Mildemonios

Posts Tagged ‘joss whedon’

Joss Whedon, Jed Whedon, Maurissa Tancharoen, Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D. Temporada 2

In .Inicio, Crítica on 4 marzo, 2022 at 1:22 PM

(Voy a seguir comentando todas las series y películas del MCU en el orden de la historia que están contando, no en el orden en el que las hicieron. La última que colgué fue sobre la segunda temporada de Daredevil, que pueden leer en este enlace. La siguiente que me tocaría sería la película Civil War, pero ésa ya la había comentado hace tiempo, en este otro enlace. No obstante, he caído en cuenta de que me faltó comentar la segunda temporada de Agents of S.H.I.E.L.D., que se supone que transcurre después de Age of Ultron y antes de Ant-Man, las cuales comento en este enlace y en este enlace. Así que llenemos ese hueco)

La primera temporada de esta serie -que comento en este enlace– fue bastante efectiva. Toma una idea que es introducida en las exitosas películas del MCU para crear una serie que desarrolla temas que no hay tiempo de abordar a fondo en las películas. Además, nos presenta personajes interesante y carismáticos de los cuales queremos saber más. Desde Coulson hasta Skye, de lejos lo mejor de la serie es la manera cómo los miembros de este equipo se relacionan entre ellos, discuten, se amistan, etc. Esta primera temporada desarrolla eso y lo hace de una manera brillante. Y si bien hay un arco general que une todo en la primera temporada, la lógica ahí era de caso por caso en cada episodio. O sea, en cada capítulo se desarrolla una amenaza y se resuelve.

Esto cambia en la segunda temporada. Aquí ya hay un grupo definido y están listos para una amenaza global que justifique la existencia de una organización secreta tan proliferada como se supone que es S.H.I.E.L.D. Ya no se trata solo de una pandilla de una organización mayor con misiones específicas, sino de todo S.H.I.E.L.D. enfrentándose a algo tan grande y tan peligroso. Eso es un giro interesante. El otro es definitivamente el elemento más importante de la temporada y que sin lugar a dudas redefine la orientación de la serie para las siguientes temporadas por venir: La introducción de los inhumans.

Alguna vez el MCU tenía a los mutantes para toda clase de historias que tratasen el asunto de la discriminación. No obstante, cuando Marvel Comics estuvo al borde de la quiebra hace unas décadas, le vendió los derechos de los X-Men y de todos los mutantes del MCU a un estudio que no era Disney o ninguno de los estudios de cine bajo el paraguas de Disney. No obstante, la figura de los mutantes era muy efectiva. Así que, ¿cómo podía hacer el MCU ahora para poder contar esas historias de nuevo?

Introduciendo a los Inhumans. Es básicamente lo mismo, pero ya no son producto de mutaciones genéticas, sino de una manipulación biológica por parte de una raza de extraterrestres guerreros que querían crear superseres usando a los humanos como base. Los X-Men descubrían sus poderes cuando llegaban a la adolescencia y pasaban por una situación estresante. Los Inhumans, en cambio, son personas normales que estaban caminando por la calle y de pronto te caía encima un humo morado y te transformaba. El problema era, claro, que no sabías en qué te transformaría. Podías resultar siendo una mole azul terrorífica o mantener tu forma humana, pero adquirir un poder cool, como poer volar o poder lanzar rayos de tus ojos.

Hasta ese entonces el MCU no había explotado a los Inhumans. Luego tendrían su propia serie, pero en ninguna película los habían mencionado. De hecho, que mal no recuerde en ninguna de las películas los mencionarían jamás. Como sea, es en esta temporada de S.H.I.E.L.D. que se presentan por primera vez.

Por otro lado, el estilo de la narración también cambia. Ya no se trata de un caso por episodio. Ahora hay una amenaza global más importante que mantiene a toda la temporada. Coulson es ahora el director de todo S.H.I.E.L.D. y el villano al que se enfrentan lo amerita. La revelación hacia el final de la temporada de quién realmente es el villano debe impactarnos, pero para entonces ya era relativamente obvio. Y el descubrimiento de que uno de los personajes originales de la serie es Inhuman también debe impresionarnos, pero también era relativamente obvio.

Al equipo se unen algunos nuevos personajes relevantes, uno de los cuales se mantendrá hasta el final de la serie y otros dos se suponían que iniciarían su propia serie por su cuenta. Mención aparte merece Kyle MacLachlan como el supuesto villano que después evoluciona a algo más. Si no fuese un actor tan hábil ese personaje no habría funcionado.

Joss Whedon, Avengers: Age of Ultron

In .Inicio, Crítica on 4 junio, 2021 at 4:54 AM

(Continúo comentando todas las películas y series del MCU en orden. La última fue la primera temporada de Daredevil, que comento en este enlace. Ahora me toca la segunda de Avengers.)

Avengers: Age of Ultron es el segundo megaevento en el MCU, cuando aun éramos inocentes e ingenuos. Se había armado la cama desde la primera de Avengers (que comento en este enlace) con películas fuertes como Thor: The Dark World (que comento en este enlace) y Captain America: The Winter Soldier (que comento en este otro enlace). Si bien estas tenían sus escenas post-créditos en las que sugerían que se venía algo grande después, las películas de esta etapa no están articuladas. Es decir, lo que pasa en Dark World no aporta a Ultron. Puedes ver Ultron sin haber visto Winter Soldier e igual entiendes todo. El MCU aun no había aprendido a integrarlo todo en una gran narrativa superior que hacía que esperásemos con mayor ansiedad la siguiente película de la serie, como sí pasó conforme nos acercábamos a Endgame (que comento en este enlace) varios años después.

Es importante tener esto en cuenta a la hora de juzgar a esta película, porque introduce muchos elementos que luego serán tomados en películas posteriores. Sin embargo, los introduce de cero. Por ejemplo, ¿de dónde sale que ahora Tony está produciendo robots para reemplazar a los Vengadores? En Iron Man 3 (que comento en este enlace) vimos que Tony tenía esa capacidad. En la batalla final de esa película vimos que usa muchas armaduras como soldados en una batalla. O sea, en ese mundo tiene la tecnología para hacerlo. Lo que no me queda claro es por qué querría hacerlo. De todo lo que hemos visto hasta ahora, Tony Stark es una ególatra que ama la atención. Él quiere ser Vengador. Se ofende cuando Nick Fury le dice que no puede serlo en Iron Man 2 (que comento en este enlace), porque lo consideran muy inestable.

Entonces, ¿por qué querría abandonar la luz de la atención? Todo el mundo lo quiere y lo idolatra y lo admira. No tiene sentido. Es más, si Tony tiene esta tecnología y pasa por todo lo que pasó en esta película y aprende las lecciones y tiene a Vision de su lado ahora… ¿por qué en los años que pasan entre Infinity War (que comento en este enlace) y Endgame no creó un ejército mejorado de robots para la batalla final?

En Endgame él discute con Steve Rogers y le deja en claro que la idea era correcta. Que si hubiesen tenido ese ejército de robots en Infinity War, no habrían perdido frente a Thanos. Y tiene razón. La batalla final de Infinity War la perdieron por poquito. Si hubieran tenido los robots, seguramente habrían ganado. Y está bien, en ese preciso momento Tony no contaba con ese recurso, porque en Ultron lo convencen de que no era buena idea. Pero en los años que pasan hasta Endgame tiene que haberse dado cuenta que sí lo necesita.

Esto es más claro aun si vemos Spider-man: Far away from home. Resulta que Tony antes de morir en Endgame sí había invertido en un sistema de defensas global que incluía unos drones que no eran exactamente los robots que vimos antes, pero que sí están controlados por una inteligencia artificial. El mecanismo de seguridad en este caso era el humano que controlaba a la inteligencia artificial. Es decir, no estarían bajo el control de una computadora como Ultrón, sino bajo el control de un humano que tendría unos lentes especiales puestos. Primero los vemos en manos de Peter Parker, que los usa irresponsablemente y que bien podría haber matado inocentes. Después los vemos en manos de Mysterio, que es peor aun. Así que la solución no termina siendo muy buena tampoco.

Todo eso es un tema que me llamó la atención cuando volví a ver Ultron hace poco. Hay otro detalle que me pone en alerta con esta película. Tiene que ver con el incremento del volumen en todo. O sea, hicieron Avengers y funcionó. Eran seis Vengadores con una amenaza grande: Un ejército invasor del espacio. Está bien. Genial. Emocionante. Funciona. ¿Qué hacemos ahora para la segunda película de los Vengadores? ¿Una amenaza diferente? Nah, básicamente lo mismo, pero que ya no venga del espacio, sino del laboratorio de Tony Stark. Y a todo lo demás le subimos el volumen.

Entonces, ahora ya no son solo seis Vengadores. Ahora son los seis originales, más dos juniors (Wanda y Pietro) y varios de soporte (War Machine, por ejemplo). Ahora ya no son miles de soldados del espacio, sino miles de robots en un país en Europa Oriental. Ahora Tony tiene una armadura más grande y con más volumen, la Hulk Buster. Ahora los Vengadores tienen una base en el medio de Nueva York. Etc, etc. Todo es más grande y con más volumen. Claro, es efectivo, pero hace que el MCU en general me importe un poco menos. Eso quiere decir que, si siguen por este camino, la amenaza para la siguiente película de los Vengadores será cósmica. Más y más grande.

Sí, pues. Será Thanos. Y claro, funciona. Pero después de eso ya no hay más grande. Hasta ahí llegaste. No hay más grande que el tiempo y el espacio. Quizás por eso muchos dicen que después de Endgame, el MCU perdió interés. Bueno, pues. Ése era el riesgo de ir por ese camino. Ahora pues.

Joss Whedon, Jed Whedon, Maurissa Tancharoen, Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D Temporada 1

In .Inicio, Crítica on 22 enero, 2021 at 6:36 AM

(Estoy comentando todo el MCU en orden, incluidas las series. La vez pasada comenté Winter Soldier en este enlace. Ahora me toca la primera temporada de Agents of S.H.I.E.L.D.)

La idea es genial. Muy interesante. De las películas sabemos que hay una oficina del gobierno, S.H.I.E.L.D., que está detrás de las actividades de los superhéroes. Tuvieron que ver con la creación del Capitán América. Ayudaron a Tony Stark a que enmiende el rumbo cuando estaba deprimido en Iron Man 2. Fueron los que recibieron a Thor cuando llegó a la Tierra. Fueron los que juntaron a los miembros de los Vengadores para que formaran al equipo más poderoso del planeta. Y fueron infiltrados por Hydra en Winter Soldier. Así que son parte integral del MCU, pero nunca habían sido desarrollados.

Entonces, una serie que cuente cómo funciona S.H.I.E.L.D. era buena idea. Sobre todo porque habíamos visto a varios agentes y oficiales de esta organización dando vueltas, pero eran pocos personajes los que realmente conocíamos. Estaba Nick Fury, que está demasiado ocupado dirigiéndolo todo como para estar en la serie. Estaba María Hill, que siempre tiene que estar con Nick Fury. Y no había mucho más. Estaba también el agente Phil Coulson, pero él había muerto en The Avengers. Lo mató Loki, se supone.

En principio me molestaría que revivan un personaje. Cada vez que matan y reviven a un personaje en el MCU están quitándole un poco de emoción a las aventuras siguientes, porque sabes que cualquier personaje que veas morir en pantalla lo podrían revivir luego. En Marvel son los reyes de eso justamente. Por eso un primer detalle que me molesta de Agents of S.H.I.E.L.D. es que el personaje principal sea Coulson, a quien vimos morir tan heroicamente en Avengers. No solamente muere y ya, sino que es la muerte de Coulson la que activa una serie de acciones. Sin Coulson muriendo no habría «vengadores». Entonces, después de todo ese escándalo, ¿lo reviven para la serie? No, lo siento. No me cuadra.

Claro, Coulson es un buen personaje y en la serie lo desarrollan mucho más. Ayuda mucho que Clark Gregg lo interprete de una manera tan carismática. Sin embargo, estamos hablando de una organización del Estado que se supone que es extensa. O sea, tiene otros agentes y otros oficiales. Incluso en los cómics tienes varios otros personajes que podías tomar. Pero no, se van por Coulson.

Durante esta primera temporada exploran la razón por la que Coulson está de vuelta, cierto. Pero por lo menos a mí no me convence. Solo piensen que con el proceso con el que trajeron a este personaje de vuelta podrían traer de vuelta a básicamente todos los que quieran. También es cierto que en la serie definen parámetros para ese proceso. Sin embargo, todos los que vemos esta serie y las películas sabemos que eso puede volverse flexible en la medida de lo necesario.

Como sea, los nuevos personajes que se introducen son lo mejor de la serie: La super agente May con problemas personales propios, el super agente Ward con secretos por su cuenta y los técnicos Fitz y Simmons que irán desarrollándose mejor en siguientes temporadas. Todos geniales y muy interesantes. Pero por supuesto que todos los trucos se aplican a Skye, la nueva recluta. Una hacker rebelde que es adoptada por Coulson para S.H.I.E.L.D.

A través de sus ojos es que la audiencia va descubriendo los tejes y manejes de la organización. Nos sorprendemos con ella, descubrimos este mundo con ella. Además, en la medida en la que ella va creciendo en la serie (sobre todo en las temporadas que vienen después), vamos desarrollando un vínculo con ella.

La dinámica de la primera temporada es la que más me gusta, en comparación a lo que vendrá después. Esta lógica de que cada episodio es un caso distinto, que estos personajes están dando la vuelta al mundo limpiando los desastres que dejan detrás los super héroes en sus peleas épicas. Hay un arco que va avanzando, que tiene que ver con una amenaza misteriosa llamada Centipede y la aparición posterior de Hydra y la traición de uno de los personajes del equipo. Todo eso está bien y es esperable en una serie como ésta.

Pero la propuesta de que cada episodio es una unidad: Un equipo detrás de una amenaza, que podría ser un objeto dejado atrás por un super villano o un meta humano que hay que identificar o un virus extraterrestre que hay que contener, etc. Ese planteamiento me parecía buena y dinámico. Lástima que en las siguientes temporadas se perdiera, para darle paso a tramas más cósmicas y complejas, lo cual no necesariamente es algo bueno.

Joss Whedon, The Avengers (2012)

In .Inicio, Crítica on 8 octubre, 2020 at 3:25 PM

(Yo sigo aprovechando el encierro por la pandemia para repasar todo el MCU en orden, incluyendo las series. El último post al respecto fue éste sobre Thor, la película de Kenneth Branagh. Ahora me toca el primer gran evento, la primera de los Vengadores)

Las películas del MCU habían sido películas esperadas y que habían generado expectativa. Pero nada se compara a la emoción que causó el anuncio de que habría una película de los Vengadores, que se aplicaría en el cine la lección que la misma Marvel Comics había aprendido en la publicación de sus historietas tantas décadas atrás: Que juntar a tus superhéroes más populares en un super equipo era una buena idea que mueve a los fans.

Esto, por supuesto, no cayó del cielo. Como lo hemos estado comentando en posts anteriores, el proyecto venía de películas atrás. Captain America: First Avenger es una película promedio (la comento en este enlace), pero tiene el mérito de establecer varios elementos que son necesarios para que Avengers exista. El personaje mismo de Steve Rogers aka Capitán América no es interesante por sí solo, como se constatará en Captain America: Winter Soldier y en Captain America: Civil War. Es interesante en la medida en la que está liderando a otros o está cuestionando a otros.

Algo similar pasa con Thor, que comento en este enlace. Como película no es sobresaliente, aunque no es mala. Pero su razón de ser es introducir personajes que serán necesarios en Avengers: Loki, Thor, Hawkeye, etc. Incluso el mismo concepto del viaje entre planetas a través de un portal, que es instrumental para que la historia de los Vengadores funcione.

Las demás películas previas Iron Man, Iron Man 2 y The Incredible Hulk son películas autocontenidas. Uno las puede ver sin relación al universo cinematográfico de Marvel y aun así disfrutarlas. Ése no es el caso con Thor y First Avenger. La que falta en esta lista es Captain Marvel, que no es ni uno ni lo otro. Y como ya comenté, me parece una mala película, así que mejor ni nos detenemos mucho en ella.

Por el lado de la producción misma de la película, la gente de Marvel no pensó correr riesgos y trajo a todas las armas pesadas. Para dirigirla trajo ni más ni menos que a Joss Whedon, que para ese entonces no era un director de cine consagrado, pero que para televisión ya era una leyenda. Había sido el creador de Buffy, the vampire slayer y Angel, ambas series legendarias. En ambas sobresalía justamente lo que necesitaba Marvel para Avengers: el balance entre el sentido del humor y la acción, una pizca de terror, el manejo del protagonismo en grupo, la profunda interrelación entre distintos personajes, etc.

De hecho, Whedon solo había hecho una película antes, Serenity, que no había sido un éxito comercial y cuyo origen mismo era bastante particular. No obstante, era una película con el tono y el estilo que los que toman decisiones en Marvel querían.

El segundo guionista, Zak Penn, era un veterano de la adaptación de cómics a la pantalla grande. Había escrito X-Men 2, que para mí es la mejor de esa franquicia. Pero también había sido el responsable de los guiones de The Incredible Hulk, que ya comenté que fue un fracaso, y Elektra, que es un insulto a la inteligencia del público. Como sea, parece que esta vez sí lo dejaron volar, porque el guión de Avengers es bueno.

El resultado es impresionante. La película cumple a varios niveles. Tiene una estructura clásica en la que se incluyen todos los clichés de una historia en la que varios superhéroes se conocen para colaborar. Desde la pelea inicial (el encuentro en un bosque entre Thor, Ironman y Captain America es memorable) hasta la secuencia final en la que todos se unen contra un enemigo común. Ni qué decir de las constantes tomas en las que salen los seis vengadores posando.

Whedon sabe lo que hace. Además, introdujo a la mitología de la MCU una serie de elementos que serían retomados en otras series y películas. Desde la muerte de Coulson que será retomada en Agents of Shield hasta el sacrificio de Tony Stark que será retomado en Iron Man 3. Avengers será el punto de partida para varias tramas que iremos viendo luego.

Ni qué decir del hecho de que la batalla de Nueva York será una referencia constante. De hecho, es el punto de partida de Spider-Man: Homecoming, que comento en este enlace.

No solo eso, sino que la película está llena de momentos memorables y no estoy hablando de las impecables secuencias de acción. La discusión en el laboratorio del helicarrier entre los seis vengadores más Nick Fury es perfecta, con cada uno con un punto de vista válido, pero incompatible con los demás. El primer encuentro entre Loki y Capitán América, en el que lo compara con un oficial nazi, reduciendo un dios a un mero dictador derrocable. Ni qué decir de la profunda frase de Bruce Banner, «mi secreto es que siempre estoy molesto». Qué buen giro a un personaje que ya conocíamos de años.

Un buen guión, eso es lo que diferencia a esta película de otras como Justice League o X-Men: Dark Phoenix. Un buen guión con una historia clara, personajes con motivación clara, un conflicto claro, diálogos claros y una resolución clara. Punto para el MCU.