Mildemonios

Posts Tagged ‘agent carter’

Cheo Hodari Coker, Luke Cage (2016)

In .Inicio, Crítica on 2 junio, 2022 at 9:26 PM

En el año 2016, el MCU estaba floreciendo. Toda la base que se había estado colocando estaba comenzando a rendir. El año anterior ya se había sacado Ant-Man (que comento en este enlace) y Avengers: Age of Ultron (que comento en este otro enlace). Ambas habían sido muy exitosas y jugaban con el cross over de personajes entre películas. Así, en Ultron tenías a todos los Vengadores, algunos de los cuales estaban comentando consecuencias de cosas que habían pasado en otras películas. Thor, por ejemplo, que Jane estaba segura en una estación científica. Captain America con los sucesos de Winter Soldier (que comento en este otro enlace).

Es decir, el público ya estaba bien metido en la idea de que éstas no eran un montón de películas, sino que estaban frente a una franquicia que se estaba desarrollando delante de nuestros ojos película tras película. Genial. Novedoso. Bien hecho. Efectivo.

Además, estaba la expectativa de lo que se venía. En Ultron ya habíamos visto el inicio de los roces entre dos bandos y lo que sabíamos todos que eventualmente sería Civil War (que comento en este otro enlace). Además de otros muchos anuncios de personajes que tendrían sus propias películas y de otras cosas que estaban por salir. El 2016 era un momento muy emocionante para ser fan de Marvel.

Una discusión, sin embargo, era la ausencia de héroes que representaran a un sector de la población que no fuesen hombres blancos. Hasta ese momento, la única diversidad que habíamos visto en las películas del MCU eran en los villanos y en los asistentes de los héroes. Es más, hasta entonces no había habido una película con una heroína mujer en el título. Y ya se comenzaba a notar.

En las series de televisión ya habíamos visto unos primeros intentos. Ya habíamos tenido a Agent Carter (que comento en este enlace) que giraba exclusivamente alrededor del tema de la inclusión, arruinando un poco la fórmula. Con Jessica Jones (que comento en este enlace) aprenden la lección. Ya no solo nos presentan a una heroína mujer al nivel de sus contrapartes masculinas, sino que es una heroína que tiene sus aventuras y sus misiones y que casualmente durante el desarrollo de éstas resulta que se afianza como un personaje empoderado e independiente. No hace falta que todo el rato esté hablando de ello. Mucho más sutil. Mucho más efectivo.

Algo similar pasa con Luke Cage. Esto es antes de la película Black Panther. Incluso antes de la primera aparición del personaje en Civil War. Mucho antes de las producciones más culturalmente coloridas de los últimos años, como Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings o Moon Knight. Luke Cage llegó en un momento en el que se criticaba que el MCU fuese demasiado blanco y que requería más diversidad. Y tenía todo el potencial para ser el Black Panther antes de Black Panther.

Salía de las series de Netflix anteriores, como Daredevil (que comento aquí) o Jessica Jones, las cuales habían tenido éxito. Ahí el personaje cuadraba, porque no lo estaban forzando. Era una de las muchas redes que habían tirado para ver qué funcionaba. Y el público estaba pidiendo más series de Netflix. Y estaban pidiendo más diversidad. Y Luke Cage había sido bien recibido. ¿Qué podía fallar?

Pues que hicieron una serie sobre un tema social, no sobre una historia. Como digo, genial que quieras abordar temas sociales en estas series. Para eso están, en buena medida. Pero tiene que haber una historia. Tiene que haber trama, tiene que haber intriga, tiene que haber drama. En la primera temporada de Luke Cage hay todo eso, pero sometido a un mensaje social. Y así no funciona.

Christopher Markus & Stephen McFeely, Agent Carter

In .Inicio, Crítica on 29 junio, 2020 at 1:41 AM

Como comentaba en otro post, he estado viendo las películas del MCU en orden y me había planteado analizarlas un poquito una por una.  Sin embargo, luego encontré un listado del orden en el que hay que verlas, en el que habían incluido las series.  Y pensé que sería un desperdicio no aprovechar el hecho de que soy un maniático que además se las ha visto todas.  Así que ahora el proyecto es comentar las películas y las series en el orden en el que suceden dentro del universo Marvel.  Esto tiene sentido, dado que las series y las películas coexisten en la misma línea.

Entonces, la primera fue Captain America: The First Avenger, una película que no toma muchos riesgos y que cumple, pero que no es particularmente impresionante.  Quizás su mejor aporte es definir algunos personajes que luego serán relevantes en el MCU.  Uno de ellos es la agente Peggy Carter, el interés romántico del Capitán América en esa película, que luego es incluida en varias otras películas y que incluso tuvo su propia serie en el 2015.

Cuando la anunciaron yo me emocioné, porque me parecía un personaje muy interesante.  En los cómics nunca la vi realmente aprovechada.  Era un personaje secundario al que nunca le vi mayor importancia.  De hecho, lo máximo que recordaba de ella era ser el antepasado de Sharon Carter, otro personaje que también es interés romántico del Capitán, pero en el presente.  Tanto Peggy Carter como Sharon Carter tienen sentido como soporte, no por su cuenta.

No obstante, en First Avenger el personaje promete mucho.  Es una especie de agente secreto que está en el medio de la acción.  Es tomada en serio por los demás oficiales.  Cualquiera que haya sido su historia, debe de haber sido muy interesante.  Y si iba a haber una serie sobre ella, seguramente estaría llena de acción y de intrigas y de espionaje.  Pero no.  Los creadores de la serie, Christopher Markus y Stephen McFeely, sueltan la pelota por completo y se van por algo completamente distinto.

Estoy seguro que en alguna sala de reuniones de Marvel Studios celebran una vez por semana que nos la hicieron, porque esperábamos A y nos dieron B, que es ahora la explicación para muchas producciones mediocres.  No obstante, eso funciona si el B que nos terminan dando es superior al A que esperábamos.  Si se trata solamente de darnos B por sorprendernos, dado que esperábamos A, es una mera excusa para ser hacer las cosas a medias.

Yo creo que ése es el caso con esta serie.  Tenían un personaje muy interesante y que habría sido muy útil para una serie bien hecha de espionaje, que incluyera comentario sobre el machismo de la época y muchas otras cosas.  En su lugar giran la tuerca.  Supongo que mucho tiene que ver los límites de presupuesto que tuvieron para la producción.

Sacan a Peggy de su ambiente.  Ya no está en la segunda guerra mundial, ya no está en Europa y ya no está en el ejército.  Ya no es espía, ya no es una agente de campo.  Ya no tiene un cargo de acción.  Ya no es respetada por sus compañeros.  Ya no viste para la acción.  Ahora es una oficinista en California.  Y es amiga de Howard Stark.  Y ya, eso es.

Yo sé que criticar una serie con personaje principal mujer es exponerse a toda clase de ataques e insultos.  Pero creo que ése justamente es el asunto.  Esta serie prometía ser distinta justamente por eso.  Me interesaba mucho ver cómo harían que Peggy Carter continuaría sus aventuras con la luz encima y ya no siendo un mero personaje de soporte de un héroe masculino, Capitán América.

Creo que parte del problema es que es una serie sobre la discriminación que sufre Peggy constantemente por ser mujer, en vez de ser una serie sobre Peggy que circunstancialmente es constantemente discriminada.  Piensen en Buffy.  Buffy The Vampire Slayer es una serie sobre una cazadora de vampiros que circunstancialmente tiene que tratar con los problemas usuales de una adolescente en edad escolar.  Funciona tan bien porque el foco no está en los problemas, sino en las aventuras que tiene.  Y lo demás es contexto.  Con Agent Carter no pasa eso.  Es al revés.

El foco principal de Agent Carter es todo el tiempo demostrarle a los demás hombres que ella es valiosa y que sabe lo que hace.  Genial.  Pero de eso no sale, en mi opinión.  Las tramas en las que se ve envuelta en la serie son tontas.  No le veo mayor complicación.  Los hombres con los que tiene que tratar y a los que tiene que superar son idiotas o caricaturas.  Desde Howard Stark que es una caricatura de un millonario norteamericano de los cincuentas, hasta Jarvis que es tan inseguro que da pena.  Desde los agentes incompetentes con los que trata en su trabajo, hasta los asistentes de los villanos a los que se enfrenta.  Incluso así el mensaje de la serie se ve mermado.

Incluso la serie misma internamente promete mucho que después no entrega.  Ah, o sea, alguien se ha robado tecnología de Howard Stark y está causando problemas con eso.  Genial.  Entonces, supongo que veremos a Peggy en cada episodio persiguiendo a estos villanos para recuperar las armas haciendo uso de sus habilidades y siendo independiente.  No.  De eso no se trata.

Como decía al comienzo, me parece una oportunidad desperdiciada.  Pudieron haber hecho una serie mucho más sólida, con acción que tenga sentido.  Con una heroína mujer fuerte que no tenga que estar rodeada todo el tiempo por hombres, en su mayoría bufones.  Mejor que solo hayan hecho dos temporadas.  La Peggy Carter en las películas que vienen después está mucho mejor retratada y cumple mucho mejor con el objetivo.

Por ejemplo, lo que dicen de ella en su funeral en Captain America: Civil War es mucho más profundo que las dos temporadas enteras, cuando Sharon Carter en la iglesia la cita diciendo: «I asked her once how she managed to master diplomacy and espionage at a time when no one wanted to see a woman succeed at either. And she said, compromise when you can. Where you can’t, don’t. Even if everyone is telling you that something wrong is something right. Even if the whole world is telling you to move. It is your duty, to plant yourself like a tree, look them in they eye and say, «No… … you move»«.