Mildemonios

Posts Tagged ‘avengers endgame’

Jac Schaeffer, WandaVision

In .Inicio, Crítica on 1 marzo, 2021 at 7:56 AM

WandaVision, ¿eh? Puede que no te guste, que no la entiendas, que no sientas afinidad con los personajes. Quizás los temas que trate te causen repulsión. Quizás odies todo lo que tiene que ver con superhéroes. Todo eso está bien. Pero no puedes negar que es una de las series más valientes que se han hecho en Disney en mucho tiempo. Tienes que aceptar eso.

En cierta manera, era necesario. Después de Avengers: Endgame (que comento en este enlace), mantener el interés de la audiencia iba a ser difícil. Fue una historia demasiado épica que se había estado gestando por varias películas. Un final tan impactante, con esa batalla final y ese sacrificio y la pérdida de varios de los héroes emblemáticos del MCU. Tony Stark fallece, Steve Rogers se va, Black Widow muere. Lo que sea que viniese después tenía que ser distinto. No podían seguir con la misma fórmula. Les había servido por varios años. Pero era el momento de innovar.

Después de Endgame vino Spider-Man: Far from home, que intentó ser un cierre emotivo a la fase. Personalmente no me gustó mucho, me parece un poco tonta. Justamente, constata que el MCU no podía seguir yendo en esa dirección sin verse ridículo. Misterio es el villano que se esperaría que venga a continuación. Pero ya vemos que al final es más bien absurdo. Y el conflicto de Peter Parker es también algo tonto. Querer unas vacaciones de ser super-héroe está bien, pero no cuando el futuro del mundo está en peligro. O por lo menos, eso es lo que él cree en ese momento. Como sea, ya comentaré esa película en su momento.

Entonces, en este contexto post-Endgame, el equipo de Marvel Studios tenía que innovar y salirse con algo nuevo, explorar una fórmula distinta. De lo contrario, corría el riesgo de perderlo todo. Así que si uno ve lo que se anunció para la siguiente etapa, eso es lo que están buscando. Y WandaVision es la punta de esa lanza. Seguramente el plan previo al coronavirus era otro. Pero lo que tenemos ahora es esto. Esta serie es lo primero de lo que se viene y por el momento no decepciona. Y no estoy hablando de si te gusta o no, lo cual me tiene sin cuidado. Me refiero a la calidad del producto.

Para empezar, es una fórmula distinta. Que comience con un estilo y vaya a variando conforme pasan los episodios es algo fenomenal. Muy arriesgado y puede que no te guste, pero está bien hecho. El primer episodio, que apela a la clásica Bewitched, es perfecto. Y lo que viene después, saltando de una referencia a otra, hasta el que apela a los noventas, con un X-Men de invitado especial es genial. Hasta entonces es un excelente escalamiento de la trama y el conflicto que se está definiendo. Su final es excelente.

Segundo, los personajes que se está introduciendo al MCU. Ya todos habíamos visto a Wanda y a Vision. Lo nuevo es que hay una nueva faceta a los poderes de Wanda que no habíamos visto. Pero hay varios otros que se está introduciendo para seguramente retomarlos luego. No solo el X-Men invitado, que estoy seguro que será importante luego, sino también los dos hijos. En los comics sabemos que esos dos niños crecerán para ser elementos relevantes en la continuidad oficial. Billy terminará siendo Wiccan, con poderes similares a los de Wanda. Thomas terminará siendo Speed, con poderes similares a los de su tío Quicksilver. Ambos estarán en la agrupación Young Avengers.

Ni qué decir de Agatha Harkness, importante en los comics que recién se introduce al MCU, y Monica Rambeau, que en los cómics por un tiempo se hace llamar Captain Marvel y tiene poderes que tienen que ver con la luz. Monica viene de la película Captain Marvel, en donde sale de niña. En WandaVision ya creció y es agente de S.W.O.R.D.

Y finalmente, Darcy y el agente Woo. La primera viene de las dos primeras películas de Thor, en donde es la asistente de investigación con todos los comentarios graciosos. Ahí, si mal no recuerdo, era estudiante de cualquier otra cosa. En WandaVision resulta que ya está en astronomía o algo relacionado. Woo viene de la segunda película de Ant-man. Ambos eran el comic relief en sus respectivas películas y parece que la gente los recuerda, porque los han ascendido.

Lo próxima que se nos viene es The Falcon and the Winter Soldier. De los adelantos se puede estimar que va a ser más bien una serie de acción tradicional. Y luego viene Loki, que sí parece que va a ser otra locura. Habrá que ver.

Anthony Russo & Joe Russo, Avengers: Endgame

In .Inicio, Crítica on 9 julio, 2019 at 7:18 AM

Astutamente Disney está colocando nuevamente en cines su éxito comercial Avengers: Endgame, con unos cuantos minutos más de cinta, a ver si puede levantar un par de milloncitos adicionales.  Esta película por supuesto que no necesita presentación ni campaña publicitaria.  Todos sabemos que es una de las más vistas en cines de todos los tiempos y una de las más taquilleras.

No podemos negar que Marvel Studios ha sabido perfeccionar su fórmula.  Kevin Feige, el genio maligno detrás de la franquicia, ha sabido planear estas películas y ha sabido aprender las lecciones que han llevado desde la primera de la serie, Ironman en el 2008, hasta este mega éxito en el 2019.  Once años de gloriosa evolución que ya habrían querido entender los amigos de DC Warner.

A raíz del estreno de X-Men: Dark Phoenix, la última de esa otra franquicia, me interesaba comentar cómo las dos se han desarrollado en paralelo.  En redes sociales el mejor comentario que encuentro de Dark Phoenix es «no es la peor de la serie». ¿Cómo es, entonces, que los estos mutantes han pasado de ser el referente desde su primera, X-Men en el 2000, a ser una caricatura de sí misma?

Cuando salió X-Men, todos queríamos ser mutantes.  Y su personaje más emblemático, Wolverine, pasó a estar en montones de series de cómics al mismo tiempo.  La contundente historia que cuenta la película, los personajes fáciles de querer, el fuerte contenido social de la película, los efectivos diseños visuales, etc.  X-Men fue un éxito no solamente porque cuenta una historia con superhéroes que ya eran queridos.  Ése es un componente ciertamente.  Pero además se trataba de buen cine.  Es una buena película.  Bien hecha, bien pensada, bien ejecutada y excelentemente actuada.

Después vino X-Men United, que está en todas las listas de todos los nerds alrededor del mundo de las mejores películas de superhéroes de todos los tiempos.  Quizás no nos podamos poner de acuerdo acerca de si es la mejor o no, pero definitivamente está en las primeras cinco de todos.  Es así de buena.

No sé si recuerdan, pero en ese entonces todos hablaban de los mutantes.  Había más cómics con ellos, había más series de dibujos animados, etc. ¿Qué fue lo que pasó, entonces? ¿Qué falló?

Yo sé lo que estás pensando.  X-Men: The Last Stand fue lo que pasó.  Sin embargo, la tercera película no es una causa.  Es más bien un efecto.  Es lo que pasa cuando no pasas la antorcha adecuadamente.

Algo así fue lo que pasó con Batman. ¿Se acuerdan del escándalo que causó la primera de Tim Burton? Fue prácticamente una revolución.  Después vino Batman Returns, que para algunos es mejor que la primera, también de Burton.  Y después vino el paso de la antorcha a otro director, Joel Schuhmacher, quien hizo Batman Forever, que es una propuesta completamente distinta.  Y no pegó.  Se tumbó la franquicia.  Después de eso vino Batman & Robin, que da más pena aun.

No se pudo continuar con la visión de Tim Burton, que es irremplazable.  Y no se pudo plantear una visión distinta que estuviera a su nivel tampoco.  Resultado, se tuvo que enterrar a Batman por varios años.  Recién en el 2005 se pudo relanzar al personaje con un director completamente distinto y con una propuesta distinta a la de Burton y a la de Schumacher.

Una franquicia con la que esto no pasó fue con Harry Potter.  Las dos primeras son bastante parecidas y claramente el producto de la mente de Chris Columbus, un director con una línea bien clara.  Después estaba el peligro de que la ahora millonaria franquicia se echara a perder. ¿A quién trajeron para que se encargue de la tercera? A Alfonso Cuarón, quien hoy sabemos que es un genio, pero que en ese entonces no se sabía que podía manejar proyectos millonarios.

X-men no pasó esta prueba.  Brett Ratner, que dirigió Last Stand, pretendió replicar el estilo de Bryan Singer de las dos primeras.  Y no me parece que haya hecho un mal trabajo.  Es tan solo que no estuvo al nivel.  Y por eso todos los fans se le fueron encima.

Después de eso vino otra metida de pata con Wolverine, de Gavin Hood, quien sea que él haya sido.  Pero entonces se le apareció la virgen a la gente de Fox.  El genial Matthew Vaughn, que venía de demostrar que sabía lo que hacía con Kick-Ass y Stardust, les hizo el favor de sacarlos del hoyo con una precuela, First Class, que cuenta la historia de un joven Charles Xavier juntando a su primer equipo de mutantes.

Para entonces Bryan Singer se había quedado sin jugo.  Sus primeras películas, que habían probado ser efectivas, como The usual suspects y Apt pupil, estaban en el pasado.  Ahora teníamos a un lamentable director de fallas como Superman returns o Jack the giant slayer. ¿Cómo es que Fox no vio las señales?

Singer vino a dirigir tres olvidables películas, Days of future past, Apocalypse y Dark Phoenix.  Cada una peor que la anterior.  Y antes de que me discutas que estoy equivocado porque no sé nada de cine, piensa qué niño hoy en día quiere ser Wolverine.  Hace diez años todos querían ser Wolverine.  Ahora no.  Ahora todos quieren ser un Avenger.

Y por eso Kevin Feige es un caso de estudio que deberíamos estar buscando replicar.  No Bryan Singer, por dios.