Mildemonios

Posts Tagged ‘arthur conan doyle’

Arthur Conan Doyle, The Sign of Four

In .Inicio, Crítica on 10 noviembre, 2017 at 3:11 PM

Después de leer esta novela me quedó claro que el personaje Sherlock Holmes y su método funcionan muy bien para cuentos y narraciones más cortas, pero no para novelas.  La primera novela, A study in scarlet (que comento aquí), es una explosión de datos sobre el detective, sus métodos, su mundo, el mismo doctor Watson, etc.  De hecho, es en A study in scarlet en donde Watson y Sherlock se conocen y se hacen amigos.  Si uno es fan de las aventuras de este detective, es casi casi lectura obligatoria.  Fue la primera vez que Arthur Conan Doyle escribió sobre este par y es en donde define varios detalles que se irán retomando a lo largo del resto del material que irá publicando.

Sin embargo, me da mucha pena decirlo, pero la segunda novela es una decepción.  Está muy por debajo de la primera en muchos sentidos.  El misterio mismo no da para tantas páginas.  Luego, cuando lea sus libros de casos cortos, como The adventures of Sherlock Holmes, caería en cuenta de que este personaje funciona mucho mejor con historias cortas que con novelas largas.  En The sign of four pareciera que Arthur Conan Doyle está luchando por momentos para llenar material.  Hasta el punto en el que Watson en esta novela conoce a quien sería su esposa, se enamoran y terminan decidiendo casarse.  Todo en lo que toma resolver un caso y en paralelo, como si fuera una historia añadida que poco aporta a la historia principal.

Además, me da la impresión de que Conan Doyle en la novela quería aprovechar para demostrarnos que Holmes es lo máximo.  Que no solamente tiene un poder deductivo sorprendente, sino que además tiene buena condición física, sabe pelear, sabe usar armas, etc, etc.  Por lo menos a mí no me gustó que todo fuera tan completo.  Dale espacio para desarrollarse al muchacho.

Por último, el caso mismo es complejo por las puras.  Mientras que los casos cortos son concretos y directos (o suelen serlo, en todo caso), esta novela involucra la rebelión en India, un pacto secreto, un tesoro escondido, entre otros elementos que se van sumando y sumando conforme la historia va avanzando.  Nuevamente, es como si Conan Doyle se hubiera quedado con hojas en blanco y comenzó a poner intriga sobre intriga para terminar el libro.

Al final no lamento haber gastado mi tiempo en haberla leído.  Peor habría sido una pedrada al ojo.  Pero no es un libro que recomendaría a cualquiera.  Tienes que ser fanático del personaje y del género para realmente disfrutar The sign of four.

Además, tiene el detalle de que habiendo leído esta novela, entenderás mejor uno de los capítulos clásicos de The Simpsons.  Eso debe valer algo.

Anuncios

Arthur Conan Doyle, A study in scarlet

In .Inicio, Crítica on 11 abril, 2017 at 5:49 PM

Yo leí este libro hace mucho, mucho tiempo.  Una tía me prestó el ejemplar que tenía y lo devoré durante un viaje.  Quedé fascinado con la idea de este personaje que con solo mirar a una persona podía sacar una serie de conclusiones que primero enumeraba y recién después justificaba.  Cuando lo leí, eso fue lo que más me impresionó.  La historia estaba bien.  Los demás personajes también, supongo.  A excepción de Watson.

El segundo elemento que me impresionó de A study in scarlet fue el personaje de Watson.  Este compañero que pareciera que es el único que lo entiende.  El único que lo aguanta.  Cuando se lo presentan, le dicen que es un pesado.  De hecho, el detalle de que Sherlock sea un antipático es algo que luego se pierde en las adaptaciones al cine.  La versión de Basil Rathbone, que creo que es la que definió la imagen de Sherlock Holmes para muchos años, era de un genio bonachón incomprendido, pero no uno antipático.

En todo caso, un tercer elemento que me llamó mucho la atención de esta novela es que en cierto punto Watson pone a prueba los conocimientos de Sherlock.  Resulta que el detective intencionalmente había dejado fuera de su cabeza grandes áreas del conocimiento humano.  La astronomía, por ejemplo.  Según él, no necesita tener esa información distrayendo su cerebro, si él sabe que cuando necesite un dato podrá consultarlo de una enciclopedia que tiene a la mano.  Qué post-moderno de su parte.  Y qué adelantado a su época.

Otro elemento inesperado para alguien que conoce la tradición de Sherlock Holmes es la segunda parte del libro, en la cual el asesino explica las razones por las cuales cometió el asesinato.  Cómo la narración se remonta a otro continente y se cuenta una especie de flashback largo.  No es algo que Conan Doyle vuelva a hacer muy seguido.  Aunque en algunos de los casos cortos que escribiría luego usaría el mismo recurso, aquí mete esto que a mí personalmente me rompe el esquema.  Será que en ese entonces los cánones de las novelas de misterio y de detectives no estaban aún definidas.  Quizás en ese entonces fue bien visto como un recurso novedoso.  A mí, por lo menos, me descuadra.

La razón es sencilla: Aquí el plato de fondo es Sherlock Holmes.  Sus diálogos, sus deducciones, sus observaciones.  Uno no lee A study in scarlet para saber más sobre las colonias en Norte América.  Está bien, entiendo que no hace daño que me metan algo de cultura, pero como el mismo Sherlock expone, se puede tener demasiada información y a veces eso no es bueno.  En el caso de esta novela creo que no es bueno que te humanicen tanto al asesino.

Como no es bueno tampoco que el caso sea tan largo.  He intentado leer el material original de Sherlock Holmes como se recomienda: Comenzando por este libro.  Después una novela más y eventualmente su primera colección de casos cortos.  Déjenme decirles que la dinámica de los casos cortos es muy superior.  Ahí es que Conan Doyle realmente se luce.  En novelas la lógica de este personaje alocado y obsesivo que entra a un lugar y saca quince conclusiones sobre las personas que encuentra se pierde un poco.

Así con todo, A study in scarlet hizo magia en mí cuando lo leí hace mucho tiempo.  Y eso fue cuando estaba en el colegio.