Mildemonios

Un autor reciente sobre el elemento militar en la literatura de fantasía

In .Inicio, Crónica on 15 abril, 2013 at 8:45 PM

jk_herodutyMarine-007 copy

Como comentaba en otro post, el año pasado fui a una conferencia en la que hablaron varios autores de fantasía y ciencia ficción con componentes militares.  Uno de estos patas era Myke Cole, autor de Shadow ops: Control point.  Antes de comentar su novela, que es interesante en cierta medida si se conoce el contecto del pata, voy a comentar algunas de las cosas que dijo este pata en esa ocasión.

Antes es importante aclarar que Myke Cole es ex militar.  Por eso su aproximación a la inclusión del elemento militar a la literatua de fantasía me llamó la atención.  Una cosa es que George R. R. Martin desde su genialidad se imagine cómo funcionaría un ejército en ciertas circunstancias.  Otra es que un pata que ha estado en misiones en otros países con un fusil en la mano se lo imagine.  Claro, quizás su narración no sea perfectamente fluída, pero su percepción de cómo debería funcionar un ejército en el que de pronto algunos soldados tienen acceso a la magia debería ser harto interesante.

Y de hecho, lo es.  Myke Cole, que ha pasado por tres tours en Irak, se fija en detalles que nadie más notaría.  Por ejemplo, el día de la presentación de la que estaba hablando, preguntó al público quiénes habían hecho servicio militar y quiénes tenían relación a las fuerzas armadas e hizo notar que todos ellos tenían relojes grandes o que tenían smartphones de primera.  Y es que, según explica, un militar está pensando constantemente en gadgets, porque su vida en el servicio gira alrededor del uso del mejor equipo posible: los rifles más modernos, las armas más confiables, etc.

Pero no solo eso, sino que para cada tarea hay una herramienta. Como él decía, si vas a salir a cazar hadas, que se mueven rápido, necesitas un tipo de rifle.  Si vas a salir a cazar minotauros, que son lentos, pero duros, necesitas otro tipo de arma.  Para cada misión hay un tipo de instrumento.  Y eso es algo que le queda clarísimo a los que han sido militares, aparentemente.

Otro rollo en el que Myke Cole insiste es que el ejército como tal no es una institución que realmente sabe lo que quiere, sino que es más bien una gran burocracia que empuja a la gente y a los recursos en una misma dirección, pero que carece de la capacidad de organización necesaria para que se den esas grandes teorías de conspiración que a veces aparecen en novelas de espías.

(Dibujito de arriba: http://cosmoanimato.blogspot.com/)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: