Mildemonios

Posts Tagged ‘guardianes del día’

Serguei Lukianenko, Guardianes del crepúsculo

In .Inicio, Crítica on 16 marzo, 2018 at 3:52 PM

Éste es el tercer libro de la serie que se inicia con Night Watch (que comento en este enlace) y que sigue con Day Watch (que comento en este otro enlace).

Mientras que el primer libro se suponía que se enfocaba en los miembros de la Guardia Nocturna (humanos con poderes llamados Otros, que sirven a la luz y que vigilan que los Otros malos no se excedan) y el segundo en la Guardia Diurna (Otros oscuros que vigilan que los Otros buenos no se excedan), Twilight Watch comienza a explorar más minuciosamente cómo es que funciona este mundo con sus reglas y sus restricciones.

El protagonista principal nuevamente es Anton, el analista Otro que no es un hechicero de mucho nivel en comparación a los demás con los que se relaciona, pero tiene una aguda mente que le permite resolver casos que nadie más podría haber resuelto.  Anton es un agente de la Guardia Nocturna.

Anton es pieza clave del éxito de esta serie de novelas.  Como decía, se codea con los grandes, pero no es uno de ellos.  Es más, su esposa Svetlana es la hechicera más poderosa de su generación.  Anton la descubrió y la reclutó para la Guardia Nocturna.  Esto le debería causar alguna clase de complejo.  Y si bien durante varias partes de la novela, se manifiesta al respecto, no es algo que lo traumatice mucho.  Él confía en sus otras habilidades.

Por encima de esto, este libro trata más bien del hecho de que los Otros viven por siglos, incluso si son hechiceros de bajo nivel como Anton.  Mientras tanto, los humanos sin poderes viven lo que dura una vida.  Si un Otro tiene un hijo que no se puede conectar con la Penumbra -la fuente del poder de los Otros-, morirá en una generación.  Esto puede resultar traumático para el Otro.

Curiosamente, la hija de Anton resulta no solamente ser una Otra, sino además una Otra Cero.  Algo así como una hechicera sin límites.  De esta manera Anton resulta siendo el esposo de la hechicera más poderosa de su generación, pero además el padre de la más poderosa de sus tiempos.  Pobre Anton, quien es un hechicero de bajo nivel.  Aún así, se mantiene.

Al igual que una novela de Isaac Asimov en la que el héroe debe resolver un misterio usando la lógica y un set de reglas pre-establecidas (como las reglas de la robótica, por ejemplo), Anton debe resolver varios misterios usando la lógica y su entendimiento de cómo la Penumbra funciona, lo cual implica un set fijo de reglas.  Es muy interesante, porque el lector también conoce esas reglas, así que podría resolver el caso antes que Anton, si es que hubiese estado atento.  Más o menos.

El tema principal de esta novela es claramente la paternidad.  En cierto momento Anton y Sveta se cruzan con un hombre lobo que vive en la clandestinidad con sus tres hijos, también hombres lobo.  Su enfoque al tema principal es totalmente distinto y le da profundidad a la discusión que viene luego.