Mildemonios

Posts Tagged ‘a new hope’

Mis lecturas del 2016, porque ya pues

In .Inicio, Crítica on 13 enero, 2017 at 4:37 PM

port01

Hace unos años me percaté que era una especie de norma finalizar un año haciendo un repaso de lo que uno había leído en esos doce meses.  Me refiero, por supuesto, a blogs de personas relacionadas a la literatura o columnas de gente que quiere frotarnos en la cara que ellos tienen tiempo para leer como cancha, pero nosotros no.  Como me parecía algo pedante hacer ese recuento, consideré prudente usar apenas cinco categorías, las cuales están más abajo.  Así cumplo con la norma de hablar de lo que he leído este año sin caer pesado.

Por supuesto que las categorías son las que me cuadran a mí porque me dan la gana.  Y la justificación que doy a cada uno de los libros seleccionados es altamente antojadiza.  Es más, si eres de la crema y nata de la sociedad literaria peruana seguramente estarás en desacuerdo conmigo y tendrás una razón más para odiarme (como si necesitaras).

Así que aquí están, sin ningún orden en particular.  O quizás sí, no sé.  En este enlace está la primera vez que hice esto en el 2013.  En este otro enlace la segunda vez en 2014.  Y en este otro, las del 2015.

La mayor decepción personal del 2016: Hace un tiempo descubrí el maravilloso mundo de la autora de ciencia ficción Lois McMaster Bujold.  Ella tiene una serie de novelas que transcurren en un universo en el cual la colonización de las estrellas por parte de la raza humana se hizo en desorden y en caos, lo que siglos después trajo conflicto entre las distintas sociedades que se desarrollaron en distintos planetas.  Había leído que el mundo que crea para sus historias es genial, más allá de que los personajes de sus novelas son muy profundos y queribles.  En su website personal encontré un texto en el que ella recomendaba leer las novelas no en el orden en el que las escribió, sino en el orden cronológico de los sucesos que narra.  Así comencé con una de las últimas que ella escribió, pero que es la precuela a toda su saga, Falling free.  Como comento en este post, me pareció lo máximo.  Me capturó por completo.  Esto fue hace un par de años.

La siguiente novela de la serie es Shards of honor, que escribió mucho antes.  Y está bien, pero no es sobresaliente.  La comento en este otro post.  Pero la que viene luego es un ladrillo a la cabeza.  Es buenísima.  Todo lo que una buena novela de ciencia ficción debe ser.  Me refiero a Barrayar.  Es excepcional y en parte eso se debe a que la escribió mucho después.  La que viene después de eso, Warrior’s apprentice, cumple pero no es tan impactante.  Y la que leí recientemente, The mountains of mourning, una novela corta que narra un momento crucial en la vida de uno de los personajes centrales de la saga, era una historia necesaria para mantener la saga en movimiento, pero qué mala que es.

Mala del verbo mala.  El final es arbitrario, los cuestionamientos sociales son bastante forzados, el personaje principal se las sabe todas porque se las sabe todas.  Quizás la más baja de la saga hasta ahora.  Espero que la que viene después, The Vor game, levante.  No me importa que The mountains of mourning haya ganado todos los premios.  No me parece que esté a la altura de Barrayar.  Ni de lejos.

port01

El mayor descubrimiento personal del 2016: Ya sé que es una novela muy vieja, pero yo recién la he podido tener en mis manos.  Y la manera cómo la he podido conseguir fue bastante anecdótica.  Verán, hace un tiempo tengo planeado escribir una novela que tenga que ver con posesiones y he estado haciendo alguna pruebas, escribiendo pasajes para ver si logro captar la esencia de ese tipo de relato.  En paralelo en el 2016 he estado haciendo visitas a colegios y haciendo presentaciones en distintos lugares sobre mi novela de terror Réquiem por San Borja.  En ese proceso me invitaron a visitar Huancayo.

La segunda vez que fui, Carlos Calle, con quien coordiné un año antes mi presentación en la Feria del Libro de Huancayo, me preguntó en qué estaba trabajando y le conté sobre este proyecto mío y cómo estaba teniendo problemas para plasmar en el papel algunas cosas.  Al día siguiente dejó en el hotel de regalo un ejemplar de El Exorcista, de William Peter Blatty.

Pues bien, meses después me senté a leerla y tuve que dejarla por otros pocos meses.  La novela es demasiado fuerte.  O demasiado fuerte para mí, en todo caso.  William Peter Blatty sabe perfectamente lo que hace.  Sabe muy bien cómo causar impacto, cómo manipular al lector, cómo presentar los hechos para mayor efecto.  En ese proceso, me ha dejado preocupado.  Muy buena novela.

port01

El mayor descubrimiento metaliterario del 2016: Este año esta categoría tiene que ver con Star Wars.  George Lucas sacó A New Hope, The Empire Strikes Back y The Return of the Jedi.  Y listo, eso era todo.  Pero luego comenzaron a sacar novelas contando qué fue de la vida de nuestros personajes favoritos después de la Batalla de Endor.  Esto ya lo comenté en otro post.  Todo ese universo que crearon distintos escritores de a pocos eventualmente fue borrado de la continuidad por Disney.  Así que ahora oficialmente no hay Mara Jade.  No hay Jacen y Jayna Solo Skywalker.  No hay Academia Jedi.  No hay ninguna de las genialidades que fueron saliendo de a pocos.

No obstante, a pesar de que estas novelas ya no son parte de la continuidad oficial, siguen existiendo.  Aún las puedes comprar por Amazon y aún las puedes leer.  De hecho, lo recomiendo, porque algunas de ellas son excelentes.  Y si se comparan con el bodrio que es The Force Awakens, no hay pierde (aquí justifico por qué independientemente de si te haya gustado o no, tienes que aceptar que es una mala película).  Hasta un escupitajo en la pared tiene más creatividad que esa película.

El caso es que recién en el 2016 descubrí que entre los años 1999 y 2003 se hizo el esfuerzo por ordenar este proceso.  La editorial Del Rey trabajó en conjunto con Lucasfilms para juntar a doce escritores y todos juntos contar una gran historia: Cómo en el caos que vino después de la caída del Imperio, entre otras muchas cosas, se estableció un nuevo Orden Jedi.  Más allá de que sea el universo desechado de Star Wars, el proceso me parece increíble.  He comenzado a leerlo en orden (y me imagino que me voy a tomar décadas en terminarlo, pero en fin) y por el momento está bien.  Ya lo comentaré en un post en su momento.

999363

El mayor placer culposo del 2016: Debo aceptar que en mi afán de buscar autores distintos o novedosos a veces termino con un fiasco entre mis manos.  Y como hoy en día hay tanto disponible para leer (a diferencia de cuando yo era chico, que era difícil conseguir lo último en fantasía o ciencia ficción en el Perú), tengo la regla de que si un libro no me captura en su primer capítulo, lo dejo.  Lo siento mucho.  No puedo estar perdiendo mi tiempo en una novela mediocre o que no fue escrita para el segmento del mercado al que pertenezco.

En ese proceso a veces me cruzo con libros que claramente son cualquier cosa.  Que son predecibles, que tienen personajes cliché, que tienen diálogos forzados… pero que aún así me gustan por alguna razón personal o sicológica o qué sé yo.  Las sigo reconociendo como malas, pero las sigo leyendo por el puro placer culposo de saber cómo acaba o para seguir un poco más la vida de un personaje que me ha llamado la atención.

Ésta es mi mejor justificación de por qué terminé de leer Lockwood & co.  Además de la hermosa presentación, por supuesto: La portada, los diseñitos internos, etc.  Este libro lanzado por la editorial de Disney -que también lanzó el libro en el que está basada la franquicia Descendants– se supone que es la piedra angular sobre la que se basará otro de los imperios de esta corporación.  Y tiene varios problemas como novela.  Los comento en este enlace.

rl

El mayor sentimiento encontrado del 2016: Como mencionaba en este otro postLas pequeñas aventuras de Juanito y su bicicleta amarilla es un problema.  Este libro infantil no es solamente un libro infantil.  Es más bien una franquicia que se ha armado alrededor del libro infantil.  Así, tenemos la obra de teatro, el disco de música, presentaciones en vivo de las canciones contenidas en ese disco, el libro mismo, las ilustraciones contenidas en el libro.  Lamentablemente, de todo este universo de productos, el que menos se defiende es precisamente la piedra angular del sistema: El libro.

Las presentaciones en vivo son de lo mejor.  De hecho, creo que en lo que a shows para niños es de lo mejor que se puede conseguir en esta ciudad.  Esto no le quita mérito a otros pioneros de este género como las Hermanas Paz o José Luis Dammert.  La música misma, el manejo de los niños mismos, los props, etc.  Me parece que es de lo mejorcito y espero que de ahí se evolucione a algo más sofisticado pronto.

Las ilustraciones son excelentes.  La obra de teatro -que no he tenido la oportunidad de ver- me dicen que fue muy buena.  Pero como insisto, ya no estamos en los ochentas.  Un libro con un cuento infantil tiene que estar bien hecho.  Ya no se puede presentar cualquier cosa.  Considero que la historia contenida en el libro es bastante pobre.  Una pena.

batman-v-superman-poster-featuring-wonder-woman

(Dibujito de arriba: http://inhasa.tumblr.com/)

Anuncios

El legado de Leia

In .Inicio, Crítica on 6 enero, 2017 at 3:32 PM

port01

Una vez más voy a llegar tarde a la fiesta, pero recién tengo tiempo para comentar esto.  Como todos los que están leyendo esto seguramente saben, Carrie Fisher, la actriz que interpretaba a la Princesa Leia en las películas de la franquicia Star Wars falleció recientemente.  Dejemos de lado la conflictiva vida que tuvo esta actriz, su adicción a la cocaína y otros detalles.  Centrémonos en el papel por el que más la recordaremos, el de la princesa Leia Organa Solo.

Y es que me llama la atención que varios de los lamentos por la partida de la actriz hayan pasado por reconocer una especie de carga feminista que tenía el personaje de Leia.  En varios memes he leído variaciones del siguiente mensaje: “Adios a Leia, la princesa que no necesitaba ser rescatada”.  Y como frase para un meme pasa, pero para un verdadero fan de Star Wars no.  Un verdadero fan de Star Wars sabe que sorry muchachos, pero Leia sí necesitaba ser rescatada.  Y no una, sino varias veces.

Vayamos en orden.

Primero, muchos han olvidado que en la primera película en la que la vemos, A New Hope, lo primero que la vemos hacer es reconocer que la han capturado y…pedir ayuda a alguien más.  O sea, se fue de rebelión en su nave diplomática privada con unos planos robados y en vez de ella hacer algo al respecto, algo pasó en el camino y el Imperio la captura.  Puede ser por lo que quieran: Su nave no es tan veloz, alguien la traicionó, etc.  El hecho es que la capturan.  Y reconociendo su derrota, lo que hace es pedirle a alguien más que termine su misión.  Es decir, sí es una princesa que necesita que otro termine su chamba.

Segundo, efectiva y concretamente Leia tiene que ser rescatada.  Está siendo interrogada por Darth Vader y está encarcelada ni más ni menos que en la mismísima Estrella de la Muerte que será la causa del aniquilamiento de su hogar (Alderaan es el primer planeta que vuela en mil pedazos gracias a la nueva super arma del Imperio, por si no lo recuerdan… tremenda humillación para la princesita rebelde).  Es algo así como que te me rebelaste, ahora vas a ver.  Y zas, te castigo a ti, a tu familia y de paso a todo tu maldito planeta.

En ese contexto en el que más bajo no puede caer, tiene que ser rescatada.  Y ni siquiera es rescatada por lo mejor que tiene que ofrecer la Alianza a la que pertenece.  Es rescatada por un granjero chiquillo, por un pendenciero contrabandista, una bola de pelos y un viejito que alguna vez fue héroe de guerra, pero que aún no lo supera.

port01

Tercero, como princesita rebelde que es, sabe disparar, sabe columpiarse, sabe utilizar cañones desde fragatas corellianas, etc, etc.  Listo.  Pero cuando llega a su base en Dantooine, ¿qué es lo primero que hace? Nuevamente pone su vida en manos de otros, al confiar en unos pilotos que usen un plano que le consiguió otra chiquilla con problemas con figuras de autoridad.  Pero ok, digamos que Leia tiene como papel ser política dentro de la trama -una idea que en Legends se desarrolla mucho mejor que en la continuidad oficial actual-… igual su vida está en manos de otros.

Cuarto, al inicio de la siguiente película (Empire Strikes Back) la tenemos organizando la resistencia en el planeta Hoth. ¿Y qué es lo que sucede a continuación? Que por irresponsable (no hay otra palabra… a pesar de que le dijeron que se vaya se queda hasta el finalcito) debe ser rescatada (res-ca-ta-da) por Han Solo o exponerse a ser atrapada por Darth Vader otra vez.  Cualquiera ya habría aprendido la lección, pero no ella.  Leia no parece ser alguien que mida adecuadamente los riesgos.  El punto es que con las justas se sube al Millenium Falcon piloteado nuevamente por el mismo pendenciero contrabandista, ni más ni menos.  Y su bola de pelos.

Quinto, la nave se malogra y debe ser rescatada nuevamente.  Ella y toda la tripulación, pero rescatada es el término correcto.  Y son rescatados todos ellos por un amigo de Han Solo, otro pendenciero oportunista, Lando Calrissian.  Él les da refugio, aparentemente los ayuda, pero termina por traicionarlos.  Leia nuevamente es capturada por Darth Vader. ¡Otra vez!

Sexto, ¿se rescata ella sola? Pues, no.  Pierde al hombre que ama y luego tiene el maravilloso plan de esperar a que su hermano la salve.  Pero no es Luke el que la rescata, sino Lando Calrissian, el otro pendenciero oportunista.  Otra vez es rescatada por alguien más.

Sétimo, como la princesita rebelde irresponsable que es, se lanza a rescatar al hombre que ama sin un plan completo y por supuesto que es capturada otra vez.  En esta ocasión -al inicio de la siguiente película Return of the Jedi– no es capturada por el Imperio (que ya debe de estar cansado de tenerla en sus garras), sino por el líder de una mafia, Jabba The Hutt.  Y no solo la captura, sino que la humilla vistiéndola de esclava y exhibiéndola en una secuencia que inició sexualmente a media generación.

port01

Octavo, de esta lamentable situación no se escapa sola, sino que es rescatada por un esfuerzo conjunto de Han Solo, Luke, R2-D2 y mayormente la suerte (o como la conocen en ese universo, la Fuerza).  De haber estado ella sola abandonada no se habría podido escapar, así como no se habría podido escapar de la Estrella de la Muerte o de Bespin.

Noveno, cuando es el asalto final a la segunda Estrella de la Muerte, la Batalla de Endor, Leia no se puede quedar sentada con Mon Mothma y los demás líderes políticos de la Alianza.  No.  Siendo la princesita rebelde que sabemos que es, se va a participar activamente de la batalla.  Y en el proceso por supuesto que es capturada por los Ewoks.  Los nativos del planeta Endor en el que se encuentra el generador del campo de energía que deben destruir.  En esta oportunidad no es rescatada por Han Solo (a quien se van a cocinar) o por Luke Skywalker (que también está amarrado) sino por el más ridículo de los personajes, C-3PO.  Esto es casi casi tan humillante como ser rescatado por Jar Jar Binks.

Décimo, en el proceso de atacar a la base imperial en el planeta Endor nuevamente Leia es capturada por soldados imperiales.  Y en lo que parecía el final de una emboscada, la tortilla se voltea cuando los Ewoks entran a la acción.  Así que en cierto sentido, Leia es rescatada por una raza primitiva de guerreros peludos.

Así que no.  Leia no era una mujer fuerte que no necesitaba que nadie la rescate.  De hecho, un repaso veloz indicaría que era una irresponsable rebelde que no medía sus acciones y que necesitaba ser rescatada constantemente.  Una y otra y otra vez.

Lo que no quita que Carrie Fisher haya sido excepcional interpretándola y que se merezca todo el respeto y el homenaje que le podamos hacer, por supuesto.

(Dibujito de arriba: http://starwars.com)

Gareth Edwards, Rogue One

In .Inicio, Crítica on 19 diciembre, 2016 at 11:06 PM

port01

Nuevamente es bastante probable que esté llegando tarde a la fiesta, pero igual quería escribir algo sobre la nueva película de Star Wars.  Y recién tengo tiempo de hacerlo, así que aquí algunos detalles que me parecen relevantes.  No tiene spoilers, a menos que hayas estado viviendo bajo una roca en los últimos veinte años.

1. Es quizás la película más adulta de Star Wars que hemos visto hasta ahora.  Éste era un asunto que me molestaba bastante de The Force Awakens: No solamente que tuviese una trama tremendamente infantil (con las coincidencias cósmicas y los personajes que están jugando a ser héroes, algo que comento en este otro post), sino que además mostraba a los personajes con los que hemos crecido tampoco han madurado.  Han Solo sigue siendo un irresponsable contrabandista, Leia sigue siendo una rebelde contestataria, Luke sigue siendo un inseguro aprendiz de místico.  Esto quizás no moleste mucho al espectador casual, pero sí a aquellos que hemos leído los libros del universo expandido (algo que comento en este otro post).  En esas novelas (que ahora no son parte de la continuidad oficial) que salieron entre que se estrenó Return of the Jedi y que por fin salió The Phantom Menace se fue construyendo entre varios autores la vida adulta de estos personajes.  Ahí pudimos ver cómo Luke se casaba, cómo Han y Leia tenían hijos, cómo Lando se establecía como empresario formal, etc.  Los vimos crecer mientras nosotros mismos crecíamos.  Con The Force Awakens se tiraron para atrás y dijeron “¿saben qué? No sé ustedes, pero estos patas nunca maduraron”.

Esto puede que haya funcionado en el mundo pre-Stan Lee.  Pero hoy en día, desde Harry Potter hasta Spider-Man han ido creciendo con los lectores.  Peter Parker se casó con Mary Jane, intentaron llevar una vida de pareja madura, se separaron, etc.

En Rogue One no vemos nada de eso.  Todos los personajes principales son nuevos… Pero son adultos.  No son los chiquillos irresponsables de A New Hope o los aventureros divertidos de Clone Wars.  Estos son tipos duros que han sufrido en la vida y la han tenido difícil.  Son personajes maduros, fríos, calculadores.  Uno de ellos justifica asesinato por lo que ha pasado desde que la rebelión se inició.  Y el otro termina también justificando asesinato.  Ésta no es una película para toda la familia.  Ni qué decir del hecho de que los personajes principales son terroristas hechos y derechos.

Creo que este detalle pone a esta película encima de otras varias de la franquicia.  Por encima de The Force Awakens de todas maneras.  Y antes de que me digas que ésa es así para captar a una nueva generación te respondo lo que decía el autor Roald Dahl sobre estas cosas: Los niños no son idiotas.  No los trates como tal.

2. Un detalle que se había comenzado a perder en las películas desde Return of the Jedi y que en The Force Awakens ya simplemente tiraron por la ventana es la idea de que los personajes son seres humanos con imperfecciones y que no todos en esta vida lo pueden hacer todo.  En A New Hope y en Empire Strikes Back quedaba claro que cada uno de los personajes estaba incompleto y que necesitaba de un equipo para poder alcanzar sus objetivos.  Ben Kenobi y Luke necesitan de Han Solo y Chewbacca para poder huir de Tatooine.  Leia necesita de ellos para poder escapar de la Estrella de la Muerte.  Han Solo necesita la ayuda de Lando para poder reparar su nave.  Como que luchar contra el Imperio es un esfuerzo en conjunto, no una acción individual.

En Return of the Jedi eso está presente, pero en menor medida.  Ahí Luke se baja él solito al Emperador y a Vader.  Claro, manipulando a su padre, pero él solito es el que causa toda la debacle allá arriba.  Con la nueva trilogía esto se va perdiendo, pero en fin, puede ser, porque en esas tres películas prácticamente todos son Jedis.  Qui Gon y Obi Wan se bajan solitos a toda una estación de droides en los primeros minutos.  Y no necesitan más.  Son Jedis.

Al inicio de Revenge of the Sith pasa lo mismo.  Anakin y Obi Wan se bajan ellos solitos a todo un crucero lleno de droides para poder rescatar al Senador Palpatine.  Total.  Son Jedis.  Si los Jedis caen no es porque no puedan arrasar ellos solitos a tropas enteras (aunque en Attack of the Clones están inexplicablemente al borde de la derrota, algo que yo califico como inconsistente si los hemos visto hacer todo lo que han venido haciendo por película y media), sino porque alguien los ha manipulado para que se ataquen entre ellos.

38e370ec8481350ca1dfd2c408727a85

En The Force Awakens ya patean el tablero y nos dicen que por último, todos son todo.  Así de alucinantes y de indestructibles son los personajes ahora.  Total.  Así Poe Dameron es espía extraordinario, el mejor de los pilotos, un comando de batalla, un líder carismático, comediante, etc, etc.  Lo es todo.  No necesita de nadie.  Igual con Rey, con Finn, etc.  Todos son todo cuando la trama lo requiere.  Uy, de pronto necesitamos que Finn sea un esgrimista profesional.  Nunca ha usado un sable láser, pero qué importa.  Ya pagaste tus 20 soles para entrar a la sala de cine, a estas alturas no te vas a poner a cuestionar.  Y de pronto, zas, es casi casi el zorro con la espada.

En Rogue One viran completamente al extremo opuesto.  Aquí nadie la hace solo.  Todos se necesitan mutuamente.  Esto queda mucho más claro en la secuencia final de la película.  Si cada uno de los miembros de la célula terrorista Rogue One no habría respondido a lo que se le pide en los últimos minutos del filme, incluyendo la flota que los está cubriendo desde la órbita, toda la misión habría sido un fracaso.  Hasta el monje ciego tiene un papel importante en el proceso.  Genial.

Y Jyn, como heroína, está terriblemente incompleta.  Ella no es piloto.  Ella no sobresale en pelea cuerpo a cuerpo.  Ella no es amena.  Su mayor activo es ser hija de alguien importante y hablar bonito.  Listo, eso es básicamente todo.  Me parece que esto es mucho más cercano al planteamiento original del universo Star Wars.

3. Disney sabe cómo sacarle el jugo a una franquicia.  Con Star Wars está replicando en buena medida lo que hizo con Marvel.  Está contando la historia principal con Episodio VII (The Force Awakens) y los dos siguientes episodios de esa línea.  Con ésas no puede jugar, así como no se las jugó con Avengers I y Avengers II.  No obstante, para que una franquicia como ésta siga viva y esté vigente y no aburra, debe estar probando cosas nuevas.  Ir viendo cómo pueden innovar para darle al público lo que sabe que quiere, pero de vez en cuando darle algo nuevo inesperado.

En Marvel podríamos decir que Guardians of the Galaxy fue precisamente eso.  Fue un experimento.  Nadie esperaba que fuese el éxito que fue y gracias a que James Gunn pudo estar a la altura del reto es que Disney prepara cómo sacarle el jugo.  En Star Wars etapa pre-Disney la gente de Lucasfilms experimentaba fuera del cine.  Así tenían comics, novelas, juegos de computadora y otros productos donde iban probando cosas nuevas.  Si funcionaban, se les ascendía a los proyectos cinematográficos.  Así la espada doble de Darth Maul es una réplica de la espada de Exar Kun, uno de los villanos de los comics Tales of the Jedi, por ejemplo.

En la era post-Disney tenemos la maquinaria de esta corporación funcionando de una manera distinta.  Rogue One es parte de la continuidad oficial, pero no es parte de la historia central.  En ese sentido se dan el lujo de probar cosas que no habíamos visto antes en las películas.  Por ejemplo, esa discusión de cúpula terrorista decidiendo si deben atacar o no es muy adulta y experimental para el universo Star Wars.

Otro detalle: Que no haya Jedis entre los buenos. ¿No es eso refrescante? Desde A New Hope hasta The Force Awakens hemos visto un incremento en el porcentaje de personajes con sensibilidad a la Fuerza dentro de los personajes principales.  En A New Hope apenas es Obi Wan y Luke incipientemente.  En Return of the Jedi ya tenemos más: Luke, Leia y Yoda.  Y en la última de la siguiente trilogía es ya básicamente todo el mundo: Anakin, Obi Wan, Yoda, Mace Windu, etc.  Es más, pobre Amidala que anda rodeada de telépatas sin serlo.

En Rogue One nadie es Jedi.  Ok, el personaje ciego (maestro Donnie Yen por interpretarlo… Solo él habría podido hacerlo creíble, creo) tiene probablemente sensibilidad a la Fuerza… o quizás no.  Nada de lo que hace podría no haberlo hecho el maestro de artes marciales de Kill Bill, incluso ciego.

Es una película bien experimental, lo cual yo celebro.  Con The Force Awakens (que es básicamente un festival de fórmulas conocidas y repetidas y clichés) pensé que la franquicia se iba al cacho.  Con Rogue One parece que aún hay esperanza.

bosma_wsj_snow_white_sketches

4. Al otro lado de la moneda… la fórmula de la princesa de Disney. ¿Se han dado cuenta? Rey en The Force Awakens es una niña inocente abandonada por sus guardianes en un planeta lejano y que luego resulta que ella es especial.  Como cualquier otra princesita de Disney.  En Rogue One tenemos a Jyn como una niña inocente abandonada por sus guardianes en un planeta lejano y que luego resulta que ella es especial.

Y otros muchos elementos de la fórmula Disney que en la franquicia de Marvel no podían meter, por que ahí la mitología ya está demasiado completa.  Ahí no pueden revelar misteriosamente que resultaba que Black Widow es hija de un rey o qué sé yo.  Ya todos sabemos quién es Black Widow y de dónde viene.  Y no es ninguna princesita.  En cambio en Star Wars sí hay huecos.  Lo suficientemente grandes como para meter su cuchara.

Cuando salió The Force Awakens comenté esto en Facebook y me dijeron que estaba volando.  En su segunda película está resultando que no estaba tan loco.

Pero en fin.  Aún así, éste es un detalle dentro de una gran película veloz y dinámica con un final muy bueno.  Qué buen final, señores.  Perfecto.  Después de Empire Strikes Back y de Return of the Jedi, Rogue One es mi película de Star Wars favorita.

Pero independientemente de mis gustos, me parece que ésta es la mejor hecha.