Mildemonios

Mildemonios 03: La evolución de un personaje

In .Inicio, Crónica on 18 noviembre, 2011 at 9:45 PM

Un escritor de comics que siempre me pareció supremo, Mark Waid, decía que toda historia está contando la evolución de un personaje.  Si ese elemento falta, la historia no será interesante.  En el caso de El heraldo en el muelle fue fácil plantearlo, porque la novela en sí cuenta el viaje durante el cual el personaje principal, Guillermo Luna, descubre un nuevo universo y madura.  El mismo planteamiento de la historia central es la evolución de un personaje, el principal.  Para la segunda entrega, El heraldo en la barca, la cosa ya no es tan simple, porque el protagonismo está compartido.  El personaje principal comienza siendo Filomeno, un profesor de colegio retirado, pero gradualmente la atención se va transfiriendo a la Hada que se le encarga a Filomeno educar, Aderyn.  Aunque, en realidad, como consecuencia de los sucesos de la novela, ambos personajes evolucionan, pero de manera distitna.  El tercer personaje relevante en La barca, Bastian, simplemente desaparece en cierto punto, lo que lo saca de la ecuación.

Para el tercer librito, El heraldo en la casa, la historia se me hace mucho más política.  Si has leído El muelle o La barca, habrás notado que se menciona un conflicto que ha sucedido en un mundo lejano, pero no se da muchos detalles.  No había sido mi plan original, pero pensé que en esta ocasión sería interesante contar una historia que transcurra en el medio de ese conflicto y no algo que sucede a consecuencia del conflicto que no se ve, como es el caso en las primeras dos novelitas.

La casa transcurre al mismo tiempo que El muelle y La barca, pero es más larga e involucra a muchos más personajes.  Mi intención original era que el protagonismo principal sea grupal (como en la película Los goonies, por ejemplo, en el que la atención central está en un grupo de personajes y no en uno solo). Pero no me ligó, así que la versión final tiene un claro personaje principal.  Y siguiendo el principio de Mark Waid, era el que tenía que evolucionar desde el comienzo hasta el final de la historia.

Así que en eso estamos.  Sigo revisando el primer borrador de La casa, con especial atención en particularmente este detalle.  Lo demás -los mundos remotos, los seres fantásticos, la magia, etc.- son adornos para una historia que muy en el fondo es siempre la misma.  Espero poder terminar a tiempo para comenzar el 2012 buscando editorial interesada en publicar este material.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: