente desde enero de 1989 hasta marzo de 1996.  Cuenta la historia de Morpheus, la entidad encargada de los sueños.  En Sandman por encima de todo ser vivo, incluso los dioses, hay unos seres llamados los Endless: Morpheus (encargado de los sueños), Destino, Muerte, Destrucción, Delirio, Deseo y Desesperación.  Los siete Endless tienen sus riñas y sus tramas y éstas tienen impacto en la vida diaria de dioses y de los seres comunes.  Neil Gaiman no solo creó un mundo increiblemente complejo e interesante, sino que contaba historias bien atractivas y sofisticadas.  Mi favorita es la de un noble que está contento porque su reino es próspero y todo va bien, pero que sabe que eventualmente caerá en desgracia, como todos los reinos de la historia de la humanidad.  Así que hace un pacto con Morpheus para que se lleve el reino al mundo de los sueños para siempre y que la gente sueñe para con él.  En su lugar en la Tierra deja ruinas que nadie recuerda de qué son, ni siquiera el noble.  La forma cómo cuenta las historias en Sandman es genial.

Sandman_dudosa

Neil Gaiman, a diferencia de otros escritores de comics que tuvieron éxito en esa industria y se quedaron escribiendo solamente comics (como Alan Moore o Mark Waid), luego se movió a lo que en todas las entrevistas menciona como su verdadera pasión: Escribir novelas.  Astutamente su primera novela no la escribió solo, sino con la leyenda de la literatura británica de fantasía Terry Pratchett.  Ellos dos escribieron Good omens, que no solamente es muy imaginativa, sino que es terriblemente graciosa.  Después escribió su primera novela por su cuenta, Neverwhere, que también tiene un truco, porque es la novelización de una miniserie que había escrito para la BBC y que había sido relativamente bien recibida.  Y después de estas dos, con un nombre ya establecido en esta otra industria, arrancó verdaderamente su carrera.

458px-Amanda_Palmer_-_Arena_Vienna_2011_a08_Neil_Gaiman

Pues bien, siendo la celebridad que es, solamente ha colaborado con Doctor Who dos veces.  La primera vez fue en el 2011 con The Doctor’s wife.  Es uno de esos episodios que lo tienen todo.  Aunque mucho del resultado final depende del director Richard Clark que supo sacarle el jugo al guión de Gaiman.  El resultado es una historia bastante emocionante y reveladora.  Y que la voz del villano la haga Michael Sheen ayuda enormemente.

El otro episodio no es tan emocionante y es más bien lento, pero pretende ser mucho más profundo. ¿Han visto ese robot que juega ajedrez? Era una atracción de circo hace mucho tiempo.  Gaiman explora qué pasaría si ese robot es un Cyberman.  Y si bien concretamente en un momento el Doctor se sienta a la mesa a jugar ajedrez con el robot, todo el episodio tiene la estructura de una partida de ajedrez, con sus sacrificios, su rey, su reina, sus peones, etc, etc.

No sé si en temporadas siguientes vuelvan a llamar a Gaiman para que aporte con más guiones.  Ojalá.  A mí me parece un autor excelente.

(Dibujito de arriba: http://www.scottblairart.com/)

Doctor Who: Su estilo a través de sus guionistas (1)

In .Inicio, Crítica on 20 diciembre, 2013 at 3:09 PM

pond01

La serie Doctor Who rompió otro record el día de su 50 aniversario.  Esto tiene su lado positivo: Ahora más gente sabe de esta buena serie y la comenzará a seguir, permitiendo incrementar la audiencia, lo que a su vez hace que la serie valga más y eso -a su vez- hace que haya más ingresos, lo que implica que metan más plata en hacer los capítulos más chéveres, con más efectos y en fin.  Más de lo bueno.  Pero también tiene su lado negativo: Valgan verdades, Doctor Who es una serie muy inconstante.  Así como tiene capítulos espectaculares, tiene capítulos muy intelectuales y tiene capítulos que son sencillamente demasiado pastrulos.  Esto es algo que los fans hemos aprendido a tolerar.

Por ejemplo, en la segunda mitad de la última temporada, tenemos un episodio muy emotivo como The snowmen (en el que el Doctor está superando la depresión por una pérdida), seguido de un capítulo aventurero como The bells of saint John y después un capítulo lentísimo como The rings of Akhaten.  Alguien que recién le entra a Doctor Who en esta etapa estaría confundido acerca de qué es esta serie.  Sobre todo si se considera que después viene Cold war, un episodio de terror que parece estar inspirado en Alien.

Los que gustamos de Doctor Who entendemos que precisamente la gracia de la serie es que salta de un género a otro.  Y que cada semana te arroja emociones distintas.  No sabes qué esperar del siguiente episodio y eso es algo bueno.  Por supuesto, se opone al modelo de las series de Estados Unidos, que tienden a ser más bien predecibles, enmarcadas dentro de parámetros que las hacen más fáciles de ser definidas.  Por ejemplo, Fringe.  El contenido de cada episodio era un locura y no había forma de saber qué sucedería cada semana.  Pero todos sabíamos que se trata de una serie de suspenso con un componente de especulación científica.  Una aventura de ciencia ficción, si se quiere.  Doctor Who no puede ser definida así.  A veces es terror, a veces es aventura, a veces es pura ciencia ficción, etc.

Por eso es particularmente interesante que al comienzo de cada capítulo, junto al título del episodio salga el autor del guión de esa noche.  Así desde el comienzo ya te vas haciendo una idea de lo que se viene, porque reconoces el nombre -tanto o más que los nombres de los actores invitados-.  Por ejemplo, Mark Gatiss.  Este pata ha escrito seis episodios desde el relanzamiento de la serie.  En el 2013 nos trajo The crimson horror (en el que el Doctor termina interpretando a una especie de Frankenstein que hace amigos) y Cold war (que, como ya dije, es una especie de homenaje a Alien).  En el 2011 escribió Night terrors, que es un terror más urbano.  Ha escrito también The lazarus project en el 2007, un episodio que gira alrededor de un experimento que sale mal.  En la segunda temporada del relanzamiento, en el 2006, escribió The idiot’s lantern, una especie de horror que se desprende de la aversión a la tecnología, ambientada en los años cincuenta.  En la primera temporada, escribió la obra maestra The unquiet dead, una aventura que incluye zombies y a Charles Dickens y a otros personajes que luego serán relevantes.  De hecho, es por este episodio que me llamó la atención Mark Gatiss.  Muy buen guión.

Mark_Gatiss_on_writing_The_Hounds_of_Baskerville

Quizás la única que se sale de su estilo es Victory of the Daleks, del 2010.  Ésa en la que los Daleks trabajan para Winston Churchill durante la segunda guerra mundial.  Ésa historia es distinta a su usual, con incluso una batalla espacial al final.  Es distinto a lo demás que ha hecho, pero es un episodio relevante para el desarrollo del personaje.  Supongo que se la encargaron porque es particularmente bueno como guionista.

En todo caso, mi punto es que hay una razón por la cual en cada capítulo de Doctor Who dejan en claro al comienzo quién escribió el guión, a diferencia de las series norteamericanas, en donde eso no es exhibido con tanta exposición.

(Dibujito de arriba: http://www.wallibs.com/)