Mildemonios

Drew Goddard, Daredevil Temporada 1

In .Inicio, Crítica on 5 mayo, 2021 at 7:13 PM

(Continúo comentando las películas y series del MCU, siguiendo el orden narrativo, no el orden en el que fueron producidas. La última que comenté fue Guardians of the Galaxy Vol. 2. La pueden revisar en este enlace. En esta oportunidad me tocaba una serie que el MCU sacó en exclusivo para Netflix, la primera temporada de Daredevil).

Quizás si uno ve Daredevil hoy no entenderá por qué causó tanto escándalo en su momento. Hay que entender el contexto en el que se lanzó. La primera temporada de esta serie se estrenó en el 2015. El MCU había explotado y estaba en la boca de todos. Ya habían estrenado diez películas de ese universo, que ya incluían la mega popular The Avengers del 2012 (que comento en este enlace) y Captain America: The Winter Soldier del 2014 (que comento en este otro enlace), que puede que no haya sido tan taquillera como otras, pero definía una línea de historias para el MCU que hasta ese momento casi no había sido explorada.

Hasta ese momento, no había habido una película en el MCU que se inclinara más por la trama de espionaje e intriga oscura. Winter Soldier fue la primera y funcionó. Tanto así que abrió una nueva línea en ese universo. Después vendría Civil War en el 2016 (que comento en este enlace) y otras varias películas incluirían elementos de espionaje. No obstante, esto era solo en las películas. El frente de las series recién se estaba abriendo.

La primera temporada de Agent Carter (que comento en este enlace) era novedad. Se suponía que sería una serie de espionaje también, pero perdió el rumbo y fue cualquier otra cosa. Una decepción. Agents of S.H.I.E.L.D. ya había emitido sus dos primeras temporadas (la primera de las cuales comento en este otro enlace) y estaba teniendo éxito. No obstante, ésta era más bien de aventuras. Además, estas dos fueron series de cable. De pronto, llegan las series de Marvel exclusivas para Netflix. Y no me importa lo que digan otros, para mí éstas cambiaron la escena por completo.

Daredevil llegó a satisfacer la ansiedad de los fans que queríamos seguir viviendo las aventuras de los héroes de Marvel entre películas. Agents lo estaba haciendo a cierto nivel, pero Daredevil llegó con una propuesta más adulta. Ahí, donde Agents es infantil e idealista y tremendamente fantástica y optimista, Daredevil es oscura y realista. Y que saliera en exclusivo para Netflix tampoco es casualidad.

Si bien éste había sido el contexto en Marvel, el de Netflix también era particular. Habían tenido éxito con series como House of cards y aun era novedad la idea -que ahora parecen haber abandonado- de que Netflix estaba diseñando series exclusivas sobre la base de la data que habían levantado de sus usuarios. Se suponía que Daredevil fue diseñada partiendo de ese modelo, aunque en entrevistas ellos niegan haberlo hecho. Como sea, las series caras exclusivas de Netflix eran novedad y Marvel se colgó de eso para lanzarla.

Ahora bien, ni Marvel ni Netflix corrieron riesgos y fueron a lo seguro. Para que esté a cargo de la serie llamaron a Drew Goddard, que se había lucido con el guión de Cabin in the woods -una excelente película de terror que deconstruye el género- para la gente de Josh Whedon, con varios guiones de Lost y de Alias para la gente de J. J. Abrams, con guiones para Angel y Buffy también para la gente de Josh Whedon. Es decir, un veterano de la televisión de acción y aventuras y un buen guionista. No había tenido mucha experiencia dirigiendo, pero sí produciendo. Era una apuesta segura para un proyecto como éste.

No escatimaron gastos en nada. Las secuencias de acción son perfectas. Esas escenas largas de peleas entre Daredevil y los criminales son insuperables. El trato de las consecuencias también. Si Matt era golpeado duramente en un episodio, en los siguientes se estaba recuperando. Caminaba cojeando o se le veía curándose.

Tampoco escatimaron gastos con los actores. Todos aquí son reconocibles. Charlie Cox como Matt Murdock / Daredevil es exactamente lo que hacía falta. Carismático, buen actor, serio cuando hace falta, en buena condición física. Con una larga trayectoria para su corta edad, pero quizás más reconocible como Tristan en Stardust de 2007. Ni qué decir del excelente Vincent D’Onofrio como el villano de la temporada, Wilson Fisk. Muy efectivo. Eso es lo que pasa cuando traes a un buen actor a dar miedo como el villano de la historia.

¿Y la historia? La historia no importa. Cuando tienes personajes tan sólidos y tan bien definidos, escenas de acción tan bien armadas, diálogos tan inteligentemente escritos, un villano tan claro… Qué importa la trama. Lo que importa es que en el proceso de la temporada Matt aprende a ser Daredevil, consigue el traje que lo hará famoso y establecerá la oficina con su amigo Foggy.

  1. […] y series del MCU en orden. La última fue la primera temporada de Daredevil, que comento en este enlace. Ahora me toca la segunda de […]

  2. […] años, las series de Marvel en Netflix eran algo muy esperado. Como ya lo comenté cuando hablé de la primera temporada de Daredevil, su éxito resultaba del cruce de varios factores. Jessica Jones tomó lo mejor de Daredevil y lo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: