Mildemonios

Shane Black, Iron Man 3

In .Inicio, Crítica on 8 noviembre, 2020 at 5:55 AM

(Durante el encierro tuve la revelación de que he visto todo lo que ha salido del MCU -películas y series- y que podía aprovechar estos meses para comentarlo en orden. El último post de esta serie fue sobre The Avengers. Ahora me toca Iron Man 3).

Lo primero que hay que decir sobre Iron Man 3 es que no es una buena película bajo ningún estándar. Es la conclusión de la brillante trilogía que inició Jon Favreau con Iron Man, una película tan inteligentemente planteada y tan astutamente ejecutada que dio inicio a todo el MCU (la comento en este enlace). La segunda de la trilogía no era tan buena, pero estaba a la altura del reto. A mí me gusta mucho y hay que reconocerle que es valiente en llevar la historia de Tony Stark al siguiente nivel (la comento en este otro enlace).

Lamentablemente para Iron Man 3, tomaron todas las decisiones equivocadas, típicas de un comité que se reúne en Los Ángeles y comienza a sugerir tonterías que deben ser incluidas en la siguiente películas porque creen que eso es lo que quiere la gente, combinado con una incompetencia para llevar la historia de Tony Stark al siguiente nivel.

Para cuando llega Iron Man 3, Tony Stark ya se enfrentó al mundo corporativo, se enfrentó a sus accionistas, se enfrentó al gobierno, se enfrentó a otros ingenieros genios como él. Es más, en Avengers incluso se enfrentó a un ejército de extraterrestres invasores. Entonces, ¿a quién podemos hacer que se enfrente en esta nueva película, para que todavía sea interesante? Ni idea. De hecho, creo que ésta es una decisión que nunca tomaron, porque no queda claro.

Una de las amenazas es el Mandarín, interpretado genialmente por Ben Kingsley. Es lo mejor de esta película. En Iron Man ya habíamos tenido una aproximación a ese personaje. En Iron Man 3 lo vemos primero a través de una pantalla, a través de comunicados, de advertencias. Se supone que es un terrorista mundial que amenaza al gobierno de Estados Unidos, como tantos otros terroristas mundiales hemos visto en las noticias. No obstante, este Mandarín tiene un giro hacia el final de la película que eleva a la película un poco. Es lo mejor de la película.

Pero en vez de quedarse con eso y desarrollarlo mejor o enfocar toda la película a solamente eso, los genios del comité decidieron meter más y más conflictos, hasta el punto en el que ya no queda claro quién es el villano de esta película. Sí, claro que el enfrentamiento final es contra el personaje de Guy Pearce, otro genio millonario. Aunque, claro, este otro personaje opera en otra industria. Pero todo es tan confuso, porque esa revelación con la del Mandarín y la de la amiga de Stark y el plan de Pearce y todo lo demás hace que Iron Man 3 sea un obvio intento de sorprendernos sin interés alguno por la lógica interna, por los hilos narrativos, por los desarrollos de los personajes, etc. Es sorpresa tras sorpresa. Ya saben, como Rian Johnson en Star Wars.

Este ridículo miedo de llevar al personaje de Tony Stark al siguiente nivel se manifiesta de varias maneras. De pronto, un villano vuela su base y se pierde su taller. Oh, no. Y Tony Stark, que es idiota, nunca instaló un respaldo en ninguna parte. Su armadura se cae a pedazos. No vayas a recordar que él tuvo una armadura que se enfrentó a monstruos gigantescos hace un par de películas. No, ahora su armadura literalmente de cae a pedazos, porque, ya saben, Tony Stark ahora es idiota.

Cuando estuvo en una miserable cueva pudo construir una armadura con retazos de metal que le permitió escapar. Pero no, ahora Tony Stark es idiota y durante su viaje en carro de un estado del país a otro no pudo parar en una tienda de electrodomésticos a comprar todo lo que necesita para hacer otra armadura poderosa. Tiene el dinero. Tiene los recursos. Tiene una empresa con oficinas en todo el país. Pero no. Ahora Tony Stark es idiota y lo mejor que puede hacer es parar en un hotel barato a manufacturar juguetes que se acaban en cinco minutos de pelea luego.

Sigue confiando en su armadura que se cae a pedazos hasta el final. Porque, ya saben, ahora Stark es idiota. Pero el enfrentamiento final… Dios. Qué niño de pregrado habrá escrito ese guión.

Si te enfrentas a un villano que te derrite con tocarte y tu armadura tiene cañones de rayos y misiles y repulsores y puedes volar, pero él no… ¿qué vas a hacer? ¿Enfrentarlo de cerca a puñetazos o mantener tu distancia volando y dispararle todo lo que tengas hasta que se canse? No, pues, Stark es idiota ahora, así que se le enfrenta en cuerpo a cuerpo hasta que… hace lo que pudo haber hecho desde el comienzo: Hacer explotar al enemigo.

¿Por qué? ¿Qué te pasa, Stark? En el colmo de la estupidez, para la batalla final llama a cientos de armaduras que participan como robots en la pelea. ¿No podías pedirle a todas que disparen al mismo tiempo al villano? Es más, ahora que el villano ya está descubierto, ¿por qué te quedas a la pelea? Ya lo descubriste, ya se evidenció frente al presidente de los Estados Unidos. Si tu armadura se cae a pedazos, ¿por qué te quedas? Deja que el presidente mande al ejército. Rescatas a tu novia -que la estás viendo ahí abajo- y te vas. Simple. Pero no, Stark es idiota ahora.

Me molesta mucho cuando un director y un guionista no pueden pensar en cómo llevar a un personaje al siguiente nivel y, por el contrario, lo bajan a su nivel de incompetencia. Eso es lo que hicieron con Iron Man 3.

  1. […] las películas y series del MCU en el orden de la historia, no en el orden en el que fueron hechas. La anterior fue Iron Man 3. Ahora me toca la segunda de […]

  2. […] Lo primero que hay que decir sobre Iron Man 3 es que no es una buena película bajo ningún estándar. Es la conclusión de la brillante trilogía que inició Jon Favreau con Iron Man, una película tan inteligentemente planteada y tan astutamente ejecutada que dio inicio a todo el MCU. La segunda de la trilogía no era tan buena, pero estaba a la altura del reto. A mí me gusta mucho y hay que reconocerle que es valiente en llevar la historia de Tony Stark al siguiente nivel. (Seguir leyendo) […]

  3. […] ahora Tony está produciendo robots para reemplazar a los Vengadores? En Iron Man 3 (que comento en este enlace) vimos que Tony tenía esa capacidad. En la escena final de esa película vimos que usa muchas […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: