Mildemonios

Eric Kripke, The Boys Temporada 1

In .Inicio, Crítica on 19 noviembre, 2020 at 6:37 PM

Una de las series estrella de Amazon Prime -la competencia de Netflix- es The Boys. Esto no es gratuito, sino más bien un reconocimiento a una excelente serie. Esto es lo que pasa cuando un grupo de creativos se juntan a hacer las cosas bien. Por lo menos la primera temporada. De la segunda podemos hablar otro día.

The Boys es la adaptación a la pantalla chica de un comic de Garth Ennis. Ahí, no más, ya comenzamos bien. Ennis es uno de mis guionistas de cómics favoritos, con un entendimientos bastante bueno de lo que le molesta a la gente y de los motivos de las protestas y de la frustración de segmentos de la población. Obras anteriores suyas, como su etapa en Hellblazer o su etapa en Punisher, lo dejan bastante claro. Ennis es un escritor al que le gusta mostrar qué es lo que pasa cuando hay algo que está mal en la sociedad y la gente revienta y toma el asunto con sus propias manos. Ennis no confía en las instituciones, como la policía o el poder judicial. Ennis confía en el poder de la gente. Él considera que la solución a los problemas del mundo es que las personas individuales asuman la responsabilidad y hagan algo al respecto. Garth Ennis es natural de Irlanda del Norte.

Pues bien, la serie la ha desarrollado Eric Kripke, uno de los creadores de Supernatural. De esa serie puedo decir que había cosas que me gustaban, como el sentido del humor y el tratamiento de las amenazas sobrenaturales y la acción y la profundidad de los personajes. También había cosas que no me gustaban, como el estiramiento de algunos conflictos que supuestamente se resolvían para volver a aparecer capítulos después, señal de que estaban estirando la serie sin saber realmente qué hacer con ella.

Kripke ha tomado todo lo que aprendió en Supernatural y aplicó lo bueno en The Boys. Un buen ejemplo es la relación romántica entre los personajes Hughie y Annie. Tiene un desarrollo gradual, natural. No es forzada y no regresa a foja cero cada cierto rato para estirar la trama. Esto incluso se expande hasta la segunda temporada, en la que los dos se van involucrando cada vez más, a pesar de estar en el medio de un conflicto inexplicable y ridículo. En un par de momentos tienen crisis, pero lo resuelven y evolucionan.

De hecho, a pesar de los personajes y los superhéroes y el planteamiento y la acción, la relación entre Hughie y Annie es el hilo central de todo. Sí, por supuesto que ésta es una historia sobre seres humanos comunes y corrientes que deciden dejar de dejarse pisar por superhéroes con poderes. Qué tal aplicación de la fórmula Ennis, en todo su esplendor. Pero no solo eso, sino que además estos superhéroes tienen a una corporación maligna y todos sus recursos a su disposición. No solo eso, sino que tienen a los medios en su contra, pues todos están enamorados de los superhéroes y de la imagen que proyectan. No solo eso, sino que encima de todo tienen al gobierno en su contra, los cuales prefieren trabajar con la Corporación Vought.

Pero en el medio de todo esto, la relación entre Hughie y Annie es terriblemente humana y profunda y emotiva. Ambos tienen razones para desconfiar del otro, ambos tienen intereses escondidos, ambos tienen serios problemas personales. Pero de alguna manera, estos dos se encuentran y se van juntando cada vez más, hasta ser una pareja sólida. En la segunda temporada eso se sigue desarrollando. Pero es en la primera en la que se sienta los fundamentos de este hilo.

Ambos personajes son disruptivos en sus propios medios. Hughie es un joven amable, sin futuro profesional, pero buena gente, que por una tragedia se ve envuelto con la banda de violentos y agresivos criminales que buscan la destrucción de los superhéroes. En ese entorno, Hughie sobresale por tener una perspectiva distinta a las cosas. En la segunda temporada dirán que él es el canario de la mina. O sea, que si él está silbando e inquieto, es porque algo está por pasar.

Mientras tanto, Annie es la superheroína que acaba de ser nombrada nueva integrante de The Seven, el equipo de superhéroes más importante de Vought. Ella es pura e inocente y viene de hacer las cosas bien. Ha pertenecido a grupos católicos, a grupos de superhéroes juniors, etc. Ha hecho todo como se supone que hay que hacerlo. No obstante, cuando entra a The Seven, es enfrentada de inmediato por la horrible realidad: Los demás superhéroes son un asco de gente. Lo peor de lo peor.

De pronto, ambos se encuentran y en ese contexto deplorable, desarrollan una relación. A pesar de que al final uno traicione al otro, es una relación que es presentada como algo tan puro y bueno en ese mundo horrible. Sobre todo porque las demás relaciones que podemos ver son repugnantes. Homelander (el Superman de esta historia) con la ejecutiva de Vought tienen una relación enferma. Ambos están locos. Q Train y su amiga actriz son un par de drogadictos dependientes.

Esas son las relaciones que vemos. Además, sabemos de otras que tuvieron finales trágicos. Por ejemplo, Butcher y su esposa desaparecida. En la segunda temporada nos enteraremos qué fue lo que paso, pero en la primera ésa es la relación que bien podría ser el final de Hughie y Annie. Otra relación con mal final es la de Hughie y su pareja anterior.

En este mundo, hay que ser muy arriesgado para iniciar una relación romántica con alguien. Y aun así, lo hacen. ¿Qué clase de mensaje nos están queriendo transmitir?

  1. […] Una de las series estrella de Amazon Prime -la competencia de Netflix- es The Boys. Esto no es gratuito, sino más bien un reconocimiento a una excelente serie. Esto es lo que pasa cuando un grupo de creativos se juntan a hacer las cosas bien. Por lo menos la primera temporada. De la segunda podemos hablar otro día. (Segir leyendo) […]

  2. […] Muchos le revientan cohetes a la serie The Mandalorian, pero para entender el origen de su éxito hay que ponerse un poco meta y entender el contexto en el que esta serie fue gestada. Para empezar debo decir que me parece una excelente serie, no hay duda al respecto. No obstante, no me parece lo mejor que hay en las distintas plataformas de streaming. The Boys, por ejemplo, me parece muy superior en varios sentidos (la comento en este enlace). […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: