Mildemonios

Chris Columbus, Percy Jackson & The Olympians: The lightning thief

In .Inicio, Crítica on 2 junio, 2012 at 5:14 PM

Hace un par de años fui a ver la última aventura comercial de Chris Columbus, Percy Jackson & the lightning thief, adaptación de una novela de fantasía del mismo nombre de hace unos años.  Lo primero que salta a la vista desde antes de entrar a la sala del cine es la descarada copia que es de cierta franquicia.  Desde el nombre: Harry Potter & XX versus Percy Jackson & YY.  Pero los paralelos no mueren ahí.  Quizás la única diferencia crucial es que el personaje principal no se ubica en Londres, sino en Nueva York.  Lo cual, debo decirlo, era uno de los pocos elementos que me llamaba la atención de las novelas de JK Rowling.

Los paralelos, como decía, son bien evidentes.  Sigue siendo un joven producto de una familia problemática, sigue siendo un joven con problemas en el mundo real que resultan ser producto de un potencial oculto, sigue siendo un joven con poderes sobresalientes aún no descubiertos, sigue siendo un joven que es llevado a una institución educativa especial para que explote ese potencial, etc, etc.

Ahora, en pleno siglo XXI creo que tachar una producción porque tiene  elementos sacados de otra película me parece anacrónico (si uno busca lo suficiente en imdb.com, estoy seguro de que se podrá encontrar referencias a filmes previos que justificarían una acusación de plagio).  Lo que sí me parece hartamente criticable es que la copia sea tan descarada.  El personaje Percy hasta forma mancha con una chica sabelotodo y un chico impulsivo, al igual que Harry.  El profesor principal del Half Blood Camp hace las mismas excepciones con Percy que Dumbledore con Harry.  Etc, etc.  Llega un punto en el cual ya la cosa es una versión cinematográfica de en dónde está Wally, pero con la atención puesta en ubicar las similitudes entre ambos universos.

El único punto que resultaría original de Percy Jackson es el rollo de que los dioses griegos y demás personajes clásicos de la mitología griega están viviendo entre nosotros incorporados a la sociedad moderna.  Claro, para alguien que ha leído algo de Neil Gaiman (The Sandman, American Gods, etc) esto puede parecer ridículamente poco original.  Pero en la película se hace de una manera casual que me pareció chévere.  Eso se lo reconozco.

Ahora, esta película me lleva a dos reflexiones.  Primero, qué tan válido es copiar a una copia.  Está de lejos documentado que JK Rowling tomó ideas descaradamente de obras de fantasía menores y poco conocidas (como The Secret of Platform 13 o The Legend of Rah and the Muggles).  Así que no debería ser escándalo si alguien copia a la copia.  No obstante, el momento es bastante particular.  Desde que se publicó el último título de Harry Potter han aparecido miles de primeras partes de series de novelas que aspiran a capitalizar la masa de fans que se han quedado en el aire (como Magyck, Artemis Fowl).  No sólo eso, sino que también se han revivido franquicias pasadas.  Todo esta tendencia reproduce la filosofía televisiva que resume en una frase: “nada tiene éxito como el éxito”.

Segundo, el terrible terrible TERRIBLE mensaje que se repite en casi todas estas obras (pero en Percy Jackson y en Harry Potter como una patada en la cara) de que eres especial sin mover un dedo.  Obviamente se trata de un mensaje manufacturado para que el consumidor promedio se sienta identificado.  Todos queremos ser especiales o descubrir un poder secreto.  Franquicias como Harry Potter apelan a ese sentimiento, ofreciéndote este personaje que -no solamente es el hechicero más poderoso de su tiempo sin necesidad de esforzarse-, sino que es una excepción a todas las reglas.  Todos tienen que irse a dormir a las 8 pm, menos el señor Potter a quien se le permite dar vueltas por Hogwarts hasta la hora que le dé la gana.

Y esto lleva a un rollo que siempre me ha parecido ligeramente fachista: eres el resultado de tus padres.  En el mundo de Harry Potter es motivo de una especie de guerra civil.  Todo esto es un clásico método hollywodeense.  Si se fijan, en el mundo de estos hechiceros se describe negativamente y como racistas a los hechiceros que creen que si tus dos padres fueron hechiceros eres superior a los demás hechiceros…  No obstante, se plantea como natural que los hechiceros son superiores a los humanos. ¿Entonces?

Es algo así como los grupos étnicos que en Estados Unidos discriminan a los latinos a pesar de que ellos mismos hasta hace poco eran grupos discriminados por la mayoría.  No sé si me explico.

Lo mismo pasa con la comparación de los hechiceros con las otras razas mágicas del universo de Harry Potter.  Está mal visto que los hechiceros se crean superiores a los centauros o los gigantes… pero se presenta como natural que los elfos sean esclavos.  Es más, se llega a usar el terrible argumento que se usaba en la Estados Unidos previa a la Guerra Civil para justificar la esclavitud: La creencia de que ellos prefieren ser esclavos.

Creo que en un país como el Perú que está aún en proceso de integración y en el que aún se manejan discursos ligeramente fachistas hay que tener cuidado con estos mensajes.

(Originalmente publicado en Economía de los Mil Demonios, 15/02/2010)

Anuncios
  1. […] nada nuevo que aportar.  Y es que el tema de Percy Jackson ya lo he tocado antes.  Primero cuando comenté la película de hace unos años y después cuando comenté la obsesión de muchos de encontrar al siguiente Harry Potter.  Y es […]

  2. […] nada nuevo que aportar.  Y es que el tema de Percy Jackson ya lo he tocado antes.  Primero cuando comenté la película de hace unos años y después cuando comenté la obsesión de muchos de encontrar al siguiente Harry Potter.  Y es […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: