Mildemonios

Posts Tagged ‘alfredo dammert’

Una vez más: Congreso Nacional de Escritores de Literatura Fantástica y Ciencia Ficción

In .Inicio, Crónica on 17 febrero, 2017 at 2:46 PM

salud01_mortalidad-infantil

Ya pasó otro año y nuevamente estamos con un nuevo evento que reúne a los escritores peruanos de literatura fantástica y de ciencia ficción.  Como en ediciones anteriores, esto se llevará a cabo en la Casa de la Literatura, junto a Palacio de Gobierno.  El VII Congreso Nacional de Escritores de Literatura Fantástica y Ciencia Ficción será los días 22, 23, 24 y 25 de febrero.

El programa lo pueden ver en este enlace.  Este año está tan bueno como los años anteriores.  Además de lo usual, habrá invitados extranjeros, presentaciones de libros y comentarios a obras de autores peruanos.

Por si acaso, el jueves 23 a las 3 pm estaré participando de una mesa sobre “Narrativa peruana contemporánea I”.  Me estarán acompañando Luis Felipe Cáceres, Isabel Sabogal, Dimas Arrieta y Alejandro Susti.  Moderará Richard Rimachi.  Con Isabel ya compartí mesa una vez en el 2016.  Eso fue en la Feria del Libro Ricardo Palma.

Y el viernes 24 a las 3 pm hay otra mesa que podría recomendar.  En ella participarán Carlos de la Torre (de quién he comentado Los viejos salvajes, Cuando la sangre importa y Campos de batalla).  Además, a las 5.30 pm están haciendo una especie de homenaje a Harry Belevan.  Por si no saben quién es, les dejo aquí el video de una entrevista que le hice hace unos años.  Es un tipo que sabe muy bien lo que es la fantasía y la ciencia ficción.

Ese día a las 7 pm también presentan la siguiente novela de ciencia ficción de Alfredo Dammert, de quién comenté su primera obra en este enlace, Planetas perdidos.

Anuncios

José Donayre (ed), Se vende marcianos

In .Inicio, Crítica on 12 febrero, 2016 at 8:02 PM

cf donayre

Después del éxito comercial y de crítica que fue Horrendos y fascinantes, José Donayre se sentó a juntar cuentos y relatos de autores peruanos que puedan ser enmarcados en el género de la ciencia ficción, para sacar su “muestra de relatos de ciencia ficción peruana” Se vende marcianos.  Disclaimer: En este libro hay un cuento mío.

Hay un par de diferencias importantes entre Horrendos y fascinantes y Se vende marcianos.  La primera es el prólogo.  Mientras que el de Horrendos y fascinantes era un repaso exhaustivo del material que estaba contenido en el libro, el prólogo de Se vende marcianos es poco menos que incendiaria.  Es muy crítico del hecho de que a pesar de que en el Perú se produzca ciencia ficción, a este género se le dé tan poca atención.

La segunda es que el material de los cuentos de Se vende marcianos, por lo menos a mi parecer, es superior al de Horrendos y fascinantes.  No digo que éste último sea un mal libro.  Es bueno y no por las puras es que se ha agotado la primera edición.  Es una buena recopilación de cuentos de terror.  Pero Se vende marcianos es mejor.  Varios cuentos de este último son sorprendentes y bien podrían haber aparecido en Amazing stories en su momento.  No sé si esto se deba a que Donayre tiene ahora una red de contactos más eficiente y dinámica que le permite llegar a mejores autores a pedirle colaboraciones o que en el año que hay entre ambos trabajos han salido de las cloacas -por decirlo de alguna manera- autores que se encontraban escondidos.  El caso es que si te gustó Horrendos y fascinantes, vas a adorar Se vende marcianos.

Como hice con Horrendos y fascinantes, comentaré los cuentos de Se vende marcianos que me parecieron impresionaron más.

cesar01

Distancia telepática, de César Anglas.  Lo único que le había leído era su libro corto infantil Día y noche, que es algo completamente distinto.  El cuento que aporta a Se vende marcianos no llega a ser ciencia ficción dura, pero está a un paso.  Se plantea un misterio desde el comienzo, se desarrolla dentro de las reglas que él mismo ha definido y luego lo resuelve sin romper las reglas del mundo propuesto, algo que varios de los autores incluidos en esta recopilación no pueden hacer.  Anglas me sorprendió muy gratamente con este cuento que está fuertemente sostenido por buenos diálogos, muy al estilo Isaac Asimov.

relatos

¿Cómo pensará un extraterrestre?, de Luis Arbaiza.  Una vez más Arbaiza nos trae un texto que nos dejará pensando mucho más tiempo después de haber terminado de leer su cuento.  Esto sí es ciencia ficción dura en todo su esplendor. No solamente es potente en el sentido filosófico -plantea dudas que puede que cualquiera que nosotros se puede habar planteado en algún momento y te lo desarrolla para finalmente dejarte pensando al respecto-, sino que además lo hace bien.  Los dos personajes principales están muy bien puestos, los diálogos son una locura, la historia misma es interesante y el final es sorprendente en el buen sentido.

10504905_1900968083462691_3_med_hr-2

Los visitantes, Alfredo Dammert.  Hacer humor en el género de ciencia ficción no es fácil.  De hecho, algunos cuentos dentro de Se vende marcianos lo intenta y no lo alcanza completamente.  En cambio, el texto de Dammert logra ser una especie de cruce entre la ciencia ficción, el humor y lo real maravilloso.  Buenos diálogos, simple y efectiva presentación de lo que está sucediendo, un buen final que puede parecer abierto, pero no lo es.  Este cuento es muy superior a su libro Mundos perdidos, que comento en este enlace y que me gustó, pero al que le faltaba algo.  Ese algo lo tiene Los visitantes de sobra.

saturdaymorninglibrary

El último cholo en Lima, L.T. Moy.  El inicio de este cuento es excelente.  Conforme se mueve de ser un texto de historia futura a un texto de aventuras se pierde algo de impacto, pero sigue siendo interesante.  Moy cuenta cómo un soldado en Lima puede significar la diferencia entre la humanidad siendo conquistada y la humanidad devolviendo el golpe.  Está mucho mejor que su libro Alex Gubbins y los piratas del espacio, que personalmente no me terminó de capturar.

12596078_10156433247770722_348205225_n

Se venden marcianos, Daniel Salvo.  No podía faltar en una recopilación de cuentos de ciencia ficción escritos por peruanos.  Muy fiel a su estilo, la historia tiene más que ver con la naturaleza humana y lo que nosotros tendríamos que aportar a civilizaciones superiores que vienen a dominarnos.  Muy bien narrado, con excelentes diálogos y muy original.  Como suele ser el caso con los aportes de Salvo, éste es un cuento con mucho humor, pero un humor sutil y muy irónico.

W51_Repaso_Inmobiliario_2014_Featured

La casa de la rue de l’Erable, Tanya Tynjälä.  Muy bien narrado y con un ritmo bastante logrado.  Claramente Tanya es una escritora con experiencia que sabe lo que funciona y lo que no funciona.  Su cuento tiene un objetivo y quizás pueda tener un final predecible, tomando en cuenta que se encuentra en una recopilación de cuentos de ciencia ficción, pero aquí la estrella no es la sorpresa, sino la forma como está contada.  Cómo se pasa poco a poco de una situación verosímil a una situación absurda sin llegar a salirse de la realidad.

No puedo terminar este post sin mencionar que en este libro hay un cuento mío, El misterioso caso de Aurora 3, cuyo origen es anecdótico en sí mismo.  Quizás en otra ocasión cuento la historia.

 

 

Alfredo Dammert, Planetas perdidos

In .Inicio, Crítica on 6 noviembre, 2015 at 2:11 PM

planetas-perdidos

Vayamos por partes.  Primero, dejemos en claro que conocí al autor de este librito antes de leerlo.  Se trata de Alfredo Dammert y con él coincidí en la presentación en la que participé en la Feria del Libro de Piura.  Yo hablé de Réquiem por Lima, él habló de Mundos perdidos.  Ahí no más me interesó la trama de su libro.  Conversamos sobre ciencia ficción y sobre Doctor Who y cosas por el estilo.  Y varias semanas después recién pude leer la novela en cuestión.

Segundo, dejemos en claro que no es principalmente ciencia ficción.  Es primero una aventura espacial y en segundo lugar ciencia ficción.  Digo esto porque más importante en Mundos perdidos es la aventura: Un profesor universitario tiene una vida relativamente aburrida hasta que conoce de manera impredecible a una mujer de otro planeta.  Una mujer muy extraña y exótica, de la que se enamora perdidamente.  Luego la pierde, cuando es capturada por seres de otro planeta.  Entonces el profesor deberá encontrar la manera de viajar tras ella para rescatarla.  En este otro planeta tendrá interesantes aventuras.

No es que no sea ciencia ficción.  También lo es.  Tiene descripciones de máquinas raras que bien podrían existir, tiene una exploración de cómo funcionaría este mundo, tiene pasajes contando el desastre ecológico en el que vive la sociedad a la que visita, etc, etc.  Es técnicamente ciencia ficción.  Pero insisto, antes está la aventura.

CAC SaizThe_Brave_and_the_Bold_36

Mundos perdidos tiene mucho de John Carter o de Adam Strange.  Tenemos aquí a un héroe que viajará a otro planeta, influenciará en su sociedad con sus actos y regresará a la Tierra como si nada.  No obstante, hay un detalle distinto.  Un detalle que hace de Mundos perdidos una obra que por lo menos a mí me parece muy original.

Verán, Arthur -el personaje principal- es un pragmático.  No tiene ningún problema en engañar o en hacerle creer a una nativa de que está enamorado de ella, con tal de conseguir lo que quiere.  Esto es algo que Flash Gordon o Buck Rogers jamás harían.  Esto no quiere decir que sea una mala historia.  Por lo contrario, hace todo mucho más interesante.  Es una especie de giro de tuerca a un género que ya conocemos bastante bien.

Personalmente me gustó bastante Mundos perdidos.  Es concreta, va al grano, no entra a grandes discursos mesiánicos sobre cómo deberíamos vivir.  Creo que es la primera vez que veo a un autor peruano abordar este género de aventuras espaciales y salir airoso.  Ojalá Dammert se anime a seguir escribiendo.

Y llegaron los ricos marcianos

In .Inicio, Crónica on 16 octubre, 2015 at 2:55 PM

El terror

Esta semana se cerró la 1 Feria del Libro de Lima Norte, que se promocionó con las convenientes siglas de FELINO.  Ahí se aprovechó para hacer el lanzamiento del libro Se vende marcianos.  Se trata de una recopilación de cuentos de ciencia ficción escritos por peruanos.  Fue editado por -como no podía ser de otra manera- José Donayre, quien fue el encargado de hacer la presentación ese día.

En esta antología podrán encontrar cuentos de José Adolph (que ok, ya sé que se supone que no es peruano, pero en fin), César Anglias, Luis Arbaiza (de quien reseñé alguna vez su novela Thecnetos), Paco Bardales, Alfredo Dammert (de quien ya terminé de leer Planetas perdidos, pero aún no escribo nada al respecto), Luis Freire (de quien recientemente comenté El caballero de los delirios), José Güich (de quien comenté hace tiempo El misterio de la loma amarilla), Daniel Salvo (a quien nos referimos todos nosotros como el Faraón de la Ciencia Ficción, porque sin su aprobación tu cuento no llega ni a la vuelta de la esquina) y otros varios.

Copy of Copy of Copy of LO QUE LA INDUSTRIA

Por ahí perdido entre tanto maestro se encuentra un cuento mío, llamado El misterioso caso de Aurora 3.  Alguna vez ya comenté este asunto, pero escribir ciencia ficción se me hace mucho más difícil que escribir fantasía.  Verán, cuando uno escribe fantasía uno mismo va definiendo las reglas.  En ese proceso, lo que hay que cuidar es la coherencia interna del mundo que uno va creando.  Pero al final de cuentas, uno decide las reglas.

En cambio, cuando uno escribe ciencia ficción, las reglas están definidas por la ciencia que se conoce hasta ahora.  Uno puede explorar o especular cómo sería esto o lo otro, pero hay mucho que ya está definido.  En ese sentido, es importante estar en contacto con gente que sabe y que esté dispuesta a revisar tus ideas para aconsejarte si es razonable o no lo que uno está queriendo contar.

En resumen: Es mucha más chamba.  En serio.  Admiro a los escritores que están totalmente comprometidos con este género.  Posiblemente en el futuro cercano escriba más ciencia ficción.  No solamente porque me parece que es un reto más grande (y en ese sentido, atractivo), sino además porque los personajes que creé para este cuento, el ingeniero Sisco y el técnico Bristol, me parece que tienen mucho potencial para muchas otras historias.  Veremos qué pasa.

(Dibujito de arriba: http://artroni.deviantart.com)