Mildemonios

Posts Tagged ‘harry potter’

Jonathan Stroud, Lockwood & Co – The screaming staircase

In .Inicio, Crítica on 29 septiembre, 2016 at 6:00 AM

rl

La intención de esta novela está clarísima desde la página uno.  Stroud está tratando desesperadamente de establecer una franquicia, como solo Disney puede hacerlo.  Tomen en cuenta que esta novela está siendo publicada por la editorial de Disney, Hyprion.  La misma que lanzó Descendants, que ahora va por su segunda película.

Esto no está mal en sí mismo.  No obstante, aquí creo que sí se pone en el camino.  La intención de Stroud perjudica al ritmo de la narración.  Por ejemplo, el inicio es demasiado lento, dejando en claro que a estos personajes los vas a tener en montones de historias por venir.  Lo primero que se narra en Screaming staircase es una larga y aburrida secuencia en la que los dos personajes principales, Lockwood y Lucy, se preparan para un caso dentro de una casa que supuestamente está embrujada.  Eventualmente el caso se pone interesante y arranca la acción.  Eventualmente te dan más detalles del origen de Lucy, que es la narradora de la novela.  Pero es en esta secuencia inicial que te introducen lo más importante del mundo de Lockwood.

Hace muchos años hubo un suceso que no se entiende aún, por el cual se liberaron a nuestro mundo fantasmas.  Estos pueden ser de distintos tipos, pero hay algunos que son dañinos y que pueden incluso matar a una persona.  Para hacer frente a esta amenaza hay agencias de investigación.  Pero hay un giro, que casualmente hace del mundo de Lockwook uno interesante para el público de Disney.  Solamente niños pueden sentir la presencia de los fantasmas.  Los adultos solamente son víctimas cuando ya es demasiado tarde.

cliffside

No queda claro en qué año sucede la trama, pero el impacto de la presencia de fantasmas ha alterado completamente el desarrollo de la sociedad.  Por ejemplo, se sabe que los fantasmas son afectados por el hierro.  Así que la industria del hierro es la más relevante.

Muchos celebran que Stroud haya sido muy creativo en la generación del mundo en el que transcurre la historia, más que los personajes -que son algo trillados- o la historia misma -que es algo predecible-.  A mí no me pareció que ése fuese el caso.  A mí la impresión que me dio fue que fuerza demasiado las cosas para plantear un mundo que es ideal para una serie de aventuras.

Los personajes son geniales.  Es lo mejor de la novela.  Muchas críticas celebran la capacidad de Stroud de crear un mundo convincente en el que fantasmas son un problema cotidiano.  Yo discrepo.  Creo que sus personajes -sobre todo los principales: Lockwood y Lucy- están muy bien hechos, con diálogos muy inteligentes y realistas a la vez.  Hay partes que no tendrían sentido en una narración de aventuras.  Pero sí en un mundo que aspira a ser creíble.  Así es como reaccionaría un millonario si se le apareciera el fantasma de su ex.  Quizás lo que hace en ese momento no sea racional, pero es que así somos ante lo sobrenatural.

El mundo que propone Stroud está bien, pero no me parece sobresaliente.  Hoy en día, después de The magicians de Lev Grossman o de The Dresden Files de Jim Butcher, construir un mundo convincente para una novela de fantasía urbana es casi casi una necesidad.  No es opcional.  Y en esa tarea Stroud no me parece tan bueno como la crítica lo pone.  Sobre todo porque los elementos más originales y los que son más resaltados en la publicidad de la novela -por ejemplo, que para perseguir fantasmas te tienes que armar con, entre otras cosas, una esgrima de hierro-, terminan siendo algo forzados para establecer la franquicia que comentaba adelante.

Un héroe que anda con esgrima batallando contra fantasmas es comparable al sonic screwdriver de Doctor Who o las varitas mágicas de Harry Potter.  Por lo pronto, el truco parece haberles ligado, porque ya hay un proyecto listado para adaptar esta novela al cine.  En lo que a mí concierne, estuvo bien, pero no me llamó la atención lo suficiente como para comprarme la segunda parte.  Tengo otras lecturas más prometedoras esperándome.  Lo siento, Lockwood.

 

 

La franquicia de Harry Potter y lo que nos dejó

In .Inicio, Crítica on 27 marzo, 2015 at 6:16 AM

73710046_O_3

La franquicia de Harry Potter.  Por muchos años ningún humilde mortal estaba autorizado para criticarla, sin que un escuadrón de fans se manifieste en tu hogar con órdenes precisas de hacerte callar la boca.  Pero ahora que ya han pasado varios años desde que se publicó el último libro y que la última de las películas está por ser exhibida en cable, quizás se pueda comentarla objetivamente sin herir susceptibilidades.

Hay mucho que se puede decir al respecto, pero por alguna razón misteriosa, todo lo que yo tenía que decir al respecto entró en media hora de audio.  Lo grabé, lo edité y lo subí a este podcats.  Ojalá les guste y si algo no les gusta, me avisan.

visitas01

(Dibujito de arriba: http://harrypotter.wikia.com/)

Veronica Roth, Divergent

In .Inicio, Crítica on 22 septiembre, 2014 at 9:55 PM

camden-1small

Lo primero que hay que tener en cuenta incluso antes de abrir el libro Divergent, es que se trata de una obra que claramente intenta aprovechar la ola iniciada por The Hunger Games y otras muchas novelas con temática joven adolescente (categoría que en Estados Unidos llaman Young Adult o YA, por sus siglas) que transcurren en un futuro distópico.  A estas alturas creo que podemos aventurarnos a decir que se trata de un propio subgénero con reglas propias.  Además de ese lastre, Divergent tiene el problema de aparentemente haber tenido el mandato de incluir romance, algo que aparece y desaparece a lo largo de la historia de manera bastante peculiar y que parece no aportar mucho.

Como suele ser el caso en este subgénero, el mundo en el que se desarrolla la acción es importante y debe ser explicado.  El detalle más importante aquí es la división de la población en cinco partes.  Si en The Hunger Games teníamos 13 distritos y en Harry Potter teníamos cuatro Casas, en Divergent tenemos cinco Facciones.  Hasta ahí no suena muy original que digamos.  Es más, el mundo en la novela es el resultado de alguna especie de guerra que causó un desastre ecológico en el planeta.  Tampoco gana puntos por originalidad ahí. ¿Ya mencioné que la historia está contada en primera persona por un personaje que no entiende el conflicto político al que lo han arrastrado?

Así que por ahí no va la cosa.  En Divergent la sociedad está dividida en cinco Facciones, cada una de las cuales realza una cualidad positiva de la humanidad y rechaza algo de la condición humana.  Los niños viven con sus padres hasta que llegan a la adolescencia.  Entonces toman una prueba que les indica en qué Facción estarían más cómodos y después cada uno decide a cuál quiere ir.  Lo normal es que cada uno vaya a la que le indicó la prueba, pero no es obligatorio.

La novela sigue la historia de Tris, una chica cuya prueba no arrojó un resultado definitivo.  A gente como ella llaman “divergente” y les tienen miedo, porque su mera existencia cuestiona la eficiencia de su sistema.  Por eso le recomiendan que lo mantenga en secreto.  Ok, eso es un rollo.  El otro es que ella sale de una Facción que realza el altruismo para decidir irse a la Facción que realza la valentía: De Abnegación a Osadía.  Eso representa toda una complicación para ella, porque tiene que dejar atrás su forma de vivir para asumir otra.  Ése es otro rollo.  Después está el hecho de que -como era necesario para que la publiquen, supongo- Tris obviamente se tiene que enamorar de alguien mayor y en posición de autoridad.  Ése es otro rollo más.  Y finalmente, hacia el final de la novela, se desarrolla verdaderamente la trama política en el medio de la cual Tris tiene un papel.  Otro rollo más.

Al final, la novela no cuaja porque es demasiado rollo inconexo entre sí.  Ok, sé que hay otros escritores que pueden manejar esas tramas en paralelo y salir airosos.  Pero ése no es el caso de Veronica Roth.  Todo el desarrollo de sus tramas paralelas suenan episódicas (A, entoncec B, entonces C, entonces D).  Hacia la mitad de la novela empieza a cansar.

Pero no fue por eso que la terminé de leer (y eso que es una novela larga).  La verdad es que a pesar de todos estos problemas, Roth es una buena escritora de secuencias de acción.  Escribir una pelea no es fácil.  Es realmente complicado.  O mejor dicho, escribirlo de manera interesante.  De manera que te den ganas de seguir leyendo.  Suzanne Collins lo hace genialmente en Hunger Games, ¿no es cierto? J.K. Rowling es un desastre en este aspecto (sorry si te ofendo).  Y Roth sabe hacerlo.  Divergent tiene mucha acción, tiene muchas peleas y muchos tiroteos y muchas persecuciones.  Y la autora supo cómo escribirlos, creo, para que sea interesante.  Y por eso, Divergent no es una total pérdida de tiempo.

(Dibujito de arriba: http://martinsdoodles.wordpress.com/)

Rick Riordan, Percy Jackson & the lightning thief

In .Inicio, Crítica on 10 diciembre, 2013 at 2:02 PM

Scan-8

He demorado bastante este post, porque la verdad no sentía que tuviese nada nuevo que aportar.  Y es que el tema de Percy Jackson ya lo he tocado antes.  Primero cuando comenté la película de hace unos años y después cuando comenté la obsesión de muchos de encontrar al siguiente Harry Potter.  Y es que es terriblemente evidente que la marca Percy Jackson fue diseñada para explotar todo el movimiento que generó Harry Potter.  Desde el nombre hasta el personaje despreciado durante su infancia para descubrir que es especial y que tiene poderes que nadie más tiene para irse a vivir a un espacio que es una metáfora de la vida de todo niño en su colegio, Percy es una respuesta al éxito del mago inglés.  No obstante, tiene serios problemas de diseño.  Después de leer la novela quedan bastante claros.

(Ojo, aquí no critico que Riordan se haya divertido mucho escribiendo esas novelas o que se esté expresando o lo que sea.  Solamente estoy abordando el aspecto comercial: Si querían aprovechar esa masa de lectores con producto que apelara a los mismos principios, cometieron serios errores).

Primero, la tradición de la mitología griega no es cool.  Eso queda claro de arranque.  Mientras que la ondita de la magia británica es cool y las posibilidades que presenta en el universo que plantea son excelentes, el mundo de Riordan no termina de ser apasionante.  Yo me imagino que eso se puede deber a que la esencia de la mitología griega es el drama y los destinos pre-definidos, algo que no cuaja con la generación actual de lectores jóvenes.  Al contrario, a este público lo que le gusta es la rebeldía y desafiar al destino.  Incluso en Harry Potter la profecía alrededor de la cual gira la trama de la quinta novela es una trampa, porque termina siendo interpretada de otra manera.  En Percy Jackson, la profecía es ineludible, porque es la esencia misma de la mitología griega: Que todo está escrito.

(Ojo que no digo que la mitología griega no sea rica o interesante o profunda o lo que sea.  Solo digo que tiene serios problemas para hacer click con la generación de jóvenes actuales).

Segundo, el mundo de Percy Jackson está terriblemente segmentado.  En el mundo de Rowling hay muggles y hay hechiceros, pero existe una discusión con respecto a la discriminación de los que no tienen poderes.  Es parte integral del conflicto que evoluciona a lo largo de las siete novelas.  En el mundo de Riordan, en cambio, hay una segmentación categórica que no es salvable: Hay dioses, hay semidioses, hay héroes y hay humanos.  Y después, hay monstruos y hay otras cosas.  Y si naciste semidios, fuiste cuñadito.  No hay nada que puedas hacer al respecto.  Si bien Percy puede engañar a Hades con la ayuda de una diosa, queda claro que los dioses están por encima y que todo lo que puedes hacer es calmarlos o estar en gracia con ellos o poner a uno contra otro.  Esta verticalidad en la sociedad de Percy Jackson es fatal para el público joven actual, que por el contrario, vive en un escenario de horizontalidad.

Tercero, el origen del conflicto en el mundo planteado por Riordan es una tontería.  O sea, Zeus un día se levantó y decidió que esta vaina de que dioses estén teniendo hijos con mortales es mucha complicación, así que a partir de ahora queda prohibido no solamente que los dioses se sigan levantando humanos, sino además que los dioses tengan contacto con los hijos que ya tienen.  Pucha, no es por nada, pero, ¿no se supone que Zeus es más astuto? Ok, es orgulloso y todo lo que quieran, pero obvio que eso va a generar una serie de encontrones que va a poner en peligro al mismo universo.  Y en el peor de los casos, ya, digamos que a Zeus le dio la locura y decretó esa vaina… Después de los primeros problemas (descritos con mayor detalle en libros posteriores), ¿no debió darse cuenta de que fue un error? No tiene sentido.  Por lo menos en Harry Potter hay un sentido detrás del conflicto de trasfondo.  En Percy Jackson es total y completamente antojadizo.  Nada impide que todos (dioses, semidioses, héroes, monstruos, titanes, etc) se levanten en armas y derroquen a Zeus en una.  Sobre todo si a lo largo de las novelas vamos descubriendo que a todos les revienta esa decisión.

Y en fin.  Hay otras cosas, pero son menores.  Estos tres detalles creo que arruinan por completo el trabajo de Rick Riordan en un contexto en el cual se buscaba ser el reemplazo de Harry Potter, lo cual es una pena, porque no es un total desperdicio.  Me refiero a que la primera novela, por lo menos, no es mala.  Tiene algunas cosas que descuadran, pero no es una pérdida de tiempo.  Lamentablemente con tanto que hay que leer, no me dan las ganas como para leer la segunda parte.  Quizás cuando esté con más tiempo libre.  Por el momento tengo otras prioridades.

(Dibujito de arriba: http://adambaines.blogspot.com)

MilDNews N°162

In .Inicio, MilDNews on 20 noviembre, 2012 at 1:38 PM

ENTREVISTA

En el blog de Ediciones Altazor, Rosana López-Cubas entrevista a Alina Gadea sobre su nueva novela Obsesión para Lima en Escena. En este comentario de la entrevista destacan una de las respuestas de la escritora donde ella resalta la función de lo erótico en la historia.


EVENTO

Hace tiempo grabé este video en el que cmoento mi experiencia con la literatura en el colegio y con el género de fantasía en especial. De la misma manera, comento el factor fantástico de la Biblia. También menciono a Los Guardianes de la Noche y a los libros de JK Rowling de Harry Potter.


ENTREVISTA

Elton Honores ha publicado en su blog Iluminaciones una entrevista que le hace a Marco Alberca, el autor de Película de Horror. Ahí le pregunta sobre sus influencias del cine y sus películas representativas en el libro, su definición por micronovela, el proceso creativo, entre otras cosas.


PREMIO

Aquí pueden ver que Seis metros de soga ganó el primer puesto en la categoría de Novela Breve del XIX Concurso de Educación “Horacio Zeballos Gámez 2010”. El autor, Pedro Féliz Novoa, ganó el Premio Internacional de Novela Corta Mario Vargas Llosa.


RESEÑA

En Diario 16 comentan la antología del cuento de fantasía peruano 17 fantásticos cuentos peruanos. Este segundo tomo se ha publicado 4 años después del primero y casi 40 años después del libro publicado por Harry Belevan. En esta edición participan distintos autores como Fernado Iwasaki o Jorge Castilla, entre otros.


OPINIÓN

Ricardo Sumalavia replica en su blog un artículo publicado por El Peruano. En ese artículo podemos leer sobre la opinión de este escritor sobre las publicaciones latinoamericanas. Para él, lo más interesante está siendo publicado por las editoriales independientes.


ENTREVISTA

José Donayre ha sido entrevistado sobre su novela, Doble de vampiro, para la sección Diálogos del Tío Lino de Librosperuanos.com. Podemos ver el video en un post del blog de Ediciones Altazor

Chris Columbus, Percy Jackson & The Olympians: The lightning thief

In .Inicio, Crítica on 2 junio, 2012 at 5:14 PM

Hace un par de años fui a ver la última aventura comercial de Chris Columbus, Percy Jackson & the lightning thief, adaptación de una novela de fantasía del mismo nombre de hace unos años.  Lo primero que salta a la vista desde antes de entrar a la sala del cine es la descarada copia que es de cierta franquicia.  Desde el nombre: Harry Potter & XX versus Percy Jackson & YY.  Pero los paralelos no mueren ahí.  Quizás la única diferencia crucial es que el personaje principal no se ubica en Londres, sino en Nueva York.  Lo cual, debo decirlo, era uno de los pocos elementos que me llamaba la atención de las novelas de JK Rowling.

Los paralelos, como decía, son bien evidentes.  Sigue siendo un joven producto de una familia problemática, sigue siendo un joven con problemas en el mundo real que resultan ser producto de un potencial oculto, sigue siendo un joven con poderes sobresalientes aún no descubiertos, sigue siendo un joven que es llevado a una institución educativa especial para que explote ese potencial, etc, etc.

Ahora, en pleno siglo XXI creo que tachar una producción porque tiene  elementos sacados de otra película me parece anacrónico (si uno busca lo suficiente en imdb.com, estoy seguro de que se podrá encontrar referencias a filmes previos que justificarían una acusación de plagio).  Lo que sí me parece hartamente criticable es que la copia sea tan descarada.  El personaje Percy hasta forma mancha con una chica sabelotodo y un chico impulsivo, al igual que Harry.  El profesor principal del Half Blood Camp hace las mismas excepciones con Percy que Dumbledore con Harry.  Etc, etc.  Llega un punto en el cual ya la cosa es una versión cinematográfica de en dónde está Wally, pero con la atención puesta en ubicar las similitudes entre ambos universos.

El único punto que resultaría original de Percy Jackson es el rollo de que los dioses griegos y demás personajes clásicos de la mitología griega están viviendo entre nosotros incorporados a la sociedad moderna.  Claro, para alguien que ha leído algo de Neil Gaiman (The Sandman, American Gods, etc) esto puede parecer ridículamente poco original.  Pero en la película se hace de una manera casual que me pareció chévere.  Eso se lo reconozco.

Ahora, esta película me lleva a dos reflexiones.  Primero, qué tan válido es copiar a una copia.  Está de lejos documentado que JK Rowling tomó ideas descaradamente de obras de fantasía menores y poco conocidas (como The Secret of Platform 13 o The Legend of Rah and the Muggles).  Así que no debería ser escándalo si alguien copia a la copia.  No obstante, el momento es bastante particular.  Desde que se publicó el último título de Harry Potter han aparecido miles de primeras partes de series de novelas que aspiran a capitalizar la masa de fans que se han quedado en el aire (como Magyck, Artemis Fowl).  No sólo eso, sino que también se han revivido franquicias pasadas.  Todo esta tendencia reproduce la filosofía televisiva que resume en una frase: “nada tiene éxito como el éxito”.

Segundo, el terrible terrible TERRIBLE mensaje que se repite en casi todas estas obras (pero en Percy Jackson y en Harry Potter como una patada en la cara) de que eres especial sin mover un dedo.  Obviamente se trata de un mensaje manufacturado para que el consumidor promedio se sienta identificado.  Todos queremos ser especiales o descubrir un poder secreto.  Franquicias como Harry Potter apelan a ese sentimiento, ofreciéndote este personaje que -no solamente es el hechicero más poderoso de su tiempo sin necesidad de esforzarse-, sino que es una excepción a todas las reglas.  Todos tienen que irse a dormir a las 8 pm, menos el señor Potter a quien se le permite dar vueltas por Hogwarts hasta la hora que le dé la gana.

Y esto lleva a un rollo que siempre me ha parecido ligeramente fachista: eres el resultado de tus padres.  En el mundo de Harry Potter es motivo de una especie de guerra civil.  Todo esto es un clásico método hollywodeense.  Si se fijan, en el mundo de estos hechiceros se describe negativamente y como racistas a los hechiceros que creen que si tus dos padres fueron hechiceros eres superior a los demás hechiceros…  No obstante, se plantea como natural que los hechiceros son superiores a los humanos. ¿Entonces?

Es algo así como los grupos étnicos que en Estados Unidos discriminan a los latinos a pesar de que ellos mismos hasta hace poco eran grupos discriminados por la mayoría.  No sé si me explico.

Lo mismo pasa con la comparación de los hechiceros con las otras razas mágicas del universo de Harry Potter.  Está mal visto que los hechiceros se crean superiores a los centauros o los gigantes… pero se presenta como natural que los elfos sean esclavos.  Es más, se llega a usar el terrible argumento que se usaba en la Estados Unidos previa a la Guerra Civil para justificar la esclavitud: La creencia de que ellos prefieren ser esclavos.

Creo que en un país como el Perú que está aún en proceso de integración y en el que aún se manejan discursos ligeramente fachistas hay que tener cuidado con estos mensajes.

(Originalmente publicado en Economía de los Mil Demonios, 15/02/2010)