Mildemonios

Remedy Entertainment, Alan Wake’s American nightmare

In .Inicio, Crítica on 13 febrero, 2015 at 6:44 PM

eulalia_ropa_02

En otro post comenté cómo llegué a jugar Alan Wake y por qué me gustó tanto.  Ahí menciono de pasada el segundo juego que se hizo de esta franquicia, Alan Wake’s American nightmare, pero no entro en detalle.

Lo primero que hay que entender es que este juego es una continuación directa de Alan Wake, pero es un juego muy distinto en distintas formas.  Esto no necesariamente es algo malo, pero alguien que lo adquiere emocionado porque gustó muchísimo del primero (como fue mi caso), podría sentirse decepcionado al notar que este segundo juego tiene una dinámica muy distinta.  En todo caso, éste es un juego del 2012, así que probablemente ya te hayas enterado de lo que pasa.  Aún así, spoiler alert, porque lo que voy a comentar aquí te puede arruinar el final del juego anterior.

Este segundo juego arranca en donde termina el anterior.  Primero, Alan Wake ha sido capturado por la oscuridad y transferido a otra realidad, producto de su propia creatividad.  Segundo, el villano en esta oportunidad es Mister Scratch, la copia del escritor que éste creó al final del juego anterior para crear el balance que necesitaba para salvar a su esposa.  Mister Scatch es en realidad el amo y señor de esta realidad y todo lo que quiere es escapar a la realidad “oficial”, de donde viene Alan Wake.

A diferencia del primer juego, que tenía una historia larga con tramas y sorpresas y nuevos escenarios a cada rato, este segundo juego tiene un número limitado de escenarios que se van repitiendo.  Hay una explicación para eso: Alan Wake está reviviendo una y otra vez la misma pesadilla, con variaciones menores.  Si hace todo correctamente, como alguna vez lo escribió, podrá liberarse y regresar con su esposa.  Pero mientras no lo haga, estará dando vueltas eternamente.  En el proceso se cruzará con distintos personajes, los cuales también son pocos.

El juego funciona, pero no es tan impresionante como el primero.  Igual me gustó e igual me divertí descubriendo las claves para poder avanzar en la historia.  Sobre todo por las interpretaciones de los dos antagonistas.  Si bien en el primer juego Alan Wake es un escritor perturbado, aquí es un héroe de acción con experiencia en la lucha contra la oscuridad.  Y esto podría ser trillado, pero no lo es.  El Alan Wake de este segundo juego es más pragmático y además tiene muchas más claras las cosas.  Sabe que la oscuridad está viva y sabe de lo que es capaz Mister Scratch.  Además, tiene claro cuál es su objetivo: Regresar con su esposa.  En ese sentido, es un personaje mucho más decidido y aguerrido.

El mismo Mister Scratch merece un comentario aparte.  Si bien el actor que hace de Alan Wake en el primer juego funcionaba bastante bien y se luce en las dos o tres escenas que tiene, en este segundo juego se luce como el villano.  Con sus monólogos y sus caras de loco y sus saltos y todo lo demás.  Sabe dios quién es ese pata, pero es un muy buen actor.  Lástima que no lo podamos ver en muchas más otros lados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: