Mildemonios

El vicio en la literatura de fantasía

In .Inicio, Crónica on 16 septiembre, 2011 at 2:19 PM

Hace varias semanas el amigo Yog Sototh, también conocido en los bajos mundos como Oscar Soto, me entrevistó para su programa El Vicio, que transmite en vivo en La Mula.  Lo habrán visto 20 personas, pero lo que realmente me parecía chévere era que luego lo colgaría en su website.  El caso es que pasaron los días y después las semanas y no lo colgaba, así que asumí que no había salido tan bien como pensé que había salido.  Y es que acepto que en un par de momentos me palteé y di información incorrecta que el asistente de Oscar me corrigió de inmediato, porque entraba a Google desde una PC instalada al frente del espacio en el que se graba el programa.  No obstante, hace unos días lo colgaron.  Y recién caigo en cuenta de por qué se demoraron tanto… ¡el programa dura una hora y media!  Así que los entiendo.  En este enlace lo pueden ver.

La razón por la que lo roto por aquí no es por el autobombo.  En todo caso, no es solamente para hacerme autobombo, sino porque ahí comento varios asuntos que creo que son relevantes para la promoción de la literatura peruana de fantasía.  Primero, por ahí comento el problema que tenemos con los editores convencionales, que simplemente no la ven.  En Lima constantemente hay eventos de organizaciones vinculadas a la fantasía que congregan a miles de personas que demuestran una y otra vez que ahí hay un mercado que podría ser aprovechado.  O sea, ni siquiera se trata de un asunto de principios o de valores o de promover lo nuestro.  Se tata de que ahí se puede hacer negocio y no lo están haciendo por miopes.

Segundo, por ahí mencionamos la crisis de los críticos literarios y de cómo en otros países los críticos son aliados del proceso de constante mejoría de los escritores.  No es un reventón de cohetes inacabable de los nombres que ya todos conocemos. ¿Realmente necesitamos leer la crítica en Somos del último libro de Roncagliolo para saber lo que dice? Quizás no el exacto adjetivo que use para alabar a la novela, pero sabemos más o menos que le echará flores y que dirá que es fenomenal y que describirá a grandes razgos la trama sin entrar a detalles, etc, etc.  Los críticos deberían ser, pues, crticos.  Pero además, hacer el esfuerzo de descubrir nuevos talentos y de arriesgarse comentando autores desconocidos. ¿Cuántos lo hacen? Muy pocos.  Ni qué decir de arriesgarse comentando autores desconocidos de un género desatendido, como es el de la fantasía.

Tercero, las editoriales independientes fueron una válvula de escape en su momento… Pero son un recurso que tiene sus límites.  Por ahí comentamos algunas editoriales independientes y cómo unas cuantas han encontrado la fórmula para mantenerse sacando libros poco convencionales, mientras que otras tienen los días contados.  Y por supuesto, cómo podía dejar pasar la oportunidad para rajar nuevamente de la editorial Mesa Redonda, que me impuso la carátula de mi segunda novela, poniendo algo que mucha relación no tiene con el contenido de la novela.  Mal jugado, Mesa Redonda.  Muy mal jugado.

En ese sentido, me parece chévere que algunas de estas editoriales han notado que el negocio está en promocionar al autor, no al producto.  Por ahí menciono un par de editoriales que lo hacen y que estoy seguro que en el futuro se comenzarán a diferenciar de las demás por eso. 

Cuarto, hacia el final del video el amigo Oscar me pregunta sobre mi siguiente novela, la cual aun no tiene nombre definido.  Ahí comentamos unos segundos específicamente el asunto del título.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: