Mildemonios

Posts Tagged ‘joe schreiber’

Mis lecturas del 2013, porque no me queda otra

In .Inicio, Crítica on 2 enero, 2014 at 5:47 PM

Cervantes

Una buena proporción de blogs dedicados a comentar películas o libros o similares han sacado en los últimos días del 2013 su post repasando lo que han leído y -si es que hay suficiente material-, proponiendo un ranking.  Yo hasta donde recuerdo nunca había hecho algo así, pero supongo que para todo hay una primera vez.  Pero la verdad es que el 2013 ha sido un año con muchos altibajos.  Así que no creo que me sienta en posición de hacer un ranking de lo mejorcito que he leído durante este año.  Pero algo hay que sacar, así que aquí mis categorías personales.

Mayor decepción personal del 2013: Bitter seeds de Ian Tregillis.  Sí, sí.  Ya sé que es un libro de años atrás, pero es que recién lo leí durante el año que se fue.  Me lo conseguí porque en internet leía a varios echarle hartas flores y comparar a su autor con George R. R. Martin.  La verdad, me decepcionó muchísimo.  La idea original es bastante buena: Durante la segunda guerra mundial los nazis han desarrollado a unos cuantos super hombres que tienen poderes síquicos, mientras que los británicos por su lado aprenden a utilizar demonios a su favor.  Pero el desarrollo de la historia es insufriblemente predecible.  Una pena.  Ya apenas pueda escribiré un post al respecto.

Mayor descubrimiento personal del 2013: Ender’s game de Orson Scott Card.  Sí, pues.  No lo había leído.  Supéralo.  A raíz de que se venía la película me interesé por este clásico de ciencia ficción y por casualidad entré a una librería y lo estaban ofreciendo y me lo compré.  Y desde que lo comencé a leer no lo pude dejar.  Es excelente.  Una joya.  En este post le echo flores y en este otro post le sigo echando flores.  La ciencia ficción se inventó para especular sobre qué pasaría si sucediese *algo*.  Ender’s game es un excelente ejemplo de cómo es que se hace. ¿Cómo? ¿Que es una historia fachista? Sí, retrata una sociedad extrema, pero justamente es una advertencia de lo que sucede cuando se relajan algunos principios sobre los cuales está construída la sociedad actual.

Mayor descubrimiento metaliterario personal del 2013: Zombie island de David Wellington.  Como novela de terror deja mucho que desear.  Como novela de zombies no es nada nuevo.  Como novela en general está ahí no más.  Pero este libro tiene un detalle interesante del que ya escribiré luego.  Se trata de una historia que Wellington fue escribiendo en entregas semanales y que fue colgando en una página web.  Hoy este autor tiene su propia web y cuelga material gratuito que usa para promocionar sus publicaciones.  Un modelo que para el Perú es novedoso, pero que en otros lados han estado usando desde hace tiempo.  Wellington encontró la fórmula para escribir lo que le gusta y vivir de eso, a pesar de que grandes editoriales no estuvieron dispuestas a apostar por él.

Mayor placer culposo personal del 2013: Death Troopers de Joe Schreiber. ¿Cómo es que recién en esta década a alguien se le ocurre combinar zombies y el universo Star Wars? En todo caso, a esta novela no le he dedicado uno, sino tres posts.  Y es que como novela de Star Wars está en algodón.  Pero además, como novela de zombies tiene varios elementos novedosos que la hace interesante.  Ahora, no la recomendaría abiertamente, porque como novela de terror tiene algunos problemas.  Igual, más allá de que Marco Aurelio Denegri la destruiría en quince segundos, a mí personalmente me gustó un montón porque combinaba varias cosas que me gustaban cuando era un lector más inocente y no analizaba todo.

Más sentimientos encontrados del 2013: The once and future king de T. H. White.  Tenía planeado dedicarle un post próximamente.  Este clásico de la fantasía no lo había leído tampoco y recién lo conseguí durante el 2013.  En las librerías de Lima por alguna razón nunca lo tenían.  En todo caso, esta historia alucinante que comienza con Merlín educando a Arturo cuando éste aún es jóven para que luego, cuando descubra que es heredero del trono, sea un buen rey es amena, tiene personajes sólidos y pasajes que son excelente.  Mis preferidos son los capítulos que narran a Merlín convirtiendo a Arturo en algún animal o insecto, para que aprenda sobre los extremos a los que pueden llegar algunas sociedades (las hormigas en una sociedad en donde no importa el individuo -¿su analogía del comunismo?-, las aves en una sociedad altamente militarizada, etc).  Pero no me terminó de capturar.  Supongo que porque hay pasajes largos que no tienen sentido y que no llevan a nada y que no me queda claro para qué los metió el autor.  No es un mal libro.  Es bueno y te va a llevar a meditar sobre muchas cosas, si es que se lo dejas.  Pero no sé.  Algo le faltó para que me capturara.

(Dibujito de arriba: http://castellanoscomics.blogspot.com/)

Finalmente, sobre Death Troopers

In .Inicio, Crítica on 20 agosto, 2013 at 8:47 PM

FTL_01jcrop2

Creo que ésta va a ser la última vez que estire tanto el comentario de un libro que he leído, por más chévere que me haya parecido.  Intenté separar el comentario acerca de Death troopers en tres posts: Uno sobre el aspecto de que ésta es una novela que transcurre en el mundo de Star Wars, otro sobre el componente zombie que tiene la novela y ahora pretendo comentar la historia y los personajes independientemente de esos dos factores.  Pero, ¿saben qué? Es mucha chamba.  Me canso.

En todo caso, comencemos con los personajes.  Death troopers, como toda historia de zombies que se respete, tiene de protagonistas a un grupo de sobrevivientes que no están particularmente entrenados para enfrentarse a la amenaza que tienen encima.  En este caso son dos muchachos que están siendo transportados en una nave prisión a su destino final: Un penal en un planeta lejano.  Su padre acaba de morir y ellos se han quedado tratando de sobrevivir en un entorno muy hostil.  Han heredado a los enemigos de su padre contrabandista.  Los guardias los maltratan.  En fin, todo lo que puede hacer que una epidemia zombie se vea como una salvación.

Pero ninguna historia de terror no está completa sin la joven idealista inocente.  En Death troopers la tenemos en la forma de una médico de familia acomodada que ha aceptado ser doctora de la nave prisión como forma de rebelarse contra lo que su familia espera de ella.  Claro, la pataleta le saldrá cara cuando la gente comience a morir y ella no pueda explicarlo.  Luego, cuando los cadáveres se levanten, ella no se espantará del hecho de que muertos vivientes vienen por ella, sino del aspecto oscuro del asunto.  Como explicaba en uno de los posts anteriores, los zombies en esta novela tienen un origen medio místico y eso es lo que le da miedo a la joven doctora.

Hay unos cuantos personajes relevantes más por ahí.  El oficial imperial desalmado, el criminal vengativo, etc.  Y un par de personajes cuya sola aparición son una sorpresa, pero que son relevantes para la historia y hacen que ésta gire en otra dirección completamente.

En general debo decir que: 1. Death troopers es recomendable para fans de los zombies y de Star Wars. 2. Me voy a conseguir la segunda parte apenas pueda. 3. No pienso escribir una reseña por partes como ésta nunca más en mi perra vida.

(Dibujito de arriba: http://adambaines.blogspot.com/)

Más sobre Death troopers

In .Inicio, Crítica on 7 agosto, 2013 at 9:21 PM

sketching 2

En  un post anterior comencé a comentar la novela Death troopers de Joe Schreiber.  Y ahí me enfoqué solamente en el aspecto de la novela que tenía que ver con el hecho de que transcurre en el universo Star Wars.  En este otro post quería enfocarme específicamente en el elemento zombie.  Después de todo, se trata de una novela del género zombie que casualmente transcurre en esa galaxia far, far away.

Schreiber se preocupa por describir un zombie que cumple con las reglas de un zombie clásico.  Es una amenaza que se transmite por mordida, el infectado muere y después es reanimado, etc, etc.  Sin embargo, hay algunas diferencias importantes.  Por ejemplo, el zombie en Death troopers no busca agarrar vivos para simplemente alimentarse.  Lo que pasa es que hay una especie de mente colectiva que está compuesta por todos los infectados y su objetivo en la vida es infectar cada vez más gente para crecer.  En ese sentido, usa a los cadáveres reanimados para expandir la infección.

Otro detalle importante es que estos zombies corren.  Sí, sí, ya sé que eso no es novedad desde 28 days later, pero Schreiber los pone de cierta manera que deja en claro casi siempre que se trata de cuerpos en decadencia, en descomposición.  Se preocupa de plantear situaciones en las cuales es realmente espantoso lo que está pasando.  En ir al detalle de lo que el personaje está viendo y con qué lo relaciona.  No es simplemente una descripción al detalle del gore del asunto.  Después de todo, uno de los personajes es una doctora y tiene experiencia abriendo cadáveres.  No le da miedo que uno e esos cadáveres se pare y la persiga.  No obstante, el aspecto de lo que le da miedo de todo el asunto no es que ella reconoce que hay una entidad malvada superior que podría estar en control de todo.  O por lo menos eso es lo que cree.

Un último aspecto chévere es que la infección afecta distinto a los distintos tipos de seres que hay a bordo.  A los humanos los convierte en básicamente zombies, pero a los wookies les genera un efecto distinto.  Y así con las demás.  De esa forma se introduce un elemento de incertidumbre más: Si no eres humano y eres mordido, no sabes si te convertirás en uno más o si tienes esperanza de soportar la infección.

Finalmente, hay una parte en la que nadie sabe qué es lo que está pasando a bordo de la nave, pero la gente está muriendo extrañamente.  Pero no solo eso, sino que los cuerpos están desapareciendo.  Schreiber no estira esta parte de la novela, pues sabe que los que la están leyendo están al tanto de que se trata de una historia de zombies y están esperando a que aparezcan y arranque el quilombo.  Pero además, en esa parte de la historia es que se balancean las cosas para que, a pesar de transcurrir en un escenario futurista, todo tenga sentido.

Me refiero a que en las películas hemos visto que en Star Wars la gente anda armada con blasters que serían bastante útiles en una epidemia zombie.  En esa parte inicial es que se equilibran las cosas para que la amenaza de los zombies sea más tétrica.

(Dibujito de arriba: http://dc-concept.blogspot.com/)

Joe Schreiber, Death troopers

In .Inicio, Crítica on 31 julio, 2013 at 10:42 PM

tower01

Hace un par de meses estaba de viaje y en una librería de aeropuerto vi en una esquina este libro que mostraba en la portada el casco de un Stormtrooper ensangrentado.  Le di un vistazo y descubrí que se trataba de una novela de zombies que transcurre en el universo Star Wars.

Come again? ¿Cómo es que recién en la primera década del siglo XXI a alguien se ocurrió juntar esos dos elementos en una sola historia? Independientemente de cuán buena es la novela, ya tenía ese detalle novedoso que me pareció genial, así que no me quedó otra opción que comprarme el librito.  No es muy largo y no era muy caro, así que normal.

Primero veamos Death troopers como una novela de Star Wars.  He leído varias de éstas antes de que saliera The phantom menace (película que me quitó todas las ganas de seguir leyendo sobre el universo Star Wars).  Hay varias que se mantienen por sí solas, como Splinter of the mind’s eye.  Pero también hay series de novelas, desde trilogías hasta series más largas.  De éstas la definitiva referencia son las tres escritas por Timothy Zahn: Heir to the empire, Dark force rising y The last command.  Algun día escribiré una reseña sobre estas tres, que son de lo mejorcito que he leído de ciencia ficción (sí, ciencia ficción dentro del universo Star Wars… Es posible…).

En todo caso, para ser una novela de Star Wars, Death troopers funciona bastante bien.  Para empezar, cumple con colocarse en un momento reconocible de la línea de tiempo de Star Wars.  No voy a entrar en detalles para no malograr una de las sorpresas más relevantes de la historia (que tiene que ver con uno de los prisioneros que son liberados de la prisión en la que transcurre la novela).

También cumple con explorar un aspecto del universo Star Wars que no ha sido mostrado en profundidad antes: El sistema penitenciario imperial.  Death troopers transcurre en una nave espacial que está llevando prisioneros a un penal definitivo.  La primera parte de la historia, previa al outbreak de la plaga que transformará a buena parte de la tripulación y de los prisioneros en zombies, muestra cómo es que funciona el sistema penitenciario del Imperio.  Esta parte no es muy larga.  Digamos que lo suficiente.  Y deja con las ganas de saber más.

Finalmente, incorpora elementos que conocemos del universo Star Wars, empezando por los mismos Stormtroopers y terminando en el sistema militar de oficiales déspotas que tantas veces hemos visto.  También hay asomos a las razones por las que habrá una rebelión que se levantará contra el Imperio (material de las películas A new hope, The empire strikes back y The return of the jedi).  También hay asomos a la cultura del contrabando que es tan importante en las películas (el origen de Han Solo, por ejemplo).

Así que en ese sentido, Death troopers cumple y es recomendable.  O sea, para los fans, digo.  Los fans de Star Wars.  Sobre lo fans del género de los zombies… Ése es otro rollo.

(Dibujito de arriba: http://tabletmonkey.blogspot.com/)