Mildemonios

Posts Tagged ‘juan acevedo’

¿Y por qué no la historieta?

In .Inicio, Crónica on 25 mayo, 2012 at 2:42 PM

En el Peru hay una larga tradición de historietas.  No voy a entrar a los detalles históricos, para eso mejor vayan a blog más especializados como Comics Apocalipsis y Todo Historietas.  No sólo eso, sino que además, los historietistas peruanos han sabido hacer click con el público, ofreciendo material que se volvió bastante popular en su momento.  Han sabido contar buenas historias, abordar temas que le interesa a la gente y se han sabido mantener vigentes. ¿Por qué, entonces, el Ministerio de Cultura no mueve cielo y tierra para sacar una ley del comic peruano, como parte de su cruzada para promover la cultura nacional? Digo, con todos los argumentos que esgrimen los promotores de la nueva ley de cine, cualquiera diría que un medio de alcance mucho más popular como la historieta debería ser usado como punta de lanza para sus políticas de promoción.  Si es que fuesen sinceras, por supuesto.

Consideren esto, solamente.  En muchas oportunidades campañas de difusión de temas sociales vienen acompañadas del pedido de que se incluya una historieta para tratar los tópicos de fondo, de tal manera que llegue a más gente que de otra manera no leería al respecto.  En esto, por ejemplo, el peruano Juan Acevedo es un maestro.  En ese sentido, no es causalidad que la gente de Save The Children lo llamaran para que saque esta genial historieta sobre los programas sociales para niños, titulado Los niños primero y disponible sin costo alguno en su website.  Y los que quieran ver hasta dónde puede llegar la promoción de temas sociales usando historietas, chequeen el histórico material que sacó Quino usando a Mafalda para promover la difusión de los derechos del niño.

Y no es como que habría que comenzar a capacitar gente, tampoco.  El Perú cuenta con maestros de maestros en el arte de la historieta.  Por ejemplo, piensen quién hacía el humor político más fino en las elecciones pasadas. ¿Estaba acaso en la televisión? Quizás, con Carlos Álvarez.  Pero nada más. ¿En la radio? Quizás, con Los chistosos, pero ahí moría el payaso (no pun intended!).  No, estaba en el humor gráfico, en las caricaturas de Carlín, en las críticas de Molina, en los análisis de Andrés Edery y en los comentarios de Heduardo.  Estos cuatro patas, como lo comentaba en otro post, son genios.  Y si en realidad el Ministerio de Cultura estaría comprometido en promover visiones del Perú a través de la difusión del arte, estaría mucho más preocupado en hacer algo al respecto.  A organizar un concurso de novela gráfica o qué sé yo.  Algo con un 0.005% del presupuesto usado en el Conacine ya sería un avance inmenso.  Si es que fuese sincero, por supuesto, en su rollo de la difusión de una visión del país.

Usen como punto de partida los concursos que hacía ACS Calandria.  O el concurso anual que ahora hace Contracultura.  O si no, organicen ferias de promoción como las que han estado haciendo la gente de Lima Comics.  Hagan lo que sea.  Tenemos montones de historietistas excelentes que harían maravillas con un poco de incentivo y con una fracción del presupuesto de Conacine.  En vez de seguir apostando a cine peruano que gana premios internacionales (pero que los peruanos no vamos a ver al cine, porque no está sintonizado con nosotros), apuesten por esta otra expresión cultural que sí está en empatía con la gente, sí tiene nombres identificables y que sí rinde excelentes resultados cuando difusión de una visión de país se refiere.

(Dibujito de arriba: http://www.joshuamiddleton.com/)

Anuncios

Juan Acevedo, El cuy – Todas sus aventuras

In .Inicio, Crónica on 27 abril, 2012 at 5:15 PM

Por un momento hagamos un paréntesis a los rajes usuales para comentar una joyita que comencé a leer la semana pasada.  Se trata El Cuy – Todas sus aventuras, la recopilación de las andanzas temporales del personaje emblemático de Juan Acevedo.  Es falso que incluya todas sus aventuras.  Incluye todas sus aventuras que implican viajes en el tiempo, por lo menos.  Y es genial a varios niveles.

Al nivel visual es increíble por su simpleza de trazo.  Simpleza en el buen sentido de la palabra.  Con cuatro rayitas Acevedo te puede expresar todo lo que quiere expresarte.  Si el personaje está preocupado o molesto o lo que sea.  Y eso es bastante bacán, porque hace que la lectura de la historia sea mucho más dinámica.  Esto hace un contraste perfecto con los detalles de la ambientación.  O sea, si la aventura es en el Perú Colonial, dibuja bastante bien al Cuy con sus amigos caminando por calles de Lima de esa época.  Tengo entendido que los fondos se los dibujaba otra persona o lo ayudaba, en todo caso.  Pero igual, el contraste es perfecto.

También lo considero genial a nivel personajes.  El Cuy es, como lo explica Rafo León en la introducción, el perfecto peruano ideal de esa generación.  Achorado, pero respetuoso.  Buena gente, pero no cojudo.  Culto, pero no marciano.  Y Acevedo lo caracteriza bastante bien como tal a lo largo de sus aventuras.  Siempre metiéndose en problemas por reclamón y por defender sus ideales, incluso en las más improbables de las circunstancias.  Más bien Humberto, su fiel compañero, es algo flojo en ese sentido.  Porque a veces es achorado y a veces es un pisado.  Pero igual cumple su función.

Y lo que me parece que pone a Juan Acevedo en otro nivel completamente es la obvia investigación histórica que ha hecho para cada una de las historias.  Es conocido cómo Hergé se tomaba un buen tiempo para investigar e incluso a veces viajar antes de hacer cada tomo de las aventuras Tin Tin.  Y también son legendarios los estudios de Hugo Pratt previos a cada tomo de las aventuras de Corto Maltés.  Con esta publicación uno puede ver claramente que Juan Acevedo es de ese vuelo, tomándose en serio cada elemento y cada objeto.  De lejos un artista que se toma en serio su arte.

Aún no lo termino pero aún así lo recomiendo altamente.  Deberían incluir al Cuy en el plan lector de los colegios nacionales.

(Originalmente publicado en Economía de los Mil Demonios, 25/01/2010)