Mildemonios

Kenneth Branagh, Thor

In .Inicio, Crítica on 16 septiembre, 2020 at 2:51 PM

(Mientras seguimos en pandemia, estoy aprovechando para repasar todas las películas el MCU, incluyendo las series, en el orden de la historia.  La última que comenté fue The incredible Hulk, que pueden leer en este enlace.  Ahora me toca Thor)

Esta película es un bicho raro.  Es una película que no tendría sentido que funcione, pero que de alguna manera llega a cuajar.  No es la joya que sí son Iron Man (que comento en este enlace) o Avengers, pero definitivamente funciona y logra mover la historia del MCU hacia adelante.  Además, es efectiva en describir un desarrollo del personaje principal, el príncipe Thor, y en presentar al que sería el villano causante de la formación de los Vengadores, Loki.

Por donde se vea, Thor es una película diseñada por comité.  En algún lugar de una oficina en Nueva York se reunió un grupo de ejecutivos de Marvel Comics y de otras corporaciones involucrada y se decidió que después de Iron Man 2 (que comento en este enlace) se aceleraría en la maraña de películas hacia un primer gran evento, que vendría al año siguiente, Avengers.  Así que se produjeron dos películas que salieron en el 2011: Thor y Captain America: First Avenger (que comento en este enlace).  Ambas introducen importantes elementos al MCU para justificar Avengers.

Todos los fans saben que en los cómics, la razón por la cual estos superhéroes se reúnen por primera vez y forman a los Avengers es porque Loki ataca a la Tierra.  Era de esperarse que la película que se venía tenía que tener a ese Loki como villano.  Así que había que introducirlo urgentemente.  Para eso, había que tener previamente la película en la que Thor lo destierra de Asgard.  Pareciera que ésa era básicamente la razón principal para que esta película existiera.

Pero eso no es todo.  Hasta esa película, les faltaba un vengador.  Tenían a Iron Man, de la película que lo inició todo.  Tenían a Black Widow, de Iron Man 2.  Tenían al Capitán América, de la película que hicieron también en el 2011.  Tenían a Hulk, de la fallida película del 2008.  Tenían a Nick Fury, de las películas de Iron Man.  Y ahora tenían a Thor.  Pero aun así, les faltaba uno.  Así que en ésta no solo introducen al villano Loki, sino también a Hawkeye, que no tiene ningún sentido en esta película, no aporta a la trama, no aporta al drama y si lo piensan, es un antagonista ridículo para el dios del trueno.

Otro elemento que se introduce en esta película es el viaje entre mundos.  Por primera vez en el MCU vemos que hay distintos mundos en el universo y que se puede viajar entre ellos con unos portales, que pueden ser de colores.  Luego aprenderemos que también se puede saltar de un mundo a otro con naves espaciales.  Por el momento, los portales parecían una manera bastante práctica de empujar la trama del MCU hacia adelante.  Y si bien al final de Thor se supone que el portal se ha destruido, para la siguiente película –Avengers-, ese problema ya estaría solucionado.

Hay un elemento adicional que se introduce en Thor que a mí, personalmente, no me gusta.  Verán, en los cómics el personaje Thor es una persona malhumorada, molesta, seria, atormentada.  Usualmente se le muestra preocupado.  No obstante, una de las lecciones de Iron Man era que el público quería personajes amenos y graciosos y de buen humor.  La era del Batman de Tim Burton había pasado.  Así que en la película resulta que Thor es bromista, gracioso, carismático.  Tiene su pandilla de payasos -entre los cuales inicialmente está Loki-.

Si recuerdan los dibujos animados mal hechos de Thor de los años setenta, tendrán claro que éste es un personaje con serios conflictos.  Tenía el peso de un mundo de dioses en sus hombros.  No tiene tiempo de ir a tomar cerveza con sus amigos o de escaparse a invadir un planeta porque estaba aburrido.  Luego vino la película The incredible Hulk returns en el año 1988, en la que David Banner (el de la serie no era Bruce, sino David…) conoce a Donald Blake, quien se convierte en Thor cuando grita algo sosteniendo su bastón.  Ya saben, como en el cómic.

El Thor de esa película era más cercano al Thor del MCU: Bromista, parrandero, con sed de batalla por la diversión, gracioso.  Kenneth Branagh, que es un director británico con mucha experiencia y que sabe exactamente lo que hace, seguramente recibió la orden de representar ese Thor y lo adaptó a una historia shakespeareana de pugna de poderes y de reyes que discuten con príncipes.  Está bien, no me quejo.

Al final es una película que funciona, pero que está tan obviamente diseñada para mover el MCU que verla hoy en día después de haber visto todo lo que viene después y entender por qué pusieron esto y por qué pusieron lo otro resulta mecánico.  Termina dejando todo listo para la siguiente.  Y supongo que en cierto sentido es efectiva, porque Avengers es una excelente película.

  1. […] pandemia para repasar todo el MCU en orden, incluyendo las series. El último post al respecto fue éste sobre Thor, la película de Kenneth Branagh. Ahora me toca el primer gran evento, la primera de los […]

  2. […] Man (que comenté aquí) hasta The Avengers (que comenté aquí), Thor era un bicho raro. Como lo comenté en su momento, no era una joya como otras de las películas de esa etapa, pero funcionaba y eso era suficiente. […]

  3. […] parecido sucede con Thor, que comento en este enlace. El príncipe Thor en esa película no es una persona mala, buscando aprovecharse de los demás. El […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: